27 mar. 2014

PARA NUESTRA DESGRACIA, LO NORMAL.

   Si, lo vivido ayer en el campo del Sevilla es nuestra cruda realidad. Ayer jugamos bastante bien. Por momentos muy bien. Dominamos en todos los aspectos del juego al Sevilla. Bueno, en todos menos en uno, el rendimiento de cara a portería. Ellos se acercaron 3 veces y metieron 2 goles. Nosotros 23 y metimos 1. Pero este es un mal endémico que llevamos arrastrando desde hace muchos, pero muchos años. Si hubiéramos tenido el mismo acierto que los andaluces el resultado habría acabado con un 18-2. Si a lo largo de la temporada liguera tuviéramos el mismo porcentaje de acierto que los azulgranas, acabaríamos con cerca de 350 goles por torneo. Pero no, necesitamos una media anual de 7 acercamientos peligrosos por partido para meter un gol. Baste decir que sólo CR7 lleva 13 tiros a los posters.
    Es lo que nos ha tocado vivir. Tenemos excelentes delanteros, pero ningún rematador. Benzema, a mi juicio el delantero con más calidad del mundo tras Ibra, es magnífico para moverse entre líneas, triangular con los compañeros, abrir huecos, asistir,... pero no es un rematador nato. Está en ese sentido a años luz de Hugo Sánchez, por poner un ejemplo. 
     También se podría tener en cuenta el factor suerte, pero este concepto es tan ambiguo, que no acaba de convencerme. Se puede tener mala suerte en 1 partido, en 2,... pero a lo largo de tantos años?. Es raro, muy raro. Y más cuando hay equipos como el Barcelona que tampoco tiene un delantero especialista, pero que ha llegado a meter más goles que tiros efectuados por encuentro a base de rebotes, propia meta,..., especialmente en la época de Guardiola.
    Ayer el Sevilla no hizo nada más que defenderse y lanzar 3 contra-ataques y sólo con eso nos ganó. fueron más listos y más efectivos. Ya está, no hay que darle más vueltas. 
    Entre otras cosas esto es lo que hace grande al fútbol y da la casualidad que casi todas estas "gestas" los equipos las hacen frente al Madrid. Al igual que los porteros hagan el partido de su vida contra los madridistas. El otro día en el Bernabéu el mejor fue Valdés, ayer Beto. Pero eso da igual, con la calidad de nuestros jugadores, no se puede permitir un rendimiento tan bajo de cara a portería.
  Tampoco el estado de excitación de todos los nuestros. Conforme se acercaba el final, los nervios los dominaban más y más. La decisiones tomadas eran las menos oportunas, como por ejemplo un par de jugadas por la banda de Marcelo y ya metido en el área, que en ambos casos se solventaron con centros "al bulto", cuando podía haber tirado tranquilamente, pase de la muerte, pase atrás, levantar la cabeza, apurar más a la línea de cal,... o tiros desde la frontal del área de Xabi Alonso, el mismo que metía unos goles espectaculares cuando militaba en la Real sociedad, que podían servir para derribar un avión, o... mil cosas mal. 
    Es verdad que Diego López no estuvo bien en las acciones en las que en teoría debió participar. También nos quitaron un claro, clarísimo penalti a Cristiano, pero estas cosas no dejan de ser excusas. Entra dentro de lo normal que en algún partido te perjudiquen en 1 ó 2 acciones y en otro te beneficien. De todas formas esas excusas serían innecesarias en caso de tener simplemente un mal, que no paupérrimo como ahora, porcentaje de acierto de cara a los tres palos. Pues llegando en más de 20 ocasiones, con meter 1 tiro de 7, habríamos ganado 2-3.
    Llevo diciendo prácticamente desde el inicio de este blog que comparto la opinión de Cruyff, esa en la que menciona que le da igual que le metan 5 goles si él mete 6. Eso es espectáculo y eso debería ser el fútbol. Y es el Real Madrid el equipo que más juega a eso en el fútbol. Me enorgullece que el Madrid sea tan vertical y sólo tenga en su cabeza la portería contraria. Pero esto genera un problema: que no sabe competir. No sabe tranquilizar el juego cuando ha de hacerlo, frenar el ritmo o aumentarlo según convenga. No sabe temporizar, y esto en el fútbol moderno es importante.
    Pero lo más gracioso de esto es que no haría falta temporizar nada si la pelotita entrara cuando debiera hacerlo, aunque fuera, como dije antes, con un porcentaje malo.
    Por último, porque "lo cortés no quita lo valiente", felicitar a Cristobal. Su Sevilla ganó. Felicidades.

26 mar. 2014

CRISTOBAL

    Les voy a contar un pequeño secreto sobre los "exitosos" programas sensacionalistas de toda índole que inundan nuestras lamentables y patéticas cadenas televisivas. En los programas matutinos, por poner un ejemplo, en donde famosas presentadoras hablan de actualidad y realizan "tertulias" sobre la problemática que en ese momento esté de moda o más les convenga, lo que realmente sucede pocos minutos antes de esos debates en los que en ciertas ocasiones acuden ciudadanos "anónimos" y elegidos "al azar", es reunir a éstos y decirles de una manera más o menos directa, que aquel que más controversia, tensiones y animadversión cause, volverá a los siguientes programas.
    Lo mismo pasa con los contertulios habituales, contra más escándalo monten..., mejor. Son las consecuencias de una España empobrecida a límites vergonzosos en lo que a cultura respecta. En donde un "famoso" de medio pelo es una estrella nacional por lo que se droga, se divorcia,..., cuando D. Ortega y Gasset es un auténtico desconocido. 
    La desfachatez e ignominia es lo que triunfa y vende. Es lo que interesa. Es lo que promueven los medios para ganar más "adeptos" de encefalograma plano.
     Tanto de lo mismo y con el mismo fin, que no es otro que obtener la mayor cuota de pantalla, se está haciendo en los nuevos "realities" deportivos que han surgido en los últimos años en nuestro país. En los mismos y como pasa en el resto de programas, suelen coger a gente más o menos coherentes y con conocimiento de causa, y a otros que lo único que han de hacer es el imbécil y tocar las partes nobles de los presentes y espectadores provocando con sandeces de toda clase y estupideces varias. Les pagan por provocar y ya depende de ellos como lo hagan.
     Normalmente, aunque sean gente preparada, con cultura o conocimientos del tema a tratar, interpretan un papel de gilipollas redomados para poder mantenerse "en la cúspide de la ola" de las ondas hertzianas. Tienen que parecer radicales, con una mezcla entre atolondrado e imbécil. Es sólo eso, una interpretación para ganarse la vida. Pero como todo, siempre hay excepciones. Y esta excepción consiste en no interpretar. Él es así. Se llama Cristobal, es andaluz, de una gran ciudad y "trabaja" en un programa de nombre "incierto" y definición dudosa. Junto a él también trabaja un tal David Sánchez, pero éste si interpreta, o eso parece y espero. Porque a pesar de que va de gracioso, tanto en su programa radiofónico como en ese televisivo y a pesar de su barcelonismo radical y obtuso, en ciertos momentos dice cosas coherentes. Creo que va de payaso por la vida, no considero que lo sea. También en ese lado de la mesa hay un ex-jugador, siendo de todos el más racional, aunque no es menos cierto que sólo ve lo que quiere ver. O mejor dicho, interpreta lo que quiere interpretar cuando por ejemplo Busquets pisó la cabeza de Pepe.
      No es menos cierto que en el otro banco hay también actuaciones. Dos más bien radicalizadas en el madridismo y otra más neutral en forma de "látigo", también madridista.
      Pero centrémonos en el único que se muestra tal y como es. Creo que el responsable de "casting" de ese programa no se ganó el sueldo con este personaje. Me lo estoy imaginando en una gran ciudad como Sevilla, por poner un ejemplo, y al bajarse del avión interrogar al taxista diciéndole: Quiero que me lleve a la casa de la persona más inútil y repelente que conozca. Y cha-chán!!!!, le llevó a la casa del Cristobal ese. La entrevista con él duraría unos 5 segundos. Nada más abrir la boca pensaría "este es mi hombre", digo, "este es mi asno". Mal educado, ignorante, repulsivo, resentido e imbécil sin parangón. No sólo no tiene argumentación alguna en sus rebuznadas, por muy radicalizadas que estas fueran. Sino que tampoco tiene educación, mirando constantemente a la cámara en vez de a sus compañeros de plató al "debatir" con ellos. Quizás sea un acomplejado que se masturba solamente pensando en que está saliendo por la tele; o un egocéntrico atolondrado, quién sabe.
    Todo lo relacionado con el Madrid lo detesta, pero no desde un punto de vista en plan "pique" como pueden tener los barcelonistas con el Madrid o los madridistas con el barza. No, lo detesta como la inquisición denostó a Galileo.
    No obstante tiene su punto. De vez en cuando hace algún "comentario" y es él sólo el que se rie. Patético. Como no, mirando a la cámara.
    De niño probablemente era el chaval al cual le quitaban los bocadillos y se quedaba todo el recreo en una esquina del patio porque nadie quería relacionarse con él salvo para reírse en su cara o darle collejas. De mayor, tanto de lo mismo. Animal de bellota. En el fondo da pena.
    Claro, desde que conozco a esa aberración de persona, hasta me parecen coherentes las únicas palabras que sabe decir Xavi cada vez que acaba un partido: "nosotros jugamos mejor y fuimos los únicos que merecimos ganar", hayan sido eliminados por un contundente 7-0 o hayan ganado inmerecidamente y con ayudas, como el pasado domingo (y los últimos 20 ganados por ellos contra nosotros). Bueno, últimamente ha aprendido otra frase: "el césped no estaba bien cortado". Progresa adecuadamente que dirían años atrás en las escuelas.
     Siendo sinceros y en lo que al partido se refiere, no voy a decir que el Barza jugara mal, pero en lo que a número de ocasiones y especialmente en la calidad y claridad de las mismas..., casi duplicamos las suyas, contando las que tuvieron siendo 1 más en el campo. Jugaron demasiado "a lo Pep", posesión esteril y aburrida, aunque con algo más de profundidad. Sea como fuere no fueron, ni de broma, superiores, pero ya sabemos lo resultadista que es la prensa y que pasara lo que pasara, según Xavi y sus secuaces, sólo ellos saben jugar al fútbol y son los que buscan la victoria, por mucho que el rival les llegue 20 veces, por 2 de ellos..., que milagrosamente suelen entrar y si no...., para eso está el árbitro.
     Regresanfo al tema central, estoy deseando ver el siguiente programa. En un país con tantas desgracias y tan culturalmente atrasado, un bufón puede arrancarme una sonrisa, cosa que nunca viene mal. Soy el resultado de una sociedad decadente. Mi siguiente paso será ver "Salsa Rosa"?.

24 mar. 2014

undiANO

   No es una errata el título, en absoluto. Sí, es la primera palabra y debería ir en mayúsculas, pero permítanme una licencia "poética" con esa cosa. Y sí, nuevamente no me he equivocado, porque undiANO no es un apellido, es una cosa, un objeto.
   Porque, qué es un objeto?. Pues un utensilio que sirve para ser utilizado. Y eso es lo que es undiANO. Una puñetera herramienta al servicio del poder futbolístico. O eso, o el arbitro más deleznable de la historia del arbitraje español. Y decir eso después de los últimos años de "hegemonía" del barza son palabras mayores.
    Leo con estupor que el colectivo servil del barza, Villar y compañía han denunciado a CR7 y Sergio Ramos por las verdades vertidas contra ellos. Y yo me pregunto: No podremos los aficionados decentes denunciar a un colectivo que por inutilidad, o más probablemente para conservar su puesto de trabajo, jode a millones de aficionados de este magnífico deporte?.  
    Ya está bien que una panda de esclavos al servicio de la RFEF y la UEFA, o lo que es los mismo, al servicio del F.C. Barcelona, campen a sus anchas, marren sólo en una única dirección (a favor de los culés) y encima no se les pueda decir nada. Pero esto qué es?. No sé, lo más parecido que me viene a la cabeza es poner a Villar un bigote poblado y cambiar el uniforme arbitral por el de las NKVD.
    Hasta aquí hemos llegado y muestro todo mi apollo a ciudadanos que en su libre derecho de opinar y en un país con libertad de pensamiento (por mucho que al Comisionario del Pueblo "Lósif Villarin" le duela) expone, no sólo verdades como puños, sino que encima lo hacen con una educación impropia de la situación en la que se encontraban y llevan sufriendo desde hace casi 2 lustros.
     Ya está bien de hipocresía. Ya está bien de eufemismos. Desde la Capitanía de Villar y Platini y manejados desde el palacio del F.C. Barcelona hay orquestado un golpe de estado blaugrana que lleva arrastrando al mundo del fútbol a un estado deplorable y carente de toda equidad.
    Porque el partido de ayer es sólo el piquito de la punta del iceberg. Es un simple muestrario de lo que se lleva viendo, más bien sufriendo, en el fútbol español y europeo. Porque no se puede tener más desfachatez. Porque la premeditación y alevosía quedó a años luz atrás.
     En los primeros años por lo menos intentaban disimular. Ya no. No hace falta y no sólo en las competiciones caseras. No quiero volver a mencionar el robo que sufrió el Chelsea contra el Barza, ni el Arsenal, ni todos perpetrados contra el Madrid, ni los de..., sería gastar teclado a lo tonto.
     En el partido de ayer me imaginaba a undiANO como una de esas mujeres que rodean el Camp Nou a partir del atardecer, con un consolador extra-grande regalado por "el gran angel maría" metido a presión (o no tanta) en su culo y una bandeja en la mano con los pequeños frascos promocionales de toda la mierda que pueden vertir contra cualquier rival que pueda hacer sombra al Barcelona. Pero claro, el Real Madrid, después de recibir tantas eces desde tiempos casi inmemoriales, ha aprendido mucho a esquivar todas las argucias de tan "nobles" vendedoras. Y para en lo que antes apenas necesitaban un par de frasquitos, ahora necesitan prácticamente toda su colección. 
     El de ayer fue un compendio de todo el arte arbitral. A los jugadores blaugranas ya no les hace falta ni montar las pantomimas de antaño.
     Porque señoras y señores, no nos malinterpreten, los aficionados de bien y los madridistas (normalmente lo uno va unido a lo otro), no nos quejamos de una jugada aislada, ni de dos, ni de tres. Nos quejamos de más de 18 partidos jugados contra los villaristas en los que el Madrid ha salido perdiendo en el 99% de las decisiones arbitrales. Es más, así, a voz de pronto, y para más cachondeo encima, ayer fue la única vez en la que una jugada dudosa, fue pitada a favor de los blancos (penalti a CR7). Después de más de 18 partidos con una media de unas 3 ó 4 jugadas conflictivas por cada uno...., la cosa no está mal.
     Pero es que ayer la media referida fue algo más alta. No me iré a jugadas "de medio pelo (aunque igual de influyentes)" como faltas no pitadas y faltas inventadas en plan quitarle la pelota al dopado limpiamente y que piten acción ilegal. No, iré a las más relevantes y llamativas. Empecemos: Penalti por doble mano en el área de Cesc y Piqué no pitado a favor del Madrid; Penalti de Piqué a Bale no pitado a favor del Madrid; Agresión del hermano mayor de los Dalton a Pepe al pisarle la cabeza no visto por el árbitro (esto si que me parece que fue así y es lo lógico con la tangana que había por el medio); fuera de juego claro de Neymar no pitado en la misma jugada en la que no le hacen penalti si pitado a favor del barza y expulsión injusta a Sergio Ramos por una falta en el área no cometida (por muy poca cosa que sea el brasileño, creo que la estela de viento que mueve Ramos cuando corre no es suficiente para hacerle caer como cayó); penalti "inventado" a CR7 al producirse el contacto a 5 centímetros fuera de área, pero sin mostrar tarjetas al delincuente deportivo de Alves; penalti, como mínimo dudoso, sobre Iniesta;...
     Los madridistas no nos quejamos por estos hechos, nos quejamos por decenas de partidos sufriéndolos. Porque como he dicho en infinidad de ocasiones anteriormente, no existe la casualidad, existe la causalidad. Y aunque existiera la primera, por pura probabilidad matemática, de 100 acciones dudosas, 50 lo serían a favor del Madrid y 50 a favor del Barcelona, no 99 a favor de los catalanes y 1 a favor de los blancos. Esto es simple y llanamente, imposible.
      Pensemos un momento e imaginemos que estamos en el colegio por unos instantes. El típico ejemplo que se ponía en probabilidad: tenemos 2 sacos, en uno con una bola blanca en el interior y el otro con otra de color negra; Qué posibilidades tenemos de sacar la blanca sin saber donde está?. Bien, ahora traslademos este ejemplo a un par de acciones "al azar": La doble mano de Piqué y Cesc y la jugada de la expulsión de Sergio Ramos. La falta la lanza CR7 y estirando el brazo Piqué y dentro de área, el balón impacta levemente en su antebrazo, mano y penalti. Esta jugada en tiempo real puede generar dudas, de 2 posibles opciones (pitar o no pitar penalti), se elige no pitar penalti. Bien, estamos dentro de la media. El balón continua e impacta en los brazos de Cesc (por cierto, esto significa que éste último estaba atrasado, cosa que dudo, o que Piqué se había adelantado a la zona donde se supone que el árbitro marcó la distancia de la barrera), a la velocidad de la acción, ésta podría generar nuevas dudas y ante éstas...., no se pita penalti. La estadística empieza a fallar. En la acción de Neymar tanto de lo mismo, pero al revés. Claro fuera de juego (con el linier a apenas unos metros y con visión directa perfecta), pero bueno, por la rapidez de la acción puede generar incertidumbre... y como consecuencia decide no pitar fuera de juego, vale, dentro de la media. La siguiente acción dentro de la misma jugada es la caída por roce de Neymar. Para mi, tanto por la intensidad, como porque Sergio estaba retirando la pierna, como que Neymar la estaba dejando atrás (si me apuran la zancadilla es de él contra Ramos), como que una milésima antes ya se estaba tropezando, no es penalti, pero bueno, ante la duda y en vivo..., el árbitro pita penalti. La estadística se va al garete. En resumen, en sólo 2 acciones puntuales, de 8 posibles resultados "al azar" o "al dudar", todas las tomadas fueron las más favorables al Barza. Es más, añadiré el sacar o no la tarjeta roja. Olvidémonos que había claro fuera de juego, también que no fue penalti. Cuando Neymar se cae por una brizna de aire, el balón no iba en dirección a la portería o dirección próxima a ésta. Iba más bien hacia el córner, dentro de área, pero hacia el córner. Si nos ponemos quisquillosos... por mucho que Sergio fuera el último defensor, ni Neymar ni el balón iban hacia la portería, por lo que era amarilla. Vale, era una acción muy rápida y peligrosa, muy peligrosa, estaba dentro del área, se puede suponer que luego querría regatear a Diego López o tirar ante su salida,... pero entre las 2 opciones (tarjeta amarilla o roja), eligió la que más daño hacía al Madrid.
     Y esto es una nimiedad en relación a todo lo sufrido en los últimos años, pero no sólo contra el Madrid como ya mencioné con anterioridad. Veamos un nuevo ejemplo: el partido contra su último rival europeo. La acción más polémica, entre otras, fue la jugada que acaba en penalti injusto (muchísimo más lejos el derribo fuera del área que en el caso de CR7) contra el Manchester City. La jugada empezó con una falta clara contra Silva (creo) que el árbitro no pitó. Vale, fue una acción rápida y tal. Pitar o no pitar..., no pito falta y se la lleva el Barcelona. Como siempre... la primera acción dentro de la estadística. Se produce la falta fuera del área aunque próxima. Duda: dentro o fuera?, pues dentro, que favorece al barza. De 4 posibles decisiones, se otorgan las 2 más beneficiosas a los catalanes.
    Como siempre, y sobretodo desde la creación por parte de Florentino del G-14, ese grupo de caballeros que quisieron oponerse a la dictadura de los gerifaltes de la UEFA, todos amigos íntimos de Villar y cia..
    Lo curioso del caso, como ya expliqué en otras entradas, es que el Barcelona fue el único club grande que si bien estuvo en el G-14, también apoyaba a la UEFA. Lo dicho, no existe la casualidad, si la causalidad.
     undiANO, váyase usted a tomar por el final de su apellido.

21 mar. 2014

CABEZA, PIES, TEMPO.

   
    Este post va especialmente dirigido a mi admirado Morata. Un jugador al cual llevo siguiendo e incluso viendo en vivo, desde que estaba en segunda B.
    Si bien va centrado en su persona, se puede extender a todos los jugadores en general, pero muy especialmente a los de nuestra cantera, que son los únicos que me interesan, la verdad.
    Dejando al fútbol en su mínima expresión, hay 3 factores fundamentales: la cabeza, los pies y el "tempo".
    La cabeza no es más que controlar la situación. Ver la jugada a realizar, no perder los estribos y saber en todo momento que hacer y como, mezclando lo ordenado por el técnico, la propia experiencia y la realidad de ese momento concreto. En resumen, tomar la decisión más adecuada y beneficiosa.
     Los pies son simplemente la destreza con el balón. La técnica y calidad que uno tenga.
     Y por último "el tempo". Es lo más elemental y simple, pero lo más importante. Es hacer lo pensado y como lo he pensado en el momento justo.
    Si conseguimos sincronizar estos 3 conceptos, seremos los mejores jugadores del mundo. Si no..., mejor ser un experto en lo tercero y una media aceptable en el resto, pues aún así, lograremos grandes metas.
    De qué sirve tener una técnica prodigiosa si a la hora de centrar, por ejemplo, lo hacemos unas décimas tarde?. De nada, pues probablemente ese centro "tarde", deje a tu compañero en fuera de juego. Y tener una visión de juego magnífica, si a la hora de pasar o regatear me quitan siempre la pelota?. Lo mismo, de nada.
    Pero el tempo es distinto. Si regateas justo en el momento preciso, aunque éste regate no sea limpio y perfecto, te irás del rival. Si centras justo en la milésima exacta, aunque no sea muy certero, el centro no irá a los pies del compañero, pero llegará a él. Y así en todos los factores del juego, incluidos, por supuesto, los defensivos.
    Para mi desgracia hay un jugador, por mucho que me duela, que maneja "el tempo" como nadie, y éste es Messi. Tiene dos virtudes muy, pero muy por encima de la media: el desplazamiento con el balón en los pies y sobretodo "el tempo". Rara es la jugada en la que cuando parece todo perdido para él, no saca beneficio, ya sea porque se lleva la pelota magníficamente o porque el rebote le llega a él. Siempre mete el pie o la puntita de la bota justo cuando ha de hacerlo. Si lo hubiera hecho una décima de segundo antes, no habría llegado, si lo hiciera una tarde, el rival le hubiera quitado la pelota. Pero no, lo hace en el instante perfecto y como consecuencia suele salir beneficiado. Otra cosa es que cada vez que falla, los árbitros se encargan de compensarlo con falsas faltas y demás, pero esa es otra historia.
    El tempo en muchas ocasiones está afectado por "agentes externos", véase nervios, problemas, tensión,...
    Éstos, no sé si por su coeficiente intelectual o por su "adicción" a sustancias dopantes, parece que no afectan nunca al argentino, pero al resto de los mortales sí.
    Y ustedes se preguntaran..., y esto qué tiene que ver con Morata o el resto?. Pues básicamente en que Morata tiene una magnífica cabeza y unos pies maravillosos, pero el tempo lo tiene últimamente muy descompensado. Todo lo que intenta es bueno, jugadas ideales y acciones muy propicias, pero suele fallar en el momento preciso de hacerlas. Intenta pases increíbles que en el peor de los casos pueden dejar a su compañero sólo ante el portero o magníficamente posicionado para hacer la pared con él u otro compañero. Los pases suelen ir en la dirección y velocidad perfectos, pero a la par en la mayoría de los casos son interceptados, por escasas décimas de segundo, pero interceptados. Con los tiros a puerta tanto de lo mismo. Se ve como adapta el cuerpo maravillosamente bien, se denota una técnica depuradísima, y busca que el tiro vaya en la dirección que más daño hace al portero y donde prácticamente no puede llegar o le coge a pie cambiado,... o lo que sea. Pero lo suele disparar un poco tarde o pronto, lo que significa una ocasión fallada. 
    Morata tiene un potencial enorme. De lo mejorcito que ha salido últimamente de cualquier cantera mundial (por supuesto también Jesé, Carvajal, Isco,...). Lo único que tiene que hacer para ser una estrella universal es sincronizar su reloj. Tarea ardua, pero que sé que es capaz de hacer, pues llevo varios años siguiéndole. En el momento que deje de lado su responsabilidad, o más bien la responsabilidad que parece que el mismo se a auto-impuesto al subir a la primera plantilla, las cosas le irán infinitamente mejor. A él y por asociación a su equipo de toda la vida, a nuestro equipo.
    Me dio pena ver como "celebró" el tercer gol contra el Schalke 04 que él realizó. 
    Morata disfruta. Tu sólo disfruta cuando salgas a jugar. Si disfrutas y lo pasas bien las tensiones, nervios y presiones desaparecen. Del resto no te preocupes, lo llevas encima.