19 jun. 2013

EL FÚTBOL ES DEMASIADO CATALÁN.

    Reconozco abiertamente mi admiración futbolística por Xavi Hernández, pero a la par mi exasperación por él cada vez que relincha.
    Con su ceguera obtusa (mal endémico a todos los que salen de La Masía y adoptado por los fichados) en donde sólo ellos saben jugar al fútbol y el resto no juega a nada; en donde incluso se permite decir tras ser eliminado por un contundente y a todas luces corto 7-0 en el total de ambos partidos en la última semifinal de la Copa de Europa que: "el Bayern no pudo dominarnos, el balón fue nuestro"; o tras cualquier otro partido (siempre dice lo mismo) "nosotros fuimos mejores y los únicos que merecimos ganar", no es de extrañar que ahora diga: "No puede ser que un club grande juegue como el Madrid de Mouriño".
    Para empezar decirle que el juego de su barza aburre a un muerto. Reconozco su progresión atacante en las dos últimas temporadas, pasando de una media de 3 tiros a puerta en 90 minutos, a unos 5 ó 6. Los mismos que el Teruel hace en los primeros 10 minutos. De hecho había un rumor que decía que a los nuevos socios del barza les regalaban junto al carné una hamaca para cuando acudan al campo a ver a su "super-equipo". Lo bueno que tiene el barza es que en cerca del 70% de los casos, su primer tiro a puerta es gol, con todo lo que ello supone. Porcentajes muy parecidos con su segundo y tercer remate. El juego del barza es un insulto al deporte, pues éste ha de ser entretenido y el de los catalanes puede ser cualquier cosa, cualquiera menos entretenido. En sólo 5 minutos de un encuentro del Real Madrid hay más espectáculo, más tensión, más velocidad, más ataque, más ocasiones, más espectáculo que en 7 encuentros de los barcelonistas. 
    Señor Hernández, aunque no se lo crea, la tierra es redonda y no es el centro del universo.
    Si ustedes me han leído con anterioridad sabrán que nunca me he sentido identificado ni he defendido el juego del Real Madrid de Mouriño. No acababa de convencerme y siempre lo he considerado impropio de nuestro club. No obstante tenía cosas buenas y nunca ha sido lo malo que ahora algunos intentan vendernos. Y desde luego y por encima de todo, infinitamente más entretenido que el de el Barza.
    De todas formas intentaré hacer un esfuerzo por transformar el juego del Real Madrid en el de el club catalán aun a riesgo de que todos los socios nos diéramos de baja por lo infumable que sería ir al Bernabéu.
    Para empezar la situación me parece complicada, pues más de la mitad de la plantilla azulgrana han estudiado, con notables resultados, artes escénicas y si nuestros jugadores hicieran lo propio... algunos acabarían el curso ya jubilados en lo que a fútbol se refiere. Pero bueno, utilicemos un agujero de gusano... y manos a la obra: Yo no veo a Casillas estar todo el día mascando chicle y posando cual modelo como Valdés (que conste que no es de los que peor me caen); tampoco a Arbeloa rebozándose cual cerdo electrocutado cuando el aire desplegado por el rival de Alves que corre a su par le hace fingir que le han realizado una entrada digna del mismísimo Jack el destripador cuando le han quitado el balón. Complicado de imaginar ver a Xabi Alonso fingir que le han matado cuando le han robado el balón limpiamente y espiar la respuesta del colegiado tapándose la cara, o echarse rápidamente las manos a la cara como si le hubieran agredido cuando ha existido un leve contacto en los pies,... o vamos, haciendo el Busquets. Muy difícil ver a CR7 tomando anfetaminas (aunque sólo sea por conservar su magnífico pelo) y dopándose como Messi... mientras que si le veo con el graduado escolar, cosa que el pobre argentino... Me resulta muy complicado imaginar a los nuestros pasar horas y horas de entrenamientos para obtener una sincronización perfecta a la hora de presionar a los árbitros, especialmente tras "grandes actuaciones" de algún compañero de equipo que está fingiendo como un loco.
     Más improbable aún me parece ver a los 3 principales directivos del Madrid poniéndose un babero y lamiendo pene tras pene de Platinni y Villar para conseguir ser sus manos derecha (Lapuerta, Freixa y Gaspart) y de  esta manera lograr arbitrajes de escándalo y otros beneficios como sorteos de copas con equipos de 4ª regional, entre 10 cosas más.
     Incluso no creo que aún por propio interés, los nuestros rompieran pactos de caballero por mucho que los fueran a beneficiar, cosa que el barza hace día si y al otro también.
    Apurando, es imposible que el Madrid pudiera querer comprar medios de comunicación y hacerse pasar por la selección de un país inexistente. O ya que exprimo, obligar a sus nuevos fichajes a decir que desde que eran esperma su equipo favorito era el barza, aunque éstos fueran canteranos del Madrid, o alguna alusión positiva hacia el catalán en relación al español, vease, no sé, por poner un ejemplo que no sé de donde ha salido, que prefiero hablar en catalán en vez de en castellano. Vamos, hacer lo que popularmente se llama "messinizar" u obligar a volverse imbécil.
    Lo voy a dejar ya y es que en resumen prefiero no seguir imaginándome esas cosas, pues se me está creando un amasijo de hez en mi cerebro que ya apesta.
     Xavi, lo siento, quédate con tu barza y si, es una gran verdad, sólo vosotros sabéis jugar al fútbol. Dicho esto deseo añadir una petición a los señores miembros de la Real Academia de la Lengua Española, y es que cambien la definición de fútbol por algo parecido a esto: Fútbol: dícese de aquel deporte al que sólo sabe jugar el barza y que consiste en corromper a la entidades de poder para su propio beneficio, mandar sobre el estamento arbitral, hacer de jugadores actores de melodrama barato y aburrir a propios y extraños.
     Nosotros mejor jugamos al balompié, el fútbol es demasiado catalán.