23 abr. 2016

EL INGLÉS Y EL OTRO.

   Me enerva el trato que recibe el Real Madrid, los continuos menosprecios e infravaloraciones. No soporto el doble rasero a la hora de juzgar el juego y resultado de los nuestros y el de los otros, especialmente, muy especialmente, el de el F.C. Barcelona.
    Que esto ocurra en los medios catalanes, entra dentro de lo normal en una sociedad tan adoctrinada como aquella, pero en la propia prensa de la "caverna mediática", me parece de idiotas. Pero bueno, tan raro no será en un país en el que para "contentar" a mentes idiotizadas, en vez de llamar a nuestro equipo nacional como selección española, la llamamos, bueno, la llaman, la roja. Y más teniendo en cuenta que históricamente "la roja" siempre ha sido la selección chilena.
     Sea como fuere, no puedo con esta situación. Sigo amando al Real Madrid a pesar de mi distanciamiento. Antes me sacrificaba en lo que hiciera falta para acudir al Bernabéu o donde fuera y poder animar al equipo de mi vida. Ahora lo hago cuando puedo. Cada año que el Real Madrid ha ido apartando a la cantera, ha abusado de la Ley Bosman y sobretodo ha priorizado el negocio y los nombres antes que lo deportivo y las necesidades, yo me he ido echando un poco al lado y milímetro a milímetro me "he alejado" de él, pues su espíritu, a mi juicio, está siendo mancillado. Por las mismas, si siempre he estado muy unido a la cantera y más especialmente al Castilla, en la actualidad rozo lo paranoico con ella.
     Pero será por orgullo o por mi alma de "buen samaritano", pero no soporto las injusticias. Y si éstas están hechas contra algo que considero mio..., llega un momento que tragarse la altivez y la saliva no bastan.
     Antes de nada mencionar que voy a intentar suavizar el lenguaje a usar, pues de expresarlo tal y como me surge, la podría liar.
    Mientras escribo esto, estoy viendo el Barza-Sporting. Messi acaba de marcar el primero tras una más que probable falta de Suarez (quién sino, aunque ahora que lo pienso también podrían ser Piqué, Busquets, Mascherano,...). Para los comentaristas, el inglés ese y el otro, la falta, falataría más, no ha existido y el error es del cancerbero, que también, por no blocar el esférico. Nada sorprendente.     Alegan que Luís Suarez intentó parar el golpe. Éste se produjo igualmente e hizo caer al portero, pero Luís Suarez intentó frenar su pierna por lo que para ellos, fin de la discusión. Apenas un minuto antes, el Sporting, tras una gran jugada, pudo haber metido el 0-1, pero un remate infantil del delantero, sólo ante el portero, evitó la hecatombe..., por lo menos temporal.
    Antes de este momento, sobre el minuto 7, el inglés ese y el otro, soltaron sandeces del tipo "velocidad vertiginosa" del barza, su maravilloso juego,... y eso que no dejan de rebuznar una y otra vez, haga lo que haga en barza y juegue como juegue. Particularmente yo no había visto nada de eso, como en otros tantos partidos que el inglés ese y el otro si ven. Y eso reconociendo, como llevo tiempo haciéndolo, que desde mediados de la temporada pasada, hasta la mitad de esta, el barza ha jugado muy, pero que muy bien. Pero llevan 3 meses que ganan más partidos por una acción puntual o por ayudas arbitrales, más que porque lo merezcan, excepción hecha de su gran partido ante el Valencia, en el que curiosamente acabaron perdiendo.
     Pero esta situación de lametones escrotales hacia el club catalán lleva mucho tiempo. No sé que tejemanejes hizo "el señor" Lapuerta y el cínico, falso e hipócrita de "Pep", que no sólo consiguieron tener, y siguen, al colectivo arbitral y de las federaciones bajo su influencia, sino que hicieron lo propio con los medios de comunicación. Quizás de ahí vengan los problemas económicos del barza.
     Sea como fuere, desde entonces, Canal Puf, Tele-Pinco, Cuacuato, y un par de ellas más, llevan tapando las inmundicias del club catalán y alabando todo lo que hacen de una manera más digna de unos sectarios, que de gente con 2, ó 1 dedo de frente. Indudablemente para ellos, las últimas agresiones del Uruguayo, esas que debían ser juzgadas de oficio por la justicia ordinaria, son acciones difíciles de ver y que suelen ocurrir con frecuencia en los campos de fútbol... o en los cuadriláteros de boxeo, o mejor dicho, en la MMA.
    A todo esto el Sporting, con la mitad de sus jugadores supletentes jugando, está siendo mejor que el Barza y podría llevar como mínimo algún golito a su favor. Pero el inglés ese y el otro no dicen "ni mu" de esta circunstancia cuando, curiosamente, al jugar contra el Valencia, en honor a la verdad con gran razón porque realmente fue un monólogo azulgrana, no pasaban más de 30 segundos sin decir que estaban mereciendo ganar.
     Cada vez que el Barza ha sido superior, los elogios eran de todo tipo y de todos los colores y el equipo rival no podía hacer nada contra los catalanes por las bondades de estos, su maravillosa presión, dominio de la posesión y bla, bla, bla,...
    Pero... y cuando hace lo propio el Real Madrid?. Pues sírvase como ejemplo el pasado partido contra el Villarreal de los nuestros. Jugamos de cine. No les dejamos maniobrar a los de Castellón. Gran presión, mejor posesión, y continuas situaciones de gol ante el submarino amarillo. Es verdad que ocasiones claras hubo menos de lo normal, creo recordar que "sólo" fueron 17 tiros y 3 goles, bastante por debajo de las ocasiones que solemos tener en otros encuentros. Por cierto, el barza suele tener una media de 8 por partido. Pero sólo sobre el minuto 75 de ese gran encuentro, se escuchó relinchar al inglés ese, y al otro, que el Villarreal no salía de su campo por la buena presión de los blancos..., con la coletilla de "si bien, el Villarreal está cometiendo más errores de lo normal en el pase". Perplejo me deja el hecho de que cuando es el equipo rival el que marra todo lo marrable y más, es porque el excelso juego de los azulgranas provoca el error rival. El Madrid jugó muy bien y fue un bloque compacto, un gran equipo. Pero lo fue por la torpeza que mágicamente le salen a todos los jugadores rivales blancos, y no por las virtudes de los madridistas. Justo al contrario que cuando le pasa lo mismo a los otros.
     Igualmente se podría tratar el hecho de que cuando es el Real Madrid el equipo que más posesión tiene en los partidos, según el inglés y el otro, ésta es estéril e improductiva. Ahora bien, cuando lo hacen los catalanes, es porque han creado escuela, una virtud sólo a su alcance y un estilo que maravilla a propios y extraños. Y todo a pesar de que los números dicen lo contrario, ya no sólo por el abrumador número de ocasiones de gol a favor de los blancos en cada partido en relación a las que realiza el barza (y al resto), sino también por el número de los goles realizados.
     Pero esto son sólo matices, pues el inglés y el otro son los mismos que llamaron "niñato" a Isco por una acción realmente sancionable, aunque sin más daño, que realizó el malagueño. Si Isco, por esa acción puntual fue menospreciado así, cómo debían llamar al uruguayo psicópata del barza?. Pues según ellos, un jugador aguerrido y combativo que lo da todo en el campo.
   Y qué decir del tono de sus retransmisiones?. Un saque de puerta del portero barcelonista es narrado con más intensidad y emoción que un tiro a la cruceta de cualquier jugador blanco. Y si ya el que la toca es Messi..., puf, se quedan sin cuerdas vocales, aunque sea en un saque de banda.
    No me quiero imaginar que pasará si hoy el asesino uruguayo es capaz de coger a Cristiano Ronaldo en lo alto de la tabla de máximos goleadores. La retransmisión podría considerarse XXX.
   Pero no sólo son los de canal pluf en general, y especialmente el inglés ese y el otro, sino que en otras emisoras pasa lo mismo. Y como muestra el resumen que salió en la emisora de la cultura, tele pinco, del pasado derby en el que para su desgracia ganamos nosotros. El locutor, imagino que familiar del adonis de la erudición, Jorge Javier Vázquez, sólo dijo que el Real Madrid había ganado un derby con muchas polémicas como la acción que salía en pantalla y que era un penalty no pitado de Pepe a Messi. De la agresión de Suarez nada, del gol legal anulado, nada, de... nada. Lo que salió fue un saque de esquina en el que Pepe y Messi van a por el balón y gana la acción el portugués. Lo más parecido a una falta (que sería penalty) en esas imágenes era..., era.... no sé, que quizás había una lombriz haciendo un agujero en el césped?. Vaya usted a saber!.
     No voy a aburrir más con nuevos ejemplos. Creo que es suficiente y apenas una diezmillonésima parte de lo que podría decir.
     Que sigan ustedes disfrutando del inglés ese y el otro... y todos sus secuaces, sean de la cadena que sea.
    Postdata: vaya, acaba de meter gol, en posible fuera de juego, el asesino uruguayo. Y tengo que reconocerlo, la celebración menos intensa de lo esperado.