10 mar. 2012

TAL Y COMO YO LO VEO.

  Por segunda vez en apenas 3 días me veo obligado a defender a un miembro que está o ha estado vinculado con el F.C. Barcelona. En este caso apoyaré a Godall, no porque apruebe lo que ha insinuado en sus últimas declaraciones, cosa que a cualquier persona medianamente coherente no le habrán sorprendido, sino por su ataque de sinceridad.
    El Barcelona, ese equipo que presume de ser un ejemplo a seguir, estilo, y no sé cuantas invenciones más, por fin ha reconocido que su mejor "seny" es el equivalente en el resto de la humanidad a bazofia.
   Durante años se ha mencionado desde este blog que algo olía a podrido con el Barcelona y por fin, en un gesto que le honra, Godall ha reconocido que la principal política del "señor" Lapuerta ha sido hincar rodillas a diestro y siniestro para obtener los favores que finalmente obtuvo y por lo tanto los tan laureados triunfos que consiguieron.
   Yo no necesitaba esa declaración, pues como he repetido en diversas ocasiones, las matemáticas me bastaban para demostrar "lo raro" de la imparcialidad a favor de los azulgranas. Y es que basándome única y exclusivamente en los últimos enfrentamiento entre Real Madrid-Barcelona, de las 30 ó 40 acciones dudosas o conflictivas, las 30 ó 40 fueron siempre resueltas con una decisión favorable a los intereses barcelonistas y eso, matemáticamente hablando, aplicando la más simple de las leyes sobre probabilidades, es imposible.
   Pero aún se pueden sacar más conclusiones de sus palabras, como por ejemplo situar definitivamente al Club de la ciudad Condal en el lugar que le corresponde, como el hecho de que dijera que al llegar "Lapuerta" a la presidencia del club lo primero que hizo fue preguntar a quién apoyaba el Real Madrid en la RFEF para él apoyar al otro, en este caso, Villar. Osea, que no fue una decisión consensuada y basada en la lógica sobre que es lo mejor para la federación y el fútbol, simplemente lo hicieron porque era el rival del que apoyaba el Real Madrid. Imagino que también lo haría porque sabía que era el máximo favorito para ganar y podría bajarle mejor la cremallera del pantalón con su "abierto" apoyo. Pero bueno, lo que está claro es que no lo hizo por el bien común, sino por su propio beneficio y por su acomplejada madriditis.
    De todas formas esto no es la primera vez que lo hacen, pues cuando Florentino creo el G-14 para oponerse a la dictadura de la UEFA, el Barcelona mientras se reunía con ellos, paseaba de la mano con los otros. Un doble rasero que siempre le ha salido bien.
   Ya que estamos con obviedades se puede deducir que las corruptelas en la RFEF están al orden del día y casi por simbiosis se podría afirmar lo mismo de la UEFA, pues su organigrama está a rebosar de ex-presidentes y ex-directivos de ese único club que tanto les apoyó, mientras también compartía mesa con el G-14, no fuera que fueran a ganar ellos, más vale prevenir ya saben.
    Lo paradójico del asunto reside en el hecho de que el señor hipócrita, digo el señor Guardiola, ese mismo día afirmó sobre la Champions que: "seguimos disfrutando de una competición bonita y limpia". ¿Limpia?, ¿la Liga está manchada?, ¿qué pasa, se ha ensuciado cuando sufren arbitrajes justos en donde tan pronto te quitan como te dan y no sólo lo último?. Increíble, que su ex-jefe explique como han obtenido beneficios con su patético peloteo y el farsante de Guardiola, "el Caballero de la falsa figura", suelta su "idílica e inocente" parrafada y sus "maravillos y educados" puñalazos por la espalda, posicionándose junto a la UEFA o lo que es lo mismo, la única institución que hasta la fecha no se ha destapado, si bien cumple escrupulosamente punto por punto y bajo el control de ex-ejecutivos barcelonistas, todas las doctrinas de la RFEF. 
     Tal y como yo lo veo habría que cambiar la famosa cita "con la Iglesia hemos topado" por una más acorde "con el Barza hemos topado".

2 comentarios:

  1. Tu sabes que hace un tiempo comente lo mismo, las peores versiones de Barcelona surgen en medio de las crisis o minicrisis que azotan al equipo. En los mejores momentos es facil dar catedra, parecer mesurado y dar el ejemplo. Lo complicado es hacerse cargo del lugar de formadores que aparentemente ocupan cuando en medio hay una derrota o todavia dura una rabieta. Creo que eso desnuda que Barcelona mas alla de su desarrollo sostenido y su condicion de equipo superlativo y ganador hace tiempo ya, conserva los genes humanos en esas pequeñas cosas. Esas mismas que lo bajan a la tierra y lo ponen a la altura del resto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Siempre he considerado que un caballero lo es en las buenas y en las malas y si bien es cierto que un mal día lo tiene cualquiera, no puede ser casualidad que ese idílico comportamiento sólo desaparezca cuando las cosas no salen como ellos quieren.
    Gracias por seguirnos y por enésima vez, enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar