29 abr. 2012

CAMPEOOOOOOONE(S), CAMPEOOOOONE(S), OÉ, OÉ, OEEEÉ!.

   Permítanme por la grandeza del fútbol y sus ilógicos designios (que se lo digan a Chelsea y Bayern) que no acabe la palabra campeones en el título. Además, es justo reconocer que todavía no lo somos.
   El partido de hoy, que acabó con un 3-0 a nuestro favor, fue contra el Sevilla. Contra un gran Sevilla. Un Sevilla que como lleva pasando en los últimos partidos jugados contra ellos, mereció mejor suerte. No en el devenir de la victoria, pero sí en el de el resultado. Me gustó el Sevilla. No salió como el resto de equipos a defenderse. Tampoco fue el paradigma del ataque. Fue más bien equilibrado en ambas propuestas. Aún así fue curiosa su forma de plasmar esto sobre el terreno de juego, pues no sé si por deferencia histórica hacia Almanzor, más que ataques hacían razias. Se podían tirar más de 10 minutos intentando hacer cosas que no producían nada decente, como que en apenas 2 minutos creaban más peligro y no dejaban salir a los nuestros de nuestro campo, para volver a no producir nada. Y así al menos en 3 ocasiones. 
   Centrándome en el Real Madrid diré que también me gustó. Más que en el juego en sí, en el renacer de un gran sistema. Volvimos a adelantar la defensa hasta prácticamente el centro del campo, volvimos a presionar arriba, volvimos a controlar el partido, volvimos a maniatar al rival. Volvimos al Real Madrid del pasado invierno y que tanto he echado de menos.
    Bueno, para ser justo diré que el partido no salió tan bien como en los jugados en aquellos meses invernales, pero si lo intentamos. Dio cierta sensación de estar un tanto oxidados en las facetas a realizar con ese planteamiento. No obstante apoyo la intención y con un poco más de insistencia sé que volveremos a ser los mismos y lograremos desentumecer la esencia futbolística. Me volvió a gustar el juego de nuestro equipo.
   Si unimos las razias con nuestro juego y el cierto entumecimiento salió lo que se pudo ver en el Santiago Bernabéu, un partido tan extraño como el tiempo reinante. Tan pronto estaba todo cubierto de nubes, como con un sol radiante. Podía llover torrencialmente, como no caer nada. Llovía con un sol radiante y no lo hacía con nubes. Refrescaba un poquito y después te asabas de calor, para volver a taparte pues volvía a llover y cubrirse el cielo. 90 minutos viendo un buen partido de fútbol contra un buen rival a la vez que cada 5 minutos debías ponerte la capucha, quitártela, volvértela a poner, quitar el abrigo, volverlo a poner, quitárselo de nuevo, dejar sólo la capucha,... y así hasta el final.
   Pero como todo en la vida empezaré por el principio: un cuasi vacío Bernabéu recibió a los jugadores cuando salieron a calentar. Todos los presentes aplaudimos, especialmente a Sergio Ramos. Y muchos agradecimos la presencia en el once titular de Granero. 
   Desviándome un poco diré que llevo tiempo fijándome en el porcentaje de acierto de los delanteros en el calentamiento de cara a portería y apunto estaba de hacer una tesis con ello, cuando llegó el partido de semifinales contra el Bayern y me echó todo por tierra. Es curioso que en el entrenamiento, contra más marran cara a portería, más acierto tienen luego en el partido y viceversa. Al principio me asustaba y me decía: si jugando con compañeros fallamos tanto..., en el partido ni te cuento. Pero no, es justo al revés. He de preocuparme cuando metemos todo en el previo al partido. Pero éste no fue el caso de este calentamiento.  
    Segundos antes de la salida de los jugadores los innombrables realizaron un tifo que refleja plenamente lo que es ser un buen aficionado. Nosotros a su lado les acompañábamos con banderas blancas y blancas y moradas. Creo que el mensaje fue más que claro y conciso y fue muy parecido a parte de la letra de una de las canciones que por allí se cantan "... en las buenas, en las malas". También a destacar el apoyo de los nuestros a Canales. Ojalá se recupere pronto y vuelva con nuestra camiseta puesta al Bernabéu.
    Ya en el propio partido sorprendió la primera jugada de peligro del Sevilla que como no, acabó en gol. Para mí legal, pero el árbitro no lo vio de la misma manera. Pero bueno, del árbitro hablaré más adelante.
    Tras ésta parece que el Madrid se entonó y empezó a doblegar al Sevilla a base de una mezcla de juego horizontal y vertical que llegó a desesperar a los hispalenses, qué quién sabe si por ello, realizó su primera aceifa. Pero no pasó nada. Pasaron 3 ó 4 minutos... y todo otra vez controlado. Controlado y casi atado, pues apareció CR (volvió a pecar en un par de ocasiones de su negativa a defender y regresar rápido a su puesto tras perder el balón) para meter un gran gol. 
    Pocos minutos después y tras un control del partido bastante aceptable de los blancos, alguna ocasión errada y decisiones arbitrales "dudosas" pitadas siempre contra nuestros intereses, llegó una segunda razia sevillista en la que fallaron dos claras ocasiones, una de ellas una vaselina de Negredo. Hay que reconocerles que entraban bastante bien por las bandas, especialmente por la de Navas.
    Tras estos momentos, nuevo dominio y control blanco con alguna ocasión aislada y nuevas decisiones polémicas arbitrales siempre pitadas perjudicándonos. Nueva razia sevillista, menos duradera y peligrosa, para llegar a un nuevo control madridista hasta el final de la primera parte y que no soltaría durante toda la segunda. Habíamos reconquistado finalmente Al-ándalus.
    La segunda parte fue completamente nuestra, sólo al final del partido los andaluces se acercaron con relativo, muy relativo peligro. En estos segundos 45 minutos logramos dos goles más, ambos de Benzema y pudimos hacer algún otro.
    Movimos el balón con criterio y no dejamos hacer prácticamente nada al Sevilla. Quizás pecamos de cierto exceso de confianza en algunas acciones y quizás nuestro juego se decantó en exceso por la banda izquierda de ataque del Real Madrid, siendo un poco predecibles en ese sentido. Aún así dimos buenos sustos al Sevilla e hicimos alguna jugada para enmarcar.
    Sobre el minuto 70 ambos conjuntos levantaron el pistón. Pareciera como si hubieran hecho un pacto de no-agresión o "no más-agresión" (según quién fuera) y el partido bajó unos pocos enteros. De todas formas algún gol más le pudo caer al Sevilla y ellos, casi al final, hicieron su jugada más peligrosa de su segunda parte.
   Mientras tanto el Bernabéu empezó a cantar el "campeones, campeones, oé, oé, oé" que tanto añorábamos y echábamos de menos (en liga). Un Bernabéu que a pesar de las inclemencias del tiempo y el varapalo de la Champios estuvo a la altura de las circusntancias y algo más animoso de lo que acostumbra en partidos sin la importancia de el de el pasado miércoles. Por supuesto, empujados por los que nunca dejan de animar.
    ¿Y del árbitro qué decir?. Mejor no digo nada, no quiero empañar este partido hablando de él. Un partido en el que el Sevilla mereció más suerte cara a portería rival y en el que los nuestros casi añadieron la "s", esa "s" con la que acaba la palabra campeones.


   Postdata: ¿Qué opinará el Rayo Vallecano sobre la vigésima letra?


  Postdata II: Perdón por los improperios.

   

28 abr. 2012

Y TODAVÍA NOS CREEMOS PARTE DE EUROPA.

 
    Quiero dejar bien claro que no pienso hacer alusión alguna a economía, sentir democrático y libertad de pensamiento, respeto, derechos humanos y animales,... y que tampoco quiero que gente de otros continentes se sientan aludidos o vejados por mis palabras, entre otras cosas porque en plan metafísico y moral, lo que nosotros mismos "auto-vendemos" como idílico o adelantado, no tiene porqué serlo, ni mucho menos ser la verdad. Pero bueno, el título viene a relación porque cuando las cosas van mal es muy normal que aquí en España digamos que seguimos siendo más África que Europa.
    ¿Y qué cosas van mal?. Pues muchas han ido e irán mal. Para empezar, aquellos que tanto han criticado la influencia en el calendario, distribución de ganancias y demás que según ellos tienen Madrid y Barcelona, no han hablado cuando esa supuesta dirección ha provocado su expulsión de la final de la Liga de Campeones al coincidir su partido entre la ida y vuelta de semifinales. 
   Para continuar, ver como el tercero más alto de los hemanos Dalton, el "señor" Gaspart (el más alto es Busquets), siendo mano derecha (la izquierda es el "señor Lapuerta") del adoctrinado y parcial de Villar, tras las críticas y menosprecio directos del primero al Real Madrid antes de la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones sigue en la RFEF. es, como mínimo, un insulto a la cordura. Bueno, es digno de mentes decrépitas y barcelonistas como la de Villar. Que digo, es el Villarato en sí mismo.
    Que el Barza, por "Barcelona-decreto" no ha jugado un sólo partido a las 12:00 cuando el resto como mínimo 2..., es digno de... ¿Villar?. Por cierto, esto aunque parezca lo contrario a mí me viene genial, ojalá todos los partidos fueran a las 12, 17 o como mucho muchísimo a las 20, pero esto es por puro egoísmo, lo reconozco.
    Que la mano derecha de Platini, un tal Villar, tolere la tomadura de pelo a los aficionados del Atlético de Madrid y Atletic de Bilbao sobre el reparto de las entradas de su final de UEFA es digno de... ¿un chimpacé?, digo ¿Villar y Platini?.
    Que... bueno, da igual, me centraré en lo importante:
    ¿Todavía los españoles nos sentimos europeos?. En el día de hoy se ha producido un hecho histórico. Raúl ha dejado el Schalke 04. Y ese equipo alemán, en el que sólo ha militado este mito del fútbol 2 años, le ha dado una despedida que ya quisiera para sí haberla hecho un Real Madrid que Raúl levantó hasta cotas históricas y en donde "el señor" se dejó el alma y la vida. Incluso ha retirado el número 7 para él. Para un extranjero, para un ídolo que sólo ha militado dos temporadas, pero que se ha ganado el corazón de millones de personas. Llevo vistos 3 vídeos que he encontrado por la red (sigo buscando más), de su despedida y no dejo de emocionarme. Impresionante. He sido del Schalke 04 porque era ahí donde jugaba Raúl. Ahora lo soy porque los amo, así de simple. En primera, que no en mi corazón, acabo de perder a mí otro amado junto al Español, a mí querido Racing de Santander. Pero en Alemania he ganado un nuevo equipo. Probablemente en breve gane otro club, sólo espero a que se pronuncie donde va a jugar el mito del número 7 eterno.
     Me parece toda una lección de verdadero sentimiento, de verdadero agradecimiento y de verdadero reconocimiento lo que le han hecho. Raúl ha demostrado no ser egoísta y ser coherente con su forma de pensar y de sentir. Cualquier otro jugador podría aprovecharse de que el Schalke va a jugar en la Champions, pero él no. Él, el máximo anotador de esa competición, que por el mero hecho de meter un sólo gol más podría hacer inalcanzable su récord para otros, se drogue o no, sea argentino o no.
   Raúl no busca lo mediático, no busca la fama eterna, simplemente es consecuente y digno. Lo mediático y sobretodo la fama lo han buscado a él y no al revés. Raúl es un ejemplo que ha calado en una sociedad más avanzada que la nuestra, nos guste o no oírlo. Y ellos nos han mostrado el ejemplo que nosotros debemos hacer..., como mínimo. 
    Podría hablar también de Pep. Un entrenador que no me ha caído especialmente bien, más que nada porque le considero un falso, un hipócrita y un entrenador que ha ganado más de lo que se merece por dos cuestiones principales: La primera las ayudas arbitrales dignas de instituciones regidas por chimpacés, digo..., bueno, esos. Y la segunda porque no es tan meritorio coger un equipo con una mayoría de jugadores que juegan exactamente igual que cuando empezaron con 10 años, que uno completamente nuevo en donde tu has de cambiar el sistema o la inercia. En el barcelona, gran política por cierto, todas las categorías juegan igual, por lo que los movimientos que haga el mediocentro (por ejemplo) del Barsa de juveniles son calcados a los que hace el hermano más alto de los Dalton, por ello no es tan logrado el subir unos jugadores que llevan en los genes marcados a sangre y fuego esos movimientos. 
    No obstante no hay que quitarle mérito. Ha logrado pulir un excelente sistema y hacerlo muy, muy bueno. Reconozco que el Barza más laureado a mi juicio aburría a un muerto y era infumable, un auténtico tostón, que ganaba de pura suerte (llegando 2 veces en 90 minutos y metiendo 3 goles) o por motivos que no voy a repetir. Pero el actual, curiosamente el que de momento parece que menos va a lograr, es mucho más ofensivo y entretenido, de hecho muchos de sus partidos me han gustado mucho, no voy a negarlo. 
     Lo de Pep es de admirar y también hay que reconocérselo. Pero aún así es secundario.  
     Raúl I de España y V de Alemania. Tú si eres parte de Europa. Tú eres el mundo.
     Disfrutemos todos y aprendamos: http://www.as.com/futbol/articulo/homenaje-schalke-raul-despide-gol/20120428dasdasftb_23/Tes. Por cierto, que bandera más hermosa lleva y siempre ha llevado. Muchas gracias Rey del Fútbol.

26 abr. 2012

LAS COPAS SON PARA LOS VALIENTES...

... y no lo fuimos. Por lo menos desde el minuto 14 hasta el final del partido.
   Las copas son para los valientes y se debería añadir también para los inteligentes y sabedores de sí mismos. Y de estos dos últimos apartados tampoco lo fuimos, por lo menos desde el minuto 14 hasta el final.
    Haré un brevísimo resumen de lo acontecido ayer en el Santiago Bernabéu: Un buen Real Madrid durante 14 minutos dilapida por orden de su General la eliminatoria durante los 106 restantes.
    Os podréis imaginar que hoy estoy especialmente enfadado, más bien decepcionado. Y es que este partido contra el Bayern ha supuesto quizás el mayor varapalo que he vivido, y lo dice alguien que ha sentido en sus carnes la injusta eliminación contra el PSV del Madrid de la Quinta del Buitre y el Centenariazo del Depor, entre otros. 
    Y lo que más me desespera es que lo teníamos hecho y hemos sido nosotros quienes lo hemos tirado todo por el sumidero. Más que nosotros diré que fue Mou. En el coche venía escuchando su rueda de prensa y no le voy a quitar valor y razón a sus palabras sobre el cansancio acumulado por el encuentro contra el Barcelona (y que ellos también parecieron contra el Chelsea, de hecho en un principio el post se iba a titular "la final (para ambos) se perdió en Barcelona"). Pero no es menos cierto que sigue sin saber realmente a que institución está entrenado, que juega a un sistema en que los jugadores se han de adaptar a él y no al contrario, y es incapaz de tomar decisiones lógicas por puro miedo a no sé qué ideas que le rondan por la cabeza.
    Como he dicho en anteriores ocasiones por desgracia yo no soy entrenador, por lo que hablo desde la ignorancia. Pero a pesar de ésta, hay cosas a las que por muchas clases que vaya a la escuela de entrenadores, creo que nunca entendería que se hicieran.
    Si una cosa funciona, ¿por qué la cambias?.
    Voy a intentar frenarme, porque creo que si escribo todo lo que ahora mismo se me pasa por la cabeza tendré que ahorrar el post de final de temporada en el que hago un resumen del último año deportivo jugado y doy mi más sincera y amplia opinión sobre lo visto incluido, por supuesto, todo lo malo. De hecho me suelo centrar más en esto último, pues lo bueno lo suelo decir en el "día a día" de cada jornada.
    Volviendo a la pregunta anterior..., ¿por qué cambias un sistema que no sólo te estaba funcionado, sino que encima te estaba dando buenos resultados con dos goles metidos en apenas 14 minutos?. ¿A cuento de qué retrasas las líneas y vuelves a generar un espacio insalvable entre la defensa y centro del campo y la delantera?. ¿Por qué narices le entregas el mando a un Bayern que no se había tan siquiera repuesto de los dos manotazos recibidos?.
    Si como bien Mou ha explicado en rueda de prensa y por lo tanto conocía el cansancio de los jugadores,  ¿por qué les has obligado a correr detrás de una pelota que apenas olían (tras echarse atrás) provocándoles un mayor desgaste?. Y no, no se echaron atrás por el gran empuje alemán, se echaron atrás por orden de Mou, una orden que debería meterse en el trasero. Primero y más importante por historia, segundo por el lugar y en presencia de donde se estaba realizando el partido y tercero por pura cordura.
    Llevo algún tiempo diciendo que el Real Madrid está cansado y éste cansancio es provocado en primer lugar por lo exigente de la temporada y en segundo por el cambio de sistema del Real Madrid de estas Navidades (noviembre, diciembre, enero) a los últimos encuentros (dos últimos meses), en donde hemos pasado de hacer un juego soberbio, espectacular, increíble, apabullante y controlador a ir a remolque de lo que hace el rival. Un rival que en este caso en la ida reservó a 6 titulares en su partido liguero y en esta vuelta a 8. Más ventaja aún.
    No lo entiendo y busco a alguien que me lo explique. Yo he visto a estos mismos jugadores y con el mismo entrenador avasallar a cuanto rival se nos ponía por delante, jugaran como jugaran ellos y llevando el control absoluto de la situación. He visto como hemos doblegado en todos los aspectos (salvo marcador) al equipo al que algunos dicen que es el que mejor presiona y mejor mueve el balón y éste ha sido literalmente toreado y no me refiero precisamente al último jugado en su "campo nuevo", en el que no jugamos precisamente bien, pero curiosamente ganamos.
    Mou, si por catástrofe mental decidiste cambiar la maravilla vivida allá por finales del año pasado y principios de éste por el mediocre sistema actual (a mi juicio y según entiendo el fútbol y más en base a la calidad del equipo que amo), para empezar te pido dos cosas: la primera que rectifiques, y la segunda que aportes cierta cordura a esa vergüenza.
    La consecuencia de todo lo relatado fueron los penaltis. Una suerte en la que los equipos españoles no suelen ser muy afortunados y en la que nosotros, por supuesto, continuamos la maldición. No pienso criticar a los jugadores que los lanzaron, por muy bien o mal que lo hiceran, fueron valientes y como tales actuaron. Enhorabuena por intentarlo y mala suerte, que le vamos a hacer.
    No sé como explicar esto sin parecer que critico a los verdaderos protagonistas del fútbol, cosa que no hago. Pero por ejemplo, si la actual idea de Mou es que los laterales ataquen aprovechando los huecos "fabricados" por los "extremos", sé consecuente con ello y me explico: Marcelo si es idóneo para esa función, ¿pero Arbeloa?. Arbeloa es un excelente defensa, pero con el balón en los pies es, por decirlo de manera suave, muy torpe. No ha hecho un pase medianamente aceptable desde la banda en su vida y sus desbordes son sólo en velocidad, porque a la hora de regatear... no le recuerdo ni uno sólo en que se haya zafado de su oponente. Para continuar, "extremo" podría ser CR7, ¿pero Benzema y Özil?.
    Si tú única otra alternativa son los balones largos, manda que los haga alguien con la calidad suficiente en esa faceta y no a Pepe, que incluso se permite el lujo de ser él el organizador en algunas fases de los encuentros.
    Teniendo a gente como Kaká, Granero, Xabi Alonso, Sahín,... ¿cómo prohíbes literalmente el juego en el centro del campo y cómo no haces mayor fútbol control?. Si durante 14 minutos llevas un mando del partido aceptable y encima noqueas con dos goles a tu rival..., ¿por qué cambias y te dejas dominar?.
    Tengo alguna pregunta más, pero dejaré las críticas para otro momento. Entre otras cosas porque no fue culpa de los jugadores, sino del técnico. Del técnico y de un Bayern infinitamente más inteligente y que jugó de una manera mucho más racional y coherente que nosotros, en donde al igual que pasara en Alemania, supo tapar sus vergüenzas y potenciar sus cualidades. Bueno, supo tapar sus vergüenzas desde que Mou se lo permitió allá por el minuto 14.
    Aunque por lo reflejado parezca lo contrario, estoy muy contento de tener a Mou en nuestras filas. Sólo tiene que ser más consciente del equipo al que está entrenado y olvidarse de su natural cobardía futbolística en los momentos claves. Hay que reconocerle que del año pasado a nuestros días algo más de consciencia del lugar en donde se encuentra ha tenido. Pues de las vergüenzas pasadas en los 4 ó 5 primeros encuentros jugados contra el barcelona en donde jugábamos metidos en nuestra propia área, hemos pasado a jugar de una manera más valiente y aceptable a nuestra condición de líderes indiscutibles y no sólo eso, en la primera parte y prórroga de la final de la Copa del Rey, durante los partidos de la supercopa y muchos momentos más de otros encuentros, hemos orinado encima del "mejor club del momento". Sólo queda que esta evolución continúe. De hecho no queda nada, simplemente ha de volver el Madrid del pasado invierno. Y con ese Madrid, en condiciones normales (en el fútbol por suerte o por desgracia nunca hay condiciones normales y son las sorpresas las que hacen grande a este deporte), hoy en día estaríamos en la final de la Copa del Rey, la final de la Copa de Europa y ya tendríamos en nuestras manos la Liga. Una liga que teóricamente tenemos a nuestro alcance, pero en donde nuestros últimos encuentros vamos a jugar con la lengua fuera. Sobretodo mucho cuidado con el cansancio acumulado para este partido con el Sevilla, en donde si jugamos como últimamente... empezaremos con la lengua fuera y acabaremos gateando sin poder tenernos en pie.
    Para finalizar felicitar a los aficionados, que durante algunos momentos si nos acercamos a los ambientes logrados allá por los 80 y primeros años de los 90 y que estuvimos con los nuestros mucho más allá de lo normal. Especialmente a los innombrables, que estuvieron a la altura y con continuas alusiones y tifos relacionados con Juanito, un Dios cuyo actual entrenador no acaba de comprender. También felicitar a los jugadores, que dieron todo lo que tenían jugando contra natura. Y como no, felicitar al Bayern, más valiente, más inteligente y sobretodo, más conscientes de sigo mismo. Han pasado con justicia. Y lo dice una persona que regresó a las 03:00 horas de la mañana a casa y se ha levantado a las 06:00 porque no aguantaba más en la cama de dar tantas vueltas en la cabeza al puñetero partido. Hemos perdido una oportunidad histórica de conseguir el doblete. Otra vez será... si Mou quiere.

22 abr. 2012

LA VUELTA A LA LIGA EN 90 GIROS.

 
    Sí, sé que es muy, pero muy difícil de mejorar lo conseguido ayer...cuantitativamente hablando. Cualitativamente es otra historia.
    Pero centrémonos en lo primero. Jugábamos contra "el mejor equipo del mundo" (que tos más tonta me ha dado) y en su pocilga. Ellos en trayectoria de juego ascendente y nosotros descendente, ellos con su modélico entrenador y nosotros que uno "despreciable", ellos con sus medios afines dándolo todo y nosotros con infiltrados suyos en los nuestros. En definitiva, ellos con su favoritismo bien arraigado y nosotros como víctimas propicias a ser devorados. 
    Con este embaucador ambiente comenzó un partido en el que el tifo inicial pagado por esos medios "ecuánimes" suyos debió ponerse al final con el añadido "segundones".
    El Real Madrid empezó dominando al Barcelona, que no podía, ni sabía que hacer con el balón, ni como parar a los blancos. Al igual que el día del Bayern no es que los apabulláramos, pero si los controlábamos y nos acercábamos con peligro a su área. Todo este idílico espacio-tiempo duró hasta uno de los mejores momentos de la noche, el gol de Khedira. Un gol feo, muy feo, pero valioso, valiosísimo. Y no sólo por poner justicia en el marcador y en la historia, sino que además vino de un córner; de una jugada a balón parado bien lanzada que primero remató muy bien Pepe, Valdés paró fenomenalmente quedando el rechace en los pies de Puyol, de donde el balón fue robado por Khedira para meterlo entre las mallas. Gol de la peor forma posible y de la manera más sorprendente e inesperada, pero a mí me supo a gloria. Me supo a gloria hasta que ví lo que pensaba que no ocurriría y lo mismo que ocurrió en Alemania. Nos volvimos dejar llevar por el contrario, nos dejamos dominar y retrocedieron nuestras líneas 10 metros, aunque no fueron todas nuestras líneas, sólo el centro del campo y la defensa, dejando a la delantera completamente aislada y con una distancia entre ésta y el centro del campo abismal. No obstante este retroceso también vino acompañado por un mayor número de efectivos blancos en la zona de creación azulgrana, provocando que no fueran tan efectivos a la hora de mover el balón y que nosotros recuperásemos bastantes balones, que inmediatamente eran perdidos de nuevo por dos factores, la enorme distancia referida anteriormente y la otra vez preocupante falta de precisión en el pase decisivo. Pues si no creamos mucho peligro fue más consecuencia de esos 2 centímetros en que fallamos a la hora de centrar al compañero que se había desmarcado en carrera e iba sólo hacia Valdés, que por otra cosa.
     De repente y bajo lo descrito, me dí cuenta que llevaba algo así como 15 minutos dando vueltas, de un lado a otro del salón, mientras veía un encuentro que no acababa de gustarme, pero en el que pensaba que con pulir un par de detalles nos lo llevaríamos "sin problemas". Tras 4 kilómetros recorridos y con dolor de cuello por no perder ni un segundo de lo que aparecía en la caja tonta llegó el final de la primera parte.
   Me senté en el sofá y me dije, pulir, sólo pulir algún centro y esto acaba en goleada.
   Cuando todavía no había recuperado el resuello de la paliza de la primera parte en el salón comenzó la segunda. Empezó con un Barcelona igual al que acabó en la primera parte, pero con un Madrid un poco más asentado, dominado, pero algo más serio... y sin pulir el pasecito de las narices.
    Y sin que el barza hiciera nada reseñable (habría que reconocerles una gran ocasión de Tello) llegó su gol, aún más feo que el primero nuestro, pero gol. Muy típico suyo, típico del "fútbol espectáculo" del que tanto presumen: 15 rechaces que le caen a ellos sin saber muy bien porqué, una buena parada de Iker, más rebotes que le caen a ellos, otra gran parada de Iker y el rebote que inexplicablemente le cae al pie de un Alexis (cambiado sorprendentemente por Xavi)  que se estaba cayendo y que introduce la pelota en la red. "Golazo" made in Barcelona en su máxima expresión.  
    Me acordé de las santas familias de mil santos y cuando me quise dar cuenta estaba ubicado en... ¿Dónde?, ¿Pero qué leches hacía en el hall?. Nada, a la carga, a volver al salón y a continuar forjando los surcos del suelo que empecé a modelar en la primera parte.
   No había finalizado la vuelta de regreso cuando le llegó un balón a Özil y en mi cerebro empezó a surgir una palabra a un ritmo constante que se repetía así: "pulir, pulir,pulir, pulir,..." y pulió. Ya lo creo que pulió. Pase mágico a CR7 que éste no desaprovechó, zafándose en carrera de Mascherano y con regate a Valdés. Gol, golazo de los de verdad. De esos que tanto aburren a los eruditos del mundo del balonpié. Que se jodan!.
    Poco más de interés pasó salvo que Mouriño se percató de la oportunidad de la falta de Xavi y no tardó en sacar a Granero, ganando un efectivo más en el centro del campo (igualándose en número con los azulgranas) y provocando que el control del encuentro empezara a ser nuestro. La tortilla empezaba a darse la vuelta y ya fueron ellos los que comenzaron a remar a nuestro ritmo. Con la calidad que tiene el barcelona cualquier cosa podía pasar, pero mi velocidad en lo de a dar vueltas se refiere bajó un poco. Bajó conforme iba aumentando nuestro dominio. 
    Y con la entrada de Cesc la tortilla completó su ciclo de creación. Ellos buscaban una verticalidad que apenas lograron y nosotros un control con incisivos ataques que en un par de jugadas (por desgracia sólo un par), me recordó al Real Madrid de los meses de noviembre y diciembre. Pudimos meter algún gol más, pero no era necesario, ¿para qué?. 
   Les ganamos. Cuasi ganamos la liga (mejor no vender la piel del oso antes de cazarlo) en su campo, superamos el record de 107 goles a su costa (si, ese récord de goles marcados al parecer por ese equipucho a remolque del "espectacular barza") y para colmo de bienes, yo adelgacé 30 kilos. 
    No fue un gran partido por nuestra parte, pero si suficiente. Pues a toro pasado y tranquilamente sentado en mi sofá creo que realmente el barza jugó a nuestro son siempre. Cuando les teníamos que ganar les apretamos y les pusimos en apuros. Cuando nos pusimos por delante les dejamos a su ritmo, sólo necesitábamos arreglar esa pulidora que lleva algunos días dando errores. Cuando nos empataron apretamos de nuevo..., con la salvedad que sólo necesitamos apretar una sola jugada. Y después ya sólo nos dejamos llevar y por pura inercia cogimos el control casi absoluto del partido. Durante poco tiempo y al final, eso es verdad, pero justo cuando más necesario era.

    Postdata: siendo justos diré que me pareció muy mal y algo muy triste que Iker perdiera tiempo. No me gustó y no debería repetirse. Odio y repudio que lo hagan contra los nuestros y por las mismas no me gusta que nosotros lo hagamos.

    

19 abr. 2012

SÓLO LE PIDO A MOU (BY ANA BELÉN Y VICTOR MANUEL)

 Sé que una estupidez como ésta sólo cabe en mentes decrépitas como la mía, pero aún así aquí os lo dejo. Léanlo mientras tararean la canción de Ana Belén y Victor Manuel "Sólo le pido a Dios" y mófense, no es para menos. Mófense y recen.

                                                 "Sólo le pido a Mou"  

                                          Sólo le pido a Mou, 
                                          que el Madrid no le sea indiferente, 
                                          que sólo el ataque sea referente 
                                          y deje el tribote de suplente.
                                            
                                          Sólo le pido a Mou,       
                                          que mientras Villar sea presidente,
                                          deje los imposibles de repente
                                          y cuente con las ayudas a los de siempre.
                                          Que espere que Platini reviente y la justicia aparezca de repente.

                                          Sólo le pido a Mou,
                                          que la calidad esté presente,
                                          que la lucha sea inherente
                                          y deje a los mediocres donde debe.

                                          Sólo le pido a Mou,
                                          que el escudo en pecho lleve siempre, 
                                          que a la cantera saque y represente
                                          y humille a los falsos prepotentes.
                                          Que al Bayern y Barza deje ausentes y al aficionado así divierte. 


                Lo dicho y perdón por la memez. Aún así espero que esta bobada se cumpla, rezada o cantada, me es indiferente.

     
                                          
                                          
                                               

17 abr. 2012

MISMOS ERRORES, MALES MAYORES.

 
       Creo que el título lo dice todo. No sólo hemos repetido los errores que tanto he criticado durante toda la temporada, sino que apenas han mostrado otra cosa.
    Estoy cabreado y mucho. Hoy no hemos jugado, hemos ido paso a paso repitiendo uno a uno y hasta la saciedad todos nuestros males. Es más, en otras ocasiones hemos pecado de uno de ellos, como mucho de dos..., pero en este caso de todos y sin excepción.
    Para empezar y como no, en su primer tiro a puerta gol, con mano incluida, fuera de juego y todo lo que ustedes quieran, pero gol.
   Para continuar el excesivo individualismo de todos pero especialmente, muy especialmente, de Dí María. Este chaval no suelta la pelota ni a tiros. Una auténtica pena pues cada vez que la suelta es pura magia.
   Siguiendo hablaré del abusivo y salvo escasísimas ocasiones, único recurso del patadón. Un equipo como el nuestro, con nuestra calidad, no puede jugar así.
   Se podría mencionar también los errores a la hora de triangular y realizar los pases. De la precisión en el último ni lo menciono.
    Nuestra ausencia total de rendimiento en las jugadas a balón parado. ¿Pero es que nadie en la plantilla sabe sacar medianamente bien un córner o falta?.
    Casi para terminar hablar de la mala colocación de los nuestros, pues todos los balones rebotados y sueltos iban para ellos.
    Y para finalizar un mal acuciante en la Copa de Europa, que no sólo nos meten gol en el primer tiro, sino que también en la última jugada.
    Bueno para finalizar no, pues hay que felicitar al Bayern por su buen planteamineto y lucha. Jugaron para sacar el máximo rendimiento a sus mejores cualidades y ya lo creo que lo lograron.
    El caso es que el partido empezó muy bien para nosotros. Hasta su gol lo teníamos todo controlado y el Bayern no podía hacer absolutamente nada. Pero metieron el gol... y nos volvimos locos, consciente o inconscientemente, pero todo se desmembró. El castillo de naipes se vino abajo.
    No es que pasáramos especiales apuros, pero si bailábamos al son que ellos tocaban y cuando nosotros tocábamos arrebato, o Dí María se obcecaba con su estúpido, inoperante, improductivo, irracional e ilógico individualismo, o no sabíamos centrar o lo hacíamos desde 80 metros, con clara ventaja para ellos. Me centro en Dí María porque lo suyo es de estudio, pero hubo un par de detalles de otros jugadores que también fueron poco "colaboracionistas".  
    La segunda parte empezó como la primera, con un Real Madrid mucho más centrado e incluso volcado en ataque, sin abusar, pero inclinando el campo hacia el del rival. Y en nuestra segunda jugada de peligro de la segunda parte y en la única, que curioso, en que lo colectivo venció a lo individual, entre Dí María, Benzema, CR7 y Özil llegó el gol que ponía las tablas en el marcador. Acabó en gol tras fallar en la misma jugada un gol cantado CR7, pero llegó. Y con ese gol llegó otra vez la descomposición, el Bayern vovió a coger el mando y esa fue nuestra perdición. Porque si bien tampoco es que nos ahogaran ni tuvieran clarísimas ocasiones (salvo una), sus llegadas fueron aumentando y nuestras penas aumentando y más añadiendo el cansancio del que últimamente hacen gala nuestros jugadores. Lo jugadores bávaros parecían capaces de continuar jugando 90 minutos más y los nuestros rezando porque no podían con su alma. Es lo que tiene un final de temporada tan comprimido y exigente y jugar según ordene el rival.
     El cabreo no se me ha pasado, pero aún así reconozco que no es un mal resultado del todo, aunque es más peligroso de lo que puede parecer, pues ellos a la contra..., puf!. No es malo si jugamos como sabemos, si llevamos nosotros el control del partido, si jugamos como equipo, si dejamos en el banquillo los egos, si levantamos la cabeza y también, que no lo dije al principio, si tiramos a puerta a zonas alejadas del portero, preferentemente próximos a los pósters, pues todos nuestros tiros fueron al centro, al bulto. Esto no es caza, es fútbol.
    Lo dicho, hemos repetido a lo bestia nuestros males de la temporada, con el problema que en Europa las consecuencias obtenidas son aún peores.
    Siento decirlo, pero creo que a los puntos el Bayern ha sido justo vencedor, no por mucha diferencia, pero si justamente. Ahora bien, esta eliminatoria es de 180 minutos y "90 minuti en el Bernabéu son molto longo" (by Juanito). Y por mí ya lo creo que lo serán. Allí estaremos, Hala Madrid!.

15 abr. 2012

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS(POR LO MENOS EN PRIMERA).



   Oscuras nubes sobrevolaban el Bernabéu en el partido contra el Sporting de Gijón, primero por el propio tiempo, luego por el partido en sí y finalmente por la tontería publicada por un periódico en el que decía algo así como que este partido era para que los nuestros descansaran. Increíble.
   El de hoy, por ayer, fue un partido un tanto anómalo. El Real Madrid no fue precisamente virtuoso en su juego, pero encerró a un equipo que en vez de cumplir con su deber de luchar por la permanencia, hizo todo lo posible por amargar al Real Madrid, último fin del "auto-idiosincrado" y paupérrimo "entrenador" Javier Clemente. Si el planteamiento de un equipo que por historia ha de salvarse si o si de bajar a segunda es poner 10´5 jugadores en su propia área, que venga Dios y nos asista.
    Lo preocupante de la situación es que aún así, la jugada le estaba saliendo bien como consecuencia de 3 motivos principales: lo "bien cerrado" (si llamar bien cerrado es tener 10 jugadores en su área), las excesivas faltas, un par de ellas de roja, realizadas por los "esportinguistas", y el penalti realizado por Sergio Ramos de manera involuntaria, pero penalti. Ah!, también una 4ª, las continuas pérdidas de tiempo. Pero a eso ya estamos más que acostumbrados.
     Pero bueno, empecemos por el principio. Un Bernabéu con muy buena entrada a pesar del riesgo de lluvia, que pasó a lluvia real (aunque suavecita) 10 minutos antes del partido, esperaba ansioso la salida de sus jugadores y el logro, vendido a bombo y platillo por la prensa, de superar los famosos 107 goles de "la 5ª del Buitre". Una afición no tan bulliciosa como el día del valencia, pero si con más ganas de algarabía de lo normal, que es nada.
      El partido empezó y aparentemente los goles llegarían pronto, pues el equipo asturiano no ofrecía absolutamente nada, salvo un muro de 11 jugadores. El problema llegó cuando esos goles no llegaban, entre otras cosas por la mala puntería blanca o la falta de precisión, por milímetros, del "ultimo pase". De todas formas a todos nos sorprendió el planteamiento del entrenador que ganó una liga y Copa por accidente. Una cosa es jugar a la defensiva y otra lo que hizo ayer. Porque ya no sólo su intención era no atacar, no sólo eran los saques de portería, banda, faltas y demás con una duración de cerca de un minuto, sino que se permitían el lujo de, desde su banquillo y cuando atacaba el Madrid, lanzar balones al campo para anular la jugada. Yo en directo vi 2 acciones así, ni me imagino cuantas harían. Pero claro, el malo siempre es Mou.
   Regresando a lo puramente futbolístico también sorprendió algo la alineación del entrenador portugues, con Sahín de titular, que no lo hizo nada mal y al que se le empieza a ver la velocidad en el juego de la que carecía precisamente, por no jugar en partidos oficiales. Me gusta este chaval.
   Como ya he dicho, desde el principio, en parte por la actuación blanca y en parte por la vergüenza asturiana, el Madrid maniató al Sporting, pero poco más, pues éramos incapaces de tirar abajo el muro levantado por por el pseudo-entrenador que tienen. Lo más preocupante de esto es que al segundo acercamiento , con sólo dos "atacantes" fueron capaces de provocar un penalti y como no, de transformarlo. No sé si serán los nervios, las ansias o una mezcla de ambas, pero los problemas en que un sólo jugador puso a nuestra defensa en las dos ó tres únicas ocasiones que tuvieron fueron preocupantes. Además que en este partido Arbeloa estuvo un tanto torpe, pero bueno, no puede ser siempre tan perfecto defensivamente hablando.
   Como nota positiva diré que no fue un partido como el del valencia, en el que los nervios estaban a flor de piel. En este caso, aun con el marcador en contra, siguieron jugando igual que al principio, pues sabían que prácticamente era la única forma de sacar el partido adelante. Lo único que hacía falta era un poco más de velocidad a la hora de desplazar el balón y sobretodo algo más de precisión en el último pase. Y esto último fue precisamente lo que propició el primer gol blanco. Fue un pase largo pero preciso que Higuain no desaprovechó.
   La segunda parte transcurrió exactamente igual, aunque nuestra precisión fue superior, generando más ocasiones. Y eso a pesar del excesivo individualismo del que hacía gala nuestros jugadores, especialmente Dí  María. Pero justo cuando éste recogió el balón y yo me enrabieté porque pensaba que ya intentaría hacer la jugada individual... soltó un preciso pase que CR7 remató de manera portentosa con la cabeza, dejando el balón en la base del poster más alejado y de éste a la red. Mágnifico gol.
    Contra todo pronóstico, ni con esas cambió la estrategia del Sporting, que hasta que no llegó el tercer tanto de  Benzema, no se abrió algo. Y por algo me refiero 2 ó 3 milímetros. Llegué a pensar, y conociéndolo un poco no me extrañaría, que le daba igual el equipo que entrena, su única misión era fastidiar al Madrid. Pasaba de ganar, sólo quería que los blancos perdieran puntos y si ellos bajan a segunda..., pues da igual, algún atolondrado le fichará para que entrene en algún país en el que el equipo estrella sea uno de parvulario.
    Pero bueno, el Sporting es carne de cañón y no voy a decir que no me alegre. No me parece justo mofarme de las desgracias de otros aficionados, pero éstos son los mismos que hace 2 años vinieron al Bernabéu y en nuestro minuto sagrado, en el minuto de Juanito, esos indeseables comenzaron a corear el nombre de un jugador que por desgracia dejó de trabajar en las minas asturianas, un tal Villa, al que algunos medios intentan meternos hasta en la sopa para que los adoctrinados de turno vean con buenos ojos que este personaje vaya a la Eurocopa tras jugar apenas 6 partidos, estando el resto de la temporada tumbado tranquilamente en el hospital o en su casa. Es lo que hay. Por lo referido, además de por Clemente, lo siento sportinguistas, pero no lloraré vuestro descenso. Todo lo contrario que el de mi amado Racing. No obstante reconocerles que son la afición que más gente ha traído a nuestro estadio durante los últimos años, y eso tiene su mérito.
    En resumen, buena victoria ante un rival que ha pasado de serme indiferente, a inclinar su balanza hacia lo desagradable.

    Castilla-Atlético de Madrid B.


   Este es el motivo de la tardanza en publicar el post de hoy, ir a ver este otro partidazo en el Estadio Alfredo Dí Estéfano. Ha sido un gran encuentro, con un claro dominador en la primera parte, el Castilla. Y un no tan claro dominador en la segunda, el Castilla. El resultado final ha sido de 1-0 a favor de los nuestros, resultado que nos clasifica matemáticamente para la liguilla de ascenso a la categoría de plata de nuestro fútbol y que por auténtica mala suerte, no hemos conseguido en los últimos años.
    Un partido que casi ha sido uni-direccional en la primera parte y algo más disputado en la segunda, si bien tampoco ha sido de los que más ocasiones se hayan disfrutado. Justa victoria ante un atlético que se aleja un poco de la cabeza de su grupo, un grupo que todo hay que decirlo, es el más complicado de los 4.
    Como no podía ser de otra manera ha habido mal arbitraje perjudicando casi siempre a los nuestros, entre ellos un penalti no pitado, si bien es verdad que al final del encuentro también le han quitado uno al atlético.
   Da igual, gran victoria y a luchar por ese ascenso que tanto merecemos.

  Y por encima de todo y de todos:  D.E.P. MOROSINI.
    

12 abr. 2012

MOQUETE´S POWER

   La verdad es que no sé la denominación que dieron al célebre moquete (fantasma comilón y simpático de la película "Los caza-fantasmas") en otros países. Lo que si sé es que al salir los jugadores por el túnel de vestuarios, los nuestros fueron recibidos con alusiones a su condición de ganadores natos, o para otros, de fantasmas.
    Una vez iniciado el encuentro me encontré con un Real Madrid tácticamente anárquico. No sabía por donde cogerlo, no vi ningún sistema, no sabía a qué jugaba. Además de esto, añadir el factor Coentrao, que dentro de lo malo, no lo hizo tan mal. Parto de la base, como ustedes habrán comprendido hace tiempo, que mis conocimientos sobre táctica futbolística son nulos, se basan única y exclusivamente en los innumerables partidos que he presenciado. Aún así me gustaría haber tenido cerca a un verdadero entrenador para que me explicara a que jugaba exactamente el Real Madrid. 
   Precisamente por ello no me gustó el Madrid. No creo que hiciera un buen partido. Tampoco fue malo. Fue simplemente indefinido. Aún así fue mejor que el Atlético, que tácticamente si me pareció un equipo con un plan establecido. Un equipo que intentaba presionar e intentaba tener el control del encuentro. Ahora bien, intentar no significa conseguir, pues durante la mayor parte del tiempo, la locura dejó maniatada a la cordura. ¿Inexplicable?, pudiera ser. Pero también cabe la posibilidad que esa entropía futbolística fuera totalmente organizada por Mou (toma antítesis!).
     El partido no obstante fue bastante entretenido, de esos que por muchas ganas que tengas de ir al baño y por mucho tiempo que no ocurriera nada destacable, no podías levantarte del sofá, pues algo increíble te ibas a perder. Y eso fue precisamente lo que me pasó a mí en el primer gol. Hicimos pizza para cenar, mi mujer estaba durmiendo al peque y me dije: falta a favor del Madrid, la tira CR7 (le devuelvo el número y no por los goles) por lo que el tiro se irá fuera..., este es el momento más propicio para abrir el horno. Pues golazo que te crió. Un excelente gol en el que algunos dicen que el portero se la comió, pero en mi humilde opinión no pudo hacer absolutamente nada, tanto por la velocidad del esférico, como por el efecto que éste cogió. Impresionante.
     Antes de este momento y en los inicios del encuentro, el Atlético empezó intentando intimidar a los nuestros. Realizaron entradas que rozaban la ilegalidad, cuando no las sobrepasaban. Hay que reconocer que en relación al partido de ida fueron angelitos, pero sus primeras entradas tenían un claro mensaje y no era precisamente de bienvenida.
    Sus ánimos se fueron calmando poco a poco y el caos blanco se fue imponiendo. No de una manera abrumadora, pero si temible. Pues por mucho que los jugadores rojiblancos quisieron coger el timón, éste realmente nunca fue gobernado por él, pues las variaciones de rumbo importantes era conducidas por esos locos vestidos de blanco. Utilizando una metáfora un tanto estúpida, diré que el partido podría definirse con una imagen, la de un niño vestido de rojiblanco conduciendo en el asiento trasero un volante de mentira, mientras que su padre, de impoluto blanco, le llevaba a donde él mismo quería. Sí, las miradas de los viandantes irían hacia el pequeño imberbe, pero quien mandaba era el conductor. 
    Mientras seguía intentando averiguar como era posible que ese sin sentido madridista echara por tierra todo el planteamiento del equipo dirigido por Simeone, empezaron a llegar las ocasiones blancas, no muy numerosas, pero si peligrosas. Y mientras tanto el atlético dando esa falsa sensación de control que no producía nada, salvo falsas sensaciones... y cansancio, pues su presión era asfixiante... para ellos mismos, más que nada por el poco rendimiento que les dio.
    En estas llegó la segunda parte y cuando menos lo merecía, y en una jugada tan bonita como ilegal (el inicio de la misma vino precedida de una entrada brutal en la banda que debió ser castigada con falta y si me apuran expulsión del jugador rojiblanco), el atlético marcó su gol. Por mi cabeza pasó fugazmente la idea de que los nuestros se pondrían nerviosos, llegaría los fallos,... pero como no doy una ocurrió todo lo contrario. Desde ese momento si empezamos a dominar, no sólo de forma "subliminal", sino de manera tangible y palpable. Recuperábamos rápidamente el balón, apenas les dejábamos salir de su campo y les mareábamos de un lado a otro, dejándolos atados de pies y manos y completamente a nuestra merced. Así fueron llegando las ocasiones y los goles. Uno soberbio de CR7, otro tras penalti estúpido a Higuain y trasformado por "la bestia" portuguesa y finalmente un cuarto realizado por Callejón tras gran pase del portugués aprovechando una buena jugada y el cansancio y agotamiento de los atléticos.
   Aún así hubo cosas negativas, aunque quizás premeditadas. Benzemá estuvo menos participativo, muy perdido y a mi juicio extremadamente pegado a la cal de la banda derecha. Pepe tuvo un par de despistes, en el gol Ramos y Coentrao pudieron hacer algo más..., pero tampoco vamos a dramatizar.
   En el lado opuesto CR7, magnífico en los goles, en los pases, quizás algo individualista en determinadas acciones..., pero lo más importante, ayudando en acciones defensivas. También destacaría, aunque jugó poco tiempo, a Higuain, pues su labor sucia de desgaste y presión fue magnífica, además de provocar el panalty. Y por supuesto a Özil, mantengo que sería el mejor jugador del mundo si usara las dos piernas y no sólo la izquierda y aunque no fue su mejor partido, dio sentido y coherencia al juego blanco.
   Como no, también hablar del arbitraje, penoso y parcial a favor del atlético a la hora de sancionar las faltas y sobretodo al mostrar las tarjetas. Pero bueno, es la historia de siempre. Por cierto, ¿qué hubiera pasado, especialmente en los medios de comunicación, si la acción de Juanfran sobre Pepe hubiera sido del último sobre cualquier otro?.   
    En fin, que les ganamos como siempre y esto empieza a rozar lo imposible, pues por puras leyes de probabilidades, es casi imposible que no nos hayan ganado en 13 años o lo que es lo mismo, de los últimos 30 partidos jugados contra ellos, no nos han ganado en ninguno. 
    Para el final dejo la acción sobrenatural del partido: ¿Al final de la película no ganaban a los fantasmas?.
 
 

   

9 abr. 2012

OE, OE. OE, OA. TODOS LOS DÍAS NOS PITA UN SUBNORMAL.

   El título es un cántico que por desgracia se viene entonando mucho en el Bernabéu últimamente y por últimamente me refiero a cerca de un lustro.
   De todas formas no quisiera continuar sin mencionar que tácticamente el Valencia fue mejor que el Real Madrid y hay que reconocer que Emery le dio una lección a Mouriño. 
   En cambio el encuentro fue un partido que mereció ganar el Madrid, pero que pudo ganar el Valencia. Fue un gran partido. Un partidazo con dos noticias nefastas: la primera que no hubo un sólo gol; y la segunda y más triste para nuestros intereses, que perdimos dos puntos.
   Aunque suene ventajista, diré que esta mañana (por ayer) me levanté con malas vibraciones, algo me olía mal respecto al partido. Sólo hubo un motivo por el que no llamé "a mi jefe" y se lo dije: que la última vez que lo tuve y lo llamé, acabamos perdiendo.
    Nada más llegar al estadio me dio la sensación que yo no era el único que había tenido esas malas vibraciones y los augurios sobre ellas se confirmaron sobre el minuto 5, tras el tiro de CR (le vuelvo a quitar el 7) al poster. Acababa de empezar el partido, faltaban 85 por jugar y todos nos lamentábamos como si estuviéramos en el minuto 92 y perdiendo. Algunos empezaron a decir mientras otros asentíamos que la pelotita no quería entrar, y repito, en el minuto 5. Además, creo que nunca las pantallas del Bernabéu, donde figuran los minutos disputados, fueron más observadas. Era increíble el afán y control que todos teníamos sobre lo que se había jugado y lo que quedaba por jugar. Raro, todo muy raro. 
    ¿Todo?, no, todo no. El portero rival hizo el mejor partido de su vida profesional, los defensas centrales también, Emery realizó el mejor planteamiento de toda la temporada y como no, el árbitro, como todos, hizo aquello por lo que le pagan, ayudar al Barcelona y perjudicar al Madrid.
    Como he dicho muchas veces no voy a entrar a valorar la jugada, más bien jugadas, más conflictivas y resultadistas, especialmente de cara a la "tertulia cafetera" de los lunes de todos los españoles y periodística. Sino que valoraré la parcialidad arbitral en aquellas acciones menos "televisivas" pero que más ponzoña crean.
    Resulta curioso que a un árbitro (lo llevo diciendo meses), no se le puede mirar mal, decirle nada, criticarle,...(comprensible según en que medida por la tensión del juego) pero deja impunemente que un/os jugadores se jacten de más de 80.000 espectadores en vivo y millones televisivos. Desde el primer tiro a puerta de los nuestros, se vio que el mejor jugador del partido (el portero del Valencia), lo único que quería era perder tiempo. Quedándome corto diré que él solito perdió más de 5 minutos. De hecho la cifra está más cerca de los 10 que de 5, pero lo dejaré en la cifra menor. Y todo ello con el beneplácito del personaje del pito. Incluso como observé de primera mano en la segunda parte, se permitía el lujo de hacerle gestitos como diciéndole... "venga, saca ya que me la vas a liar" y en más de una ocasión.
    Mientras tanto a cada falta del Madrid una tarjetita. Que no voy a decir que fueran injustas. Lo que si afirmo es que por cada jugada blanca con regalo, hubo como mínimo dos valencianistas similares, cuando no más grabes, que por supuesto, cuando fueron pitadas quedó sólo en eso, en falta, y en algunas más, ni tan siquiera las pitó.
   ¿Qué encima nos quita 3 penaltis? (al valencia 1), pues no los habrá visto. Esas jugadas en que en una décima de segundo hay que decidir una acción tan rápida son difíciles de medir e imposibles de cotejar, por lo que como mínimo habrá que concederle el beneficio de la duda a la hora de afirmar su/s deshonestos propósitos. Aún así hubo dos penaltis que particularmente yo vi clarísimos, más la falta (pisotón) por detrás cuando se iba sólo CR hacia el portero rival que acarrearía una tarjeta roja. Será que yo estoy mejor colocado. Pero me repito, en esas acciones le concedo el beneficio de la duda. Está claro que ese tipo de acciones sólo las ven cuando juegan contra otro equipo. Será que ahí ellos están mejor colocados, porque esas yo no las veo... casi nunca.
    Por otro lado hay que celebrar la actitud, por fin, del Santiago Bernabéu. No seré cínico, por lo que diré que no fue algo extraordinario, pero si aceptable. Un alto porcentaje de los asistentes animaron durante gran parte del tiempo, algo más que novedoso y grato.
   En relación a los jugadores, Özil estuvo muy impreciso y cansado, Higuain más empeñado en mostrar sus no muy destacables cualidades técnicas que sus innumerables y excelentes virtudes, Pepe empeñado en hacer lo que peor se le da, dirigir al equipo y hacer pases largos,... y CR..., pues le quité el 7. Así de simple. Se lo quité porque volvió por algunos de sus fueros, quedándose en fuera de juego en un par de ocasiones impidiendo que los nuestros realizaran contras, más que peligrosas tras haber robado rápidamente el balón, y todo porque el señorito tenía que regresar caminando pausadamente a su teórico lugar tras haber perdido el balón, o él o alguno de sus compañeros, que para el caso es lo mismo. Por favor, CR, no vuelvas a tus orígenes!.
   De Pepe también diré, aunque lo que hizo sea indefendible (a Arbeloa), que en cuanto se daba la vuelta el árbitro (tampoco sé por qué, puesto que está claro que no iba a pitar nada), los jugadores valencianistas le propinaban algún empujoncito leve, codazo y demás. Provocando que esa persona, de autocontrol débil en según que situación, acabara realizando lo que tan lamentablemente hizo.
   Volviendo al partido poco más que decir que lo referido anteriormente, ocasiones de los nuestros para ganar más que de sobra y merecidamente, ocasiones del Valencia que bien le pudieron haber valido los tres puntos y un imbécil con un pito en algún lugar del campo que se cargó ese gran partido. Desgraciada felicitación al Real Madrid por su partido y felicitaciones a un gran valencia. Punto y final.

    Postdata: Me gustaría que analizaran la relación espacio-tiempo, desde las quejas de la "pulcra" entidad barcelonista y la recuperación de puntos, mejor dicho, y la pérdida de puntos del Real Madrid. ¿Casualidad?.

6 abr. 2012

ALGUIEN VOLÓ SOBRE "DEL NIDO" DEL CUCO.

   Hoy no pretendo extenderme en demasía y mucho menos teniendo en cuenta que ya expliqué hace meses los motivos por los que consideraba, además de estúpida, muy simple la opinión del señor Del Nido y Cia. de que los repartos económicos televisivos eran la causa de la diferencia de calidad tan excesiva entre Real Madrid y Barcelona con el resto. Y que el paradigma eran las ligas inglesas y alemanas.
   Como resumen diré que no se pueden comparar la idiosincrasia de esos países con el nuestro, tampoco los millones de espectadores de los equipos más "débiles" de ellos, con los miles de los nuestros (salvo 3 ó 4 equipos). Que tener más dinero no significa acertar en fichajes y sobre esto nuestro club tiene mucho que decir. Más algunas cosas más que me dejo en el tintero.
   Ahora resulta que el Bilbao eliminó al tercer club más rico del mundo (durante decenios ha sido el club más rico del mundo y  paradógicamente según algunas mentalidades, esto no se ha visto reflejado en copas) con total merecimiento y por aplastamiento, dando una auténtica lección no en un único partido, sino en los dos disputados. 
   El propio Bilbao ganó de manera totalmente inmerecida, siendo pisoteados en juego que no en resultado, por el Schalke 04 en tierras alemanas, un equipo que no es precisamente uno de los "tops" económicos alemanes.
   No sólo eso, resulta que esta liga tan desigual e injusta (según alguno/s), ha colocado a 5 equipos de 8 posibles en las semifinales de las principales competiciones europeas. Y sorprendentemente de esos 5, 3 están bastante lejos de los equipos europeos que tan bien han sido compensados económicamente por sus respectivas ligas europeas.
    Conclusiones se pueden sacar varias, pero la más obvia es que el señor Del Nido debería estar calladito, pues su "discriminado" equipo no está entre ellos cuando por número de aficionados e ingresos debería. También porque esos "abusos" de Madrid y Barcelona parece ser que hacen más fuertes a quienes juegan contra ellos. Porque no tiene la más ínfima idea del mundo que le rodea y por pura vergüenza y cordura.
    Enhorabuena a todos los clubs españoles por pertenecer a una liga tan injusta. Por mí y a lo que a competiciones europeas se refiere..., que siga la injusticia!.

4 abr. 2012

LO QUE MAL EMPIEZA... "BIEN ACABA".

     20:20 horas. Por razones que prefiero no mentar hoy no puedo asistir al encuentro, un encuentro que tenía señalado de manera muy especial desde hace algunos días. No por sólo por ver al Madrid (razón más que suficiente), no por ser paso previo (o eso parece tras la ida) a las semifinales de la Copa de Europa, sino porque se iba a hacer un homenaje al Gran Juan Gómez Juanito. Habría que añadir también el homenaje al fallecido Zárraga, otro mito blanco, otro mito universal. Sobran las palabras, sobra el partido.
     20:30 horas. El título cambiará conforme avance la tarde y al ver el partido por la tele me permitiré el lujo de emitir "boletines informativos" del encuentro. Espero les guste. Al final del mismo mis conclusiones "de todo a cien".
     20:34 horas. ¿Qué opinan de los penaltis de ayer del Barza-Milán?. Yo les daré mi opinión. El primero para mí si lo es. El segundo ni de broma, pues cuando le agarra el balón no estaba en juego. De ser algo fue falta de Puyol, pues cuando el balón empieza a rodar él si hace falta. ¿Pero a alguien le sorprende?. Desde aquí se lleva mucho tiempo diciendo que las mayores ayudas, mejor dicho, las más descaradas es cuando las cosas no les pintan muy bien y como ejemplos los partidos del Chelsea, la expulsión de Van Persie con el Arsenal, todos los partidos contra el Madrid, el de ayer contra el Milan,...Es lo que nos ha tocado vivir.
    20:41 horas. Los jugadores en el túnel de vestuarios. Me pierdo el homenaje.
    20:45 horas. Salen Sahin y ¿Altintop?. Bien por el primero y por el segundo mejor me callo.
    20:55 horas. De momento control, un par de aproximaciones y poco más. Se han encerrado más de lo esperado (Apoel).
    21:00 horas. La tendencia es la misma. Sinceramente, veo poca tensión de los nuestros. Aún así están atados y casi no salen de su campo.
    21:10 horas. Acoso, acoso y más acoso, pero de momento sin resultado. Ostras, gol de Cristiano!. Pase de Marcelo y gol de CR7 en el segundo palo.
   21:21 horas. Todo sigue igual. Hay que reconocer que se han acercado un par de veces. Coño!, golazo de Kaká. Escribiré más a menudo para que haya más goles. Golazo para quitarse el sombrero. Desde la esquina izquierda del área a la escuadra derecha (según se mira desde el campo).
   21:30 horas. Tiro al palo de Kaká y continua el acoso y derribo.
   21:32 Horas. Fin de una primera parte bastante aceptable, totalmente controlada y con un claro y escaso 2-0. Sahin y Granero me están gustando bastante.

   21:45 horas. Cambio de Callejón por Marcelo.
   21:55 horas. El partido sigue por los mismos derroteros. Cambio de Higuain por Dí María!!!.
   22:07 horas. El partido ha bajado un poco, especialmente los nuestros en ataque. Gol del Apoel. Buen gol chipriota.
   22:15 horas. Se emociona el Apoel y nos encierra.
   22:25 horas. Cuando menos lo merecíamos dos goles, dos muy buenos goles. Uno soberbio de falta y otro muy bueno de Callejón. Penalty para el Apoel... gol.
   22:26 horas. Golazo con letras mayúsculas y en gótica de Dí María.
   22:35 horas. Final del partido. Aceptable partido del Madrid en la primera parte y algo peor en la segunda. ¿Exceso de confianza tal vez?. 5-2 final y lo mejor fueron los goles.

   Resumen.


     Sinceramente no puedo decir que me haya divertido viendo el partido. El dominio ha sido claro salvo 10 minutos desastrosos en la segunda parte. Pero ha sido claro contra un rival técnicamente muy inferior y que parecían no tener recursos suficientes. Han habido equipos de 2ª B españoles que me han provocado más admiración. Reconozco que quizás sea por la eterna pregunta hecha con nuestro equipo, ¿fue gracias a que no les dejamos actuar o a qué realmente no saben hacerlo?. En este partido puede que haya sido una mezcla de ambas y no la primera como suele ser habitual, aunque la mayoría de los eruditos no lo vean así.
    En el partido en Chipre opusieron a nuestra calidad unas soberbias condiciones físicas. En el partido de hoy ofrecieron... condiciones físicas y no tan soberbias. Quizás haya sido porque movimos mejor el balón y los mareamos más, pero aun así no me ha parecido un gran partido.
    También es cierto que no necesitábamos "matarnos", ni tan siquiera "herirnos". Y si nos centramos en esto, el partido ha sido justo lo esperado y esperable.
    Lo más positivo es que a pesar de jugar contra un rival con "11 defensas", conseguimos abrir su lata y además lo intentábamos de todas las maneras posibles. Sabían que más tarde o temprano los goles llegarían y así fue. Espero que tengan la misma tranquilidad y confianza contra rivales teóricamente más potentes, no sé, por ejemplo el Bayern. Aunque mucho me temo que éste no será tan defensivo, para lo bueno... y lo malo.
    Con lo que ya no estoy tan complaciente es con la caraja entre los minutos 20 y  30 aproximadamente. No hay excusa que justifique esto y me pareció un tanto lamentable. Y más teniendo en cuenta que nosotros los metimos en el partido y que ellos en 15 minutos hayan metido tantos goles como nosotros en 60.
   Respecto a los jugadores me gustó técnicamente Sahín, aunque le vi muy lento en algunas acciones. Necesita más minutos. El resto también me gustaron, pero les bajaría a todos un punto en relación a su buena nota media durante la temporada. A otro jugador le bajaría 3 puntos respecto a su media, pero ésta es de 2, por lo que se quedaría con -1 en el total anual.
    Del Apoel destacar su gran acumulación de personas en defensa y su emoción cuando metió el gol, haciendo que se creyeran que podrían dar la vuelta al marcador. Pero poco más salvo, y me repito, su buena condición física. No obstante darle la enhorabuena por su sobresaliente actuación en esta Copa de Europa.
   Y nada más que decir. Ganamos con justicia, nos clasificamos sobradamente y cuidado que viene el lobo alemán!.

1 abr. 2012

PRAGMÁTICOS.

     Partiendo de la base que el resultado fue maravilloso y que los goles fueron para enmarcar, el Real Madrid no acabó de convencerme del todo. No porque lo hicieran mal, sino porque ese estilo de juego no me gusta. Un estilo que busca más la funcionalidad que la estética. Pero claro, uno ve los goles que marcaron y no sólo hubo estética, sino que hubo arte, especialmente en el primero.
    Lo curioso del caso y aunque sea a todas luces injusto e irreal basarme en los primeros 7 minutos, hasta este justo momento, hasta que se obró la maravilla entre CR7 y Benzema, el Real Madrid controlaba todas las facetas del partido. En cambio desde la consecución del tanto nos dejamos dominar. En ningún momento pasamos el más mínimo apuro, pero dimos un par de pasos hacia atrás y dejamos que la mayor parte de la posesión estuviera en manos del Osasuna para soltar, a la menor oportunidad, letales contras. 
    Creo que los nuestros eran totalmente conscientes de la situación y lo que hacían era tejer una trampa mortal a los navarros que resultó sumamente eficaz. Incluso el resultado pudo haber sido más abultado, aunque por el número total de claras ocasiones realizadas, el 1-5 final ya es un tanto desproporcionado. No obstante aún más desproporcionado fue su gol, pues sino me equivoco, fue su único tiro entre los tres palos, por no decir que fue su único remate en todo el encuentro. 
    Volviendo al inicio repetiré que no me entusiasma ese tipo de juego, pero tampoco lo repudio. No era el echarse atrás y esperar al contrario, no era encerrarse. Era ser inteligente y usar las mejores armas para la guerra que se estaba librando. Quizás sea ese el motivo de que no me convenciera, fue un partido racional y no pasional. Reconozco que es así como se ganan las grandes competiciones, pero si me dieran a elegir, prefiero un 60 % de pasión y un 40 % de inteligencia, que a la inversa. Y es que amo el espectáculo por encima de todo.
   Creo que ha sido el partido más inteligente que hemos realizado desde la era Mouriño y el resultado casi habla por sí sólo. Además y como sorpresa, Mou se adelantó al planteamiento del entrenador rival y no a la inversa como suele pasar, en donde rara vez acierta a la primera y suele variarlo.
    Ayer destacó por encima de todos CR7, no por sus goles (su primero espectacular), sino por su generoso juego. Levantaba la cabeza y buscaba la mejor opción antes de pensar en tirar y estuvo algo menos individual de lo que nos tiene acostumbrado. Hay que reconocer que hubo una jugada, un "semi-gol", en que se estorbaron el portugués e Higuain, los jugadores más egoístas de la plantilla. No sabría decir quien tuvo realmente la culpa, pues la jugada era del argentino, pero tras el regate a Fernández hay que reconocer que se le quedó muy escorado el balón y el mejor posicionado para el remate era CR7. Pero bueno, esto tal y como iba el partido daba igual, el problema es que hubiera pasado si el encuentro no hubiera sido tan favorable a esas alturas, pero eso es, más bien hubiera sido, otra historia.
    Dejando a parte los futuribles, cambiaré de tercio y defenderé de la irracionalidad reinante a nuestro equipo y especialmente a uno de nuestros jugadores.
    Estoy hasta las narices, y eso que las tengo enormes, de escuchar a tanto erudito hablar de las enormes virtudes, que indudablemente tiene, de Messi y de su generosidad en el juego. Dicen que él juega para el equipo, pero CR7 juega sólo para él. Pues si bien es cierto que CR7 no es un ejemplo de generosidad en el juego (cosa más que normal e incluso necesaria en un delantero) a los números me remito para decir que no entiendo la estupidez suprema de quienes se atreven a alabar al argentino y criticar al portugués. ¿Cuántos goles lleva Messi marcados y cuántos lleva el Barcelona en liga?, ¿36 Messi y "40" el Barcelona?. ¿Cuántos lleva CR7 y cuántos el Madrid?, 37 y 100. Y resulta que el egoista, el que juega para él, el... es CR7. Pues que me lo expliquen. Messi es "tan buena persona" que critica abiertamente a un canterano en un partido por no hacer lo que él ordena (partido contra el Milán), echa de su equipo a Ibra, es el director deportivo, presidente, entrenador,..., vamos un santo. En cambio el portugués es el mismísimo demonio.
    Exactamente igual que ocurre con los equipos. El barza juega como los ángeles, es el paradigma del juego excelso y el espectáculo, mientras el Madrid juega sólo bastante bien. Lo curioso del caso es que de los dos grandes, el que peor juega, casi va a doblar en goles a los idílicos. Sobre esto último creo que se están empezando a abrir los ojos de tanto "legañero" que anda suelto, pues el propio presidente del Osasuna declaró que el juego del barcelona aburre. La cordura vuelve al fútbol!!!!.
    ¿Y hablo de Pep y Mou?. El novio que toda madre quisiera para su hija, ese que siempre lleva flores a la suegra mientras pone los cuernos a su niñita, contra "el demonio de Tasmania", aquel que haría cualquier cosa por ellos, pero que no oculta nada y dice las cosas a la cara.  
    Bueno, que da igual, que me he desviado. Buen partido de los nuestros (que a mí particularmente no me ha enamorado, aunque si gustado), maravilloso resultado, un pasito menos para llegar a la meta... y goles de escándalo.

    Postdata: Sigo sin entender que por un pequeño "calentón" se expulse a la gente. Comprendo que los árbitros han de hacerse respetar, pero una cosa es un insulto grave y directo y otra una queja aislada en un momento de tensión. No estoy de acuerdo con la expulsión de Mendilibar ni la de Lamah, pero es lo que hay.