28 mar. 2012

FÍSICA Y ....

     
    Ayer nuestro equipo disputó su partido contra el Apoel de Nicosia (Chipre). Teóricamente era un rival asequible y resultó ser un rival asequible. Es lo que tiene el fútbol, suele ser tan ilógico que la sorpresa fue que todo siguiera el guión establecido.
    No sabría muy bien si definir el encuentro como un partido de fútbol propiamente dicho. A mi me pareció un grupo de futbolistas que intentaban mover el balón contra otro grupo de hombres en estampida cuya única misión era impedir que los primeros lograran moverlo.
   En su defensa diré cuatro cosas: la primera que son un portento físico, la segunda que nos costó mucho meter el primer gol (increíble lo que falló Benzemá en la primera parte), la tercera que salvo una entrada a las costillas contra el 20 madridista, su comportamiento no fue para nada violento y si bien alguna tarjeta les debieron mostrar, era por reiteración y no por las brusquedad de las mismas y por último que algunas de sus contras si fueron buenas y sólo la buena actuación defensiva evitó algún susto.
    A escasos minutos del inicio del partido pensé que con esa anárquica y exhaustiva presión suya en el minuto 20 estarían K.O., del 20 pasó al 30 y del 30 al 35 en el que si se notó un bajón en sus alocadas carreras, pero éstas siguieron realizándose.
   A favor de los nuestros diré que por fin jugaron un partido inteligente. Quiero dejar constancia que soy un amante del "todo al ataque", pero reconozco que esta política nos ha costado más de un disgusto. Ayer en cambio salieron a controlar el partido, a controlarlo y buscar ocasiones, pero en ese estricto orden, justo al contrario de lo que acostumbran. Como consecuencia de ello el Apoel fue una comparsa haciendo kilómetros sin descanso detrás de un esférico que prácticamente ni olían. También es destacable la confianza mostrada, pues viendo que el gol no llegaba no se inmutaban y seguían jugando igual, mareando al rival y soltando, que no alcanzando, zarpazos a la menor oportunidad. Lo intentábamos de todas las maneras posibles, por alto, bajo, desde lejos, desde el área, con triangulaciones rápidas, con pases largos,... pero nada, la pelotita no entraba.
    No entraba hasta que entró (cerca del minuto 75). La efectividad coincidió con la entrada en el terreno de juego de Kaká y Marcelo haciendo algo más incisivo nuestro juego. Desde este momento dio la sensación que ya entraría todo y aunque no en sentido estricto, casi fue así. Llegaron otros 2 más, dejando el resultado en un claro 0-3 que nos deja pie y 3/4 en las semifinales de la Copa de Europa (que asco eso de "champions league"). Como esto es fútbol no puedo compartir la opinión de Mou en la que ha venido a decir que se ha terminado la eliminatoria, lo grande de este deporte son "los milagros" que se han realizado jugándolo, pero no es menos cierto que si nos eliminan ese hecho entrará en los anales de la historia. Y no sólo deportiva.
     No quisiera dejar pasar la oportunidad de hablar de Sahín. Como en las pocas ocasiones que le he visto jugar con anterioridad me gustó. Fue de menos a más, para mantenerse en un más latente pero poco vistoso juego. Empezó timorato, sin arriesgar (donde juega es lo que tiene que hacer) nada y haciendo pases fáciles. Colaboró mucho en el "mareo" inicial al rival. Poco a poco se fue entonando y empezó a participar más activamente en la creación de jugadas de ataque e incluso intervino dando el pase de la muerte dentro de el área rival en la mejor realizada, esa que incomprensiblemente marró el francés madridista. Poco a poco también se fue prodigando en los pases largos, y su precisión fue altísima, pues iban perfectamente dirigidos y templados, fallando sólo a la hora de elegir el momento exacto, pues si bien la visión de juego fue muy buena, los hacía con esas décimas de segundo tarde que hacen que el defensa se dé cuenta y cubra al receptor del pase. Imagino que con unos pocos más de minutos sobre el terreno de juego en partidos de verdad ganará esas décimas. En la segunda parte se le vio menos, pero realizó de manera notable ese trabajo tan necesario para el equipo aunque tan poco vistoso, cuyo maestro Xabi Alonso sabe hacer tan bien. De momento me quedo con su inteligencia a la hora de mover el balón, su trabajo y su precisión. Muy buena pinta.
    Volviendo al partido y como no podía ser de otra forma, hubo alguna que otra cosa negativa. Pero de ellas me quedó con las dificultades que un sólo hombre creó a 3 cuando no los 4 defensas de nuestro equipo. Porque en ataque sólo tenía eso, un hombre en punta... y a rezar. Siempre salimos indemnes de sus acciones de ataque, pero me resultó muy extraño que nos causaran menos problemas sus buenas contras, que sus ataques individuales, siendo necesario que todos los defensores acudieran para quitar el balón a Ailton, su aislado atacante. Recuerdo especialmente una jugada por la banda izquierda en la segunda parte hecha por el referido que ya la quisiera para sí Maradona. Yéndose en apenas 5 metros de 3 defensas y teniendo que ser derribado por un cuarto cuando ya se iba hacia el área de Casillas. Pero bueno, fueron acciones tan aisladas que casi no merece la pena comentarlas.
    Lo dicho, pase a semifinales casi finiquitado contra un rival con mucha física..., pero sin química.

25 mar. 2012

¿LLEGÓ LA PRIMAVERA?

    
     El Real Madrid ha sido por méritos propios el epicentro futbolístico de este país durante esta última temporada. Hemos sido los que mejor hemos jugado, los que más han ganado, los que más goles están marcando, los que más expulsados tienen,... es, como siempre ha sido, el sol de este sistema solar llamado Liga BBVA.
    Como todo en esta vida hay opiniones y preferencias para todos los gustos. Pero si hay cuórum generalizado es que los blancos han sufrido un bajón palpable tanto en juego como en resultados durante el último mes.
    Algunos pensaban que al estar en 2012 el sol se apagaba y la vida desaparecería de manera catastrófica. Otros, que había llegado el invierno con una tormenta perfecta de tal magnitud que hasta el verano que viene, allá por septiembre, no volveríamos a ver brillar el sol. Y otros, en donde me incluyo, que había llegado un gran frente nuboso que nos impedía ver y sentir el calor del astro rey de manera temporal.
    Hace una semana (contra el Málaga) las nubes empezaron a desplazarse a mayor velocidad y se vieron los primeros rayos entre tanta oscuridad, aunque no fueron suficientes para sentir plenamente su calor.
   Pero el pasado miércoles y por designio de los vientos, las nubes que habían empezado a abrirse se volvieron a cerrar y de qué manera!. 
   Ahora bien, como el tiempo es algo prácticamente imprevisible, este sábado no sólo volvieron a aparecer rayos, sino que incluso se observaron grandes claros. 
   Estos claros se pudieron apreciar con una mejoría notable y palpable en el juego, con una mejora sustancial en la presión y defensa, con un mayor dominio y control del partido y más importante aún, forma de hacerlo. Las consecuencias de todo ello fue una mayor presencia en ataque y por lo tanto un mayor número de ocasiones. También la calidad de éstas, mejor dicho, la peligrosidad fue mayor que en partidos anteriores.
   Hay que reconocer que también ayudo el hecho de meter un gol a las segundas de cambio, allá por el minuto 5. Esto dio tranquilidad y confianza a los nuestros y preocupaciones y cambio de planteamiento a la Real Sociedad, un lastre que suelen sufrir la mayoría de los equipos que se enfrentan al Barcelona, un equipo que suele marcar gol no en la segunda ocasión, sino en la primera que tienen.
    De todas formas y aunque hubiera pasado muy poco tiempo, si se notó un cambio en el juego en esos 5 minutos que a todos nos hizo intuir que "el clima" había cambiado. El 5 a 1 final fue un nítido espejo en donde quedó resumido el partido. Goles realizados por Higuain, Benzema, CR7... y Sergio Ramos en un desafortunado intento de despeje. 
    La Real Sociedad estuvo maniatada en todos los sentidos y apenas se aproximó en 3 ocasiones al área de Casillas.  
    Pero como siempre, no todo es bueno. Y es que continuamos desaprovechando las jugadas a balón parado que tenemos y en las que otros rivales tanto provecho han sacado. Espero por nuestro bien que esta tendencia cambie.
    Finalizado este partido ahora entremos en nuestra particular cuesta de enero, con rivales que por nombre van a ser extremadamente complicados y en la mayoría de estos casos, en su propio terreno.
    Particularmente y como viene siendo habitual, no estoy de acuerdo con los periodistas, cuya aplastante mayoría afirma que el tramo que queda es muy malo para el Madrid. Y no porque no sea racionalmente aceptable el pensar que con rivales teóricamente con más calidad o aguerridos no sea más difícil ganar, o que encima será en sus campos, sino por el hecho que al juego del Real Madrid le convienen rivales que salgan con ganas de ganar y no a la expectativa de intentar no perder. Es verdad que cuando nos enfrentamos al Rayo Vallecano (me encanta como intenta jugar este equipo y la personalidad que tiene), éste jugó así, a ganar. Y nos creó muchísimos problemas, de hecho nuestra victoria fue injusta. Pero no es menos cierto que coincidió con esa acumulación de nubes que rondó por nuestro equipo y que el año pasado, en un calendario en el que casualmente también se agruparon todos los grandes y más poderosos rivales en unas pocas semanas, nuestro rendimiento fue espectacular, tanto en nivel de juego, como en resultados. Todo, claro está, si se confirma la mejoría experimentada por nuestro equipo y los rivales hacen lo que se supone han de hacer.
     No voy a negar que indudablemente son rivales más que temibles y que nos pueden ganar sin problemas,   pero considero que por nuestro estilo de juego son más favorables para que podamos desarrollarlo, siempre  y cuando al señor Mouriño no le dé por sacar su lamentable "tribote" y juegue a lo que el aficionado y la historia del Madrid siempre le han pedido.
    Sólo hay que esperar a ver si realmente ha llegado la primavera o si lo visto ayer fue un simple anticiclón.

   Postdata: Mi estupidez suprema hizo que me llevara la cámara de fotos sin bateria, otra vez les dejo sin fotos. Lo siento.

22 mar. 2012

UN DEPLORABLE REAL MADRID SE DEJA PERDER.

       No sé por donde empezar, mi frustración es de tal calibre que he de atarme los dedos para no escribir lo que realmente quiero.
     A algunos nos servirá de escusa el paupérrimo arbitraje sufrido (aunque hay que reconocer que al Villarreal le quitaron un penalty), pero seamos realistas, el Real Madrid ha dado pena, mucha pena. Hemos sido una absurda pantomima, especialmente en la primera parte. Unos primeros 45 minutos lamentables, en donde hemos dejado unos espacios increíbles, en donde la individualidad ha predominado sobre el colectivo, en donde los nervios (no sé por qué, quizás por lo psicológico comentado en el post anterior) han aplastado a todos los jugadores blancos y en donde en definitiva, hemos jugado los peores minutos en mucho tiempo, pero mucho.
     ¿Y en la segunda parte?. Pues en la segunda parte hemos mejorado (empeorar era imposible), hemos controlado el encuentro pero poco más, algún acercamiento aislado, el gol y parar de contar, pues peligro, lo que se dice peligro, poco o nada. Pero aún peor que esto es lo nada, repito, nada que necesita el equipo rival para hacer daño. Contra el Málaga en la segunda parte jugamos aceptablemente bien y ellos sólo necesitaron una falta inventada para marcar gol. En el partido de hoy (por ayer) ellos necesitaron exactamente lo mismo, nada, otra falta inventada y gol. Y aquí me surge una de las muchas preguntas que tengo en la cabeza, ¿cuántas faltas necesita lanzar el Real Madrid para meter un sólo gol?. En los dos últimos partidos, y me atrevería a decir en todos los jugados, el Real Madrid ha tenido más del doble de jugadas a balón parado (córners y faltas en las inmediaciones del área) que sus rivales y a las pruebas me remito, el rendimiento ha sido nulo. El Real Madrid ha perdido 4 puntos en jugadas en las que sacando un 10% del rendimiento que sacan sus rivales, los partidos hubieran acabado con 4-1 y 1-3 respectivamente. Y sí, no fue falta. Pero también hay que decir que Casillas se la come, Casillas se la come, la barrera se mea de miedo y Senna se aprovecha.
    Vale, ahora si quieren hablamos de Bob Esponja, digo del árbitro, ese inútil uniformado que por el disfraz puesto, ha pasado de vivir en una piña en el fondo del mar, a en una seta con el sobrenombre de "pitufo tontín".
    Si el Real Madrid dio pena, este personaje dio pavor. Para los que lo desconozcan, decirles que "este señor" estuvo a punto de bajar de categoría (si la lógica existiera y por el bien del fútbol no debería de bajar, lo deberían echar) pero a base de "tarjetazos bancarios" con cenas y demás "meritorias" argucias con sus superiores logró conservar su trabajo. Bob Esponja (más que por el físico por su coeficiente intelectual) debió de haber expulsado al número 9 del Villarreal por doble amonestación en el minuto 10 (creo) de la segunda parte, debió haber pitado penalty de Arbeloa, no debió amonestar a Pepe (sigo sin saber todavía por qué) cuando él salió sangrando, debió haber expulsado al jugador que lesionó a Callejón, no debió haber expulsado a Sergio Ramos, no por su segunda tarjeta, merecida, sino por la primera, una falta normal y corriente. No debió haber expulsado a Özil tampoco sé por qué, dicen que por aplaudir. Si es por aplaudir mantengo lo dicho, si lo insulto..., la cosa cambia, pero los medios han dicho por aplaudir. No debió..., no debió nacer y punto.
    Dicho esto diré que hubieron cosas más tristes: como que los jugadores blancos hayan caído tan bajo como para entrar en la trampa del tonto del pito; que no se hayan controlado perjudicando gravemente al equipo y por encima de todo, que con el 0-1 se conformaran.
    En relación al entrenador diré que por enésima vez ha tenido que modificar el planteamiento a los 20 minutos del partido, reconociendo indirectamente que no acierta 1 de inicio, si bien rectifica extraordinariamente. Que es patético sacar un "tribote" con cualquier equipo, y un pecado capital hacerlo en el Madrid. Que teniendo a gente con la calidad que hay en el banquillo saque a Altintop es un auténtico insulto, que lo fichara, un expediente X. Bueno, lo dejo para mañana porque me estoy calentando e incluso adelantando cosas que en su momento trataré cuando acabe la temporada.
     Buenas de nuevo casi 16 horas después. Podría decir que me tomé estas horas de descanso para tranquilizarme un poco y tengo que reconocer que he fracasado, de hecho estoy peor que ayer. Y estoy peor porque sigo sin entender tres cosas, la primera y más importante el triste planteamiento de Mou con su "tribote", ¿cuántos fracasos necesita más para abandonarlo definitivamente?. La segunda el estado de nerviosismo y paupérrima imagen mostrada por los nuestros durante el partido, parecían zoombies de ellos mismos. Y la tercera y más triste, la falta de cordura de algunos de nuestros jugadores y me explico: Si en condiciones normales, entiéndase por normales que el Barza lleve las riendas del la RFEF y la UEFA, pasaban "cosas extrañas" y siempre favorables a los intereses azulgranas, ¿qué no iba a pasar cuando públicamente han protestado sobre el colectivo arbitral, ha habido una reunión secreta de Rossel con Villar, han boicoteado una reunión de clubs al no presentarse, han reconocido su amiguismo con los jefes de las "nobles instituciones" referidas anteriormente para sacar beneficios, han luchado y conseguido con su "magnífico y ejemplarizante" seny jugar contra el Bilbao sin dejarle descansar las 48 horas mínimas que figuran por Ley,...? (todo esto es lo que ha trascendido en las últimas semanas y conociendo al barza, si esto es lo público... que no habrá por detrás). Pues la respuesta es muy simple, lo visto ayer. Y lo que nos queda por pasar, porque esto sólo es la punta de iceberg.
    Quiero volver a incidir en el hecho que el principal culpable del empate de ayer fue el propio equipo, por su planteamiento y por su desidia. Pero si a eso añadimos la sandez de un Bob Esponja que ya se ha hecho famoso y las presiones del "seny"-orío de cierto loable club, no es difícil esperarse arbitrajes tan absurdos, subrrealistas y amañados como el visto ayer.
    Por si nuestros futbolistas no lo saben, esto es lo que va a pasar hasta final de temporada y si no son conscientes de ello pasarán cosas como las de ayer, en donde al final a casi todos se les fue la cabeza y realizaron actos lamentables y malas acciones (que también hay que reconocerlo) que sólo perjudican a un club que por ahora ya ha perdido a tres jugadores para el partido contra la Real Suciedad.
   Que ahora a cualquier tonto se le da un pito y se cree el rey, pues sí. Que tipejos como ese serían capaz de vender a su madre por un minuto de gloria, pues también y a las pruebas me remito. Que acatara órdenes de arriba, más que probable. Que siendo una bajeza humana y un acomplejado (como demuestran sus poses y ademanes en sus "imparciales acciones") parece mentira que esté donde está, seguro. Pero que fue el Real Madrid el verdadero culpable del mal juego y el que entró al trapo mostrado por el bombero torero del árbitro, también.

19 mar. 2012

SE CAYÓ EN EL ALMACÉN.

    Este mundo del fútbol es curioso. Tras ver el juego desplegado por los nuestros en partidos anteriores, llevaba tiempo esperando a poner de titular "tanto va el cántaro a la fuente, que al final acaba cayéndose" (dicho muy popular en España y ciertamente verídico), en el momento que perdiéramos algún punto.
   Pero miren ustedes por donde, cuando el Real Madrid recuperó algo de su buen juego, cuando en el cómputo general del encuentro el Real Madrid fue netamente superior al Málaga (si bien este último durante la primera parte no sólo fue un dignísimo rival que nos jugó de tú a tú, sino que en ocasiones fue mejor a nosotros), justo en ese momento, es cuando perdemos unos maravillosos puntos, sin apenas trascendencia real, pero quién sabe si con repercusiones psicológicas.
   Ayer fue un muy buen día de fútbol, en la primera parte porque me encantó el partido en general, en la segunda porque me gustó, sin llegar al extremo de partidos de hace algunas semanas, el buen juego de los nuestros y el final, aunque me duela muchísimo, porque es la mejor definición de fútbol que hay: nunca te fíes de nada ni de nadie, ni des por hecho algo hasta el final.
   Regresando al partido de ayer diré que se enfrentaban mis últimos entrenadores favoritos. Si nos siguen desde hace tiempo sabrán que me dolió mucho que echaran a Pellegrini. Me encantaba el fútbol que intentó imprimir (y conforme más jugaban más impreso estaba en los jugadores) al equipo y cuya evolución y mejoría tanto en resultados como sobretodo en juego a lo largo de la temporada fue más que notable. Por otro lado estaba Mou, un entrenador que reconozco que tras su fichaje me creó ciertas dudas tras ver como jugaba su Inter, pero que al mismo tiempo me generaba gran ilusión por ver lo que hizo con su Chelsea. Resultado: Casi nada del Inter, bastante del Chelsea y mucho y bueno de su Real Madrid.
   A priori, por la teórica calidad de sus huestes, la ventaja era para Mou, pero en la primera parte la teoría se fue por un sumidero y un valiente planteamiento del entrenador del equipo andaluz no sólo equiparó las fuerzas, sino que en ocasiones la desequilibró a su favor.
   Esta primera parte fue muy entretenida, con ocasiones para ambos contendientes y con intentos continuos de unos y otros por llegar al área rival sin "apenas usar el centro del campo". Como era esperable por su forma de entender el fútbol, el equipo andaluz usó algo más de toque que los blancos, que a su vez utilizaban más la velocidad y verticalidad que los andaluces. Lo curioso del caso es que ambos planteamientos son muy parecidos, cuasi calcados, pues ambos se resumen en llegar lo antes posible al marco rival.
    De todas formas hay que reconocer que a pesar de esa filosofía de "todo a por ellos" de ambos equipos; claras, lo que se dice claras ocasiones no hubo muchas, si bien si existieron infinidad de jugadas de peligro. Pero como también cabría esperar, en este intercambio de golpes, el Real Madrid impuso su ley con un excelente pase de CR7 a Benzema, que éste cabeceó a la red.
    Gracias a lo entretenido del choque la primera parte se me pasó volando y me quedé sorprendido cuando escuché el pitido final de este primer tramo.
    Tras un eterno descanso empezó una segunda parte en donde el Real Madrid empezó a mostrar sus verdaderas cartas. Ya en la primera parte se notó cierta mejoría en relación a los anodinos 3 ó 4 últimos partidos, pero en esta segunda la mejoría fue aún más palpable. Mentiría si dijese que me recordaba al Real Madrid de los meses de noviembre, diciembre y enero, pero la fluidez del balón, la velocidad, el toque, la precisión y las triangulaciones ganaron bastantes enteros a partidos como por ejemplo el de Vallecas.
    Una y otra vez llegaron los blancos a las inmediaciones del área de Caballero, por cierto, soberbio en varias intervenciones. De ellas hubo dos especialmente peligrosas, de esas que nunca fallan ni CR7 ni Benzema, pero que en esta ocasión marraron inexplicablemente. El resultado seguía con un por entonces escaso 1-0, con un Málaga que prácticamente no había pasado de su campo en la segunda parte, cuando en los minutos de descuento, en una inexistente falta de Granero en el único acercamiento de los andaluces por las inmediaciones de área de Casillas, el árbitro la pitó. Cazorla, como todos los jugadores que juegan contra el Real Madrid, hizo el gol de su vida, un golazo con mayúsculas. Los dos puntos se fueron de la Castellana de manera injusta, tan injusta como llegaron otros en distintas ocasiones.
    Punto aparte la actuación arbitral, como siempre. No me voy a quejar de los supuestos dos penaltis no pitados, pues justo es decir que las jugadas son como mínimo conflictivas y se podrían haber pitado, como no lo hicieron. Tampoco lo haré de los dos inexistentes fueras de juego que nos pitaron cuando nos platábamos solos delante del portero de la capital de la Costa del Sol, pues es difícil en una décima de segundo saber con certeza si estaban en línea (que lo estaban) o algo adelantados. Ni por supuesto de la invención de la falta de Granero que provocó el gol. Pero si lo haré, como en otras ocasiones, sobre aquellas jugadas menos llamativas y con distintas consecuencias según quien las haga.  Me refiero a las pequeñas faltas, pérdidas de tiempo, distancias de la barrera en las faltas, obstrucciones,... que cada vez que lo hacían los nuestros eran pitadas y cuando las hacía el Málaga casi nunca. Yo sí me quejo de esas acciones, no sólo por la discriminación que suponen, sino porque acaban alterando a cualquiera, porque por ejemplo, la mayoría de las contras iniciadas por el Madrid eran cortadas en falta y ni una sola tarjeta y no sólo ésto, sino que en la mayoría de las ocasiones no pitaban ni falta. En cambio cuando hacía lo propio los blancos... como mínimo falta. No puso el árbitro ni la millonésima parte de interés en alejar la barrera en las faltas a nuestro favor, que el interés mostrado en la inventada por él mismo en el minuto 92. Por momentos me pareció que los malacitanos iban uniformados con los colores azulgranas. Lo que evitó que me convenciera de ello es que no hubo teatralidad ni falsedad exagerada por su parte.
    De todas formas seamos sinceros, fue el Madrid quien perdió los 2 puntos, ni el árbitro ni leches, el Madrid. Lo fue por no concretar, por permitir ese último acercamiento, por bajar la guardia y por haberlo merecido en partidos anteriores, que no en este.
    En resumen, tanto fue el cántaro a la fuente, que se cayó en el almacén.
 
   Postdata: Por un error ajeno a mi voluntad y directamente relacionado con mi estupidez (borré por equivocación las fotos), no les puedo facilitar imágenes en vivo del encuentro. Lo siento. 

15 mar. 2012

EN BUSCA DE LA OFENSA PERDIDA.

    Hoy quisiera empezar hablando del tiempo, sin duda alguna lo mejor del partido de ayer. Me sobró el abrigó que llevé y se quedó dormido en mis rodillas mientras veía lo que se suponía que iba a ser un partido de fútbol.
    En sentido estricto del significado del término fútbol si fue lo que vimos, pero si añadimos que como deporte que es debe de ser un espectáculo..., pues no, entonces no.
    Hubo otra buena noticia que no por predecible, deja de ser buena. Porque no nos engañemos, una de las grandes cosas que tiene este deporte es que todo puede pasar. Y si un equipo, por muy teóricamente que sea más débil tiene un buen día... puede ganar a cualquiera. Pero en este caso no fue así y por lo tanto el Real Madrid ganó y pasó a la siguiente ronda. Pasó sin brillo, de forma anodina, pero pasó. De hecho por pasar, pasó hasta peligro, especialmente en los primeros compases del encuentro, en donde el CSKA hizo un par de buenas jugadas que no terminaron en gol por no sé que "efecto divino".
     Es cierto que salvo por esos momentos y ciertos desajustes defensivos, el Madrid parecía que lo tenía todo controlado. No sólo lo parecía, sino que así lo creían los jugadores y creo que fue este el motivo por el que el rendimiento en el juego bajó 3 ó 4 escalones.
    De todas formas llevo observando esta tendencia a la baja en el juego blanco desde hace un mes aproximadamente y creo que así queda reflejado en todos los "resúmenes" que desde aquí se han publicado. He llegado a estar preocupado por esto, pero pensándolo fríamente y deseando que sea lo que creo que es, me parece estupenda esta situación y me explico: Todos los equipos tienen un bajón durante la temporada en donde su juego baja enteros. Normalmente esto viene acompañado de alguna desgracia en forma de resultado y he aquí lo bueno, en el caso del Madrid no ha sido así. No obstante espero que este bajón acabe pronto y volvamos a la senda de la excelencia y la vistosidad. Siempre y cuando, así lo deseo, sea sólo por el bache típico de cada temporada.
   Como en algún partido jugado con anterioridad la victoria fue justa, pero el resultado se me antoja exagerado. Dicho lo cual diré que aún pudo ser mayor, y es que a pesar del soporífero juego mostrado por los blancos, en las pocas jugadas de verdadero mérito que hicieron sólo faltó precisión en el último pase. 
    Esto respecto al juego del Real Madrid, ¿y el del CSKA?. Pues mucha voluntad, mucha garra, muchas ganas de intentar cosas y dar buena imagen y un 4-1 en contra. Y para muestra el hecho que al finalizar la primera parte en el marcador, donde sale el resumen estadístico (y luego de las primeras partes de los partidos en juego) figuraba que el CSKA había recorrido más de 4 kilómetros más que el Real Madrid. 
    Hicieron alguna jugada de mérito y marcaron un verdadero golazo, pero poco más, sinceramente.
    Como quiero dar un poco de luz a un post un tanto grisáceo y porque también es un hecho histórico, diré que Iker Casillas, el gran Iker realizó mediada la segunda parte un pase perfecto, al hueco, dirigido donde menos rivales había y lo más sorprendente de todo, con una gran precisión a Karim, que no sé si por la novedad del hecho o perplejidad que le provocó, desperdició de manera inexplicable. Más que desperdiciar   no se enteró por donde le llegaba, pero de haber estado más atento... No sé, creo que fue la jugada más sorprendente del partido, de la temporada y si me apuran del decenio. Pues ver dar un buen pase, que digo buen pase, ya con uno mediocre me hubiera conformado, al que por otro lado es el mejor portero del mundo, es algo que de momento sólo se disfruta una vez en la vida.
    Pero hoy me voy a sincerar con ustedes, el verdadero motivo de lo anteriormente expuesto es hablar de mis queridos periodistas. Bueno, como siempre realmente es de sólo algunos, pero curiosamente son los que más ruido hacen. Y el motivo no es otro que el agradecimiento público de Mouriño a aquellos que realmente más se merecen ese reconocimiento, "los innombrables" Ultras Sur.
    Mientras que regresaba al coche y durante el trayecto de éste a mi casa iba escuchando cierta emisora deportiva y en ella no hacían más que repetir una y otra vez "la ofensa" realizada por el entrenador portugués al aficionado blanco al haber ido a aplaudir a "los innombrables" al terminar el partido. Pues señores de la prensa, yo soy aficionado blanco y les aseguro que no me sentí nada ofendido. Y si bien es cierto que me siento en el fondo sur, los aplausos fueron a los que están dentro de la "desgraciada" y tristemente minúscula pecera que cierta estúpida normativa europea obligó a realizar (lo del tamaño es más culpa de no sé qué "lúcida" mente que ordenó que en vez de ser como debiera por tamaño, fuera una caja de zapatos, pero bueno, eso es otra historia). Para mi desgracia ya había guardado la cámara de fotos cuando se acercó y me cogió tan de sorpresa (a pesar de estar 6 asientos a la izquierda de la pecera) que no me dio tiempo tan siquiera a sacarla de la mochila, lo siento por ustedes y les pido disculpas, porque podría haber sacado una buenas fotos de The Special One.
    Volviendo al tema diré que los aplausos fueron para los únicos que realmente lo merecen. La afición blanca apesta, apestamos. Ya cuando el fondo sur era lo que nunca debió de dejar de ser, era muy triste que sólo 8000 personas creáramos un ambiente del que salió una descripción que ha entrado en la historia del fútbol con letras mayúsculas: "el miedo escénico". Sé y he conocido a gente que "sólo" iban al Bernabéu para ver en vivo lo que hacían los ahora innombrables. Es más, en mis inicios como asistente en la antigua grada joven del fondo norte allá por los años 80, yo he estado más tiempo mirando el espectáculo del fondo opuesto que el del partido en sí. Cuando en ese campo, por entonces más pequeño, más de 8000 voces durante 110 minutos gritaban al unísono, saltaban, animaban, mostraban tifos, banderas, bufandas, bengalas,... era irremediable que el resto del campo no hiciera lo propio, creando ese ambiente mítico que tanto anhelo y que dudo volver a ver. Ha día de hoy ocurre exactamente los mismo, con la salvedad que apenas dejan que sean 600 personas dentro del ridículo recinto acristalado. 
    Una pena, pues aún así, diga lo que diga "el portavoz" de Mou, hubo momentos en que ese reducido y perseguido reducto fue capaz de movilizar, contra viento, marea y juego desplegado por los nuestros, a todo el campo. Un campo que de no ser por ellos sería un cementerio, o quizás mejor dicho, un campo rival, pues vinieran los aficionados que vinieran (ayer fueron cerca de 5000 los rusos), sus gritos de ánimo provocarían que el mismísimo Barcelona jugara en casa. Una auténtica vergüenza, una aberración.
    No quiero restar mérito a todos los asistentes que partido si y al otro también, siempre llenan tan santo lugar. Eso por si sólo es muy meritorio y merece un gran respeto y gratitud, pero no es menos cierto que ya que van, ya que vamos, colaboremos en la victoria con algo más que nuestra presencia. Y lo dice alguien que está notando en sus propias carnes como su "pasión" en esas lides ha bajado de forma más que considerable, quizás consecuencia de ese repelente virus que invade el Bernabéu, el virus del silencio, que en ocasiones sufre una metástasis que deriva en el virus del silbido fácil y estúpido. Señores, al campo se va para animar, y si no lo hacen o hacemos, por lo menos no perjudiquemos a los nuestros. Mou hizo muy bien y es que de bien nacido es ser agradecido. Y si bien todos los aficionados nos mereceríamos cierto reconocimiento sólo por el mero hecho de acompañar a los jugadores jueguen a la hora que jueguen y en las condiciones climáticas que sean, si hay algunos a los que habría que destacar es a ellos. Y así fue. Bien por Mou. 
    Lo dicho, me pondré un gorro, una camiseta caqui abierta, un bolsito de cuero y cogeré un látigo para ir en busca de la ofensa perdida. La pregunta es... ¿de quién es esa ofensa?.


    Casi se me olvida poner lo más importante: Ánimo Abidal.
   

11 mar. 2012

IMPRECISO.

    
    Si tuviera que buscar una palabra que definiera el encuentro disputado esta noche en el Estadio Benito Villamarín sería la que titula este texto.
   Un resultado incierto hasta el último segundo, un partido jugado más con el corazón que con la cabeza, un partido más pasional que de calidad, en resumen, un gran partido que pudo acabar de cualquier manera y que terminó con victoria blanca aunque, y como ha dicho Mouriño, lo más justo hubiera sido un empate.
   Quisiera decir que si bien no hay queja alguna contra nuestros jugadores, estuvieron preocupantemente imprecisos. Se podría decir que fue gracias al gran planteamiento y sobretodo lucha de los verdi-blancos, que presionaron magníficamente y no dejaban jugar al Madrid. Pero aún así me sorprendió los innumerables errores a la hora de intentar triangular y pasarse el balón. Creo que unos jugadores con la calidad de los nuestros no se pueden permitir tales "lujos" y aunque quiero reincidir en las virtudes en el juego del Betis, no es menos cierto que algo más de precisión no sólo era deseable, sino también exigible.
   Las consecuencias de esto último fue el abusivo uso de los balones en largo por parte de los madridistas, tan numerosos como improductivos, pues para variar en estas lides, ni uno fue medianamente aceptable.
   También hay que tener en cuenta que después de un par de partidos en los que no nos metían gol en la primera jugada rival cerca del área, hoy a regresado nuestro nefasto sino, en su primer acercamiento, excelente control y gran pase que termina en la red de la portería defendida por Iker.
   En esta jugada algunos han pedido mano y si puede que la tocara y se aprovechara de ello, pero lo hizo de manera totalmente involuntaria, por lo que considero que el gol es legal.
   Desde este momento tocó lo de siempre, a remontar. Y nuevamente lo logramos. El primero de los blancos en marcar fue "El Pipita", tras un gran pase de Özil y una gran definición del argentino. Después y ya en la segunda parte apareció CR7 para marcar tras ¿pase? de Marcelo. Pero la alegría apenas duró 3 minutos, pues en una desafortunada acción de Arbeloa el balón le llegó en las mejores condiciones a Montero que no lo desaprovechó. 
   Ya a esas alturas el Betis empezaba a quedarse sin gasolina y desde ese momento hasta el final, según disminuían las fuerzas del equipo sevillano, el dominio del Madrid se fue incrementando. Como consecuencia de ello llegó el segundo de CR7 aprovechando un rechace tras excelente parada de Fabricio. 
   Poco más a destacar hasta el último minuto del partido, alguna ocasión más blanca y para de contar. Pero claro, y más con la polémica semanita que llevamos con el asunto arbitral, en el último suspiro del encuentro los béticos reclamaron un penalty de Sergio Ramos que en vivo (por la tele) no ví, en las dos primeras repeticiones que emitieron con toma trasera me pareció un penalty clarísimo y en las siguientes con toma frontal me pareció que no fue y que claramente el balón impactó en el muslo del defensa sevillano del Real Madrid. 
    Habré visto las repeticiones más de 30 veces y sigo sin aclararme, desde atrás son unas claras manos y desde adelante un claro muslo. Como madridista me quedo con la toma frontal, los del Betis y Barcelona se quedaran con la otra. Intentando ser neutro no podría afrirmar nada. Me quedo con que no son manos porque en "mi toma favorita" se ve que impacta en el muslo y en la otra toma y parada la imagen justo en el momento del impacto, el brazo de Ramos parece que está por detrás del muslo (observen la mano en relación a la rodilla) por lo que añadiendo la altura del esférico, diría que impacta en la pierna. Aún así reconozco que tanto si lo hubiera pitado, como si no, la polémica está servida, pues ambos "bandos" tienen motivos para defender sus posturas.
    Anteriormente se reclamaron otras manos de Xabi Alonso en el área blanca (roja en este caso), pero en esta no hay duda posible y son completamente involuntarias tras venir el balón rebotado de su propio pié.
   Fue un gran partido, no vistoso pero si entretenido, de esos que aunque tuvieras muchas ganas de ir al baño no lo harías porque estabas convencido que en cuanto dejaras de mirar la tele algo iba a pasar. Una pena que al final haya quedado en la retina más la polémica que el partido en sí. 
   Para finalizar decir que el partido fue tan intenso y con un nivel tan alto de desgaste, que no me sorprendería que los nuestros pagaran el plato en el partido de este miércoles contra los rusos en la competición europea. Esperemos que no, pero la paliza física fue importante. 

10 mar. 2012

TAL Y COMO YO LO VEO.

  Por segunda vez en apenas 3 días me veo obligado a defender a un miembro que está o ha estado vinculado con el F.C. Barcelona. En este caso apoyaré a Godall, no porque apruebe lo que ha insinuado en sus últimas declaraciones, cosa que a cualquier persona medianamente coherente no le habrán sorprendido, sino por su ataque de sinceridad.
    El Barcelona, ese equipo que presume de ser un ejemplo a seguir, estilo, y no sé cuantas invenciones más, por fin ha reconocido que su mejor "seny" es el equivalente en el resto de la humanidad a bazofia.
   Durante años se ha mencionado desde este blog que algo olía a podrido con el Barcelona y por fin, en un gesto que le honra, Godall ha reconocido que la principal política del "señor" Lapuerta ha sido hincar rodillas a diestro y siniestro para obtener los favores que finalmente obtuvo y por lo tanto los tan laureados triunfos que consiguieron.
   Yo no necesitaba esa declaración, pues como he repetido en diversas ocasiones, las matemáticas me bastaban para demostrar "lo raro" de la imparcialidad a favor de los azulgranas. Y es que basándome única y exclusivamente en los últimos enfrentamiento entre Real Madrid-Barcelona, de las 30 ó 40 acciones dudosas o conflictivas, las 30 ó 40 fueron siempre resueltas con una decisión favorable a los intereses barcelonistas y eso, matemáticamente hablando, aplicando la más simple de las leyes sobre probabilidades, es imposible.
   Pero aún se pueden sacar más conclusiones de sus palabras, como por ejemplo situar definitivamente al Club de la ciudad Condal en el lugar que le corresponde, como el hecho de que dijera que al llegar "Lapuerta" a la presidencia del club lo primero que hizo fue preguntar a quién apoyaba el Real Madrid en la RFEF para él apoyar al otro, en este caso, Villar. Osea, que no fue una decisión consensuada y basada en la lógica sobre que es lo mejor para la federación y el fútbol, simplemente lo hicieron porque era el rival del que apoyaba el Real Madrid. Imagino que también lo haría porque sabía que era el máximo favorito para ganar y podría bajarle mejor la cremallera del pantalón con su "abierto" apoyo. Pero bueno, lo que está claro es que no lo hizo por el bien común, sino por su propio beneficio y por su acomplejada madriditis.
    De todas formas esto no es la primera vez que lo hacen, pues cuando Florentino creo el G-14 para oponerse a la dictadura de la UEFA, el Barcelona mientras se reunía con ellos, paseaba de la mano con los otros. Un doble rasero que siempre le ha salido bien.
   Ya que estamos con obviedades se puede deducir que las corruptelas en la RFEF están al orden del día y casi por simbiosis se podría afirmar lo mismo de la UEFA, pues su organigrama está a rebosar de ex-presidentes y ex-directivos de ese único club que tanto les apoyó, mientras también compartía mesa con el G-14, no fuera que fueran a ganar ellos, más vale prevenir ya saben.
    Lo paradójico del asunto reside en el hecho de que el señor hipócrita, digo el señor Guardiola, ese mismo día afirmó sobre la Champions que: "seguimos disfrutando de una competición bonita y limpia". ¿Limpia?, ¿la Liga está manchada?, ¿qué pasa, se ha ensuciado cuando sufren arbitrajes justos en donde tan pronto te quitan como te dan y no sólo lo último?. Increíble, que su ex-jefe explique como han obtenido beneficios con su patético peloteo y el farsante de Guardiola, "el Caballero de la falsa figura", suelta su "idílica e inocente" parrafada y sus "maravillos y educados" puñalazos por la espalda, posicionándose junto a la UEFA o lo que es lo mismo, la única institución que hasta la fecha no se ha destapado, si bien cumple escrupulosamente punto por punto y bajo el control de ex-ejecutivos barcelonistas, todas las doctrinas de la RFEF. 
     Tal y como yo lo veo habría que cambiar la famosa cita "con la Iglesia hemos topado" por una más acorde "con el Barza hemos topado".

7 mar. 2012

POR OTRA VÍA.

   Para aquellos que se vayan a preguntar si estoy enfermo o algo parecido decirles que no es así, simplemente creo que en esta ocasión es de justicia defender a Piqué. Creo que no es justo la que se ha liado por unas declaraciones en caliente. Es verdad que tuvo toda la segunda parte para tranquilizarse y no rebuznar la estupidez de que su expulsión fue "premeditada". También creo que sus palabras si fueron realizadas a conciencia y de manera premeditada, pero tras una polémica decisión (polémica sólo para él y algún adoctrinado más) y en uno de sus peores momentos como jugador. Esto no debería de ser una excusa eximente, aunque si atenuante, por lo tanto la denuncia del colectivo arbitral se me antoja desproporcionada.
   Y más teniendo en cuenta las salvajadas que ocurren dentro del campo de fútbol, un porcentaje muy importante realizadas por "los artistas" de los jugadores azulgranas, buenísimos jugadores, excelsos teatreros y cum-laude en los que a disimulo se refiere, pues son los jugadores más cerdos de todos los tiempos y los menos sancionado, todo hay que decirlo, porque fingen muy bien, tanto por las acciones que reciben, como sobre las que hacen. Y para muestra el siguente enlace  http://www.as.com/futbol/video/feo-gesto-mourinho-messi-alves/20110818dasdasftb_4/Ves , en donde la mayoría de la gente no vio nada, los periodistas menos y los que si lo hicieron aplaudieron al despreciable de Alvés por evitar que el enfrentamiento entre el dopado y Marcelo fuera a mayores. Y no sólo eso, sino que lo importante de la acción es el "mal gesto de Mou" al "santo varón de Alves", cuando lo que realmente ocurrió es que el vómito brasileño le propinó un soberano tortazo a su compatriota Marcelo.  La basura de siempre.
   Volviendo al principio diré que hay innumerables acciones dentro de los terrenos de juego que no sólo quedan sin sancionar, sino que encima son tapadas. Especialmente las realizadas por compañeros del propio Piqué como Villa, Alves, Busquet, Puyol, y por supuesto él mismo,... auténticos asesinos que con el beneplácito de los árbitros (entiendo que con lo bien que actúan es complicado) y sobretodo la prensa, pues esta última tiene entre ceja y ceja a Pepe y Mou y las acciones de los demás son acciones "normales propias del juego". Como por ejemplo esta: http://www.youtube.com/watch?v=zUWEYrfDuXQ en donde otro idolatrado y "pulcro" jugador intenta primero dar una patada a Pepe y al no conseguirlo, le intenta pisar la cara, vamos, lo normal.
   Creo que estas acciones (indudablemente también las de Pepe y un par de Marcelo) y muchas otras de otros jugadores de otros equipos, son mucho más dañinas y peligrosas que una declaración en caliente. No voy a defender a ese "majo" jugador, tan dulce y simpático que se mofa siempre que puede y hace gestitos "jocosos" con las desgracias blancas, pero tampoco considero que lo que dijo sea digno de darle la importancia que le han dado. Es más, si las llega a haber hecho al día siguiente si sería más importante, ¿pero tras un partido?, en ese momento la cabeza rige menos que la pasión y aunque no sea un acto baladí, tampoco es para sancionarle.
    Y ya que he hablado de declaraciones... ¿qué opinan de las realizadas por aquellos que nunca hablan de los árbitros?. Cada día dan más pena. Es increíble que un club ayudado durante los últimos años de manera tan clara que asusta, ahora se queje por dos partidos en los que les han perjudicado en este temporada, sin hablar, claro está, de los que también le han ayudado en la misma, que han sido unos cuantos.
    Ya no sólo esto, aquel capitán del equipo que tiró por los suelos su partido de copa contra el atlético tras haber perdido en la ida 3-0 negándose a jugar el mismo, insultando a todo el colectivo futbolístico ahora, tirando de ironía y sobretodo estupidez, se permite el lujo de decir que si no llega a ser el Barcelona el finalista de la Copa del Rey, el Bilbao (que no ellos, déjenme que me muera de risa) podría haber jugado donde querían (El Bernabéu). Para posteriormente hacer de cómico carente de gracia, haciéndose pasar por lo que realmente es, al dar a entender que no sabía que en el Bernabéu habían programadas obras que impiden que ahí se juegue la final de copa. 
    Pero no se crean que aquí acaba el asunto, hay algo aún más doloroso e inexplicable, aún más bochornoso. Cierto periodista carente de sentido común y en relación a el "asunto Piqué", sobre las 10:00 de la mañana del día 5 (creo) en una emisora de una cadena deportiva, se permitió el lujo de decir algo así como que a Piqué, a todo un campeón del mundo, hay que tratarlo con más respeto y era una vergüenza que el colectivo arbitral lo denunciara. Vamos, que como es campeón del mundo, hay que dejarle hacer lo que le dé la real gana. Pues muy señor mio, siento ser yo quien le participe que estamos en un estado de derecho en donde la Ley debe ser igual para todos, campeón del mundo o jugador del Aluche F.C.. Está claro que con Villar y Platini esto no ha sido así. Pero consideraba que una persona supuestamente preparada como él, debería luchar contra la imparcialidad y no animarla. 
    Pues nada Piqué, según este señor tienes carta blanca para hacer lo que te dé la gana y como te dé la gana dentro de los terrenos de juego... y quién sabe si también fuera. Ahora entiendo la permisibilidad arbitral con él... y sus amigos. El problema está en que Iker, Sergio y Xabi también son campeones de Europa y Mundo y ellos no están por encima de la Ley como otros. De hecho me enorgullezco de ello, nosotros ganaremos con la legalidad por delante, por otra vía.


5 mar. 2012

¿EL REAL MADRID?. NO, LOS OTROS.

     Parece mentira que con la excelente liga que nuestro querido equipo está haciendo, que de momento batamos todos los récords en cuanto a goles se refiere, que indudablemente somos los claros favoritos y que en lo que a la liga de campeones se refiere nuestros pasos son prácticamente similares; los grandes logros que hacemos son siempre gracias a los equipos contra los que nos enfrentemos y nuestros grandes desastres... también.
   Pero bueno, empecemos por el principio. Ayer los nuestros se enfrentaron a un excelente R.C.D Español. Un gran equipo que tuvo la desgracia de toparse con un buen Real Madrid y sobretodo con una gran efectividad blanca.
    El Madrid maniató a los periquitos y estuvieron todo el partido a su merced. Es verdad que no nos prodigamos tanto en el área rival como en otras ocasiones, pero casi todo el tiempo estuvimos en el campo del Español intentando encontrar los huecos que tan bien taparon los de la Ciudad Condal.
    El Español apenas creó peligro, pero hay que decir que en ataque tiene jugadores de gran calidad (el resto del equipo tampoco se queda atrás) y que sólo la gran defensa de los nuestros y sobretodo la gran presión a la que los teníamos sometidos evitó algún que otro susto más. ¿Gran defensa he dicho?, pues sí, la verdad es que sí, aunque hubo una laguna en forma de defensa portugués que tuvo muchos errores, algunos de principiante. Pero bueno, tampoco hay que dramatizar, un mal día lo tiene cualquiera.
    Me gustaría felicitar a todos los jugadores, pero añadiré que si bien todos los medios destacaron la buena actuación de Kaká, yo me quedaría con Varane, sólo jugó la segunda parte sustituyendo a Carvalho, pero su actuación fue prácticamente perfecta, no sólo en las acciones defensivas, sino también a la hora de sacar el balón.
    Hecha esta pequeña composición de lugar del partido, decir que poco a poco fueron llegando los goles, el primero sobre el minuto 25 de la primera parte obra de CR7 tras una excelente recuperación colectiva del balón en el campo rival. Después llegaría el de Khedira, Higuain, Kaká y del delantero argentino de nuevo. Todos los goles fueron de bella factura, especialmente a lo que elaboración de la jugada se refiere. Pudimos haber metido un par de ellos más, sobretodo una gran ocasión del Pipita tras magnífico pase de CR7 y otra ocasión del último sólo ante el portero tras gran pase del primero. Pero no hubiera sido justo, porque si metimos 5 goles, realmente sólo tuvimos 9 claras ocasiones y algún que otro acercamiento, lo que significa que nuestro porcentaje de acierto casi se acerca al de los azulgranas de años anteriores.
    Como en tantas otras ocasiones podría extenderme más, pero en este caso me centraré en algo que a pesar de llevar muchos años escuchándolo no deja da cansarme e irritarme. La "moda" se inició en las "tierras libres" de Cataluñia. Cada vez que el Real Madrid ganaba era por el árbitro o por demérito de rival. Lo más preocupante de la situación es que la moda pasó a convertirse en un virus, sobretodo en lo que al segundo apartado se refiere y se ha extendido por el resto de España.
    Esta mañana mientras iba al trabajo mi cerebro no podía dar crédito a lo que escuchaba por la radio. Uno de los colaboradores de uno de los programas deportivos de una radio igualmente deportiva vino a decir que el Español no se pareció a nada al gran equipo de partidos anteriores, que el Madrid jugó bien, pero que no sabe que habría pasado si el Español hubiera jugado tan bien como en otras ocasiones. Pues a mi humilde opinión el Español no pudo desarrollar su juego gracias al efectuado por el Madrid y como en la inmensa mayoría de los partidos, nuestras victorias son por merecimientos propios y no por actuaciones extra-deportivas o deméritos del rival. El Real Madrid presionó muy bien, recuperaba muy rápidamente el balón y dominó de principio a fin el partido, así de simple.
     Lo más relevante del asunto es que casualidades de la vida, el Barcelona es "el que mejor juega, mejor presiona y siempre merece la victoria" pues con su excelente juego de toque y su sobresaliente presión roba inmediatamente el balón al contrario y lo apabulla, impidiendo gracias a sus virtudes que los rivales puedan desarrollar su juego. En ningún caso porque el rival baje su nivel. Pues señores, a escasas jornadas de finalizar la temporada de liga, es más, después de casi 110 años de historia, me parece poco probable que durante todo ese tiempo, casualidades nuevamente de la vida, siempre que juega el Madrid contra el rival "X", éste tenga su peor día. No obstante por mi que siga siendo así, gracias a la "mala suerte" de todos esos equipos durante todo ese tiempo hemos logrado ser el mejor club de la historia. 
   ¿El Real Madrid gana?, no, los otros pierden. Pues sinceramente, que siga la racha!.


   
    Postdata: Ah!, también fue mala suerte que el Barcelona de baloncesto tuviera su peor partido de la historia contra el Real Madrid en la final de la Copa de S.M. el Rey en su propia casa. Otro para la saca!.

1 mar. 2012

SIEMPRE SERÁ UN DIOS.

    
    Llevo toda la semana callado, esperando acontecimientos que han ido llegando poco a poco y sobre los cuales me podría extender durante varios post sin llegar a acabar nunca. Como por ejemplo las últimas graznadas de Vilarrubí, los "amables y simpáticos" comentarios de los jugadores del Barza en el parking del Vicente Calderón, el robo del Barcelona al Atlético,..., "la obsesiva obsesión" por cierto sector de la prensa de llevar a un jugador lesionado durante 7 meses a la eurocopa (un tal Villa) y la consiguiente injusticia que se hace a los verdaderos merecedores de tal honor, partiéndose la cara en cada partido jugado, mientras el otro, por muy involuntariamente que haya sido, reposa en su casa tranquilamente,.... no sé, varios asuntos más. Pero permítanme por un momento que me centre en lo realmente importante. Hoy he visto por tercera vez "Informe Robinson: EL SIETE MARAVILLA" y les aseguro que si no fuera por mi condición de hombre, les diría que por tercera vez me han brotado las lágrimas.
    Es verdad que faltan infinidad de detalles sobre su vida, sobre su excelso juego y sobretodo sobre su gran corazón, como por ejemplo el hecho que tras la salvajada que le hizo a Lothar Matthaus, tras la brutal entrada previa de éste, y tras acabar el encuentro le pidió perdón de manera inmediata e incluso quedó con él para hacerle un regalo (y no sólo el arrepentimiento que mostró delante de la cámara y que si figura en el reportaje); pero no deja de emocionarme.
   Tuve la suerte de ver al gran 7 en vivo, pero no les voy a engañar, en su última temporada madridista yo apenas tenía 12 años (justo un año antes empezaron mis inicios como asiduo en la grada joven del Estadio Santiago Bernabéu en la esquina derecha del fondo norte) y reconozco que ahora mismo no les podría describir ninguna jugada suya de la que me acuerde en vivo, como en cambio si podría hacerlo de miles de jugadas "más actuales" de otros jugadores. Lo que si le puedo decir es que todavía no sé porqué, pero es un jugador que con sólo nombrarlo mi corazón se estremece, quizás porque si bien mi cerebro consciente es incapaz de devolverme una sola jugada suya vivida in situ, en mi subconsciente hay infinidad de ellas.
    También me gustaría tener más certeza de lo que les voy a relatar, pero no puedo asegurarlo. A lo mejor es la emoción o lo que me gustaría que hubiera sido, pero creo que en mi primer recuerdo en el Bernabéu estaba él presente. Son imágenes tremendamente difusas e inconexas, imagino que sería sobre el año 86, y recuerdo a Santillana rematando de cabeza (como no) en el fondo norte, sobrevolando por encima de varios jugadores vestidos de un color predominantemente rojizo, e instantes después estar el cántabro abrazado por 3 ó 4 jugadores blancos, entre ellos uno un poco más bajo que D. Carlos Alonso y con un brazo en alto mirando a la grada que quedaba a mi derecha. ¿Si era Juanito?, no lo puedo jurar, pero algo en mi interior me hace pensar que sí.  
   El Real Madrid moderno no se puede comprender sin el eterno 7, de hecho el Real Madrid moderno era Juanito y muchos añoramos ese Real Madrid. Ojalá nunca le hubiera pasado lo que le pasó, pero quizás si se le hubiera preguntado antes en donde le hubiera gustado morir, hubiera contestado que en su Santiago Bernabéu viendo ganar a su Real Madrid. No fue exactamente así, fue regresando en coche a Mérida tras ver ganar a su amado equipo un fatídico 2 de abril de 1992. Mañana se cumplen exactamente 20 años de uno de los episodios más tristes de la historia del fútbol. Mañana se cumplen 20 años de un hecho en donde un mito del Bernabéu pasó a ser un dios. 
     Lo siento D. Juan Gómez, mientras el Bernabéu esté en pie, mientras tu Real Madrid exista, nunca descansarás y lo mejor de todo, sé que no quieres hacerlo. En todos los minutos 7 disputados en tu casa te pitarán los oídos (colaboraré en que lo hagan) y el resto de los 89 disfrutarás como siempre lo hiciste viendo a tus segundos hijos.
    Yo de momento voy a coger un par de clinex, me podré cómodo, me prepararé para estremecerme y volveré a verte por cuarta vez en apenas 2 días. Un abrazo Dios.