27 sept. 2014

SÓLO 1 PODÍA GANAR.

   Antes de empezar a comentar nada, quería dar la enhorabuena al Villarreal, un equipo que ha jugado maravillósamente bien. Valiente, sin trampas, sin juego sucio, sin pérdidas de tiempo y buscando la victoria como ningún otro equipo lo ha hecho en los últimos decenios contra nosotros.
    Sólo un empate hubiera sido el resultado más injusto de todos a tenor de lo visto, y la desgracia es que no pueden ganar los 2 equipos. 
    Una primera parte sumamente emocionante y entretenida hasta cotas dificilmente vistas y en donde cualquiera de ambos contendientes se podía haber ido con un  buen número de goles en su haber y en ambos casos, de manera justa.
   El Madrid se impuso por la calidad de su pegada. Simple y llanamente eso. 
   Mucho, pero mucho tengo que pensar para acordarme de un sólo equipo que haya tenido más ocasiones de gol que los nuestros en cualquier partido de los últimos años. Y este ha sido el caso del Villarreal. 
   Por momentos el partido parecía de tenis mas que de fútbol. Una ida y venida de área a área constante del balón. Con grandes y maravillosas jugadas en la mayoría de los casos y por parte de ambos equipos.
    La segunda parte bajó en ese sentido muchos enteros, especialmente por culpa del Madrid, que hizo un fútbol control, dejando el vértigo y la verticalidad para otro momento. El equipo castellonés lo siguió intentado, pero sus constantes intentos morían en las inmediaciones del área blanca y la verdad es que ocasiones, lo que se dice ocasiones claras, ninguna.
   Los cambios blancos no hicieron más que acentuar esa dinámica y sólo un hipermotivado y ansioso Isco intentó variar esa situación.
    El Real Madrid ganó de una manera tan justa, como injusta fue la derrota de los amarillos.
    Mi más sincera felicitación y admiración a un rival con mayúsculas. Fútbol ofensivo sin tapujos. Valentía no recompensada. Lo siento mucho por ellos, de verdad.
    Pero como no todo pueden ser alegrías, diré que que ya es hora de que alguien meta a Bale en su sitio y le dé un buen tirón de orejas. Hay cierta corrriente "anti-Benzema", cuando es el jugador que más huecos abre y apoyos genera en la delantera blanca, y nadie se fija del egocentrismo del galés, que no centra ni aunque la vida le vaya en ello, siempre elige la peor opción posible y de defender, ni hablo. Si jugamos con 10 es por Bale, no por Benzema. Sin duda es un gran jugador y con más calidad de lo que su "tosco" aspecto físico pudiera darnos a entender, pero se empeña en querer hacerlo todo él sólo. Es un jugadorazo que podría ser crack mundial de olvidarse un poco de sí mismo y asumir de una puñetera vez que el fútbol es un juego de equipo, y no sólo cuando no le queda más remedio.
     De todas formas quedémonos con lo bueno, que no es otra cosa que una gran victoria contra un espectacular rival. Sólo 1 podía ganar y tuvimos la fortuna de ser nosotros. 

23 sept. 2014

LOS SEGUNDONES ATACAN DE NUEVO.

    Quiero desde aquí dar las gracias al papel higiénico del diario Sport por ayudarme a tapar mis vergüenzas.
    Y es que después del partido contra el Depor, mas el anterior en liga de campeones, me he quedado sin argumentos. Siempre he dicho que el Real Madrid, desde hace muchísimos años, tiene de todo menos pegada. Que necesita más de 5 ocasiones claras de gol para meter 1 sólo. Todo lo contrario que sus grandes rivales el Atlético de Madrid y el Barza. Pues bien, ahora resulta, y a los 2 partidos anteriormente comentados me remito, que el porcentaje de acierto de cara a portería se aproxima al 70 %, especialmente en el disputado contra los gallegos. 
    Quizás en los 2 partidos que menos ocasiones ha generado nuestro equipo, es en los que más goles han metido. Y quién dice goles, puede decir golazos, porque los vividos en Riazor son para enmarcar.
    El caso es que el Real Madrid empezó el partido de una manera más que prometedora. Presionando muy, pero que muy arriba. En el propio área rival. Y no sólo eso, sino que lo hacíamos muy bien. Los de La Coruña no daban más de 3 pases seguidos sin que les quitaran el balón y conforme lo teníamos, rápidamente a por la portería rival. El problema de este asedio es que los 11 jugadores del Deportivo se agrupaban en un espacio no superior al 30 % del campo o lo que es lo mismo, prácticamente alrededor de su portería. Si a esto añadimos que el partido llevaba pocos minutos y que los jugadores estaban muy frescos, el resultado era que el Depor no salia y el Real Madrid lo intentaba sin conseguir apenas nada.
    Aproximadamente sobre el minuto 10, no sé si por decisión técnica para que el Depor se estirara más o por el propio devenir del partido, la presión del Madrid bajó unos cuantos metros y si me apuran, incluso de intensidad. 
    Como era previsile, El Depor empezó a salir de su campo y por las mismas, el Real Madrid a encontrar huecos. Las ocasiones empezaron a ser más claras, especialmente una de Bale que sacó magicamente su portero. Pero en todo caso ese fue el principio del fin. Llegó el primer tanto tras un impresionante salto y remate de cabeza de CR7... y de ahí al final..., pues casi un monólogo blanco. Y digo casi porque con el resultado ya prácticamente decidido (0-3) y tras un penalty inexistente pitado en nuestra contra allá por el minuto 5 de la segunda parte, el Depor puso el 1-3 en el marcador y durante unos minutos jugó de tú a tú al Madrid y tuvo un par de ocasiones más. Pero jugar de tú al Madrid conlleva riesgos... y Bale puso el 1-4, después llegó el 1-5, el 1-6, el 2-6, el cambio de Chicharito por un excelente Benzema y el 2-7 y 2-8 definitivo. 
    Pero no sólo el Real Madrid me dejó en evidencia por su rendimiento de cara a portería, sino que igualmente siempre dije que tácticamente Arbeloa era un fenómeno y defensivamente muy bueno, pero que a la hora de centrar..., pues en este partido, no es que sus pases fueran magistrales, pero fueron muy notables y bien dirigidos.
    Ahora bien, como no hay 2 sin 3..., tras el cambio del francés por el Mexicano y tras unos minutos de éste último sin prácticamente oler el balón, cuando le estaba llegando el pase de Isco yo me dije "A ver que hace ahora éste". Pues toma, golazo por toda la escuadra tras colocársela con un leve toque. 
    Después Chicharito lo volvió a intentar, y como acostumbro a decir que los nuestros no tiene suerte de cara a portería, su tiro rebotó en una pierna rival y nuevo gol.
     Esto me pasa por bocazas. No doy una... y me encanta!. A partir de ahora repetiré todo lo dicho por megáfono... y que los blancos me dejen "en fuera de juego"  siempre que quieran. Me harán muy feliz!.
    No obstante y por "vergüenza", y habiendo aprendido mucho de los medios de desinformación y políticos, intentaré distraer a la "opinión pública" de mis nefastas opiniones y diré que los segundones atacan de nuevo. Y es que ese fanzine del diario Sport pone en la portada, repito, en portada, un "resultado" de Bravo 0-Casillas 8. Muy bonito, defensivamente no lo están haciendo mal, si bien por ocasiones increíblemente marradas por vuestros rivales podríais haber recibido algún que otro gol/es y vosotros, "el mejor equipo del mundo", "el equipo de referencia universal", volvéis a mirar al Real Madrid.
    Siempre seremos vuestra referencia. Qué penita dáis!. Venga, contentar a vuestro rebaño y que sigan pastando en la mediocridad!.
    Pero por otro lado, y como hidalgo español que soy, muchas gracias por ayudarme.

17 sept. 2014

NO FUE PARA TANTO.

   Es curioso el mundo del fútbol. Es lo grande y a la vez triste de este deporte. Uno ya puede hacer maravillas durante 90 minutos que no será recordado. Mas bien vilipendiado. Ahora bien, si durante 89 minutos y 59 segundos no haces absolutamente nada y no eres más que un esparring a manos de tu contrincante, pero en 1 segundo haces que la pelotita cruce la línea de la portería..., serás un fenómeno y habrás hecho un partidazo.
    Ayer en el Bernabéu no pasó exactamente eso, pues la victoria fue más que justa por parte de nuestras huestes, pero casi. Y casi porque el resultado no fue justo, más que para nosotros, para el pobre Basilea. Mereció más.
     Fue un equipo que me gustó mucho. Con más clase de lo que su nombre nos indica y un contra-ataque a la altura de los mejores. Es en esas lides en donde más destaca, mueve el balón a una velocidad increíble, con cordura y siempre hacia la mejor opción. Estoy convencido de que va a dar más de un susto. Por desgracia, para mi orgullo, rara vez acierto.
    En defensa se cierran mucho mejor de lo que el resultado hace pensar, si bien si hubo un antes y un después de nuestro primer gol, provocando que se abrieran un poco más. Fueron valientes, no alocados. Sabían lo que tenían que hacer y como. Un dignísimo rival.
     Y nuestro equipo?. Pues de más a menos, como últimamente nos tiene acostumbrado. Si es por cansancio físico, decisión técnica, exceso de confianza,... sólo ellos lo saben con certeza.
      Tuvimos la mayor parte del partido controlado, pero sus contras nos pusieron en más de un aprieto..., y 5. Además, durante unos pocos minutos incluso movieron el balón con muchísima soltura y fuimos nosotros los que jugamos a su son. 
    De nuestros jugadores me encantó Nacho, Modic y James. Especialmente el primero. Los otros dos mejoraron notablemente en relación a sus últimas actuaciones, sin hacer nada realmente espectacular, pero con un trabajo y forma de jugar que se tornó básica para la consecución de la victoria. Especialmente a la hora de mover y distribuir la pelota.
    Pero, y enlazando con el primer párrafo, como en el mundo del fútbol también existe la prensa y no hay nada en el mundo más resultadista, ahora resulta que hemos jugado muy bien, que si "un manotazo", "respuesta a la crisis",... patrañas. Yo no vi diferencia alguna con el partido liguero de este fin de semana pasado. Ah, si!, que el balón cruzó la raya. Punto, esas es la única diferencia entre jugar estupendamente y hacerlo fatal. Que en 90 minutos disputados, durante 4 segundos (lo que tarda de media un disparo en entrar a la portería) la pelotita entre en 4 ocasiones. Una valoración muy justa, si señores. Entre el partido del Atlético y este sólo hubo un par de diferencias: un equipo distinto y que se mereció más por juego, valetía y número de ocasiones y que marcamos los goles. En lo demás todo fue prácticamente clavado. Algún día, quizás algún día, se podrá discernir entre jugar bien (o mal) y marcar los goles, que no siempre van de la mano.

13 sept. 2014

INSULTANTE.

    Suelo esperar un día para escribir esto, pues en caliente, soy demasiado impulsivo y mi rabia o exaltación mandan.
    Pero hoy no, porque no hay nada que pueda cambiar un ápice mi apreciación. Y no lo hay porque desde el primer minuto pensé lo que ahora voy a plasmar y no cambió durante los 92 minutos que duró el encuentro. 
     Antes de nada quiero felicitar al atlético porque nos ha vuelto a ganar, pero más que por la victoria, por la forma de conseguirla. Sin hacer absolutamente nada. Es incomprensible e insultante.
    Una aberración de equipo de fútbol, que no de deportistas, como los atléticos son capaces de ganar un encuentro en el que su primera jugada hilvanada fue en el minuto 72!. Osea, 72 minutos para hacer más de 6 pases seguidos, acercarse al área rival y finalizar la jugada. Bien es verdad que en el 73 hicieron otra y en el 76 la tercera que acabó en el 1-2.
     Pero fueron 72 minutos en que se rieron de todos los presentes, televidentes, aficionados en general y del atlético en particular. Porque no es de recibo a lo que juega ese equipo, pero menos aún que hayan ganado una liga y casi ganaran una Copa de Europa con tal lamentables actuaciones.
     Yo me siento insultado, vejado,.. y petrificado. Soy incapaz de encontrar una respuesta lógica a lo acontecido el año pasado y lo visto en este partido. Algo falla... y desde luego no es el atlético.
     Son sus armas y les sale bien. No se merecen nada, pero lo logran todo. Es legítimo y productivo. Pura ingeniería. Chapucera, horrible, pero funcional. El resto sobra.
     Es más, he de reconocer que han sido mucho más nobles. Sus entradas han sido bastantes más comedidas que antaño, y sus pérdidas de tiempo muy inferiores a lo que nos tienen acostumbrados. De hecho en ese sentido fueron como cualquier otro equipo. El árbitro debió de añadir un par de minutos en cada parte, pero por otro lado..., para qué?.
      Alguien en su sano juicio piensa que el Real Madrid, ese equipo que según muchos, entre ellos la mayor parte de periolistos del mundo deportivo, lo que más tiene es pegada, iba a meter algún gol más?.
      Durante los primeros 72 minutos el atléti fue nuestra marioneta, no salió de su campo, pero como no, en un balón parado, en su primer tiro a puerta, gol.  Qué más hizo?. Cero. El Madrid en cambio lo intentaba de todas formas y colores, jugaba, literalemente, con ellos. parecía un partido entre un equipo profesional contra otro cadete. Pero esa "magnífica" pegada desapareció, como lleva desaparcida en los 2 últimos lustros en donde el Madrid necesita una media de más de 7 ocasiones para meter un gol. Nuestros rivales, cualquiera, una media de acierto cercana al 75 %. Es más, los rojiblancos encima tuvieron "mala suerte" ya que han bajado esa estadística, pues tiraron 4 veces y metieron "sólo" 2. El Madrid, así de memoria, 12 ó 13 ocasiones... y un gol y para más inri, de penalty!. El colmo del cachondeo.
      En honor a la verdad los blancos no lo hicieron especialmente bien y no hubo nada reseñable, pero vamos, para haberles ganado por un 3-0 de sobra. 
      En cambio si vi alguna cosa positiva. Fuimos más equilibrados que contra los vascos. Estuvimos mejor colocados y vi menos desajustes que los vividos en la ecatombe de la jornada anterior. Algo es algo.
     Ahora bien, con un Sergio Ramos un tanto anárquico y muy impreciso, un Bale que sólo juega para si mismo y que se olvida que tiene compañeros y un Benzema del cual sigo siendo un ferviente admirador, pues se mueve y hace moverse y combina con los de arriba como nadie en el mundo, pero que no mete un gol ni a tiros... la cosa se complica un poco más.
    También habría que mencionar que los cambios de Ancelotti no funcionaron y tampoco aportó ninguna solución especialmente destacable. Pero, qué hacer contra un equipo que no era tal y que no aportaba nada?.
     No sé, buscando un símil, el atlético es una ciudad sitiada sabedora de tener un pozo escondido. Son los atacantes los que se esfuerzan, los que buscan, los que intentan, los que atacan, los que se la juegan,... ellos sólo esperan y punto. Si finalmente no entran en la ciudadela genial, han ganado, con eso les sobra. Y si encima mientras están siendo asediados, una de las piedras del muro en forma de gol se cae encima del mariscal de turno enemigo..., pues ya está. Son unos héroes y su entrenador... un Dios. Sin hacer nada, sin valer un céntimo, pero será idolatrado. 
     Porque esa es otra, Simeone como entrenador es una auténtica basura. No aporta ni ha aportado nunca nada, es cobarde y ruín; ahora bien, no hay nadie en el mundo como él para incentivar y sólo por el cambio de mentalidad que gracias a él (lo único que ha hecho) ha provocado en el atlético, merece ser mencionado.
     Sea como fuere nos han ganado, injustamente, como acostumbran, pero nos han ganado. 
     Y como todo no pueden ser malas noticias, me quedo con lo positivo anterioremente relatado. Este Real Madrid, a años luz todavía de entusiasmarme, me ha dejado más tranquilo que el que jugó contra la Real Suciedad. Por lo menos me ha parecido más lógico y me parece un buen punto de partida. Una partida por otro lado, que debía haberse iniciado allá por mediados de julio y no ahora. Ahora bien, también hay que reconocer que la Real jugó y juega mucho mejor que los rojiblancos, lo que tampoco me da mucho optimismo precisamente.
     Mientras tanto los colchoneros se seguiran mofando e "insultado" a todo lo que le rodea. Les da igual, les funciona y que demonios, hacen bien. El mundo no es justo, el fútbol tampoco. Más real que el atlético, nada.

8 sept. 2014

ÉRASE UNA VEZ...

    Cuando uno empieza a tener cierta edad, los cuentos pasan a ser bellas narraciones con final feliz y moraleja para educar a una infancia que cuando crezca, se dará de bruces con la realidad. Si, a todos nos encantan leerlos y leérselos a nuestros hijos, pero dejan un gran "sin sabor" al ser realmente todo lo que nos gustaría que fuera, pero que realmente nunca será, ni mucho menos, es.
    De entre todos los cuentos, los más extendidos en nuestra sociedad son los llamados "cuentos chinos". Nuestro mundo es un gran elenco de escritores de los mismos y el fútbol no puede escapar a sus encantos.
    De hecho, últimamente sólo hay literatos de tan honorable estilo y miles de lectores ansiosos de ese tipo de lecturas. Cosa que no está mal, de no ser porque creo que salvo el escritor, el resto nos tomamos esos cuentos como verdades.
    De entre todos en la última semana destacan 2. Uno a base de cuentos a "media verdades" y el otro de "cuentos chinos mandarinos de pura cepa".
    Empezaré con el primero, que no es otro que D. Florentino Pérez. Por qué hablo de medias verdades?. Porque a mi entender, no ha salido a la luz toda la verdad en relación al "caso Dí María" y que sus excusas pueden ser de todo, menos convincentes. Está claro que económicamente ha sido un acierto, pero en lo deportivo ha sido un estrepitoso fracaso. Y es que las cosas que nos daba Dí María, no nos las da ningún otro jugador.
    Comparto con el "presi" que James es un grandísimo jugador. Ahora bien, que sea él el elegido para sustituir al argentino es un gran error, porque si bien tiene una técnica y calidad prodigiosas, en garra, lucha y defensa anda, por decirlo de manera suave, muy cortito.
    Reconozco que cuando le ficharon, salvo sus actuaciones en el mundial y un par de partidos más, apenas había visto nada de él. Ya me he documentado mejor, y su calidad es indiscutible y quizás, junto a Isco y Benzema, sea el jugador de la plantilla con más técnica y calidad. Pero su nota en el resto..., es mucho más justita. Más calidad que Dí María, menos en lo demás. Hemos salido ganando?. Tengo serias dudas.
    Con la salida de Xabi Alonso tanto de lo mismo, aunque aquí si hace todo indicar que si fue él el que se quiso largar..., adivinen ustedes las verdaderas razones.
     Lo curioso del caso es que antes de su sorpresiva marcha, se fichó a Kroos y ahora se dice que es su sustituto. Otro gran error y similar al de James. Es muy bueno, buenísimo, pero no tiene exactamente las mismas cualidades que el tolosarra ni juega de la misma manera ni en la misma posición. Illarra, aunque le falte foguearse más, si parece un sustituto natural del ahora jugador del Bayern, pero el alemán me temo que no.
    Que si, que una pera y una manzana pueden llegar a saber parecido, pero no son lo mismo.
     Sr. Presidente, la ha cagado, no por los excelsos fichajes, sino por las magníficas despedidas. Ahora sólo quedan 2 opciones. O reconocer su error o cambiar de táctica y del sistema que le ha hecho al Real Madrid campeón de la Copa del Rey y Copa de Europa. O mejor, ambas cosas.
    Pero este "cuentito" organizado por el Real Madrid no es nada en comparación con el montado por la RFEF y Vicente del Bosque. Lamentable.
    El pobre seleccionador o no tiene personalidad, o está sometido a demasiada presión o los estigmas por haber sido entrenador blanco le superan. Porque no es de recibo que a la ínfima que hace un jugador del Barcelona, lo suba inmediatamente a la absoluta. El último Munir. No digo que sea mal jugador, ni mucho menos, lo que si afirmo es que hace 3 meses estaba en el juvenil y por marcar un gol en pretemporada y otro en el partido de liga... a la selección!. Pero estamos gilipollas o qué!?.Con Deulofeu tanto de lo mismo, con... vamos, cualquier jugador blaugrana que da una patada a una lata, directo a la absoluta.
     Ahora comparemos: Para llegar al mismo sitio que Munir, Carvajal ha tenido que ser elegido mejor defensa de la Bundesliga, regresar al Madrid, ser titular, ganar la Copa del Rey y de Europa... y cha, chán!!!, a la selección!. Qué tio el "del Bosque"!, qué buen ojo tiene con los jugadores blancos!.
     A Jesé, que lo bordó durante los partidos que jugó..., nada de nada. Ni convocado, ni planteado, ni mirado,...
     Si Isco no llega a militar en nuestro club hubiera ido al mundial, seguro.
     Pues nada, señor seleccionador, que sepa que a mi hijo le ponía pañales del barza cuando tenía diarrea. Espero que en la próxima convocatoria le convoque. A usted y a su federación, con eso le sobra para llevarle.
     Lo suyo no es cuento, es pesadilla. Pero nada, nada, siga aguantando las presiones de la RFEF o su propia falta de personalidad y busque, busque las perdices a ver si puede comérselas.
   

2 sept. 2014

UN PARCHE PARA UNA IMPLOSIÓN.

   He tardado en escribir este post de hoy para evitar ser ventajista, si bien, he aprovechado el último partido de nuestro equipo en tierras vascas para sacarlo a la luz de una vez.
    Sinceramente, el equipo no da buenas sensaciones. Su pretemporada fue pésima y el inicio de "lo real" no ha sido mucho mejor a excepción del partido contra el Sevilla.
    El primer partido contra el Córdoba fue un bodrio infumable y el partido del domingo contra la Real un conjuto de imprecisiones y errores tácticos tan sorprendentes como imperdonables.
    Imperdonables por la calidad y experiencia de nuestros jugadores, porque teníamos maniatado a nuestro rival en todas y cada una de las facetas (además con un merecidísimo 0-2) y sobretodo porque llevamos arrastrando el lastre de las paupérrimas defensas de las jugadas a balón parado demasiado tiempo.
    No hay explicación ni excusa para semejante debacle. Bochornosa y merecida derrota.
    Bochornosa porque no tuvimos armas con que responder la buena reacción de los donostiarras, ni tácticas, ni técnicas, ni de carácter y lo más sorprendente, ni de jugadores. Una solución tras recibir el 2-4 fue sacar a Arbeloa!!!!!. Real Madrid, "quién te ha visto y quién te ve".
    Lo curioso del caso es que el encuentro no lo empezamos mal. De hecho fue bastante bueno. Como mencioné con anterioridad la Real Suciedad jugaba a nuestro antojo y hacíamos con ella "lo que nos daba la gana".
   A los pocos minutos ya íbamos ganando 1-0. En la primera clara ocasión que tuvimos, gol. Después de un par de ocasiones más, un nuevo gol. Nuestra efectividad fue espectacular. Por un momento tuve que dar la razón a todos los periodistas. El Madrid tenía efectividad, pólvora o como lo quieran denominar. Pero después regresó la cruda realidad, que no es otra que el Real Madrid tiene de todo, menos pólvora; o la tiene mojada. Tuvimos bastantes ocasiones, pero todas marradas y llegamos a nuestros verdaderos registros de cara a portería. 5 claras ocasiones para materializar un sólo gol. El Torremocha tiene mayor efectividad, mucha mayor. 
    En estas estábamos cuando nuestros rivales, como todos nuestros rivales, esos que no tienen nuestra efectividad, en su primer acercamiento y tiro a puerta... gol. Y este fue el punto de inflexión del partido. 
    Sólo había que ver la cara de los nuestros. El mundo se les vino encima y no entiendo el por qué. Para empezar les estábamos dando hasta en el paladar, todavía  íbamos 1-2 y ellos no sabían ni que hacer. 
    Pero ese gol fue justo a la línea de flotación de unos jugadores que tanto por calidad como experiencia, nunca debieron de haber permitido su propio hundimiento. Se quedaron patidifusos, zombies.
    No ha que quitarle méritos a la Real, que tanto su entrenador como los jugadores, supieron que hacer a la perfección.
     Sea como fuere, durante algunos minutos ni los unos ni los otros hicieron nada del otro mundo. Pero otra vez, ese equipo "sin pólvora", en su segundo acercamiento y tiro a puerta metieron un nuevo gol. Empate y lo que es peor, las barcas de salvamento de la nave blanca empezaron a salir a la voz de sálvese quién pueda... y se salvó la Real Sociedad, que fue a más y dió por completo la vuelta al partido. Sólo nuestros últimos 10 minutos se pueden salvar..., más por pena y porque por lo menos intentaron volver a subirse al barco, que porque realmente lo merecieran.
    Mientras tanto nuestros directivos haciendo caja (cosa que no está nada mal), a base de vender a 2 de los pilares básicos del equipo que se hizo con la Copa de Su Majestad el Rey y Copa de Europa. La solución ha sido fichar a Chicharito. Poco puedo decir y opinar de él, pues no le he visto mucho. Lo que si puedo afirmar es que necesitábamos más a un verdadero sustituto de Alonso, que a un delantero. Por primera vez en mi vida estoy de acuerdo con la mayoría de periodistas y aficionados en general. Este verano hemos perdido más que ganado. Además, y sin poder asegurarlo, creo que la plantilla tampoco está conforme con lo sucedido.
    De todas formas demos tiempo, que los nuevos fichajes tienen calidad de sobra, especialmente James y Kross, aunque han venido a suplir a gente con características y funciones distintas y no precisamente en donde ellos destacan. Todo un handicap que a primera vista no presagia nada bueno. 
    Muchas cosas tienen que cambiar y entre otras el sistema de juego. A ver que hace Carlo con los "regalos" que le ha hecho D. Florentino, que no sé por qué me da, salvo el alemán, no han sido pedidos por él. Otro mal agüero. 
    Lo de el mexicano me suena más a improvisación que algo meditado. Un parche para una implosión.