25 nov. 2012

COLORÍN, COLORADO, ESTE EQUIPO ESTÁ ACABADO.

     
    Créanme si les digo que me estoy mordiendo la lengua y que mi enfado es de tal magnitud que por primera vez en mis más de 37 años vividos me estoy planteando no molestarme lo más mínimo por el equipo de mis amores o lo que es lo mismo: que el partido es a malas horas y al día siguiente trabajo..., no me sacrifico. Que hace mal tiempo..., no me sacrifico y así con todas las posibles causas que pudieran afectarme negativamente lo más ínfimamente posible. Si esto se cumpliera, creo que en lo que resta de temporada sólo iré 3 veces más al Bernabéu.
     Hay muchas formas de perder, pero hacerlo ante equipos tan raquíticos y sin nada que ofrecer como este lamentable Betis es de libro.
    Un Betis que dio pena fue capaz de derrotar al Real Madrid "de la gran pegada" (según los entendidos de algunos medios de comunicación). Ese equipo que hoy ha hecho el partido en el que menos ocasiones de gol ha creado en lustros, pero aún así ha cuadruplicado a las de un rival que, como siempre, en su primer acercamiento, que digo acercamiento si fue un tiro desde 20 metros!, metió gol. Hay que reconocer que luego hizo otro tiro más... y nada más reseñable que decir del Betis, salvo un par de contras "pseudopeligrosas" en la segunda parte, un exceso de cuentitis aguda. Un abuso de las pérdidas de tiempo... y un gran sacrificio defensivo. Lo único que hicieron, defenderse. Un insulto al deporte, una gran victoria para ellos. 
    De todas formas hay que reconocerlo, se defendieron muy bien. A mí no me gusta ese estilo, pero es respetable y lo bordaron, sacando de quicio a "nuestros expertos" jugadores... apenas llegado el minuto 25.
    Pero no se crean, lo que más me ha dolido no ha sido perder contra un equipo "raquítico" y lamentable (en este partido). No ha sido que nosotros apenas hayamos merecido algo más (más que ellos la victoria seguro, pero simplemente porque el Betis no hizo absolutamente nada para merecerla, no porque realmente nosotros si la mereciéramos). Lo que más me ha dolido es que los malos vicios se han contagiado y extendido y que el entrenador apenas ha hecho nada para cambiar esta tendencia, ni para arreglar nada de esta temporada.
     Desde que llegó, llevo metiéndome con CR7 por su lamentable actitud defensiva cuando pierde el balón o sus compañeros de ataque hacen lo propio. Pues bien, esas quejas las he de ampliar a jugadores como Benzema, Dí María y cia.. En el partido de hoy (ayer), entre CR7 y Benzema, por volver andando de posiciones de ataque, se jodie... 4 claros ataques nuestros, 3 por haberles pitado fuera de juego y 1 por impedir otros desmarques de compañeros o generar dudas en el que llevaba el balón. Esta actitud es intolerable e imperdonable. El uno lleva haciéndolo 3 años, como el resto se acostumbre..., mal vamos. ¿Tanto les cuesta regresar corriendo o trotando?. Y si es así..., que se jod.., para eso se les paga y sin esa actitud 1 ó 2 goles más nuestros habría por partido.
    Para colmo de males, para una jugada trenzada que nos sale, el asistente anula un gran gol legal a Benzema. Del claro penalti por mano en el minuto 91 mejor ni hablo. Pero esta vez sí. Estas dos acciones son excusas lamentables. Quizás no para aquellos que buscan el resultadismo por encima de todo. Pero para mí si. De todas formas y teniendo en cuenta los 5 minutos concedidos por Rocchi el pasado partido europeo, yo calculé que en este darían 15 minutos extras, pero no, el Madrid iba perdiendo y eran 11 contra 11.
     Pero no he acabado con mis quejas hacia nuestro equipo, no se crean. Dí María lleva toda esta temporada muy egoísta, haciendo la guerra por su cuenta... y encima mal hecha. Chaval!, que juegas con otros 10 más!, suelta el puñetero balón y deja de regatear a lo estúpido!. Ahora bien, si lo sueltas (la única vez que lo hizo fue "el pase" a Beñat que finalizó en gol), no lo hagas desde nuestra banda derecha a las inmediaciones del semicírculo de área defendida por tus propios compañeros.
    Özil sigue con su "inútil" pierna derecha. No me gustaría morirme sin verle tocar el balón una sola vez con esa pierna.
     Continúo: ¿Sigue siendo "el arma sorpresa" de Mou que gente que apenas tiene idea de pasar (Pepe por norma general y especialmente Coentrao en este partido) sean los encargados de hacer pases de 60 ó 70 metros?.
     Y aún peor, desde que empezó la temporada (hace varios meses), sólo hemos jugado un partido acorde con nuestra enorme calidad. El disputado en el Santiago Bernabéu contra el Manchester City. El resto han sido partidos como mucho aceptables y poco más. 
    En la Copa de Europa, como apunté en el anterior post, por mucho que nos haya tocado el grupo más difícil, de 5 partidos hemos ganado 2, empatado 2 y perdido 1. Un pobrísimo balance (actuaciones arbitrales aparte).
    Si a esto añadimos que el Real Madrid jugó el miércoles contra un equipazo y ha jugado este sábado. Mientras que "otros" que jugaron el martes contra el "Teruel" (con todos mis respetos) juegan mañana..., vamos como en los últimos 6 años, la situación aún se agrava más. 
     A lo dicho habría que ampliar el hecho que los jugadores del Betis jugaban al patadón en el 80% de las ocasiones, pero curiosamente, ese patadón sin mirar y al bulto, casi siempre acababa a los pies o muy cerca de sus jugadores, mientras los nuestros, por enésima vez en los partidos disputados, se estorbaban entre ellos, no se sincronizaban,.... Cuando se desmarcaban al hueco, el que conducía el balón buscaba la triangulación y viceversa. En numerosas ocasiones se apreció la falta total de buena coordinación de movimientos entre ellos o de buen entendimiento. Que un compañero quiere tirar, pues me cruzo por el medio.
     Y ya que me pongo, de 25 pases al área rival (no exagero) de mediana o larga distancia, tanto desde las bandas como por el centro, sólo... NINGUNO, fue medianamente aceptable, medianamente bien dirigido o medianamente con aparente sentido. De vergüenza, auténtica y triste vergüenza.
     Para mí, de casi todo lo dicho, hay un claro culpable: nuestro entrenador. Desde que ha empezado esta temporada no ha sabido solucionar un sólo contratiempo surgido en forma de lesiones, de cambios del entrenador del equipo rival o de lo que sea. Seguimos sin meter un gol al arcoiris. Seguimos estando mal colocados en casi todos los encuentros (la mayoría de los rechaces o pases "al bulto" de los rivales en casi todos nuestros partidos, van a parar al rival). Las vicios de la super-estrella blanca se están contagiando en el resto, especialmente Higuain y Benzema. CR7 sigue sin meter goles de falta y cada vez que las tira (las únicas veces que no lo ha hecho han sido gol) o se van al decimo-cuarto anfiteatro o en el mejor de los casos, centrado en la portería. Necesitamos 10 claras ocasiones para meter un golito mientras el rival una media de 1´1 ocasión y eso teniendo en cuenta que en los últimos partidos apenas hemos encajado goles. Nuestras jugadas a balón parado son paupérrimas. Los córners lanzados para llorar,... y así hasta el infinito y más allá!.
     Lo dicho, o mucho, pero mucho cambian las cosas... o esta temporada se ha terminado. Con un poco de suerte el año que viene jugaremos la Europa League.
     No obstante, por y para siempre... Hala Madrid!.

23 nov. 2012

NO ME CONVENCE.

     
    No me convenció el resultado, no me convenció la segunda parte. No me convencieron las escusas y no me convencieron las respuestas tácticas ofrecidas por Mou tras los cambios de Mancini. No me convence esta liguilla inicial hecha por nuestro equipo.Y por supuesto, no me convenció, por no decir me repugnó, el arbitraje de Rocchi.
     Lo más sorprendente de mi final falta de convicción, es que el inicio fue pletórico. Un buen Real Madrid que casi lo bordó durante la primera media hora, acabó jugando al son de lo que hacía el Manchester City. Es verdad que el árbitro nos jod.. mucho, que el penalti de Arbeloa no fue tal, que su expulsión aún menos. Que a CR7 le hicieron varias faltas de libro no pitadas y que algún/os jugador/es del equipo inglés debió/eron haber sido expulsado/s.
     Es más que probable que sin la "excelente" actuación de Rocchi el Madrid hubiera salido victorioso de tierras anglosajonas.
    Pero no es menos cierto que el Real Madrid, rectifico, que Mou, no supo que hacer cuando Mancini hizo un par de cambios de posición... y dejó actuar al ex-canterano blanco Javi García.
    El partido era nuestro en todas las facetas. En condiciones normales el Real Madrid debería haber ido a los 30 minutos del partido con un nada sorprendente 0-3, pero como siempre, "la increíble pegada blanca" (para los medios) no fue más que pólvora mojada. Los defensas sacaron el balón sobre la línea de gol tras la buena, aunque floja, vaselina de CR7; Khedira, sólo ante el guardameta y cuando intentaba picar el balón con el partero prácticamente vencido, dio una patada al suelo; nueva ocasión de CR7;...y 3 ó 4 acciones similares más en esa maravillosa, aunque poco efectiva primera media hora. 
    Menos mal que Benzema si metió el gol de turno y que hacía "media justicia" a lo visto hasta el momento.
    Pero poco después fue cuando Mancini reaccionó y con un par de cambios posicionales y la libertad dada a Javi García, hizo que el control pasara al Manchester City y las mayoría del resto de las pocas ocasiones generadas fueran inglesas. 
    Ante mi sorpresa no ví cambio alguno en las huestes blancas y "la solución" fue echarse atrás a la espera de una contra mágica.
    Siendo sincero, es verdad que aunque apenas tuvimos 3 ocasiones meridianamente claras desde el cambio de mando del encuentro, existieron 3 ó 4 jugadas más en las que sólo un par de milímetros impidieron que el balón no alcanzara el destino previsto, siendo en la mayoría de las ocasiones un CR7 encarando él sólo al portero rival. Destacando de éstas últimas un magnífico pase al hueco de Benzema al portugués, que sólo la punta de la bota de uno de los defensores impidió que CR7 se quedara sólo contra Hart.
    Habría también que añadir las jugadas que cortaron los defensas con malas artes, especialmente cada vez que CR7 les regateaba, y que el árbitro toleró de manera inexplicable y me apresuraría a decir, que de forma totalmente premeditada. 
    De todas formas hay algo que me quitó el sueño tras la finalización del partido: ¿Qué pintan los muñecos, supuestamente auxiliares arbitrales, que hay en las áreas junto a las portería?. No vieron, estando a un par de metros, una clara falta a Arbeloa en peligrosísima jugada cuando estaba a punto de meterse en el área inglesa. No le dijeron al árbitro que no fue penalti el que pitó a, precisamente, Arbeloa. No..., no pintan, ni pitan nada. ¿Se ganan el sueldo como maniquíes? o si no es así... ¿Por qué motivos les pagan?. La cuestión es que no sólo ha sido en este partido. En los 2 años que llevan... sigo sin saber a qué se dedican.
      Pero sinceramente, esto es casi lo de menos. Es incuestionable que nos ha tocado el grupo más difícil y con gran diferencia. No hay duda que los partidos eran complicados. Pero no es menos cierto que siendo el equipo que somos, con el entrenador que tenemos (sorprendentemente inoperante o falto de reacción en algunos importantes partidos), de 5 partidos ganar 2, empatar 2 y perder 1..., no es precisamente una gran clasificación. Resultado, ser segundos de grupo y con mayor probabilidad de tocar peores teóricos rivales. Recuerden y den por hecho que siguiendo Platini y Villar en la UEFA y con la gran influencia de Lapuerta y cia en esas instituciones..., al barza le tocará de rival el Villarebuzno de Abajo (si hay que clasificarlo para jugar contra ellos se hace) y al Real Madrid del Bayer de Munich hacia arriba. Esto siendo el Real Madrid el primero de grupo... siendo el segundo... prepárense para lo peor. 

18 nov. 2012

MARAVILLOSO PARA LOS SENTIDOS, PELIGROSO PARA LOS TÍTULOS.

    
    Quiero dejar bien claro, por si algunos todavía lo desconocen, que soy un ferviente apasionado de la búsqueda del ataque total, para mí, el mayor de los espectáculos en el mundo del fútbol.
     Dicho esto comprenderéis que el partido visto ayer en el templo me pareció muy bueno, no sólo por parte de nuestro amado equipo, sino también por la forma en que el equipo de Bielsa se enfrentó a este encuentro.
    De hecho creo que el Real Madrid se vio sorprendido por el arranque del equipo Vasco. Valiente, presionando muy arriba, sin temor. Justo lo contrario a lo que todos estamos acostumbrados, pues los equipos que se enfrentan al Madrid se centran en destruir, dejando al azar y la suerte sus ataques.
   Poco tardaron nuestras huestes en reaccionar ante esa sorpresa y rápidamente comenzaron a trabajar como un ariete para destrozar la puerta del baluarte "enemigo". Y ciertamente creo que no podría encontrar mejor definición al juego desplegado por los blancos que el de ariete. Era un continuo vaivén en donde se deduce que en algún momento la cuerda que lo sostenía adoptaría respecto al suelo un ángulo de 90 grados. Pero sólo se deduce, pues realmente nunca me dio tiempo a poder medirlo.
    Si no me equivoco ambos equipos salieron al campo con centrocampistas y volviendo a utilizar la sagacidad, uno piensa que para usarlos. O por lo menos utilizarlos en su teórica situación sobre el césped. 
    La verdad fue otra. Jugaron en cualquier lugar del campo, menos donde habrían de hacerlo, y su trabajo no fue controlar y dirigir, fue simplemente prolongar el desplazamiento del balón.
    Desde mi asiento en la grada (fondo sur), mis cervicales no notaron nada, pero aquellos que se ubican en los laterales..., vaya dolor de cuello debieron tener!. Aunque quizás de algo les sirvió el hecho de que se cambiara de campo en la segunda parte, pues hay que reconocer que en la mayoría de los casos, el balón apenas iba en dirección hacia la portería blanca y casi sólo tras ser despejado. Pero claro, hacia la portería opuesta pasaba a tal velocidad y tantas veces... que no sé como nadie no llegó a marease.
    No las conté, pero calculo que en más de 30 ocasiones se plantaron las hordas blancas ante la meta de Iraizoz. Por cierto, partidazo el suyo.
    Aunque para partidazo..., el de CR7 y sobretodo Benzema. El primero, volviendo en el coche, no fue justamente valorado por el medio que iba escuchando. Para mí CR7 fue generoso, y salvo en una ocasión, estuvo más pendiente de buscar la mejor opción de juego, que de conseguir los goles que tanto le obsesionan. No fue lo egoísta (los delanteros han de serlo) que suele ser y en más de una ocasión presionó la salida del balón del Bilbao. Pero claro, como no metió goles... Cual simple es en ocasiones la visión de los periodistas deportivos.
    Del segundo que decir. Como bien sabréis siempre he sido un enamorado del francés, le considero uno de los 5 jugadores con más calidad del mundo, por no decir que es el que más tiene. Él es soberbio y perfecciona a los que le rodean. Es verdad que su aparente parsimonia es capaz de sacar de quicio al mejor de los aficionados, pero no hay otro como él. La prensa en general ha tardado 3 años en darse cuenta de ello. Enhorabuena, más vale tarde que nunca. 
    Aunque suene un tanto prepotente, me duele que digan que el partido de ayer de Benzema fue increíble y no vieran, no quisieran ver o algo les cegara, en otros 20 partidos anteriores en los que lo hizo aún mejor.
     Centrándome nuevamente en el partido, diré que el resultado se me antoja corto. He vuelto a escuchar hablar de la gran pegada blanca (repito, más de 30 peligrosos acercamientos hicieron) y si por pegada se entiende dar bofetadas..., pues sí, el Real Madrid es el equipo con más pegada del mundo y dio muchísimas ayer. Pero yo por pegada entiendo aquellos golpes que atontan, cuando no te deján K.O.. Y de esos damos pocos... en relación al número de veces en que golpeamos al rival.
    Como ya sabrán el resultado final fue de 5-1 y la desgracia del día fue que CR7 no marcara quizás en uno de los partidos en que más lo mereció. El fútbol es así de injusto.
    Pero como siempre no todo son luces y hay una gran sombra que sobrevuela nuestro equipo. Y ésta no es otra que para ciertos partidos, para la inmensa mayoría de partidos, esta táctica es ideal. De hecho si en el deporte en general y en fútbol en particular lo que se buscara es el puro espectáculo... no habría nada mejor. Pero a día de hoy el fútbol es un negocio y el dinero lo dan, entre otras cosas, la fama. Y esta fama se consigue con victorias; y si éstas son con grandes copas de por medio... mejor.
    La consecuencia de todo ésto es "el todo vale" con tal de ganar. La picardía, marrullerías, la ultra-defensa, el desgaste del rival, el aprovechamiento máximo de la única ocasión realizada,...y el control del partido, aunque éste sea en el propio campo. Y es esta falta de control la que por ejemplo, el año pasado, nos privó de la final de la Copa de Europa cuando habíamos remontado la eliminatoria.
    Reconozco que mi corazón dice: "seguid así!". Pero mi cerebro pide algo más de cabeza, algo más de dirección, de control. Algo más de "centrocampismo" puro y duro.
     Pero quiero hacer hincapié en el concepto "algo más" y es que el abusar nunca fue bueno en esas lides..., si lo que buscas es espectáculo. 
    Sé que se puede lograr esa mezcla ideal. Yo lo he vivido. Concretamente en un partido contra el Villarreal en el mismo escenario. Han existido muchos otros en el que se han acercado bastante, como por ejemplo el disputado contra el Manchester City hace escasas semanas y en donde sólo la mala suerte y la buenísima de los ingleses impidieron una victoria que entrara en los anales de la historia universal. 
     Mientras logramos de continuo ese excelso equilibrio, abran bien los ojos y déjense embriagar por lo que ven: puro y mágico entretenimiento.

    

13 nov. 2012

NOS LLUEVEN LOS PROBLEMAS.

 
    Pues sí, parece que poco a poco el Real Madrid se está metiendo en un bucle peligroso por la infinidad de problemas que les están saliendo y lo que es aún peor, algunos provocados por nosotros mismos.
   Y eso a pesar de haber sacado adelante el complicado partido contra el Levante. Complicado por un buen rival que se "emociona en demasía" cuando juega contra los blancos, pero sobretodo por unas condiciones climáticas que dejaron el campo casi rozando la inviabilidad para su uso.
   Era imposible triangular. Imposible dirigir el balón, llevarlo a los pies, hacer centros rasos, al hueco,... Por momentos pensé que estaban jugando con un balón de playa en mitad del océano.
   En un encuentro disputado en esas condiciones, con un aguerrido y extramotivado rival, sólo se podía jugar de manera muy física y como si en cada una de sus acciones hubiera una red delante que hay que esquivar, una especia de boley-fútbol.
    El Levante nos puso en apuros durante algunos momentos tanto de la primera, como de la segunda parte. Pero en el cómputo general la victoria fue más que justa. Fue, dentro de las condiciones, un gran encuentro de garra y pundonor, donde ambos contendientes se batieron con cuantas armas tenían a sus pies... y codos. Vale, pido perdón por este último comentario, pues a mi juicio Navarro no intentó lesionar conscientemente a CR7 como finalmente hizo, si bien su acción es de clarísima roja directa. Creo que intentó "advertir" al portugués, pero la acción se le fue "de los brazos". Si es verdad que el protagonista tiene diversas acciones similares en su historial deportivo, pero sigo pensando que su intención no era la que realmente provocó.
     Me pareció un partido intenso, de enorme sacrificio, de "milagrosas jugadas" (hacer una en esas condiciones es digno de elogio) y de una gran emoción, más que por el número de ocasiones, por lo imprevisible de la reacción del esférico y los errores provocados por el terreno de juego. Un enorme mérito de ambos contrincantes, un mayor triunfo de los nuestros.
     Futbolísticamente hablando, muy poco que decir. Un gran gol de CR7 (muy combativo durante los minutos que jugó), grandes paradas (especialmente 2 de Iker) y 4 ó 5 acciones más destacables.
    El árbitro estuvo bastante mal, si bien las condiciones no eran las más propicias para trabajar, no sólo por el terreno de juego y condiciones climáticas, sino también por el excesivo celo (siempre y únicamente cuando juegan contra el Madrid) de los levantinistas y los "contraataques" de Pepe. Fueron muy cerdos sin el balón en las inmediaciones los de la costa valenciana, con golpes y puñetazos por la espalda y acciones similares y claro está, como a Pepe sólo hay que enseñarle la punta de un pañuelo rojo para que envista..., la cosa pudo ir a mayores, como todo hace indicar, pasó en los vestuarios al acabar el partido. Además de esta "tensión extra", Navarro debió haber sido expulsado al inicio del partido por su acción con CR7 (no sólo no lo fue, sino que se fue de rositas a pesar de haber tenido alguna que otra acción más "destacada"), el gol del Levante fue en fuera de juego (por 4 ó 5 centímetros y muy difícil de ver). El penalty que nos pito..., sigo teniendo muchas dudas y creo que se inició fuera del área (menos mal que lo fallamos). Lo dicho, mala actuación y peor colaboración de los jugadores.
    Finalmente el partido termino con un justo 1-2, habiendo marcado primero los de la capital de España (CR7 a pesar de su ceguera), para posteriormente empatar el Levante y tener que esperar a la salida de un delantero canterano y que tocara su primer balón a escasos minutos del final, para lograr la victoria tras un gran pase de Xabi Alonso en una falta.  
     Lo que pasó tras el pitido final..., creo que nunca lo sabremos, los unos acusan a los otros y viceversa. ¿La verdad?, sólo ellos la saben.
     Pero no sólo llovió sobre el césped de los granotas, sino que últimamente hay una tormenta tropical que no se mueve del Estadio Santiago Bernabéu. Esta lluvia torrencial ha llegado en forma de lesiones, en forma de ambiente enrarecido por ciertos comentarios de nuestro entrenador y que tan mal, con razón, ha caído en la cantera; de algunos jugadores, de juego mediocre, de un pésimo inicio de temporada que seguimos arrastrando, de malos partidos contra rivales importantes (Borussia),... 

    Esperemos que el temporal escampe.  

7 nov. 2012

LÓGICA APLASTANTE.

   Es curioso como en ciertas ocasiones el mundo del fútbol es un espejo de la idiosincrasia de cada país. Es más, en ocasiones ciertos equipos particulares, representan mejor al país que la propia selección. Y creo que este es el caso de el Borussia Dormund.
   Un equipo que en el 75 % del tiempo de los partidos disputados ha sido mejor que nosotros. Y lo ha sido a base de lógica. Una lógica perfectamente dirigida por Klopp (no me digan por qué, pero me cae realmente mal el hombre; si algún día averiguo el motivo se lo diré) y llevada a cabo por unos jugadores tan racionales como el propio entrenador. Por cierto, un entrenador que a mi juicio ha dado una lección a Mou.
   Una lógica que dice que si un jugador es bueno, lo es a pesar de tener sólo 20 años y ser canterano (Gotze). Un raciocinio que dice que el balón hay que jugarlo fácil y a la mejor opción de pase. Una lógica que manda que todos hagan lo que tienen que hacer, ni más ni menos. Una lógica que ordena que cada jugador explote su mejor cualidad y tape sus carencias. Una lógica que demuestra que el orden es muy importante. Una lógica que hace jugar a todos como uno sólo, con las líneas bien juntas y sincronización perfecta. Una lógica puramente alemana en donde el pragmatismo prevalece sobre el resto de las facetas.
    Como muestra de todo ello es que sólo los nuestros pudieron hacer su juego durante apenas 45 minutos en ambos encuentros. Es verdad que en el partido de ayer tuvimos muy mala suerte en su segundo gol, que nos anularon otro para mí legal (fuera de juego muy complicado), que salvaron un gol bajo palos, que apenas crearon realmente ocasiones de peligro, que los nuestros fallaron más que de costumbre y que en la segunda parte merecimos algo más. Pero no es menos cierto que los alemanes tuvieron el control del partido (y eliminatoria) cuando y como quisieron (salvo los primeros 2 minutos y los primeros 35 de la segunda parte del partido de ayer y escasos en el partido de ida). Presionaban magníficamente, tenían siempre sus líneas muy juntas y apenas fallaban en sus envíos, pues como dije anterioremente, eran capaces siempre de ver la mejor opción y mandar ahí el balón. Apenas estridencias, apenas delicatessen. Sublime austeridad. Apenas tres o cuatro detalles "de excelsa calidad", pero realizados justo cuando había que hacerlos y cuando era necesarios hacerlos. Fueron una máquina perfectamente engranada. Resultado final de tanta simplicidad y sincronía: un bello espectáculo. Si encima generasen más peligro en ataque, les declararía el mejor equipo del continente. Por mucho que me duela. 
    Reconozco que cuando el Real Madrid juega a lo que realmente sabe, no hay nadie por encima de él ni en belleza ni en entretenimiento (innumerables ocasiones de gol, velocidad increíble, verticalidad absoluta,...), pero lo ha hecho en tan pocas ocasiones...
    Resulta curioso que este mismo equipo alemán sea el mismo que he visto durante las últimas 4 semanas en su liga alemana, pues se parecen... en el uniforme que llevan. Imagino que se reservarán solo para la Champions, pues allí no voy a decir que jueguen de pena, pero la rozan. En cambio cuando jugaron contra el City y los dos partidos contra nosotros fueron increíbles. ¿Se han echado un órdago a la grande al centrarse sólo en Europa?. De momento les está saliendo bien. ¿Lógica alemana?. Si no puedo con todo, me centro en uno. Esto el Real Madrid no se lo puede permitir y desde luego yo no se lo perdonaría. 
    En comparación a los alemanes los nuestros presentaron varios choques entre propios compañeros a la hora de rematar, a la hora de dirigir,... También nos mostraron continuos estorbos entre ellos (sin llegar a chocar). Igualmente mediocridad a la hora de recepcionar magníficos pases al hueco (de los pocos que ocurrieron) como el que le hicieron a Higuain dejándole sólo ante el portero. Paupérimos pases como el que hizo "El Pipita" a CR7 cuando éste estaba perfectamente desmarcado y sólo en el área rival. Anarquía atacante de Dí María, que cuando suelta rápido el balón es magnífico, pero se empeña en demasía en regatear a 17 jugadores contrarios por mucho que cerca o lejos tenga algún compañero desmarcado. CR7, casi tanto de lo mismo. Sergio Ramos más fallón que de costumbre y jugándose pases en donde no tiene que hacerlo y cuando no tiene que hacerlo. Pepe empeñado en hacer pases de 50 metros que realmente no sabe hacer o mejor dicho, no es el mejor dotado en esas lides,..., y un entrenador que en la primera parte ni hizo y lo que es peor, ni supo que hacer, para vencer el extraordinario orden germano.
    En el partido disputado en Alemania, por cada resbalón de un jugador alemán, los nuestros tuvieron 15. Estoy empezando a sospechar que "tanta mala suerte" es incitada por nosotros mismos.
    Sólo hubo un par de cosas lógicas que los nuestros hicieron: que CR7 dejara a otro lanzar una falta tras marrar 200 tiros anterioremente. Y todas y cada una de las acciones de Callejón. Que ahora toca tirar, pues tiro, que toca centrar, pues centro al que está desmarcado, que he de buscar huecos, no sólo los busco sino que encima me desmarco hacia ellos,... fue el único lógico blanco, que curiosamente dejó loco al dialéctico Borussia.
     No me veo a los políticos alemanes en plena crisis tirando el dinero con sandeces del tipo embajadas catalanas en el extranjero o pagando millonadas en falacias propagandísticas electorales, independentistas (en ciero lugar es lo mismo) cuando no tienen para pagar las medicinas a sus ciudadanos. Financiando y regalando grandes cantidades de dinero en asociaciones o promociones de actividades o vicios que en los tiempos que corren carecen de urgencia y están a años luz de algo necesario, en..., bueno, en lo que sea. Veo a los políticos alemanes que han logrado sacar a su país de la crisis y mandando en el panorama internacional.
    No me veo a los jugadores del Borusia estorbándose entre ellos, haciendo cosas cuando no deben hacerlas. Intentando regatear a 3 rivales cuando tiene a otro desmarcado. Dando taconazos cuando está rodeado por rivales, a un jugador lento regatear en velocidad o a un excelente defensa ser el que distribuya en juego con pases de 80 metros sin ser esa su mejor cualidad,...,. Veo al Borussia que en el cómputo general de los 180 minutos ha sido superior. Lógica aplastante.  
    
    
     

4 nov. 2012

ZAHORÍ BUSCANDO AGUA... POTABLE

   
   No creo que ninguno de los asistentes ayer al Estadio Santiago Bernabéu se esperara el horrible partido disputado por nuestro amado equipo. Un partido en el que el Zaragoza, a mi juicio, fue mejor equipo que nosotros y se llevó un injusto resultado.
    Fue de agradecer su propuesta futbolística, valiente y con la defensa muy adelantada, presionando muy arriba y con rápidos movimientos en ataque.
    Sólo tuvieron un problema: que la defensa blanca estuvo muy bien y muy rápida, casi tanto como la velocidad con la que perdíamos el balón, muy especialmente en la segunda parte.
   Durante la primera el encuentro estuvo más igualado, aunque si es verdad que por ocasiones disfrutamos de algunas más que ellos. No obstante hace muchísimo tiempo que no veía un Real Madrid que llegara tan poco a las inmediaciones del equipo rival y que disfrutara de tan pocas ocasiones.
   Es verdad que se me pasó por la cabeza que estaban más pendientes del partido del martes contra el Borussia, que del que estaban disputando. Incluso llegué a excusarles por ello. Pero no, no hay nada que realmente pueda justificar tal inhoperancia. Nada, salvo quizás el buen hacer del Zaragoza. 
    El caso y para sorpresa de todos, es que ganamos por 4-0. Ganamos por 2 momentos de furia (uno por cada parte) y por cada uno, un par de goles. Nada más ofreció para nuestros intereses este partido. 
   Era increíble las imprecisiones que tuvimos. Lo sorprendentemente rápido que perdíamos el balón y salvo por esos 2 momentos puntuales, la inexistencia de ideas ofensivas.
   Esto último mejoró, y mucho (no era difícil hacerlo), con la entrada de Benzema, donde como por milagro, aparecieron las triangulaciones, combinaciones y cierta coherencia atacante que desencadenaron los dos últimos goles, en donde se estrenaron Essien y Modric. 
    Segundos antes del inicio del partido hubo un minuto de silencio (D.E.P. las víctimas de la desgracia del Madrid Arena) que se extendió durante el encuentro y es que apenas ocurrieron cosas que hicieran despertarse a los espectadores de ese supuesto espectáculo. Pero si bien no hubo nada que levantara el ánimo de los aficionados, sigue sin ser de recibo los pitos que los supuestos aficionados blancos hicieron contra su propio equipo. Lo digo y siempre lo diré, mientras nuestros jugadores están disputando el partido hay que apoyarlos hasta el final y punto. Para ir a silbarlos, mejor quedaros en casa y dejáis vuestras entradas o abonos a gente que de verdad va a apoyarles pase lo que pase. Sólo y como siempre hubo un pequeño reducto de aficionados que no dejaron de animar ni un instante, los innombrables.
   Volviendo a lo puramente futbolístico diré que sólo un pensamiento tuve al acabar el partido: "Dios mío, que dentro de tres días no hagamos lo mismo".
   Pero como no todo podían ser malas noticias y aunque sea algo insultante para nuestro blanco espíritu, hubo cierta influencia barcelonista en nuestro resultado. Y es que los dos primeros goles estuvieron muy acompañados del factor suerte, pues el primero fue tras un rechace del portero que cayó a los pies de Higuain que no perdonó y el segundo tras tres rebotes que cayeron en las mejores condiciones a los de Dí María, que acabó marcando. Antes de esto, apenas un par de cabezazos de CR 7 y poco más.
    Lo mejor sin duda el exagerado resultado y los 3 puntos, que junto a las derrotas de Málaga y Atlético nos acercan más a la cabeza de la tabla. Lo peor..., muchas cosas, pero todas de fácil arreglo.
     Nada más que decir salvo que nuestro equipo, cual zahoríes, si es verdad que encontraron agua, el problema es que ésta no era potable. A seguir intentándolo.