30 sept. 2012

VILLAR + LAPUERTA + GASPART + FREIXA...

... aún más descaro que lo visto en los últimos años.
    No tenía ya ayudas e influencia el Barcelona en la RFEF con el "señor" Lapuerta y el "señor" Gaspart, que el señor Villar también ha fichado al cuasi humano de Freixa. El resultado más evidente de esta "ecuánime" decisión fue el partido sufrido ayer por el Sevilla en donde el árbitro fue el verdadero protagonista.
   No sé si tuvo algo que ver que el Sevilla en su campo juega de blanco, pues el partido visto ayer me recordó a los disputados entre Real Madrid y Barza desde hace unos 6 ó 7 años hasta el pasado. Los jugadores del Barza pueden hacer lo que quieran y como quieran con total impunidad y más si el resultado va en su contra. La verdad es que esto es la tónica general en todos los encuentros que disputa el "honorable" equipo barcelonés, pero los árbitros suelen disimular algo más. Cuando su equipo se ve en apuros si les da completamente igual el descaro y hacen "todo cuanto está en su pito" para ayudar al equipo del presidente de la Federación, de sus manos derechas, izquierdas y pene (Lapuerta, Gaspart y Freixa) y por lo tanto también de Platini.
    Pongamos por un momento que el árbitro no vio la clara roja del hermano más alto de los hermanos Dalton (Busquets) tras brutal entrada a Cicinho. Supongamos que el árbitro vio una agresión donde no la hubo de Medel a Cesc y que no vio la provocación de éste último al primero. Pensemos que estando a medio metro y mirando la jugada, no pudo ver la mano (de Thiago) del segundo gol azulgrana y por no extenderme demasiado, deduzcamos que el árbitro actuó de buena fe en añadir 5 minutos al partido. En honor a la verdad reconozco que esto último si me pareció bien, pues el Sevilla es maestro en perder tiempo cuando las cosas le van medianamente bien y sinceramente, ante esos equipos yo añadiría 10 minutos o más. Lo curioso del caso es que contra el Real Madrid hicieron lo mismo... y el árbitro sólo concedió 2 minutos, lo que en este caso hubiera provocado que la jugada del tercer gol barcelonista no se hubiera podido realizar.
    Pero hasta aquí "lo excusable" de la actuación arbitral. Messi, como lleva haciendo desde que es el ojito derecho del mundo mundial, es quién coloca las barreras rivales, pita las faltas, toma las decisiones,... Como es habitual, los jugadores del barza pueden hacer cuantas entradas quieran, empujones y malas artes para quitar el balón al rival que nunca les pitarán falta. Los jugadores rivales ya pueden entrar como una bailarina de ballet, que si logran quitarle el balón a un azulgrana le pitarán falta. Hubo innumerables acciones de los azulgranas cometiendo falta (agarrones, entradas,...) no pitadas y jugadas calcadas de los sevillistas que si fueron pitadas. A eso no se le puede llamar ceguera, se le llama partidismo, imparcialidad, cobardía, villarato,... y es inexcusable. La diferencia de trato en acciones similares es lo que no se debe permitir, pues no tiene justificación alguna. 
   Sé que las acciones de Busquets, Thiago, Medel,... sólo las vio o no las vio (según a quién favorezcan) el árbitro, pero bueno, en esos momentos se le pudo meter una mota del polvo en los ojos que le impedía ver o tener un momento de clarividencia espiritual (Villar es un nuevo Dios). Nadie lo sabrá nunca..., por lo menos nadie ajeno a la RFEF.
   Lo he dicho y diré mil veces, la calidad de los jugadores del Barza y del Real Madrid provoca más jugadas de peligro en las áreas rivales y más acciones a priori, que provocan que a los rivales les cueste más quitar el balón y por lo tanto son más proclives a realizar faltas. Esto esto a su vez influye en un aumento considerable en las jugadas "conflictvas" y por lo tanto en los errores arbitrales, lo cual no quiere decir que todas las acciones de los rivales sean faltas, ni que todas sean penaltis ni nada parecido, ni mucho menos que todas las propias (de ambos equipos grandes) no los sean. El problema aparece cuando con cierto equipo que no voy a volver a nombrar, lo relatado en la última frase es ordenado como un axioma.
    Al señor Villar no le parecía suficiente con los dos ex-presidentes azulgranas a su lado, que ha fichado al descarado de Freixa. Los árbitros ya pueden actuar con el mismo descaro. No le den más vueltas, la liga española ya ha terminado... y siendo Villas la mano derecha de Platini, la europea también.
     

25 sept. 2012

¿QUIÉN NOS HA SABOTEADO A NOSOTROS?.

    No jugamos, ni de lejos, bien. Es más, si ganamos fue por cierta lucidez en momentos muy puntuales, muy espaciados en el tiempo pero sobretodo, muy escasos.
   No me gustó nada nuestro juego. Hizo lo que pudo el Rayo que se llevó un castigo excesivo y tampoco me gustó el árbitro. 
   Lo único decente para nuestros intereses fueron los 3 puntos y alguna jugada de mérito. Nada más. 
   Por parte del Rayo lo más destacado fue Rubén (su portero) y una doble ocasión que primero desbarató Casillas y luego Xabi Alonso. No obstante hay que reconocerle valentía al equipo rayista. En todo momento lo intentó, aunque rara vez lo consiguió.
   Mientras tanto los nuestros abusaron el demasía de los balones largos, aunque no tanto como en partidos anteriores. Algo es algo. También se notó una excesiva tendencia a atacar por la banda izquierda, dando cierta facilidad a la defensa vallecana, pues sabía que el 90 % de los ataques irían por esa banda..., si bien ni aún así pudieron pararlos.
    Y por esta zona del campo fue por donde llegó nuestro primer gol, gran contra que finalizó Benzema tras magistral pase de Dí María. Era nuestra tercera ocasión y el partido pintaba bien. Bueno, realmente no tan bien, pues el árbitro sacaba tarjetas incoherentes a diestro y siniestro. A Essien injustamente y a Arbeloa por una mano que como mucho es sólo falta. 
   Si el fútbol fuera sólo ocasiones, el resultado en la primera parte si podría haber sido un claro y justo 1-3. Pero hay más, mucho más tras un partido. El problema es que pocas cosas de esas se encontraron por el campo, especialmente en nuestras filas. Por momentos parecían dejarse dominar, para tener 5 minutos más o menos brillantes, para volver a deambular por el campo. Nada nuevo esta temporada y desde luego algo que a mí no me agrada. Es desconcertante. Lo bueno es que parece ser que también lo es para el rival. 
   Siendo justos diré que defensivamente mejoramos en relación al anterior partido liguero, pues como he dicho las filas rayistas lo intentaban, pero no acababan de conseguirlo en gran medida por el buen hacer defensivo madridistas. En el partido del año pasado crearon mucho más peligro y su derrota fue injusta. En este en cambio la victoria blanca fue merecida, aunque realmente poco hiciéramos de manera aceptable.
   La segunda parte fue un calco de la primera, quizás subimos unas décimas nuestro juego y por lo menos intentamos controlar un poco más el partido, otra cosa es que realmente lo consiguiéramos. Conforme más pasaban los minutos y más se cansaba el Rayo mejor empezamos a mover el balón y más ocasiones generamos. La velocidad con la que movíamos el balón fue mayor y ya si que hicimos estéril, la otrora casi improductiva presión rayista.
   Además, al equipo vallecano se le acababa el tiempo y no le quedó otra que subir las líneas, con lo que los huecos en su defensa aumentaron a la vez que el Madrid. Con mayores huecos, mejor desplazamiento de balón y mayor velocidad y precisión sólo hacía falta seguir la corriente para que llegara el resultado. Y éste apareció en forma de penalti. Un penalti que por mucho que venga en el reglamento yo no hubiera pitado. Si es verdad que levantó la mano mientras se desplazaba por el suelo desviando la trayectoria del esférico, pero señores, es extremadamente complicado lanzarse al suelo con ambas manos pegadas al cuerpo. Penalti por reglamento..., de un reglamento que debiera revisarse. De todas formas reconozco que ante la duda de si tenía intención real de tocarla con la mano o no, lo normal es pensar que sí y más teniendo en cuenta la picardía reinante en este mundillo. Complicada tarea ésta.
    Lo que ya no es tan complicado e incluso asusta fue el gol que nos anularon por falta previa. Existe y se debe aplicar la ley de la ventaja, una ventaja en este caso tan clara que deja sin excusa alguna al árbitro y sin explicación posible que el gol fuera anulado. También "nos quitaron" otro de Özil, si bien no estoy tan seguro que estuviera en línea con el defensa, pero en este hay más dudas y el error arbitral, caso de existir, mucho más comprensible.
    Creo que de todas formas debíamos de estar contentos, pues contra todo pronóstico, no encajamos un sólo gol y eso que ellos disfrutaron de alguna jugada a balón parado. Todo un logro de los nuestros.
    Y poco más que decir, 0-2 contra un rival con el que el año pasado lo pasamos realmente mal. 3 importantes puntos y los jugadores y el entrenador buscando un fusible que desde que acabó la temporada pasada alguien nos ha robado. Que vuelva la verdadera luz blanca pronto!.
    

19 sept. 2012

LA JUSTICIA NO SIEMPRE ES CIEGA.

    En muchas ocasiones he tendido a utilizar grandes hazañas épicas, históricas, frases hechas o títulos de grandes libros para titular los posts de turno, cuando no intentar hacer comprender a la gente algún determinado hecho.
   Lo curiosos de el caso que hoy nos ocupa es que ha sido el primer partido de fútbol en que minuto a minuto, hoja por hoja, no pude quitarme ni por un momento la idea de que realmente estaba leyendo la célebre obra del gran Frank Kafka, "La Metamorfosis".
   Todo empezó mientras iba leyendo otro libro (que por épica también podría haber figurado en el título de "la columna" de hoy) en el metro camino del Santiago Bernabéu. A través del facebook y los comentarios de un amigo me enteré de la alineación presentada por el señor Mouriño y lo primero que se me vino a la cabeza fue a once cucarachas (o escarabajos o quién sabe) vestidas de blanco siendo apartadas, arrolladas y finalmente derrotadas por una familia vestida de azul claro. Pensé que si la transformación del Real Madrid del año pasado a este era muy mala, en el partido de hoy nos convertiríamos en un miserable insecto.
    Cuando salieron los jugadores para disputar el encuentro (llegué con apenas 10 minutos de antelación y no vi el calentamiento), mis temores se confirmaron. No fue una malévola broma, era cierto, mi odiado tribote salía de inicio con Xabi, Khedira y un cuasi desconocido de blanco Essien. ¿Quién haría el último pase?, ¿quién movería al equipo en las inmediaciones del área?, ¿por qué dejábamos que en nuestro campo y siendo quienes somos nos dominara el rival?. Maldito Mou!!!!. El Real Madrid se dejará morir de inanición por la carencia de hambre de victoria.
    Para colmo de males, apenas faltaban 3 minutos para empezar y el campo presentaba más asientos vacíos que "llenos". Pasado ese tiempo apenas había un sólo asiento vacío. Vaya cambio. 
    Sólo habían pasado un par de minutos desde el pitido inicial cuando lo que mis perplejos ojos veían no se parecía en nada a lo que mi perverso cerebro había ideado. Lo visto era una auténtica transfiguración del Real Madrid de la liga para mejor, para infinitamente mejor. Ahogábamos al todopoderoso Manchester City, no salía de su campo y nosotros les avasallábamos con cuantas armas teníamos a mano, aunque finalmente casi todos los intentos de herir a la bestia eran realizados con tiros a media distancia. Ahora bien, no tiros a lo loco, no, ni mucho menos. Eran tiros tras abrir huecos dentro de lo posible tras "marear" a una ordenadísima e increíblemente poblada defensa visitante. Marramos numerosas ocasiones mientras que los ingleses sólo podían lanzar balonazos para despejar las razias blancas. No, perdonen ustedes, no eran razias, era una verdadera invasión. El campo rival era sólo una pequeña parte del imperio blanco. Así transcurrió toda la primera parte, con un sólo equipo jugando y otro haciendo de frontón. 
    Es verdad, para que negarlo, faltaba clarísimamente alguien capaz de hacer el último pase, ese que dejara libre de marcaje y prácticamente sólo ante el portero al delantero de turno. Ese jugador que no sólo dejara mareada a la defensa (como estaban haciendo los nuestros), sino que diera la puntilla tumbándola definitivamente. Pero aún así el Real Madrid debió de haberse ido al descanso con un 2 ó 3-0.
   Y así acabó el primer acto, con un Madrid arrollador y un Manchester City arrollado.  No obstante se notó un bajón físico en nuestros jugadores sobre el minuto 35, pero la superioridad había sido tal que la inercia no desapareció.
   Durante el descanso y como es habitual en los partidos de champions, se mostraron minúsculos resúmenes del resto de encuentros que se estaban disputando y cuando se mostró el marcador del Málaga-Zenit (2-0 en ese momento) un "bien" intentó salir por mi boca acompañado de un par de aplausos. El motivo que "el bien" no saliera completo no fue otro que el hecho de que me picara la garganta. ¿Picará? ¿y por qué?. La respuesta fue tan sencilla como sorprendente, apenas habíamos parado de animar durante la primera parte. Ese 95% de negras, muertas y lamentables cucarachas que normalmente pueblan nuestro estadio mutaron en incondicionales aficionados. No eran/mos como los innombrables, pero empujados por éstos tuvimos muchísimos grandes momentos. El ambiente era mágico, por momentos como en los maravillosos 80 y 90 y nuestro casi extinto "miedo escénico" y mi últimamente aburguesada voz lo notó. ¡Quién me lo iba a decir, me estoy haciendo viejo!.  
    Apenas un par de minutos después del último de los resúmenes salieron nuestros jugadores, seguidos escasos instantes después de los de el equipo inglés. Ni un sólo cambio a la vista, aparte del efectuado en la primera parte por lesión de Nasri en las filas enemigas. A la vez y en la banda salió a calentar Özil. Aquí estaba el jugador que tumbaría a la mareada defensa.
    La segunda parte se inició como la primera, un City que no sabía que hacer ante el poderío madridista y unos blancos que buscaban el gol de todas las maneras posibles, pero que no lo encontraban. Iker Casillas, al igual que hiciera en los primeros 45 minutos se dedicó a reflexionar sobre la vida, preguntarse quiénes somos y de dónde venimos, ver el partido o no sé qué. Haría de todo menos intervenir.
   Todos los aficionados veíamos que los nuestros merecían mucho mejor premio, todos nosotros seguimos animando y todos nosotros notábamos que esa noche si teníamos delante al Real Madrid, el de siempre. Ese que tanto eché de menos en Sevilla y anteriores ocasiones. 
   Nada hacía presagiar lo que a continuación iba a pasar, pero en una noche de cambios era hasta lógico. Creo que nadie dudaba que este partido no era igual que el resto y quizás por eso ocurrió lo que siempre ocurre, en el primer tiro a puerta de los rivales, en una jugada llevada a trompicones allá por el minuto 70, el Machester City metió gol. 0-1, injustísimo, pero 0-1.
    Pero realmente era un partido diferente. Los primeros en reaccionar los aficionados, que al unísono animamos aún con más fuerza a los nuestros. Nuestro equipo se lo merecía, el partido se lo merecía, la búsqueda de la justicia lo merecía. El Real Madrid adelantó líneas y ya con casi todos los creadores en el campo tocó arrebato. Las ocasiones aumentaron, algo grande se estaba gestando. Pero claro está, nos enfrentábamos al City y con todo nuestro equipo atacando, los de el equipo anglosajón también tuvieron alguna que otra gran ocasión. Marcelo empató el encuentro con un gran gol. La alegría era total y el convencimiento de que iba a ser una gran noche aumentó aún más.Cuando más convencidos estábamos llegó una falta estúpida que como no, siendo una jugada a balón parado contra los nuestros acabó en gol y 1-2. Fue un gran varapalo que duró exactamente lo que tardamos en inhalar una nueva bocanada de aire para gritar como si la vida nos fuera en ello cánticos y ánimos a nuestro equipo. El ambiente lo pedía y no nos hicimos de rogar.
    Con prácticamente todo el estadio en pie y cantando Benzema recogió un centro y a la media vuelta tiró pegadito al palo derecho provocando el delirio en las gradas. Nada pudo hacer el portero que previamente había salvado a su equipo en grandes actuaciones. Empate a 2 y como mencioné antes, en un ambiente que resumía a la perfección la frase del mítico Juanito, aunque recortando el tiempo: "6 minuti en el Bernabéu son molto longos".
    Y dicho y hecho, con el Madrid enrabietado, con la afición encolerizada y los ingleses acongojados, en el minuto 90 CR (bien en ataque, paradísimo en defensa) metió el gol que definitivamente daba la vuelta al marcador y que hizo estallar en su máxima expresión a los 80.000 aficionados que estábamos en el campo y los millones que estarían en sus casas. 
    Lo siento, pero no puedo explicar con palabras lo que en ese momento viví y aunque pudiera, no lo haría, pues mancillaría con ellas tan sublime momento. Sólo diré que grité como un poseso, que levanté mis brazos al aire y miré al cielo de Madrid enmarcado por el techo de tan santo lugar dando gracias a un Dios del que sólo me acuerdo en los buenos y malos momentos. Durante esos breves segundos que tengo grabados en mi mente milésima de segundo a milésima de segundo, me dí cuenta que la vista perdía nitidez a la vez que brotaban lágrimas en mis ojos mientras que mi voz se iba ahogando conforme perdía un aire que sólo expulsaba y que no sé por qué motivo, no me daba tiempo a inspirar. Casí ahogado, llorando y plenamente feliz me acordé que tenía que hacer algunas fotos para el blog. Lo hice por instinto, sin "apuntar" ni nada parecido, al bulto. Me daba igual. Siento mi egoísmo en ese momento, estaba extasiado y sólo existía el Bernabéu, que en ese momento era lo mismo que decir que sólo existía yo, o que yo era la misma persona que cualquiera de las 79.999 restantes que había en ese recinto.
    El colegiado concedió 3 minutos de descuento que fueron pura fiesta. Sonó el pitido final y pasados un par de minutos ahí seguíamos todos como si acabara de empezar, gritando, cantando, animando... y llorando.
    Fue un partido de mil transmutaciones, de millones de sensaciones, de 2 injusticias, pero sobretodo de gran armonía entre el aficionado y el equipo. Una noche imborrable y que de haber sido en un partido de semifinales, habría entrado con letras de oro en las grandes remontadas históricas de nuestro club. 
   Menos mal que no fue Kafka el encargado de escribir el final. Un final que demuestra que la justicia no siempre es ciega.

  Postdata: Volviendo con el coche y escuchando la radio me dio verdadera pena oir a los periodistas del medio que suelo escuchar..., todavía no sé por qué. Venían a decir que el partido se le escapó al Manchester y es que ganando a 5 minutos del final no podían perderlo. Nada se habló de la injusto que eso hubiera sido, ni de que lo realmente extraño era que ellos fueran ganando a esas alturas... y a todas del partido. Imagino que sería por la puntilla soltada por Mou en la rueda de prensa contra ellos. Esa misma puntilla que también fue dirigida a mí por lo que pensé y que asumo y comprendo, pues si soy capaz de "acordarme de la familia de Mou" cuando hace algo que no me gusta, él tiene todo su derecho a hacer lo propio con la mía cuando es él el que acierta. Ah!, y el "asunto Sergio Ramos". Panda de patanes!.  Hala Madrid!.
    

16 sept. 2012

MEJOR CON LA SEGUNDA EQUIPACIÓN.

   Indolente, inoperante, impotente, incapaz e inverosímil. Son sólo algunos de los adjetivos que se me pasan por la cabeza para definir el enésimo bodrio jugado por nuestro amado equipo, esta vez en Sevilla.
    Los males mostrados, los de siempre. Las virtudes plasmadas..., ninguna. Si es verdad que lo intentaron, pero lo hicieron como si mi hijo de 3 años recién cumplidos tuviera que hacer los cálculos del viaje de la nave que fuera a aterrizar en Neptuno, sin tener ni puñetera idea.
   Esta situación empieza a ser preocupante y por lo menos en mí, junto al resto de madridistas (creo), nos da una profunda tristeza. Pero una tristeza de las de verdad, no del tipo de otras expuestas a la prensa y que lo único que logran es enturbiar el ambiente y generar animadversión hacia un excelente jugador que no tiene precisamente ganado el corazón de todos los aficionados del Bernabéu... con razón.
   Me gustaría decir que no me esperaba algo así, pero la verdad es que si. Lo llevo diciendo en este mismo blog desde los partidos de pretemporada, el Real Madrid no jugaba a nada y dábamos pena. Y aunque tenía la esperanza que conforme pasarían los partidos iríamos mejorando... la realidad es bien distinta.
   Hasta la fecha sólo hemos hecho un buen partido, contra el Barcelona y no precisamente durante los 90 minutos. También se salva el disputado contra el Valencia, en el que no lo hicimos excesivamente bien, ni mucho menos, pero en el que la victoria se nos escapó por pura injusticia, pues dimos un baño a los chés. Del resto de encuentros no se puede decir nada positivo.
    En cambio ayer si hubo una cosa positiva, el gol fue en el minuto 2, pero sorprendéntemente no fue en la primera ocasión del Sevilla, sino en la segunda!. Realmente memorable y una gran mejora. Cual poco necesita el aficionado del Real Madrid de este año para ser feliz. ¿Qué cómo fue el gol?, pues a balón parado, como no. La duda ofende. 
   Pero si hay algo que realmente me enerva es la calidad del juego desplegado por nuestros rivales. Simple y llanamente paupérrimo. ¿El Sevilla qué ofreció?. Nada, absolutamente nada. Jugó como nos tiene acostumbrado en los últimos años. Marrullerías, juego sucio (sin excesiva violencia en relación a años anteriores, eso hay que reconocerlo), saques de banda de 1 minuto de duración, córners de 1´5, faltas de 2 ó 3, recogepelotas que pierden los balones cuando tienen el marcador a favor y 3 ó 4 acciones de mérito. Punto. Y esto hace aún más dolorosa la derrota.
    Esto no es óbice para reconocer que si yo fuera el árbitro, hubiera expulsado a Higuaín y Dí María. Sus reacciones fueron a todas luces lamentables. Sí, los sevillistas eran unos cerdos, ¿pero qué tiene eso de nuevo?. Durante los últimos años..., ¿cuándo no lo han sido?. Continuos agarrones, "pataditas", empujones, golpes bajos,... nada nuevo bajo el sol. Los blancos han de saber que no son el Barcelona y que no les basta un soplo de aire que pase junto a ellos para pitarles falta (y eso que ayer les quitaron un claro penalti contra un Getafe que se pareció al que se enfrentó a nosotros en que...¿en ambos partidos salieron a jugar con botas de tacos?). Son el Real Madrid y por lo tanto o matan a alguno de los nuestros o la jugada ha de ser tan clara que deslumbrara a un ciego para que nos la piten.
   Y he aquí el quid de la cuestión. Si salvo el Barcelona, el resto de nuestros rivales han sido realmente deplorables, lamentables y mediocridad en estado puro... ¿cómo aún así hemos sido peores?. Imposible entenderlo.
   Sólo en el partido del valencia si hubo cierta sensación de que seríamos capaces de hacer algo, de ganar. Si hay algo que ha caracterizado al Real Madrid es que siempre han irradiado esa sensación de que en cualquier momento iban a arreglar el desaguisado. Que ya podrían ir perdiendo en el minuto 90 por 4-0, pero que todavía faltaban "todos los minutos de descuento". Pero esa sensación ha desparecido completamente. Ayer el Sevilla nos marcó gol en el minuto 2 y fue palpable que el partido ya se había acabado para nosotros. No había nada que hacer. A nuestro actual equipo se le puede definir de cualquier manera, salvo por su esencia, han dejado de ser el Real Madrid.
    ¿Culpables?. Pues culparé al señor Mouriño. ¿Cómo es posible que teniendo los jugadores que tenemos sólo buscáramos el patadón y que sea lo que Dios quiera?. Esto fue lo único que ofreció ese equipo al que antes llamaban Real Madrid. Además y casi más grave, el 95 % de los goles que hemos recibido han sido a balón parado. No hay excusas para esto, o no se preparan estas jugadas como debiera ser, o los jugadores se duermen en las mismas. En ambos casos la culpa es de el entrenador.
   Hay otra cosa que apunta al míster. ¿En qué se parecen los Özil, Khedira, Modric, Higuain, Dí María y compañía de sus selecciones a los que juegan en nuestro equipo?. En nada, absolutamente en nada. En sus equipos nacionales lo suelen bordar, en el Real Madrid de esta temporada no suelen ni aparecer.
    Por lo demás..., ¿qué más contar?. Higuain en su línea, el sólo se crea (con desmarques, presión, visión de juego, lucha,...) 40 ocasiones para fallar 45. CR7 está empezando a ganar enteros para que se le retire un 7, que siendo justos en relación con sus antecesores, nunca debió llevar. Özil un tanto perdido, no sé si más por él mismo o por el juego de sus compañeros. Dí María excesivamente individualista, Benzema.... la verdad es que casi nadie se salva. Sólo Modric, que salió en el segundo tiempo, intentó hacer cosas que los muertos vivientes que le rodeaban no supieron ni interpretar ni acompañar.  
   Aún así tuvimos ocasiones para ganar o como mal menor, empatar. Pero perdimos. Perdimos contra un equipo que es un insulto al deporte, pero ante el que no se puede poner excusa alguna sobre su victoria.

   También se realizaron varios penaltis sin pitar a nuestro favor, pero sinceramente, en jugadas muy confusas y de muy difícil apreciación. Nada que reprochar en este caso al arbitraje..., salvo que con otros si las ven de vez en cuando.
    Para colmo de males el Castilla perdió contra el Sabadell por un triste 2-3 tras una buena primera parte y una mala segunda. Así es el fútbol. 
    Y ya para finalizar hacer mención al estreno de la tercera equipación que portaron nuestros jugadores de un a mi juicio, precioso color verde. Verde esperanza de una afición que la está perdiendo. Para ver lo que últimamente vemos, mejor llevar la segunda equipación de un azul marino "cuasi" negro, casi tan negro como el futuro que de momento nos espera.
   De todas formas y como siempre... Hala Madrid!. 
    

10 sept. 2012

SÍRVASE DE EJEMPLO.

   Hace escasas horas he tenido un intercambio de pareceres con un amigo aficionado al F.C. Barcelona en donde la conclusión final es que tanto el Real Madrid como los catalanes sólo buscan lo mejor para sus clubs. Esto que a priori es una coincidencia, realmente es la mayor de las diferencias entre ambos.
   El motivo es muy simple, para ellos todo vale, para los blancos hay algo llamado honor. Es cierto, muy cierto, que si los catalanes son superiores en algo a los madridistas es en saber utilizar y manipular a los medios para engañar a la plebe, cosa de la que son auténticos maestros. Todo esto muy acorde con la Comunidad Autónoma en donde viven. Es sorprendente que siendo el club más rastero, falso, pelota e hipócrita de la historia del deporte, su imagen es muy limpia e incluso presumen de ella y la venden a los 4 vientos. No hace falta profundizar mucho para darse cuenta de sus falacias, pero aquí radica el problema, nuestra sociedad está tan mancillada, es tan decrépita y tan ignorante que a nadie le interesa profundizar, entre otras cosas porque para ello hay que racionalizar los datos que se poseen (más los que ocultan en este caso) y eso es algo que poco a poco están consiguiendo que se deje de hacer. Si la masa es tonta y el ser inteligente..., imagínense que podrían hacer los poderes si el ser es directamente imbécil. Esto es algo que lo saben muy bien en las altas esferas catalanas y por ende, en las de el F.C. Barcelona.
    Existen infinidad de situaciones que demuestran lo expuesto, pero como no quiero extenderme en demasía he seleccionado una que pudiera resumir en gran medida el rastrero comportamiento del club azulgrana. Es verdad que sus repugnantes acciones abarcan todos los ámbitos del deporte y ahora mismo no puedo encontrar un ejemplo que por sí sólo recoja sus decrépitas influencias en ambitos como la UEFA-RFEF y por lo tanto arbitrajes y horarios beneficiosos, sus puñaladas a rivales, su guerra sucia en los fichajes especialmente para sabotear los blancos, su verdadera política respecto a los contrincantes, su verdadera situación económica,... 
    No obstante espero que el siguiente les sirva como ejemplo que resume la forma de actuar de los unos y los otros. La injusta, aunque excelentemente trabajada buena imagen que tienen los de la Ciudad Condal en relación a los de "la central lechera". En el post anterior ya os hablé de soslayo del ejemplo que ahora expondré, espero que ahora lo entiendan mejor.
    Como ya he dicho hay innumerables actuaciones que demuestran las deplorables maniobras de los catalanes, pero he seleccionado sólo una, un "mísero" fichaje, en donde se aprecia el "seny" barcelonista. Como contrapartida pongo el ejemplo de un fichaje blanco del cual no sólo se escribieron ríos de tinta, sino que desde Cataluñia fue vendida como poco menos que un delito contra el pueblo catalán y poco faltó para que se cambiara la legislación en esas tierras y se tolerase, como en su momento hicieran con el gran D. Pedro Muñoz Seca, que sin juicio ni razón alguna, se fusilara a un jugador en Montjüic. Esta es la eterna lucha entre el bien y el mal, entre el Real Madrid y el Barcelona, entre el señorío y el seny, en resumen, entre el honor y la bazofia. 
    Empezaré por el "seny". El gran fichaje de Rivaldo por el club azulgrana. Indudablemente fue grande, pues el jugador lo era. Pero sólo hasta aquí es comprensible su acción desde un punto de vista ético, pues los modos y sobretodo el tempo, fue a todas luces deplorable. No me cabe ninguna duda que todo se hizo con premeditación y alevosía, como siempre acostumbran, como siempre hacen. 
    Rivaldo era grande, muy grande. Un excelente jugador. Y el Deportivo en aquellos años era uno de los mayúsculos rivales, de hecho era el único capaz de hacer sombra a Real Madrid y Barcelona. Era un gran equipo, peligroso, durísimo y muy capaz de destronar en cualquier competición a los dos históricos. Para aquellos que no lo sepan, decirles que la máxima estrella de ese gran equipo gallego era Rivaldo.
    Todo ocurrió en el año 1997, cuando en el último día de mercado y pagando su cláusula, el Barcelona arrebató a uno de sus rivales a su jugador franquicia. Con esta jugada maestra logró dos importantes metas, la primera y comprensible, conseguir un excelente jugador. La segunda y deplorable, dejar en cueros y sin tiempo de reacción a uno de sus principales rivales. Como se habrán dado cuenta la malicia no está en el fichaje, sino en la forma y tiempo en que se hizo. En un sólo día y con la plantilla ya terminada... ¿a quién podría fichar el Depor para sustituirle?. La respuesta es obvia. A nadie. 
   Ya está, misión cumplida, un "honrado" dos por uno. Obtengo un gran jugador y me desprendo de un gran rival. Y todo con el mismo y ponzoñoso cuchillo usado por la espalda.
    En el otro lado está el fichaje de Luís Figo por el Real Madrid (por cierto, su fichaje por el Barcelona también fue tras una "limpia" jugada maestra, pero es otro tema).
    Corría el año 2000 cuando el por entonces candidato a la presidencia del Real Madrid D. Florentino Pérez hizo un precontrato con Figo en el que en caso de ganar la elecciones iría al club de Chamartín. Desde prácticamente el principio de la elecciones D. Florentino lo dijo, siendo al principio tomado a cachondeo, especialmente por la prensa catalana, para acabar llamándolo ladrón y otras lindezas por esos mismos medios. D. Florentino no ocultó nada salvo cuando "el señor" Gaspart, una vez ganó D. Florentino, le pidió que no anunciara nada para que él fuera buscando jugadores que lo sustituyan... e ir preparando a la opinión pública, entre otras cosas con diversas mentiras, vamos, como acostumbran.
    D. Florentino le concedió esa gracia aún a riesgo de que su afición se le echara encima por no anunciar el fichaje prometido. No pasó nada. El señor Pérez, caballero del honor, aguantó lo que pudo para ayudar a su contrincante y finalmente anunció el fichaje de Figo, el primer "galáctico". Con el portugués en nuestras filas se consiguieron grandes logros, Ligas, Copa de Europa, Supercopas,... mientras en Barcelona se le declaraba la guerra (muy promovido por el propio club y sus fanzines) y era tratado como un asesino. Por cierto, Figo no tuvo un sólo comentario en contra del Barcelona y su comportamiento distó mucho del de otros que también se vendieron (eso hay que reconocerlo) al eterno rival aunque en sentido contrario, como el minero rastrero de Luís Enrique, por poner un sólo ejemplo. 
    Consecuencias: el Real Madrid se llevó a un gran jugador, pagó un pastón al F.C. Barcelona. Le concedió tiempo a éste para que fichara a Petit y Overmans (creo) y encima hizo un favor a su presidente al dejarle preparar la mala noticia e intentar compensarla.
    Lo dicho, seny contra caballerosidad. F.C. Barcelona contra Real Madrid.
    Lo más increíble y como este mil ejemplos más, es que la prensa manipuladora de Barcelona, sin duda grandes estudiosos de Goebbles, han conseguido difamando que nadie recuerde o hable del fichaje de Rivaldo, mientras no hay nadie que no recuerde "la traicción" de Figo. Todos piensan que los azulgranas fueron víctimas y que el Real Madrid abusó de su poder. Y como si fueran un hipopótamo marcando su territorio, con su minúscula cola, han conseguido esparcir esa mierda por toda España y Europa, vamos, como siempre. Y para sorpresa de todos los racionales que aún quedan en el mundo, a día de hoy no sólo no ha cambiado nada, sino que ha ido en aumento. El hipopótamo catalán sigue marcando el terreno, cada día con más fuerza, cada día con más excreción.
     Sírvase lo relatado como ejemplo.                                                                         
    

8 sept. 2012

A PROPÓSITO DE C F.

    Mucho se está hablando, los buitres acuden a la carroña de manera sorprendente, de "la tristeza" de CR y de las manifestaciones del padre de Falcao y esto es algo que no deja de sacarme de quicio. Esto es fútbol, no prensa del corazón, por mucho que existan "periódicos" como Sport y Mundo Deportivo. No caigáis en sus mismas bajezas.
    Para aquellos que lleváis siguiendo este blog desde hace tiempo ya sabréis que CR7 no es precisamente santo de mi devoción (siempre le llamé CR), no porque no sea un enorme futbolista, sino porque no es merecedor de llevar el número sagrado blanco, el 7. No obstante la temporada pasada "se lo concedí" porque mejoró en muchas de sus actitudes, pero no es menos cierto que en la mayoría de los aspectos no les llega ni a la suela de los zapatos a míticos como Butragueño, Raúl y como no, Juan Gómez Juanito.
   Igualmente no deja de ser gracioso que alguien como él diga "que está triste", pero seamos objetivos, por mucho que gane, por mucho que juegue, por mucho que sea envidiado, no deja de ser un ser humano, con sus virtudes y sus defectos. CR7 es extremadamente competitivo y ha visto como en los últimos años "su rival" futbolístico ha tenido todo el apoyo total de su club, mientras que el suyo simplemente ha cumplido con lo mínimo que debía hacer. Es consciente que las patas de tarátula del club catalán abren y ocupan cuantas altas instancias hay tanto en UEFA como en la RFEF. Sabe que el Real Madrid pasa de pelotear, ocupar e influenciar sobre nadie y por lo tanto sabe de las pocas posibilidades que tiene de ganar esos premios que tanto valora la gente y que tan llenos de excrementos están. Como ganador que es, también quiere esa mierda.
   Pero al mismo tiempo también debería darse cuenta que la imagen que da no es precisamente propicia para que le otorguen todos esos premios que tanto ansía. 
   Su reacción tras el encuentro contra el Granada no sólo fue inoportuna, irracional e inadecuada, sino que le dio una imagen de niño mal criado. Otra cosa es que lo sea. Lo siento por él, pero no hay nada más grande que el Real Madrid y si lo que quiere son premios y que le peloteen..., que se vaya a otro club. Puede doler mucho que el dopado mande en el barcelona, elija con quien juega, a quién fichan, menosprecie a un joven canterano por no hacer loq ue él dice,... pero pasa allí, el Real Madrid es distinto. Aquí nadie es más grande que nadie.
   Imagino que también es consciente de la inmunidad del argentino prepotente, pues éste ya puede agredir a un aficionado en el campo, que ha un rival. Ya puede hacer entradas brutales, que fingir agresiones o entradas, ya puede insultar que hacer lo que fuera, siempre lo venderán como un chico ideal y que nunca hace nada y todo lo que salga a la luz..., rápidamente se tapa.
    Entiendo que eso le duela a CR7. También puedo entender que se sienta un poco "desplazado" por no haberle renovado cuando a un alto porcentaje de la plantilla si lo han hecho, pero sus circunstancias, especialmente en cuanto a tiempo para finalización del contrato se refiere, es muy distinta.   
    Sea como sea y por muy humano que sea el portugués, su último capítulo es imperdonable y está fuera de lugar, se busquen las escusas que se busquen. Es más, desde el domingo pasado llevo tiempo esperando una disculpa de Cristiano... y todavía no nos la ha dado. Me temo que en el próximo partido en el Bernabéu la afición le hará saber su opinión. Yo no lo haré, pues como ya he dicho, mientras sea nuestro jugador y el balón esté en juego CR7 es sagrado, pero tampoco podré no darle la razón a aquellos que se quejen de él. Se lo habrá ganado. 
   Si no estás a gusto lárgate. Ojalá no lo hagas nunca, pero si tanto te entristece llevar la camiseta más gloriosa de la historia del fútbol, muchas gracias por los servicios prestados y adiós.
  Pero cuando no acababa todavía de morirse la presa de CR7, otro animal "moribundo" salía por la sabana futbolística, el padre de Falcao. Éste ha manifestado que el deseo de su hijo es jugar en el Real Madrid, que de pequeño era su sueño. No dudo eso, de hecho estoy convencido, pero sus palabras también han venido a destiempo y en el peor momento. Primero porque está en el Atlético, después porque terminó el plazo de fichajes y después porque ambas situaciones puede provocar gran daño al jugador. Además, yo particularmente, con el actual sistema, no veo a Falcao jugando en el Real Madrid. Pero para que queremos más, algunos buitres desean que CR7 se vaya, otros que Falcao llegue... y ambos la lían a la vez. Telenovela al canto.
    Ahora bien, profundizando un poco, analizando los últimos años y considerando por un momento que el Real Madrid desee realmente al colombiano, algo falla en nuestro club y ha de arreglarse a toda velocidad. Y eso que no voy a mencionar a la cantera, pues entonces mi enfado sería supremo.
    Si el Real Madrid tiene tan buen organigrama, tan buenos ojeadores y tantos trabajadores por el mundo trabajando para ellos..., ¿por qué demonios tenemos que gastarnos el dineral que nos gastamos en fichajes? (repito, me olvido voluntariamente de la cantera).
    No es de recibo que perdiéramos a Iniesta (de niño madridista a muerte) cuando estaba fichado siendo un chaval por un problema de mujeres de mal vivir en las proximidades de la zona residencial de los chavales. Es increíble que dejaran irse a Neymar cuando estaba en las categorías inferiores del Real Madrid (lo trajo el anterior presidente) porque a la hora de hacer el relevo en la presidencia "no prestaron atención" a lo que realmente importa, finalizando su contrato-prueba... y el resto ya lo sabemos. Es increíble que no se fichara a Kaká cuando estaba a punto de explotar futbolísticamente hablando, porque su nombre era poco comercial. Lamentable que estado fichado Ronadinho, la prioridad fuera traer a Beckham ese año por cuestión de imagen (Ronaldinho llegaría al siguiente, pero él no quería seguir esperando y se fue a nuestro rival),... Decenas de casos más se podrían contar aunque creo que no es necesario. Pero el colmo del cachondeo es que después se intente o se logre fichar a esos mismos jugadores por cantidades ingentes de dinero... cuando sus carreras están en declive. Una de 2, o fallan los ojeadores, o falla la directiva. O peor aún, fallan ambos. 
    Como finalmente llegue Falcao al Real Madrid me preguntaré por enésima vez: ¿dónde están los ojeadores del Real Madrid que dejan que cualquier equipo se lleve a las futuras estrellas por las que luego tendrán que pagar cantidades récord en apenas 1 ó 2 años?, ¿tenemos ojeadores?, ¿hacen caso a los ojeadores?,... ¿Qué leches pasa en el Real Madrid?... y sobretodo, con la cantera que tenemos..., ¿para qué queremos ojeadores?. Ah!, sí, esta respuesta la sé. Porque la cantera está denostada, aunque todo el mundo futbolístico se aproveche de ella.
   Pero bueno, esta es otra historia, el actual post era a propósito de Cristiano y Falcao.
     

5 sept. 2012

PERDONEN, ¿SON USTEDES IMBÉCILES?. NO, DIRECTIVOS DEL BARSA.

 
    No pueden dejar de sorprenderme aunque cada vez que mueven una sola ficha, siempre acaben haciéndolo. Quizás el motivo sea que todavía albergo la esperanza de que algún día la cordura e inteligencia llegue a sus atrofiados cerebros. Pero no, que esto pasara sería pura ciencia ficción.
   Esos directivos que llevan vendiendo desde la democracia que se enfrentaron con todas sus fuerzas al régimen de Franco, no dicen que su club existe gracias al dictador.
   Esos directivos que hablan de "seny" y no hacen más que aprovechar sus contactos en RFEF y UEFA para conseguir favores que les han proporcionado grandes torneos.
   Esos directivos que se quejan de Pepe y todo el día piden sanciones cuando tienen en sus filas a Alves, Piqué, Busquets,...
   Esos directivos que sólo salen cuando hay carroña que comer de su rival, cuando ellos tapan sus vergüenzas con falacias y mentiras (CR7-Cesc (por ejemplo)).
   Esos directivos que hablan de malas artes de los blancos por no conceder sus deseos, cuando tienen a artistas y cuentistas prodigiosos en su once de gala de los últimos años.
   Esos directivos que echaron cuanta mierda pudieron encima de Figo por irse de la manera que se fue al Madrid, cuando ficharon como ficharon a Rivaldo.
   Esos directivos que disfrutaron tanto con las historias que ellos mismos y sus medios inventaban sobre Beckham y ahora tienen a Shakira dentro de su vestuario.
   Esos directivos que llaman a los madridistas segundones cuando ellos, a pesar de haber ganado (bueno, de haberles regalado) tres grandes competiciones en un mismo año, son capaces de decir que lo mejor del año fue la victoria contra el Madrid.
   Esos directivos que hablan de ayudas arbitrales a los blancos, cuando nunca jamás en la historia del fútbol han existido tantos arbitrajes "extraños y tan parciales" a su favor.
   Esos directivos que constantemente arremeten contra Mouriño por "sus malos modos", pero idolatran a "Stoicof" y le tienen en su organigrama. No menciono la hipocresía de su hijo pródigo (Guardiola).
    Esos directivos que hablan de la central lechera española, cuando ellos tienen comprados y adoctrinados a sus "medios de información".
    Esos directivos que hablan de un Real Madrid politizado y que en los grandes partidos toleran y promueven la bazofia estelada y carteles con su patético e ignorante "Catalonia is not Spain".
    Esos directivos de los cuales podría seguir hablando eternamente de su "lindezas". Esas víctimas, junto a sus parásitos políticos independentistas de esas maravillosas tierras, de una sociedad "injusta" en la que más de 6000 millones de personas están equivocadas y sólo ellos tienen razón. En donde la mentira es su credo y la verdad el arma de sus enemigos. Esos personajes han sido capaces de, aprovechando el premio Príncipe de Asturias concedido a Xavi y Casillas, poner en su página web una foto del primero, metiéndole un gol al segundo. Muy Barza. Menos mal que parece que la gente se va dando cuenta de la mierda catalana y "su buen hacer", seny, falacias, manipulación y artimañas y al parecer por twitter se ha liado algo gordo.
    El caso es que "la basura españolista madridista" en la página oficial del Real Madrid ha puesto una foto de ambos en igualdad de condiciones y con la camiseta de la selección española (foto del artículo). Desde luego un hecho sin escrúpulos y un ataque directo al F.C. Barcelona y a la sociedad catalana.
    Dicho esto y habiéndome dejado en el tintero (teclado) infinidad de cosas más, a uno le entran ganas de que si algún día me cruzara con alguno de ellos, preguntarle si es imbécil. Su respuesta está puesta en el título   y he aquí la cuestión: ¿Qué diferencia hay?.  
   

3 sept. 2012

INSÍPIDO CON UN PUNTO PICANTE. PERO CON ÉL EN NUESTRO IMPERIO NO SE PONÍA EL SOL.

   Eso es exactamente lo que nos ofreció el partido contra el Granada. Quizás el peor partido que han jugado los nuestros en muchísimos años.
   Nada destacable, nada reseñable, nada de interés. ¿Nada de interés he dicho?. No!, me he equivocado, hubo un pequeño aliciente, una pequeña luz en la oscuridad, una pequeña mota de belleza entre tanta mediocridad. Un pequeño futbolista que hizo cosas grandes, las únicas del partido. Un tal Modric.
   Si bien sospechábamos algo, todos quedamos sorprendidos al ver a Modric calentando con los titulares antes del partido. Y sinceramente menos mal que lo hizo, porque si no, probablemente me hubiera planteado seriamente el irme a casa, pues el partido fue realmente soporífero.
    Siendo justo diré que empezó de más a algo menos, pero brilló a gran altura. Participó en casi todas las jugadas realizadas por los nuestros y lo hizo con un porcentaje de acierto impresionante. Su primer error, y por error me refiero a un pase al hueco que fue cortado por un defensa rival, ocurrió en el minuto 44. Hasta ese momento todo perfecto. Pases cortos, a media distancia, al pie, al hueco, tiro a puerta..., regate, defensa, movilidad,... y todo lo que quieran. Muy bueno, sinceramente, ni una sola pega. En la segunda parte fue menos participativo pero con similares porcentajes. Se le vio algo más atrasado y participó casi más en la destrucción y rápida salida del balón, que en la creación.
    Si me preguntaran que es lo que más me gustó, les diría que fue su sencillez y rapidez. Sencillez porque no buscaba florituras ni adornos innecesarios; si lo que se necesita es un pase al compañero mejor posicionado, ahí que va, que es un pase al hueco, pues eso hago, ni más ni menos. Y como ya he dicho antes, con una precisión memorable. La belleza de lo austero, el Felipe II del fútbol.
    Y en relación a la rapidez les diré que en poquísimo tiempo observa, selecciona, toma una decisión y ejecuta, casi  siempre la mejor opción. Juega muy rápido y con el paso del tiempo, cuando se acople al equipo, puede dar muchísimas alegrías.
   Si es verdad que se le vio un tanto despistado, en el sentido que hubo momentos en que parecía que esperaba a ver los movimientos que iban  realizar sus compañeros para realizar una acción que probablemente ya sabía que tenía que hacer. Pero como ya he dicho antes, esto es por falta de sincronía... y quizás por exceso de clarividencia futbolística.
    Centrándome en el partido diré que no hay nada que decir. Benzema ido, Callejón despistado, Xabi extrañamente desubicado, Khedira voluntarioso pero precipitado, Arbeloa.... es que sólo se libró Modic, eso sí, a lo grande. Lo que más gustó al aficionado fueron los prolegómenos, en donde los jugadores que forman parte de la plantilla madridista de baloncesto que ganaron la medalla de plata en las Olimpiadas recibieron su justa felicitación.
   El Granada llegó a dominarnos durante algunas fases del partido y durante el resto..., una especie de partido de fútbol en el que el Real Madrid deambulaba por el campo creando alguna que otra ocasión, más que nada porque el balón gira y a algún sitio debía de llegar.
    Hay que reconocer que los andaluces se cerraban muy bien y que los nuestros no encontraban por donde pasar... salvo cuando la tocaba Modric y el resto se movían.
   Hubo minutos en la segunda parte en los que incluso llegué a pensar que estaba en el Camp Nou y que los azulgranas cambiaron su uniforme por uno blanco. Posesión estéril, balones a Iker Casillas e incluso un gol ilegal en una de las pocas ocasiones que tuvimos. Puro Barza.
   Me sorprendió que su número 24 saliera limpio, fue muy marrullero, nada violento, hay que reconocerlo, pero un auténtico chinche, con continuos empujones, agarrones, codazos (leves),... contra cualquier madridista que pasara por su lado, estuviera el balón cerca o no, pero bueno, tampoco llegó el agua al río, aunque Khedira se cansó de su actitud y algo más gordo pudo pasar.
   No es menos cierto que salvo en un par de ocasiones, Iker se aburrió bastante. También reseñable que no recibimos ni un gol en jugada a balón parado, cosa mítica en nuestro club. Pero si estas son la buenas noticias..., mal vamos.
   Resultado final 3-0. Los dos primeros de CR 7 y el tercero, el ilegal, de Higuain tras gran pase de Benzema. Para colmo de males el primer gol fue más por error del portero que por precisión del delantero (aunque la jugada previa fue buena). El segundo tras una gran parada del guardameta que acabó en los pies del ejecutor y el tercero, tras fuera de juego previo. No, si al final si que fui a ver al Barcelona.
    Triste primera victoria en liga, pero victoria al fin y al cabo.

     Pero como la cosa aún podía terminar peor, llegó CR 7 y tras el partido soltó unos comentarios que bien se los podía haber callado. ¿Quién se cree que es?. Está en el Real Madrid, no hay nada por encima del Real Madrid. Si no está a gusto que se vaya y punto. De momento no voy a hablar más del asunto, pues hasta la fecha sólo hay especulaciones y ningún dato fiable (y menos teniendo en cuenta de donde están saliendo esas informaciones) y puedo equivocarme y sacar conclusiones falsas de falacias informativas. Esperaré buenas nuevas y declaraciones oficiales y directas del/os implicados. Tendrán noticias.



   En otro orden de cosas el Castilla perdió contra un buen Almeria. La derrota fue justa pues ellos fueron mejores y crearon más ocasiones. Los chavales no pudieron desplegar su juego y les salió caro. Si es verdad que durante algunos minutos algo pudieron hacer, pero en el cómputo general fueron superados por los andaluces. Mala suerte. Otra vez será.

1 sept. 2012

LA HISTORIA SE REPITE POR ENÉSIMA VEZ.

   Sólo hay un motivo por el que la decepción del primer tema a tratar es pequeña, y es que ya me lo esperaba, somos así. Somos capaces de regalar a grandes jugadores como Van der Vaart, para que el mismo equipo al que regalamos cracks no exija hasta el último céntimo en el pago de algún otro jugador suyo.
   Somos capaces de tener la mejor cantera del mundo para buscar fuera lo que tenemos dentro. 
   Somos un equipo universal, orgulloso de ser español y una gran embajada para nuestro país, para a la hora de la verdad, vender poco y mal a nuestra querida piel de toro. Por lo menos directamente.
   Nos gustan los riesgos y eso no es del todo bueno.
   Que el Real Madrid cuando mejor jugó y más espectáculo dio fue con un centro del campo dirigido por Xabi y Granero, pues se vende al segundo, con 25 años, que además es canterano de pura cepa.
   Que se busca un lateral derecho, vendemos a Carvajal. Que necesitamos centrocampistas, entre otras cosas por la venta de Granero, pues fichamos a Modric y a Essien. El primero con 27 años y de gran calidad, eso parece indiscutible, pero el segundo a punto de jubilarse y supuestamente con lo mejor que podía dar, ya dado. No dudo de las bondades de ambos, pero sí de los desprecios a la excelente calidad de nuestros más puros jugadores. 
    Para colmo de males, un soberbio jugador de nuestra cantera como es Javi García, más joven y a mi juicio (también lo he seguido mucho más) como mínimo, de igual calidad que los fichados, ha sido vendido por 20 millones del Benfica al Manchester City, nuestro más peligroso rival de la primera fase de la Champions. Ojo!, este chaval nos la lía. Es un fenómeno. Como también lo es Borja Valero, Parejo, Sarabia,..., e infinidad de jugadores más. Menos mal que mis predicciones nunca se cumplen.
    Esto es el Real Madrid, lo que más busca y mejorado lo tiene delante, pero no lo ve. Lo que viene de fuera tiene años para adaptarse, lo de casa sólo los últimos 5 minutos del partido en que le dejen salir, si es que le dejan. Todos vienen a buscar a nuestra cantera, nosotros buscamos fuera de ella. Hacemos estrellas y los demás se aprovechan. Hacen estrellas y nosotros los fichamos al final de su carrera. Negocio redondo (deportivo y económico) para ellos, desastre para nosotros.
   Fuimos capaces de no fichar a Ronaldinho por su poco atractivo físico, a Kaká (con 22 años creo recordar) por su nombre,..., nos desprendimos de un madridista de pro como Etoó (no se lleven las manos a la cabeza porque lo es, algún día lo explicaré), echamos a..., bueno, que más da, es lo que hay y parece que no aprendemos.
    Con el paso de los años cada vez me he sentido más atraído por el Castilla (siempre lo he seguido, pero últimamente roza lo paranoico, por cierto, ahora está jugando contra el Alemería) y creo que cada año me doy más cuenta del por qué.
    Cambiando completamente de tercio, diré que me quedé corto en calificar lo de el Barcelona como "de estudio para las matemáticas" (por lo imposible de sus porcentajes de acierto de cara a portería, decisiones favorables de los árbitros,...). Decididamente es de estudios paranormales.
    Sobretodo desde que Platini llegó a la presidencia de la UEFA y especialmente cuando su mejor lamedor Villar se colocó (por méritos bucales propios) a su derecha, no sólo todas las jugadas conflictivas (y no conflictivas por supuesto) se pitan a su favor, no sólo las agresiones, vejaciones y teatralidad de sus jugadores no son vistas, todo lo contrario que con sus oponentes, que no sólo se ven las realizadas, sino que las inexistentes también, no sólo empezaron a ganar con su "maravilloso juego", no sólo tienen mejores horarios, sino que encima tanto en Copa del Rey como en competiciones europeas, sólo les hace falta ponerles la alfombra hasta la final. En los últimos 8 años creo que el rival más duro que han tenido en Europa hasta la semifinal (a partir de aquí y en ocasiones también antes, el trabajo es del árbitro) ha sido el Villarebuzno de Abajo. Increíble. Que el resto de equipos tengan que lidiar con equipos de más o menos entidad, cuando no de gran clase, mientras que ellos con equipos que no sé si estarían en segunda división en España es como mínimo extraño. Un año puede ser, dos también, tres empieza a ser extraño, pero durante casi 2 lustros... En la competición copera nacional tanto de lo mismo. Lo dicho, un auténtico fenómeno postergueist.  
    La historia se repite, en ambos temas, para nuestra desgracia.
   
    Postdata: Vaya, gol del Almería. Sé de alguien que pasa por aquí que estará muy contento. Os dejo, que hay partido.