15 may. 2015

ENTROPÍA.

    Lo primero que les quiero pedir es que esperen al final para sacar conclusiones de todo lo que voy a decir, pues quizás en el desenlace pueda apreciarse la verdadera sinrazón de lo descrito.
    En ocasiones, para hablar de fútbol, hay que simplificar tanto las cosas que hay que rebajarse a unos niveles inapropiados y sumamente básicos e injustos. Pero de vez en cuando hay que hacerlo.
    A la altura de la competición en la que estamos y visto lo visto, todo hace indicar que este año será un absoluto fracaso en lo deportivo. Dudo mucho que el barza deje escapar una liga que tiene bien cogida y más teniendo de rival a sus aliados del Vicente Calderón. Es más, si esto ocurriera, esta liga sería un regalo de los culés y no un gran logro por nuestra parte, aunque no es menos cierto, y aquí la paradoja, que si el barza tiene ahora el 99,9% de la liga en sus manos, es porque nosotros se la regalamos en su momento y por lo injusto de ciertos resultados de los cuales ya hablé con posterioridad.
     Sea como fuere, este año ha sido "un desastre" y los culpables son muchos, si bien sólo uno es el verdadero causante de tan mayoritarios reos.
     Intentando ser justo, diré que la temporada más que "un desastre", ha sido mala, pues en liga y en "Champions" hemos estado cerca de hacer más. Pero la fortuna y sobretodo "los culpables" no hicieron su trabajo.
     Por arremeter, puedo hacerlo contra muchos, pero me centraré en un pequeño grupo representativo y empezaré por mi vilipendiado Bale.
     Como siempre he dicho, le considero un jugador con una base estupenda, pero ni la sabe aprovechar, ni sus compañeros, por su egoísmo, pueden sacar beneficio de ella. Es cierto que he notado una mejoría notable (la verdad es que con poco que hiciera esa mejoría sería llamativa al no hacer antes nada) en su aportación defensiva y a la hora de levantar la cabeza e intentar combinar con sus compañeros. Ahora bien, no sé si por falta de práctica o algo similar, digamos que su aportación en esas lides no ha sido precisamente muy fructífera. No obstante, bien por el Galés por ese pequeño paso adelante. De todas formas, estoy muy cansado de ver su mandíbula inferior sobresalir de su cara (no sé si se han percatado, pero cada vez que falla adelanta la mandíbula inferior como queriendo soplarse la nariz sin ayuda de los labios). Este año ha tenido que acabar con agujetas en esa zona, y es que "no ha dado una". En honor a la verdad, diré que sólo él ayer (partido contra la Juve) intentó llevar el peso del ataque cuando más lo necesitaba el equipo y eso es muy digno de elogio. Pero sólo lo intentó, porque a la hora de rematar, especialmente de cabeza, parecía un juvenil o como incluso llegaron a decir durante la retransmisión, un defensa, pues más que rematar, despejaba. No obstante, me pareció de los jugadores más destacables del partido, lo que dice mucho a su favor y otro tanto en contra para sus compañeros.
     CR7: Desde que recibió el balón de oro su rendimiento bajó muchos enteros y es él el que debería haber asumido el papel que cogió Bale en este último encuentro. Ha tenido problemas personales. Se ha desgastado con tantos partidos y competiciones, se ha confiado (creo),... y esto ha provocado un bajón importante. Aún así hay que reconocerle que ha cambiado un tanto su actitud y se ha convertido en un gran asistente y un jugador más colaborador.
      Casillas: Hasta hace bien poco baluarte infranqueable, y  ahora mismo una especie de alma en pena que mora el área de los blancos. Sigue siendo un desastre (igual que desde que apareció "de la nada" hace tantos años) por alto y a la hora de sacar (tras más de 10 años estoy todavía esperando que un saque en largo suyo vaya a algún compañero y no ha un rival o fuera), pero sus excelentes cualidades de antaño han "desaparecido". Manos de mantequilla (vean sólo el gol que ayer nos metieron, si bien no era el mejor ejemplo y hay que reconocer que no era nada fácil de parar), reflejos apagados, 1 contra 1 con dudosas decisiones,... En su defensa diré que saberse el centro del huracán y cargar con la ira de un alto porcentaje del aficionado blanco por errores de épocas pasadas aún hoy recordados a pesar de no ser él, ni mucho menos, el único culpable, ha de hacer mella y debe ser de todo, menos agradable.
      Kross: Un excelentísimo pelotero y con un toque de balón sublime, que en muchas ocasiones  se despista y no se percata que en cuanto puedan le van a venir a quitar el balón por detrás. Pero más que esto, llama la atención que un jugador con su portentosa calidad en el disparo, se prologue tan poco en esos menesteres y cuando lo hace..., mejor no hablo. Vieron ustedes el tiro que realizó ayer desde la frontal del área?. Exactamente igual que un pase mio a mi hijo estando a metro y medio mio.
      Benzema: "El genio dormido". Ese hombre capaz de hacer lo que nadie es capaz tan siquiera de pensar, pero también de fallar lo que nadie fallaría. Y para prueba la jugada que hizo casi nada más empezar el partido. Tiene una calidad sublime, realiza cosas sólo al alcance de los elegidos... e incluso ni de ellos. Su magia es tal que ni sus propios compañeros la entienden. Pero por las mismas, casi todo el tiempo parece, sino lo es, ausente. Difícil papeleta. Lo que está claro es que sin él, la delantera de nuestro grupo es innoperante. Sin él sólo se puede aspirar a jugadas por la banda para que apenas 1 de cada 10 pases sea medianamente bien rematado o dirigido. Con él se combina en las inmediaciones del área, se triangula, se sorprende al rival,... se abren espacios,... pero todo esto "sólo" cuando despierta. Fue lesionarse, y desaparecer la fantasía en la delantera. Nos volvimos más predecibles.
     Isco: La magia del centro del campo. El Benzema de la medular. Con una sobresaliente mejora en las funciones defensivas, pero un desgaste excesivo que provoca que tenga más fallos de lo que su calidad podría hacernos pensar. Un porcentaje excesivamente grande de sus pases van al contrario, si bien, al igual que el francés, es otro "incomprendido" al que sus compañeros no les pueden seguir el ritmo o aquello que se les pasa por la cabeza y contra todo pronóstico, son capaces de conseguir. Demasiadas pérdidas de balón, aunque casi por las mismas, muchos balones recuperados gracias a su "innecesario" esfuerzo.
       Sergio Ramos: Su calidad está más que contrastada y su pundonor más que demostrado. También osa en ocasiones de demasiado valiente y se sabe tan sobrado de cualidades, que no es raro que se confíe en innumerables ocasiones, provocando errores de bulto que nos han perjudicado. Se puede decir que es el santo y seña del actual equipo. Un jugador impagable. El problema es que lo sabe y en ocasiones "va de sobrado".
       Pero es él el que me va a servir de enlace al epitafio de este escrito. Porque visto lo ocurrido en los encuentros en que "Carletto" lo colocó en el centro del campo, creo que nada mejor hay para explicar el por qué de la debacle de este año.
       Acaso alguien con 2 dedos de frente puede dudar de la gran calidad que atesora el de Camas?. Y sobre su coraje y amor por los colores?. Nadie puede hacerlo. Pero este grandísimo jugador hizo aguas en la posición de medio-centro. Su sorpresiva posición contra el atlético fue eso, una sorpresa. Pero sólo eso. Defensivamente "medio" cumplió, pero a la hora de crear juego..., no dió una (lo comenté en la crónica de ese partido), pero ni una!. En el partido contra el Sevilla pasó aún más desapercibido y su rendimiento fue similar. Pero en el partido de ida de la Juve..., decir un desastre es quedarse muy corto. No le recuerdo ni un sólo pase medianamente aceptable de más de metro y medio de distancia. Prácticamente la totalidad de los centros que realizó fueron a los pies del rival... o fuera del campo. Eso es dar demasiada ventaja. Resultado final, el lastre de nuestro partido de vuelta, un merecido 2-1 para la Juve. La culpa fue suya?, ni mucho menos. Un cambio de posición tan distinto (aunque a priori pudiera parecer lo contrario al no estar tan distanciadas las posiciones) necesita de muchos, pero de muchos entrenamientos, y sinceramente, en esa posición, lo hagan mejor o peor, tenemos gente mil veces mejor adaptadas que el gran Sergio.
       Ahora, dicho y demostrado (creo que ha nadie se le escapó lo descrito en este último párrafo) esto, multipliquenlo por 6 y eso les dará el resultado del actual Real Madrid. Y es que salvo el portero y la defensa, ninguno del resto de los jugadores juega en su posición. Pero ninguno. Que si más restrasado o escorado, que si en funciones más defensivas que las de sus condiciones dicen, que si..., lo que quieran. Bale no juega en su banda, CR7 no lo hace en su posición optima. Benzema no es ni nunca ha pretendido serlo, un delantero centro, Kross debe jugar más adelantado, Isco igual y más centrado (no en banda). Lo mismo pasa con James. 
     El Real Madrid es un "batiburrillo" de super-clases descolocados, por lo que la consecuencia lógica de esta situación es que el Real Madrid no sea otra cosa que la definición perfecta de entropía.
     Pero este es un mal que llevamos sufriendo prácticamente, y sin el "prácticamente", desde la llegada de D. Florentino Pérez. No ha existido un sólo entrenador que no haya reconocido que es la mejor plantilla que ha tenido nunca cuando ha llegado al Real Madrid... y cuando se ha ido a otro equipo. Ahora bien, habéis escuchado a alguno decir que tiene a los jugadores que realmente necesita?. No sé, pongamos un ejemplo. Imagínense a un equipo formado por CR7, Messi, James, Neymar, Ronaldo, Ronaldinho, Ribery, Robben, Ibra, Rooney y Benzema, por ejemplo. Seguramente su entrenador diga que jamás tuvo un equipo con tanta calidad y tendrá razón, pero..., alguien piensa que realmente ganarían alguna competición?. A mi particularmente me sorprendería que incluso ganaran algún partido.
     Para colmo de males, según cuentan, D. Florentino exige que jueguen los cracks comprados, cosa que dificulta aún más, muchísimo más, el trabajo al entrenador. Y la verdad es que lo creo, porque sólo eso puede explicar la obsesión por sacar en todos los partidos a Bale como titular... en una posición que no es la suya.
     Es una lástima, pero es lo que nos ha tocado vivir.
     Creo que también es reseñable el hecho de la "extraña mezcla" de disparidades funcionales de los jugadores de nuestro equipo supuestamente titular. Yo particularmente no concibo un equipo lleno de "jugones" con Modric, Kroos, Isco, James, Benzema,..., que a la hora de dar la puntilla tenga a 2 "anti-jugones" como son CR7 y Bale, muy especialmente este último, aunque el otro no le queda muy lejos. Que haya uno es comprensible e incluso ideal, pues es el punto diferenciador, la otra variable o denomínenlo como deseen. Pero que los 2 baluartes ofensivos sean la antítesis de la columna vertebral del equipo me parece tan extraño como ilógico. Además de descompensado y difícil, por nod ecir imposible, de "acoplar". De ahí la importancia del francés (Benzema) en este equipo, además de por sus sobresalientes cualidades. Es el único jugador que puede pegar (si es que puede) semejantes superficies tan irregulares y de distinta composición. 
      No sé, el Real Madrid es algo así como la pregunta indescifrable: Qué pasa cuando un objeto inamovible es empujado por una fuerza imparable. La respuesta es Benzema.
      Ahora sumemos el abusivo uso de los jugadores titulares, sin rotaciones más allá de las provocadas por los lesionados como consecuencia de la falta de descanso, y el resultado no puede ser otro que el vivido por los nuestros esta temporada.
     De igual modo añadir que la supuesta mejor cualidad de nuestro equipo según "los expertos" de los medios, "la pegada", es una patraña. Entre el partido del Valencia y la Juve (partido de vuelta) hubo un total de 43 ocasiones (más o menos claras) para un total de 3 goles marcados. El Valencia necesitó 5 ocasiones para marcar 2 goles y la Juve 5 para 1. El Madrid necesita una media de entre 8 y 10 claras ocasiones para conseguir un sólo tanto, mientras que el barza, por ejemplo, necesita 3 en su peor promedio.
      Y ya, para finalizar, tras esta charla infumable, sólo me quedan sacar las conclusiones que considero obvias: Por un lado que si, que es verdad, arremeto contra ciertos jugadores y contra el entrenador. Pero a la vez soy consciente que son los que menos culpa tienen. La culpa está mucho más arriba, allá por las alturas del organigrama directivo de la entidad. Los mismos que por su falta de previsión y buena planificación, han llevado al desastre al Castilla. Esos.
      Y por otro, enlazando con el último párrafo de mi anterior post, que pese al disgusto de este año, a mi cabreo monumental e incurable, reconozco que con el cóctel que hay en nuestra entidad, los resultados son incluso para sentirse orgullosos.
      Pase lo que pase y para siempre, Hala Madrid!.

11 may. 2015

LA MIERDA DEL BARZA.

   Hay cosas que nunca cambian y por desgracia la mierda del barza es una de ellas, aunque considere que en esta temporada, esta vez si, sea un más que respetable vencedor, aparente, de la liga.
   Y por mierda esta vez me refiero a suerte. Los partidos que ambos equipos (Real Madrid y barza) jugaron contra el Valencia es un claro ejemplo de a qué me refiero ahora y me he referido antaño. El Valencia arroyó y vapuleó al barza. Un 0-4 en la primera parte hubiera sido un resultado insultantemente bajo para los méritos valencianistas. El resultado final del encuentro fue un injustísimo 2-0. Además Parejo, ese jugador canterano blanco marró un penalti lanzándolo de la manera más ridícula que se pueda recordar en los últimos lustros en nuestra liga.
    En cambio en el Bernabéu qué paso?. Pues que el resultado insultantemente bajo hubiera sido un 4-0 a favor del Real Madrid, cuando al finalizar la primera parte íbamos perdiendo 0-2. 4 tiros a los posters, un penalti fallado y magníficamente parado, su insuperable portero haciendo el partido de su vida y con paradas antológicas,... vamos, la cantinela de siempre y que sólo se repite contra los blancos. Y claro está, Parejo jugando a un gran nivel y perdiendo tiempo y marrulleando como el que más.
   Y a pesar de lo mencionado, hay que decir que el Valencia jugó muy bien. Fue un partido de poder a poder, en donde "los chés" jugaron a un gran nivel, pero a la vez fueron subyugados en todas las facetas del juego. bueno, en todas menos en el resultado.
    Otro ejemplo puede ser el partido que los nuestros realizaron en el Campo Nuevo. Este encuentro fue tanto de lo mismo. Fuimos superiores al barza, aunque no con la supremacía con la que lo hizo el Valencia, pero ganaron los de siempre. Inexplicable, injusto,... llámenlo como quieran y no estarán equivocados, pero los puntos fueron para ellos. Igual que el año pasado, igual que en la mayoría de los partidos (menos los primeros en que jugamos tan cobardemente contra ellos) de la época de Mou (aunque esta vez sin las ayudas arbitrales de la "época Pep"), igual que casi siempre.
    Es lo que tienen, juegan bien y ganan, juegan mal y ganan. El Real Madrid ni bordándolo puede asegurar la victoria, y por supuesto, cuando merece perder, pierde (casi siempre). Y después, según "los expertos" de la prensa, lo mejor que tiene el Real Madrid es la pegada. Si eso fuera verdad, las ligas de los últimos años hubieran acabado con más de 300 goles a favor.
    Volviendo al tema central, sólo con esos 2 partidos seríamos líderes destacados. Pero el fútbol es imprevisible y arbitrario, por lo que todo hace indicar que esta liga se la llevará el barza.
    Aún así intentaré ser justo. Este barza, lo llevo diciendo desde que mi odiado Luís Enrique cogió las riendas de ese equipo, me gusta. Me gusta mucho. Es un equipo ofensivo. Que busca constantemente la portería rival y que ataca sin descanso. Un barza digno de un equipo grande. Todo lo contrario que la bazofia esa del tiqui-taca. Un fútbol para disfrutar y no para dormir.
     El Real Madrid lo bordó al principio, tuvo un fuerte bajón y el barza lo aprovechó jugando también un fútbol de muchos quilates. Los 2 no pueden ganar y esta vez lo harán los azulgranas. Tan merecidamente como si lo hubiera hecho el Madrid. Habrá que felicitarles sin tapujos y con la más sincera enhorabuena.
     Pero si quieren que les diga la verdad, a la espera de saber que pasará con las semifinales de la Copa de Europa, lo de el Real Madrid tiene aún más mérito. Mucho más mérito. Sé que llevo "atacando" sin tapujos a cierto jugador blanco. Pero a la vez sé lo injusto de esto. Y creo que después de lo de Sergio Ramos todos podrán entender y enlazar el mérito de los nuestros con las críticas. Pero eso será en el "próximo episodio".