23 dic. 2012

PARA MEAR Y NO ECHAR NI GOTA.

    Antes de nada quiero decir que por fin se ha perdido un partido que se podía perder y me explico. El Málaga y el Real Madrid tuvieron aproximadamente las mismas ocasiones y jugaron más o menos igual.
   Si siendo el Real Madrid infinitamente superior a sus rivales acaba perdiendo..., ¿qué se pude esperar de un partido igualado?. La respuesta es obvia.
    Esto no es óbice para reconocer que no lo hicimos especialmente bien, aunque tampoco se puede decir que lo hiciéramos tan mal como el resultado dicta.
    El Málaga simplemente usó sus armas... y le salió bien. Siempre fuimos a remolque en lo que a resultado se refiere y marramos ocasiones tan claras que asustan. Además, el equipo andaluz sólo tuvo ocasiones tras meter su primer gol, como no, en su primera jugada de peligro y primer tiro entre los 3 palos, allá por el minuto 3 de la segunda parte. Y por cada ocasión malagueña..., 1 ó 2 madridistas. Resultado final, 3-2. Inexplicable y más teniendo en cuenta que si la primera parte llega a terminar con un 0-2 ó 0-3 a nadie le hubiera extrañado.
    Pensaba que en lo que a eficacia de cara al gol ya no podíamos caer tan bajo y resulta que me equivoqué. Ya dejamos atrás el dicho de "no metemos un gol ni al arcoíris", para pasar a un más preocupante no metemos un gol ni a un agujero negro. El siguiente paso será el apocalipsis Maya.
    Es verdad que metimos 2, pero no es menos cierto que pudimos meter 3 ó 4 tantos más. Y eso que no fue precisamente, ni de lejos, el partido en el que más ocasiones creamos.
    Sinceramente pienso que hemos entrado en barrena y no hay menor atisbo que indique que la situación vaya cambiar. Porque si bien en la mayoría de los partidos anteriores nuestras derrotas fueron injustas, en este caso no fue así. Tampoco merecimos perder.  Pero en la misma tesitura estaba el Málaga y está claro que este año nada favorece al Madrid y si en un partido ambos equipos merecen ganar..., nunca lo harán los blancos.
    Algunos alegaran los "extraños" errores arbitrales en casi todos los partidos que hemos disputado y es cierto que los jueces de las contiendas nos han quitado muchísimos puntos, aproximadamente unos 10. Sólo en este partido "nos han quitado" 2 claros penaltis.Tampoco quiero hacer hincapié en que justo pasa lo contrario con el Barcelona, entre otras cosas porque este año si está jugando bien y merece ganar la mayoría de los partidos (que no todos). Ahora bien, sólo en el partido de hoy le han perdonado un claro penalti de Jordi Alba.
    Pero siendo justos, los árbitros no tienen la culpa de que metamos sólo un 5 % de nuestras oportunidades claras. No tienen la culpa de nuestros errores defensivos. No son los responsables de la desastrosa defensa en jugadas a balón parado. Tampoco de nuestros numerosos tiros a los palos. Y aún peor, nada tienen que ver con el hecho de hacer que en todos los encuentros, nuestros rivales metan gol en su primer tiro entre los 3 palos o en su primera ocasión.
     Reconozco que he perdido toda esperanza y no es por la distancia de puntos, entre otras cosas porque es verdad que el Real Madrid nunca se rinde. Sino porque nos crecen los enanos. La prensa presionando y amargando al Real Madrid con el único fin de echar a Mou por no lamerles sus escrotos, especialmente el diario Marca. El mal ambiente que éstos y el propio entrenador está generando en los jugadores y club con ciertos comentarios salidos de todo, improcedentes  injustos. La falta total de soluciones que hasta ahora a aportado el entrenador. El abuso, imagino que ordenado por el portugués, de los balones largos y especialmente de que sea Pepe el encargado de hacerlos. Pero muy especialmente el bloqueo y desesperación que parece que ha absorbido a nuestros jugadores. Al menor contratiempo (normalmente la primera jugada rival, pues ésta acaba en gol), el nerviosismo se apodera de los jugadores blancos y sólo hace falta ver los resultados para darse cuenta de las consecuencias.
     Si el fútbol fuera medianamente justo no estaríamos en una situación tan mala como en la que estamos. Pero no lo es. Todo lo contrario. Todo indica que seguiremos fallando miles de ocasiones. Que el rival sólo necesitará un acercamiento a nuestra portería para meter su gol. Que seguiremos defendiendo de pena, especialmente las jugadas a balón parado. Que los árbitros se seguirán equivocando en nuestra contra. Que Mou seguirá sin aportar verdaderas soluciones, si bien éstas no serían tan necesarias si la pelotita entrara como debiera. Y que por todo ello, cada vez estaremos más nerviosos, dando por lo tanto más carnaza a la prensa "afín" (la otra ni la menciono), que está deseando echar a Mou y poner a todo el mundo en su contra.
    La pescadilla que se muerde la cola... y que acabará devorándose a sí misma. Una auténtica pena.
    De todas formas y como siempre... Hala Madrid!. Siempre unidos, solos contra todos!.

     
      

17 dic. 2012

TRANSFORMES.

    Hay cosas que claman al cielo, otras inexplicables y por último el Real Madrid.
   No sólo no encuentro razón alguna que explique lo que está pasando, sino que en caso de haberla, no dejaría a títere con cabeza. 
   No sé la cantidad de meses (incluso años) que llevo advirtiendo sobre lo lamentable de la estadística blanca en relación a los goles que por número de ocasiones podría meter y los que mete. Y lo que es aún peor, que en cambio el rival de turno sólo necesita una ocasión para meter el suyo. Si añadimos las jugadas a balón parado..., no necesitan generarlas, ya lo hacemos nosotros por ellos.
    Reconozco que esta derrota, porque por mucho que sea un empate realmente es una derrota, "me ha dolido menos" porque ha sido de el Español.
    Bueno, quién dice de el Español, dice de un sólo jugador de ese equipo, los otros 10 ni han aparecido. A los rivales les sobra con un sólo jugador para burlarse de los 11 portentos madridistas. No necesitan más. Eran 10 jugadores defendiendo y uno atacando que ha vuelto él solito loco a todo nuestro equipo. Éramos una pantomima en sus manos. Así de simple y así de duro.
    El caso es que a grandes rasgos no lo hemos hecho tan mal. Salimos con ganas de resolver rápido el partido. Teníamos las posesión, teníamos ocasiones, un tiro al palo y si fuéramos otro equipo, hubiéramos metido 2 ó 3 goles. Pero somos el Real Madrid, ese equipo con "tan magnífica pegada", que necesita una media de 10 ocasiones para meter un sólo gol. Mientras tanto, y como ejemplo el partido que hoy disputan contra el atlético, el Barcelona ha metido gol como acostumbra, en su primer tiro. Vamos, igual que hacen todos los equipos que juegan contra nosotros.
    Siendo justos diré que el R.C.D. Sergio García tuvo una aproximación de peligro antes de meter su gol. Coincidiendo con un pequeño bajón de juego que tuvimos. Pero no acabó con un tiro entre los 3 palos. En cambio el primer disparo que hicieron a portería..., gol. Un axioma universal en todos los rivales que se enfrentan a nosotros. Y una vergüenza para todo nuestro equipo en general, y el cuerpo técnico en particular, partido sí y al otro también.
    Cierta anarquía se apoderó de nuestro juego y especialmente de nuestra línea defensiva, que era humillada una y otra vez, por el único jugador que salió a jugar del equipo catalán. Es verdad que no inquietaron, mejor dicho, no inquietó a Casillas nunca más (salvo un tiro al segundo palo y que iba fuera aunque despejó Iker (su única parada del partido))... hasta el segundo tiro entre los 3 palos que el Español hizo, allá por el minuto 88 y tras un córner defendido por nuestros jugadores como acostumbran, para llorar.
     Mi hijo de 3 años lo haría mucho mejor y eso que lo único que sabe hacer con el balón es decir "pumba" cuando da la patada de rigor al esférico. Pero con ese "pumba" habría sobrado para evitar el gol, para evitar ese segundo remate en 90 minutos que terminó con ese segundo tanto del Español. Antes de entrar la pelotita, tras varios rechaces por el área, ya me imaginaba yo a nuestros jugadores con pañales, temerosos, cagados de miedo, porque debían de abrir la puerta del armario de su habitación y había un Monstruo enorme que les iba a comer. Cundía el pánico, se chocaban entre ellos, se molestaban, lloraban, gritaban,... pero ninguno hacía lo que debía, ir a por el balón y despejarlo. Imagino que en vestuario sus papás les habrán cambiado los pañales.
     Pero entre medias nosotros pudimos haber metido 3 ó 4 más de los 2 que debimos haber metido antes de su primer tanto. Tiros al póster, actuación estelar de su portero (otro axioma) y sobretodo errores increíbles a la hora de meter la pelotita dentro de la portería.
     Al inicio de la segunda parte se notó una gran mejoría con la entrada de Dí María, que mientras fue el jugador que nos enamoró a todos el año pasado, ese que levanta la cabeza, suelta rápido el balón y asiste a sus compañeros, hizo de Sergio García y dejó en jaque a todo el Español él sólo. El problema es que como es normal en nosotros, nunca hubo mate.
     Remontamos con una gran jugada entre CR7 y Coentrao y bajamos algo el pistón. Tuvimos suerte que el Español era un único jugador, pero el partido me recordó al que el año pasado nos apeó de la final de la Copa de Europa. Ese que teníamos controlado y que tras un par de órdenes justo tras remontar la eliminatoria, provocó un atraso de las líneas, una pérdida del control... y que los alemanes nos echaran.
    En este caso fue distinto porque jugábamos contra 1 y un muro formado por los otros 10 jugadores. Aún a pesar del bajón, perdonamos algunas claras ocasiones, de hecho su propio entrenador ha dicho en sala de prensa que si llegan a haber recibido 4 ó 5 goles nadie hubiera dicho nada. Pero somos "ese portentoso ataque" que todos temen y cuya pegada "asombra al mundo entero". Lo que significa que no metimos un puñetero gol más.
    Poco a poco, más por dejadez nuestra, desidia, órdenes de la superioridad o lo que sea, ellos, digo él, empezaron a pasar del centro del campo. No crearon nada de peligro, pero conforme los minutos pasaban, nuestro absoluto control y nuestras ocasiones fueron disminuyendo. A esto se unió que Dí María también poco a poco fue siendo el de este año, mucho más individualista. Pero en este caso habría que decir también que ninguno de nuestros jugadores, y más tras remontar, brillaron por su movilidad. Estaban muy estáticos. 
    Dio la sensación que tras remontar todos pensaron que ya estaba hecho y se dejaron llevar, sin darse cuenta que ese río iba directo a una enorme catarata.
     Y en esas llegó el minuto 87. Una jugada insulsa de un Español en el que por vergüenza suya y dejadez nuestra empezaron a surgir algunos jugadores más, acabó en córner a su favor. 
    Y fue en ese momento cuando "Optimus Prime", "Bumblebe" y el resto, que se enfrentaban "al peligroso cuerpo de enfermeras y un soldado en pre-jubilación", empezaron a cambiar el impoluto uniforme-armadura que visten, por un pañal lleno de sus propias eces. Y mientras los unos y los otros se decían: "venga, hazlo tú que a mí me da la risa", "no, mejor tú que eras más alto y el Monstruo del armario no te cojerá", aparecieron las enfermeras y les dieron 2 puntos de sotura que dejan a los heridos con una infección interna de muy difícil solución. 
    Pero aún hay más, no se crean. Para mí y como no, en contra de lo que prensa está diciendo, ha sido de los mejores partidos que hemos hecho. No entiendo de donde se sacan que el resultado es justo y que el Español lo ha merecido. El Español no hizo prácticamente nada. Nosotros dominamos, tuvimos la posesión, hicimos el 92 % de las ocasiones que se vieron en el encuentro (aproximadamente 15 más que ellos),.... No lo hicimos nada mal, de verdad. Pero nuestros males ya no son un asunto de mala suerte. A lo que rendimiento se refiere, en ataque damos pena. Y en defensa... en defensa no hay explicación posible. Hacemos del mayor de los patanes un delantero portentoso.  
    El Madrid antes era temido, ahora ha de ser la alegría de la huerta. Ya a nadie extraña que un jugador profesional, en este caso en las filas del Celta en el pasado partido copero, metiera su primer gol oficial a los blancos.
    Vamos, que a mí hijo a base de "pumbas", le hacen bota de platino.
    ¿Quién tiene la culpa?. Para mí el mayor culpable es Mou. Salvo escasísimas y puntuales ocasiones en otros tantos partidos, no han mejorado un ápice estas negativas estadísticas que nos presiden. Pero si hay algo de lo que estoy seguro también, es que no es Mou quién les va poniendo los pañales a los jugadores. En algunos e importantes partidos ha echado demasiado laxante en la comida de "sus hijos", pero quienes se cagan encima son ellos.
    Para colmo de males, el Barcelona, este Barcelona que reconozco que futbolísticamente hablando me encanta, no pierde ni a la de 3. Jugando bien o mal (desde que está Vilanova y muchos partidos de la temporada pasada casi siempre bien), ganan. No sólo da gusto verlos, sino que encima siguen llevando encima la mierda que en los últimos lustros siempre los han acompañado. 
     Pero este año no hay escusas. Son mejores y punto. Espero que la situación cambie pronto.
     
     Por lo demás y como siempre...Hala Madrid!. 

9 dic. 2012

UN SINVIVIR.

     La verdad es que lo de nuestro equipo roza lo surrealista. De hecho no lo roza, lo traspasa sobradamente.
     Es cualquiera que haya visto el resultado diría que vaya partidazo el disputado entre el Valladolid contra el Real Madrid. Y si sólo jugara un equipo así habría sido, pues la verdad es que los Vallisoletanos no hicieron prácticamente nada, salvo meter sus dos goles en sus únicos dos tiros que hicieron durante los primeros 60 minutos del encuentro. Y en ambos casos en jugadas de córner.
    Antes de su "primera acción de ataque" (córner-gol), nosotros pudimos haber metido un par. El dominio era total, movíamos bien la pelota y les teníamos a nuestra merced, cuando vino el fatídico (para nosotros) saque de esquina.
    Una mezcla de mala defensa, buena colocación rival y un probable fuera de juego supuso el gol de los blanqui-violetas.
    Esto no cambió un ápice el devenir del partido y en una jugada "intrascendente", muy bien presionada y con la mala suerte de un resbalón, Callejón recuperó el esférico y lo pasó magníficamente a Benzema, que prácticamente sólo tuvo que empujarla a la red.
   Injusto empate a 1 por el buen hacer blanco, pero más acorde que la derrota que reinaba hasta ese momento en el marcador. El Valladolid se mataba a defender..., pero poco más.
    Y en éstas, cuando el Real Madrid seguía apabullando a su rival (sin numerosas ocasiones, pero con todo bajo control y pudiendo haber metido algún golito más), llegó un segundo córner a favor de los de pucela. Se oía por la tele la excitación del público y yo pensé que eran unos exagerados, que bastante suerte tuvieron la primera vez como para... gol. Segundo gol del Valladolid. Aún mayor error defensivo blanco... y otra vez injustamente por detrás en el marcador.
     Sólo la presencia de mi hijo y mi mujer evitaron que me liara a patadas con el sofá por pura frustración (si, necesito visitar a algún psicólogo).  Era inconcebible. Dos córners, sus únicos acercamientos, dos goles. Reaccioné pocos segundos después. ¿De qué me sorprendo?. Nuestro equipo lleva sufriendo la increíble efectividad rival y sorprendente ineficacia propia desde hace prácticamente 2 años, por muchos recórds de puntos y goles que hayamos logrado en la campaña anterior. Además, aproximadamente la mitad de los goles encajados este año han sido a balón parado.
     Los derroteros no cambiaron. El Valladolid, ese equipo que hasta este partido había jugado tan bien, eran una comparsa al ritmo blanco, pero iban ganando. No es que el Real Madrid lo bordara, pero su juego era mucho más que aceptable, el control total y salvaba sobradamente la presión a la que el equipo castellano intentaba someterle. No sólo ésto, las ocasiones sólo eran nuestras (excepción hecha de una falta desde unos 30 metros que se fue muy cerca del póster defendido por Casillas), no muy numerosas, pero nuestras.
     Tras marrar un par de ocasiones, llegó el gol del empate. Justo cuando la primera parte se daba por acabada. Magnífica jugada entre Benzema y Özil que finalizó el alemán mandando el balón a las mallas.
     La segunda parte fue un calco de la primera. Mucha voluntad y presión del Valladolid, y autoridad del partido de los blancos. Sólo una variación de unos 10 minutos, desde el 60 al 70 aproximadamente, supuso que los vallisoletanos no sólo igualaran las fuerzas, sino que incluso las superaran.
     Pero pronto las aguas volvieron a su cauce y se retomó el control. Y justo en ese momento apareció de nuevo Özil (gran partido el suyo) para, de manera magistral, lanzar una falta ante la que nada pudo hacer el guardameta. Supuso el 2-3 con el que finalizó el encuentro... y un bajón de juego.
    No lo comprendo de verdad. Aunque el devenir del partido no indicara ésto, no jugamos mal. Presionamos muy arriba, apenas dejamos moverse al Valladolid y movimos muy bien el balón a pesar de la excelente presión de los pucelanos. No creamos tantas oportunidades como me hubiese gustado, ni el juego fue tan espectacular como cabría pensar. Pero hicimos un buen encuentro, austero, pero bueno. Entonces..., ¿Por qué varió cuando nos pusimos por delante?.
    Es cierto que tácticamente Mouriño hizo infinidad de variaciones durante todo el partido. Incluso posicionó a diversos jugadores en zonas... poco comunes para sus cualidades, como por ejemplo a Callejón de lateral izquierdo durante algunos minutos. Pero que justo cuando nos pusimos por delante coincida con un bajón en el rendimiento creo que es más por orden del entrenador que por otra cosa. Quizás, como siempre, buscara por encima de todo las contras tan peligrosas que suele hacer nuestro equipo. No lo sé con certeza. Lo que si pienso es que me gustaba más la anterior forma de jugar que la última.
    De todas formas se lograron 3 punto más para nuestra necesitada cuenta y a estas alturas es casi lo único que necesitamos, ganar para puntuar. El resto ya se depurará.
    Como espero se depuren los constantes errores defensivos, especialmente en jugadas a balón parado. El hacer del rival un portento en efectividad de ataque y el minimizar los daños a los que nos someten un partido sí y otro también a los aficionados. Y es que si siguen así, alguno algún día nos llevaremos un gran susto. Los partidos del Madrid últimamente más que un disfrute, son un sinvivir.
   
     

2 dic. 2012

CONTRA EL GÉLIDO AMBIENTE, ANTICICLÓN DE MADEIRA.


 
    Corría el mes de diciembre del año 2012. Las huestes del Rey Florentino se enfrentaban a las beligerantes del Marqués de Cerezo. Las gélidas temperaturas obligaban a los testigos del épico enfrentamiento a arroparse hasta el extremo de auto-dificultarse la movilidad por la cantidad de ropaje aderezado.
    El frío ambiente reinante y la tensión dominante de los espectadores no presagiaban buenos augurios. Las buenas batallas efectuadas por las tropas del Marqués y la victoria unas horas antes de su aliado natural sarraceno, podrían generar cierto nerviosismo en el ejercito real.
     Los asistentes a tan magno acontecimiento no podíamos más que dejarnos el alma (y la salud por el frío) animando a los nuestros para intimidar a la milicia enemiga y empujar con nuestro aliento las acometidas y acciones de los nuestros.
    El juez enviado por el Papa concedió la venia para el comienzo de las hostilidades.
    Excesivas precauciones por parte de ambos contendientes. Todos más pendientes de cubrirse tras sus parapetos, que de intentar hacer daño al oponente.
    Las tropas del Marqués intentaron entrar por el flanco izquierdo, pero resultó infructuoso, hasta más allá del minuto 43 nada más se supo de la ofensiva del ejército rojiblanco.
   Mientras tanto los tercios reales, picas en mano, avanzaban poco a poco. Muy poco a poco, pero firmemente. Algunos en escasas ocasiones dejaban la seguridad de la formación y daga en mano intentaban sestar mortíferas punzadas a los enemigos. Estas pequeñas incursiones apenas hicieron daño en cuanto al devenir de la batalla, pero el lento avance y esas pequeñas correrías empezaban a empujarles contra el barranco que tenían a su espalda.
    De entre toda la mesnada de ambos bandos destacaba una figura melancólica, triste, como ida. Curtida en mil batallas y siempre en el ojo del huracán. CR7 le llaman.
    Se partió en todos los frentes abiertos. Defendió como el mejor baluarte a sus compañeros. Participó magníficamente en la retaguardia, en la dirección y en el frente. No dejó a un sólo compañero de armas sin ayudar. Se dejó el alma en todas sus acciones e iluminó el sólo la oscura batalla. Daba igual donde estuviera el epicentro bélico, delante, detrás, en el flanco derecho, en el izquierdo,... allí siempre estaría él.
    Sus compañeros, enardecidos por sus acciones, no pudieron menos que gritar "Cristiano y cierra Bernabéu"!.
    La batalla entraba en un momento crucial. En una de esas pequeñas batidas del ejército blanco se vio el momento idóneo de hacer entrar en escena a los arcabuceros. Como no, dirigidos por el caballero de la triste figura.   
    No sólo fue el momento oportuno, sino que encima varió ligeramente la táctica para en vez de basarse únicamente en la potencia de fuego, hacerlo también en la precisión en el tiro. No pudieron salir mejor las cosas. Las tropas de Su Majestad abrieron el frente atlético en dos, causando ya no sólo gran número de bajas, sino también un considerable desconcierto en la facción rival.
    Las pequeñas razias pasaron a ser más numerosas aunque sin los resultados esperables. No obstante seguía predominando la defensa de la posición, más que el avance.
    El enviado Papal decidió dar un descanso.
    Tras esta breve tregua las hostilidades comenzaron de nuevo y quién sabe si azuzados por el Comandante blanco D. "Francisco de Melo", que 40 minutos antes de la batalla salió a comprobar el terreno, o por el "capitán Ronaltriste", las huestes blancas avanzaron posiciones y sus ataques empezaron a ser más dañinos y numerosos. 
    Quizás embriagado por la valentía de Ronaltriste, se unieron a él de manera majestuosa los quintos Özil y Benzema. Especialmente el primero.
    La batalla ya estaba ganada, sólo hacía falta rematarla. Y el fin llegó con un nuevo empuje dirigido por los 3 protagonistas.
    Ya sólo quedaba acabar con los restos del ejército invasor y tras la estocada final, surgieron los únicos 10 minutos entretenidos de la contienda, en donde el caballero Benzema brilló sobremanera con acciones individuales que dejaron mortales heridas en sus numerosos rivales.
   Pero esos 10 minutos fueron desapareciendo conforme las tropas del Marqués izaban la bandera blanca. 
   Tras 14 años de intentos de asaltos, nuestro imperio sigue firme y sus bajas aún más numerosas. Es verdad que la batalla fue una auténtica tabarra soporífera. Un enfrentamiento cruel y muy trabado. Una oda al aburrimiento y a la falta de continuidad. Una batalla trabada, visceral y "sangrienta". Lo importante era ganar, daba igual como.Pero nuestra patria quedó limpia y fueron expulsados de tan sagrada tierra los infieles del otro lado del río.

     Dios salve al Madrid y guarde para siempre a este "capitán Ronaltriste". 1000 batallas, 1000 victorias.



     

1 dic. 2012

PRÓLOGO NEFASTO

      Paupérrimo previo el de el partido de esta noche contra "el eterno" rival. Bueno, el Real Madrid tiene tantos "eternos rivales"... que resulta curioso eso de que el Barza sea el equipo a batir. Pero los verdaderos madridistas sabemos muy bien lo que realmente ésto significa, que no es otra cosas que el verdadero lema de nuestro club: "Sólos contra todos".
    Volviendo al tema central diré que el ambiente que rodea a nuestro club es de todo menos agradable. De hecho es hostil, muy hostil. No hay absolutamente nada que denote cierto aprecio hacia nuestro club. Ya no sólo aprecio, sino que no hay la más mínima equidad a la hora de valorar cualquier suceso, sea de la índole que sea. Todo lo que ocurre es malo. Es negativo.
     Varios factores intervienen en este ambiente enrarecido. El primero, que indudablemente nuestro equipo no lo está haciendo bien. El segundo la exigente afición que tiene nuestro equipo. Y el tercero la excesiva influencia de el cuarto poder. Un cuarto poder beligerante con aquellos que no les sonríen cuando ellos dicen, como ellos dicen y donde ellos dicen.
    Y en medio de todas ellas el señor Mouriño. Si en general nuestro equipo está actuando de manera bastante mediocre, seguro que gran parte de culpa la tiene él. Quiero aclarar que aunque soy Mourista, antes de nada y por encima de todo soy madridista. Hay muchas cosas que el entrenador ha hecho bien. Pero hay otras que ha hecho mal, muy mal; tanto a nivel deportivo, como institucional. 
    En ocasiones me da la sensación que su orgullo está por encima de la lógica y del buen hacer. Y relacionado con ello y lo más hiriente, es el trato dado a miembros del club y especialmente a los componentes del Castilla y mas concretamente a su entrenador. Siendo el último capítulo la inclusión, cosa que por otra parte me llena de felicidad, de José Rodríguez en la lista para el partido de esta noche. Justo el chaval al que menos usa Toril..., es el elegido para subirlo en tal importante encuentro. No dudo de su calidad, todo lo contrario. En los partidos disputados lo ha hecho muy bien, entre ellos el de el pasado martes de Copa del Rey. Pero sinceramente, esto me suena más a una bofetada al entrenador del filial, que a una necesidad táctica. No obstante..., por mi que siga dando bofetadas y que suba a gente del filial.
     Si enlazamos las malas actuaciones y resultados (no siempre están relacionados), con lo exigente de nuestra afición..., las cosas no se presentan de manera muy halagüeñas.
    Pero si como guinda del pastel añadimos la mala relación (cosa con la que estoy en un 70% a favor) del entrenador con la prensa..., esos malos partidos pasan a ser cataclismos, las tensiones internas son duelos en OK Corral y su vida una telenovela venezolana.
    Ahora metamos en una batidora todos estos componentes y añadamos el factor "humano". 
    Evolutivamente somos un animal social, como así demostró, entre muchos otros, el gran Rousseau. Lo que a grosso modo significa que tenemos la imperiosa necesidad de pertenecer a un colectivo. Al mismo tiempo la gran mayoría de la población necesita ser guiada. Tener un líder. Si encima vivimos en una sociedad decrépita y con unos valores tan simples como rastreros, no es de extrañar que para muchos ese líder sea "los medios de información". Pues se venden como independientes, la gente les cree y a su vez se piensan que son libres,  tomando finalmente y por desgracia sus opiniones como axiomas.
    Los gobernantes en Cataluña y País Vasco controlan muy bien esto y ya ven las sociedades de adoctrinados y descerebrados que están creando. Y por la misma los dirigentes de sus grandes equipos, políticos como el que más en esas tierras, han hecho lo propio. Controlar a los medios.
    Yo no quiero ésto en el resto de España. Yo amo la pluralidad y por ende, la libertad de opinión. Pero últimamente en nuestros "medios afines", no hay librepensamiento. Hace años se apreciaban diferentes tendencias e incluso había discusiones a favor y en contra de cierto entrenador, forma de jugar,...
   A día de hoy hay una sola tendencia. Mouriño es el enemigo y hay que acabar con él. Y si para ello hay que arruinar al Real Madrid, lo arruinamos. 
    No hay una sola fecha que no salga un rumor negativo que se quiera o no, afecta al club. Cuando no se va a echar a un jugador, Mou se va al mes siguiente. O si no, Mou se pelea con tal o pascual, o tal jugador con otro. O si no envidias internas, o si no... Lo más triste de todo es que de lo vomitado, apenas un 0´1 % es información veraz y contrastada.
    Por momentos, al leer los medios deportivos madrileños, pienso que tengo entre manos los fanzines catalanes y por lo tanto me entran ganas de limpiarme inmediatamente las manos con desinfectante. Pero no, son los de "la central lechera". Que no hacen más que alabar al barza, muchas veces sin razón, y criticar al Madrid. Da igual lo que pase. Que el dopado agrede por la espalda a un compañero, se comenta en una pequeña columna y punto. Que CR7 no centra a Higuain, se odian a muerte. Que un "pequeño" sector anima a Mou..., la "gran mayoría" le silba. Que siendo multimillonario como es, que le encante Inglaterra como dice  y se quiera comprar una casa en Londres, es que se va a ir la semana que viene. Que....
    Si a todo lo mencionado, especialmente al enrarecido ambiente, se añade el excelente momento por el que pasa el Atlético de Madrid, su euforia y extramotivación. Y que matemáticamente, por pura probabilidad, el Atlético es imposible que pierda más partidos contra nosotros... la situación no es la más propicia para sacar un buen resultado esta noche.
   De antemano quiero decirles que si perdemos jugando mal, mi cabreo será de órdago y esperaré más de la cuenta para "publicar" la "crónica", pues últimamente me he vuelto más visceral de lo normal y una persona enfadada puede decir cosas que realmente no siente. Pero al mismo tiempo comunicarles que en la tierra no hay más madridista que yo y que pase lo que pase sólo hay un lema en mi corazón: Por y para siempre, Hala Madrid!. Solos contra todos!.

    Postdata: En relación a mí último parrafo... menos mal que nunca acierto, de hecho de no ser así no lo hubiera puesto.

     


25 nov. 2012

COLORÍN, COLORADO, ESTE EQUIPO ESTÁ ACABADO.

     
    Créanme si les digo que me estoy mordiendo la lengua y que mi enfado es de tal magnitud que por primera vez en mis más de 37 años vividos me estoy planteando no molestarme lo más mínimo por el equipo de mis amores o lo que es lo mismo: que el partido es a malas horas y al día siguiente trabajo..., no me sacrifico. Que hace mal tiempo..., no me sacrifico y así con todas las posibles causas que pudieran afectarme negativamente lo más ínfimamente posible. Si esto se cumpliera, creo que en lo que resta de temporada sólo iré 3 veces más al Bernabéu.
     Hay muchas formas de perder, pero hacerlo ante equipos tan raquíticos y sin nada que ofrecer como este lamentable Betis es de libro.
    Un Betis que dio pena fue capaz de derrotar al Real Madrid "de la gran pegada" (según los entendidos de algunos medios de comunicación). Ese equipo que hoy ha hecho el partido en el que menos ocasiones de gol ha creado en lustros, pero aún así ha cuadruplicado a las de un rival que, como siempre, en su primer acercamiento, que digo acercamiento si fue un tiro desde 20 metros!, metió gol. Hay que reconocer que luego hizo otro tiro más... y nada más reseñable que decir del Betis, salvo un par de contras "pseudopeligrosas" en la segunda parte, un exceso de cuentitis aguda. Un abuso de las pérdidas de tiempo... y un gran sacrificio defensivo. Lo único que hicieron, defenderse. Un insulto al deporte, una gran victoria para ellos. 
    De todas formas hay que reconocerlo, se defendieron muy bien. A mí no me gusta ese estilo, pero es respetable y lo bordaron, sacando de quicio a "nuestros expertos" jugadores... apenas llegado el minuto 25.
    Pero no se crean, lo que más me ha dolido no ha sido perder contra un equipo "raquítico" y lamentable (en este partido). No ha sido que nosotros apenas hayamos merecido algo más (más que ellos la victoria seguro, pero simplemente porque el Betis no hizo absolutamente nada para merecerla, no porque realmente nosotros si la mereciéramos). Lo que más me ha dolido es que los malos vicios se han contagiado y extendido y que el entrenador apenas ha hecho nada para cambiar esta tendencia, ni para arreglar nada de esta temporada.
     Desde que llegó, llevo metiéndome con CR7 por su lamentable actitud defensiva cuando pierde el balón o sus compañeros de ataque hacen lo propio. Pues bien, esas quejas las he de ampliar a jugadores como Benzema, Dí María y cia.. En el partido de hoy (ayer), entre CR7 y Benzema, por volver andando de posiciones de ataque, se jodie... 4 claros ataques nuestros, 3 por haberles pitado fuera de juego y 1 por impedir otros desmarques de compañeros o generar dudas en el que llevaba el balón. Esta actitud es intolerable e imperdonable. El uno lleva haciéndolo 3 años, como el resto se acostumbre..., mal vamos. ¿Tanto les cuesta regresar corriendo o trotando?. Y si es así..., que se jod.., para eso se les paga y sin esa actitud 1 ó 2 goles más nuestros habría por partido.
    Para colmo de males, para una jugada trenzada que nos sale, el asistente anula un gran gol legal a Benzema. Del claro penalti por mano en el minuto 91 mejor ni hablo. Pero esta vez sí. Estas dos acciones son excusas lamentables. Quizás no para aquellos que buscan el resultadismo por encima de todo. Pero para mí si. De todas formas y teniendo en cuenta los 5 minutos concedidos por Rocchi el pasado partido europeo, yo calculé que en este darían 15 minutos extras, pero no, el Madrid iba perdiendo y eran 11 contra 11.
     Pero no he acabado con mis quejas hacia nuestro equipo, no se crean. Dí María lleva toda esta temporada muy egoísta, haciendo la guerra por su cuenta... y encima mal hecha. Chaval!, que juegas con otros 10 más!, suelta el puñetero balón y deja de regatear a lo estúpido!. Ahora bien, si lo sueltas (la única vez que lo hizo fue "el pase" a Beñat que finalizó en gol), no lo hagas desde nuestra banda derecha a las inmediaciones del semicírculo de área defendida por tus propios compañeros.
    Özil sigue con su "inútil" pierna derecha. No me gustaría morirme sin verle tocar el balón una sola vez con esa pierna.
     Continúo: ¿Sigue siendo "el arma sorpresa" de Mou que gente que apenas tiene idea de pasar (Pepe por norma general y especialmente Coentrao en este partido) sean los encargados de hacer pases de 60 ó 70 metros?.
     Y aún peor, desde que empezó la temporada (hace varios meses), sólo hemos jugado un partido acorde con nuestra enorme calidad. El disputado en el Santiago Bernabéu contra el Manchester City. El resto han sido partidos como mucho aceptables y poco más. 
    En la Copa de Europa, como apunté en el anterior post, por mucho que nos haya tocado el grupo más difícil, de 5 partidos hemos ganado 2, empatado 2 y perdido 1. Un pobrísimo balance (actuaciones arbitrales aparte).
    Si a esto añadimos que el Real Madrid jugó el miércoles contra un equipazo y ha jugado este sábado. Mientras que "otros" que jugaron el martes contra el "Teruel" (con todos mis respetos) juegan mañana..., vamos como en los últimos 6 años, la situación aún se agrava más. 
     A lo dicho habría que ampliar el hecho que los jugadores del Betis jugaban al patadón en el 80% de las ocasiones, pero curiosamente, ese patadón sin mirar y al bulto, casi siempre acababa a los pies o muy cerca de sus jugadores, mientras los nuestros, por enésima vez en los partidos disputados, se estorbaban entre ellos, no se sincronizaban,.... Cuando se desmarcaban al hueco, el que conducía el balón buscaba la triangulación y viceversa. En numerosas ocasiones se apreció la falta total de buena coordinación de movimientos entre ellos o de buen entendimiento. Que un compañero quiere tirar, pues me cruzo por el medio.
     Y ya que me pongo, de 25 pases al área rival (no exagero) de mediana o larga distancia, tanto desde las bandas como por el centro, sólo... NINGUNO, fue medianamente aceptable, medianamente bien dirigido o medianamente con aparente sentido. De vergüenza, auténtica y triste vergüenza.
     Para mí, de casi todo lo dicho, hay un claro culpable: nuestro entrenador. Desde que ha empezado esta temporada no ha sabido solucionar un sólo contratiempo surgido en forma de lesiones, de cambios del entrenador del equipo rival o de lo que sea. Seguimos sin meter un gol al arcoiris. Seguimos estando mal colocados en casi todos los encuentros (la mayoría de los rechaces o pases "al bulto" de los rivales en casi todos nuestros partidos, van a parar al rival). Las vicios de la super-estrella blanca se están contagiando en el resto, especialmente Higuain y Benzema. CR7 sigue sin meter goles de falta y cada vez que las tira (las únicas veces que no lo ha hecho han sido gol) o se van al decimo-cuarto anfiteatro o en el mejor de los casos, centrado en la portería. Necesitamos 10 claras ocasiones para meter un golito mientras el rival una media de 1´1 ocasión y eso teniendo en cuenta que en los últimos partidos apenas hemos encajado goles. Nuestras jugadas a balón parado son paupérrimas. Los córners lanzados para llorar,... y así hasta el infinito y más allá!.
     Lo dicho, o mucho, pero mucho cambian las cosas... o esta temporada se ha terminado. Con un poco de suerte el año que viene jugaremos la Europa League.
     No obstante, por y para siempre... Hala Madrid!.

23 nov. 2012

NO ME CONVENCE.

     
    No me convenció el resultado, no me convenció la segunda parte. No me convencieron las escusas y no me convencieron las respuestas tácticas ofrecidas por Mou tras los cambios de Mancini. No me convence esta liguilla inicial hecha por nuestro equipo.Y por supuesto, no me convenció, por no decir me repugnó, el arbitraje de Rocchi.
     Lo más sorprendente de mi final falta de convicción, es que el inicio fue pletórico. Un buen Real Madrid que casi lo bordó durante la primera media hora, acabó jugando al son de lo que hacía el Manchester City. Es verdad que el árbitro nos jod.. mucho, que el penalti de Arbeloa no fue tal, que su expulsión aún menos. Que a CR7 le hicieron varias faltas de libro no pitadas y que algún/os jugador/es del equipo inglés debió/eron haber sido expulsado/s.
     Es más que probable que sin la "excelente" actuación de Rocchi el Madrid hubiera salido victorioso de tierras anglosajonas.
    Pero no es menos cierto que el Real Madrid, rectifico, que Mou, no supo que hacer cuando Mancini hizo un par de cambios de posición... y dejó actuar al ex-canterano blanco Javi García.
    El partido era nuestro en todas las facetas. En condiciones normales el Real Madrid debería haber ido a los 30 minutos del partido con un nada sorprendente 0-3, pero como siempre, "la increíble pegada blanca" (para los medios) no fue más que pólvora mojada. Los defensas sacaron el balón sobre la línea de gol tras la buena, aunque floja, vaselina de CR7; Khedira, sólo ante el guardameta y cuando intentaba picar el balón con el partero prácticamente vencido, dio una patada al suelo; nueva ocasión de CR7;...y 3 ó 4 acciones similares más en esa maravillosa, aunque poco efectiva primera media hora. 
    Menos mal que Benzema si metió el gol de turno y que hacía "media justicia" a lo visto hasta el momento.
    Pero poco después fue cuando Mancini reaccionó y con un par de cambios posicionales y la libertad dada a Javi García, hizo que el control pasara al Manchester City y las mayoría del resto de las pocas ocasiones generadas fueran inglesas. 
    Ante mi sorpresa no ví cambio alguno en las huestes blancas y "la solución" fue echarse atrás a la espera de una contra mágica.
    Siendo sincero, es verdad que aunque apenas tuvimos 3 ocasiones meridianamente claras desde el cambio de mando del encuentro, existieron 3 ó 4 jugadas más en las que sólo un par de milímetros impidieron que el balón no alcanzara el destino previsto, siendo en la mayoría de las ocasiones un CR7 encarando él sólo al portero rival. Destacando de éstas últimas un magnífico pase al hueco de Benzema al portugués, que sólo la punta de la bota de uno de los defensores impidió que CR7 se quedara sólo contra Hart.
    Habría también que añadir las jugadas que cortaron los defensas con malas artes, especialmente cada vez que CR7 les regateaba, y que el árbitro toleró de manera inexplicable y me apresuraría a decir, que de forma totalmente premeditada. 
    De todas formas hay algo que me quitó el sueño tras la finalización del partido: ¿Qué pintan los muñecos, supuestamente auxiliares arbitrales, que hay en las áreas junto a las portería?. No vieron, estando a un par de metros, una clara falta a Arbeloa en peligrosísima jugada cuando estaba a punto de meterse en el área inglesa. No le dijeron al árbitro que no fue penalti el que pitó a, precisamente, Arbeloa. No..., no pintan, ni pitan nada. ¿Se ganan el sueldo como maniquíes? o si no es así... ¿Por qué motivos les pagan?. La cuestión es que no sólo ha sido en este partido. En los 2 años que llevan... sigo sin saber a qué se dedican.
      Pero sinceramente, esto es casi lo de menos. Es incuestionable que nos ha tocado el grupo más difícil y con gran diferencia. No hay duda que los partidos eran complicados. Pero no es menos cierto que siendo el equipo que somos, con el entrenador que tenemos (sorprendentemente inoperante o falto de reacción en algunos importantes partidos), de 5 partidos ganar 2, empatar 2 y perder 1..., no es precisamente una gran clasificación. Resultado, ser segundos de grupo y con mayor probabilidad de tocar peores teóricos rivales. Recuerden y den por hecho que siguiendo Platini y Villar en la UEFA y con la gran influencia de Lapuerta y cia en esas instituciones..., al barza le tocará de rival el Villarebuzno de Abajo (si hay que clasificarlo para jugar contra ellos se hace) y al Real Madrid del Bayer de Munich hacia arriba. Esto siendo el Real Madrid el primero de grupo... siendo el segundo... prepárense para lo peor. 

18 nov. 2012

MARAVILLOSO PARA LOS SENTIDOS, PELIGROSO PARA LOS TÍTULOS.

    
    Quiero dejar bien claro, por si algunos todavía lo desconocen, que soy un ferviente apasionado de la búsqueda del ataque total, para mí, el mayor de los espectáculos en el mundo del fútbol.
     Dicho esto comprenderéis que el partido visto ayer en el templo me pareció muy bueno, no sólo por parte de nuestro amado equipo, sino también por la forma en que el equipo de Bielsa se enfrentó a este encuentro.
    De hecho creo que el Real Madrid se vio sorprendido por el arranque del equipo Vasco. Valiente, presionando muy arriba, sin temor. Justo lo contrario a lo que todos estamos acostumbrados, pues los equipos que se enfrentan al Madrid se centran en destruir, dejando al azar y la suerte sus ataques.
   Poco tardaron nuestras huestes en reaccionar ante esa sorpresa y rápidamente comenzaron a trabajar como un ariete para destrozar la puerta del baluarte "enemigo". Y ciertamente creo que no podría encontrar mejor definición al juego desplegado por los blancos que el de ariete. Era un continuo vaivén en donde se deduce que en algún momento la cuerda que lo sostenía adoptaría respecto al suelo un ángulo de 90 grados. Pero sólo se deduce, pues realmente nunca me dio tiempo a poder medirlo.
    Si no me equivoco ambos equipos salieron al campo con centrocampistas y volviendo a utilizar la sagacidad, uno piensa que para usarlos. O por lo menos utilizarlos en su teórica situación sobre el césped. 
    La verdad fue otra. Jugaron en cualquier lugar del campo, menos donde habrían de hacerlo, y su trabajo no fue controlar y dirigir, fue simplemente prolongar el desplazamiento del balón.
    Desde mi asiento en la grada (fondo sur), mis cervicales no notaron nada, pero aquellos que se ubican en los laterales..., vaya dolor de cuello debieron tener!. Aunque quizás de algo les sirvió el hecho de que se cambiara de campo en la segunda parte, pues hay que reconocer que en la mayoría de los casos, el balón apenas iba en dirección hacia la portería blanca y casi sólo tras ser despejado. Pero claro, hacia la portería opuesta pasaba a tal velocidad y tantas veces... que no sé como nadie no llegó a marease.
    No las conté, pero calculo que en más de 30 ocasiones se plantaron las hordas blancas ante la meta de Iraizoz. Por cierto, partidazo el suyo.
    Aunque para partidazo..., el de CR7 y sobretodo Benzema. El primero, volviendo en el coche, no fue justamente valorado por el medio que iba escuchando. Para mí CR7 fue generoso, y salvo en una ocasión, estuvo más pendiente de buscar la mejor opción de juego, que de conseguir los goles que tanto le obsesionan. No fue lo egoísta (los delanteros han de serlo) que suele ser y en más de una ocasión presionó la salida del balón del Bilbao. Pero claro, como no metió goles... Cual simple es en ocasiones la visión de los periodistas deportivos.
    Del segundo que decir. Como bien sabréis siempre he sido un enamorado del francés, le considero uno de los 5 jugadores con más calidad del mundo, por no decir que es el que más tiene. Él es soberbio y perfecciona a los que le rodean. Es verdad que su aparente parsimonia es capaz de sacar de quicio al mejor de los aficionados, pero no hay otro como él. La prensa en general ha tardado 3 años en darse cuenta de ello. Enhorabuena, más vale tarde que nunca. 
    Aunque suene un tanto prepotente, me duele que digan que el partido de ayer de Benzema fue increíble y no vieran, no quisieran ver o algo les cegara, en otros 20 partidos anteriores en los que lo hizo aún mejor.
     Centrándome nuevamente en el partido, diré que el resultado se me antoja corto. He vuelto a escuchar hablar de la gran pegada blanca (repito, más de 30 peligrosos acercamientos hicieron) y si por pegada se entiende dar bofetadas..., pues sí, el Real Madrid es el equipo con más pegada del mundo y dio muchísimas ayer. Pero yo por pegada entiendo aquellos golpes que atontan, cuando no te deján K.O.. Y de esos damos pocos... en relación al número de veces en que golpeamos al rival.
    Como ya sabrán el resultado final fue de 5-1 y la desgracia del día fue que CR7 no marcara quizás en uno de los partidos en que más lo mereció. El fútbol es así de injusto.
    Pero como siempre no todo son luces y hay una gran sombra que sobrevuela nuestro equipo. Y ésta no es otra que para ciertos partidos, para la inmensa mayoría de partidos, esta táctica es ideal. De hecho si en el deporte en general y en fútbol en particular lo que se buscara es el puro espectáculo... no habría nada mejor. Pero a día de hoy el fútbol es un negocio y el dinero lo dan, entre otras cosas, la fama. Y esta fama se consigue con victorias; y si éstas son con grandes copas de por medio... mejor.
    La consecuencia de todo ésto es "el todo vale" con tal de ganar. La picardía, marrullerías, la ultra-defensa, el desgaste del rival, el aprovechamiento máximo de la única ocasión realizada,...y el control del partido, aunque éste sea en el propio campo. Y es esta falta de control la que por ejemplo, el año pasado, nos privó de la final de la Copa de Europa cuando habíamos remontado la eliminatoria.
    Reconozco que mi corazón dice: "seguid así!". Pero mi cerebro pide algo más de cabeza, algo más de dirección, de control. Algo más de "centrocampismo" puro y duro.
     Pero quiero hacer hincapié en el concepto "algo más" y es que el abusar nunca fue bueno en esas lides..., si lo que buscas es espectáculo. 
    Sé que se puede lograr esa mezcla ideal. Yo lo he vivido. Concretamente en un partido contra el Villarreal en el mismo escenario. Han existido muchos otros en el que se han acercado bastante, como por ejemplo el disputado contra el Manchester City hace escasas semanas y en donde sólo la mala suerte y la buenísima de los ingleses impidieron una victoria que entrara en los anales de la historia universal. 
     Mientras logramos de continuo ese excelso equilibrio, abran bien los ojos y déjense embriagar por lo que ven: puro y mágico entretenimiento.

    

13 nov. 2012

NOS LLUEVEN LOS PROBLEMAS.

 
    Pues sí, parece que poco a poco el Real Madrid se está metiendo en un bucle peligroso por la infinidad de problemas que les están saliendo y lo que es aún peor, algunos provocados por nosotros mismos.
   Y eso a pesar de haber sacado adelante el complicado partido contra el Levante. Complicado por un buen rival que se "emociona en demasía" cuando juega contra los blancos, pero sobretodo por unas condiciones climáticas que dejaron el campo casi rozando la inviabilidad para su uso.
   Era imposible triangular. Imposible dirigir el balón, llevarlo a los pies, hacer centros rasos, al hueco,... Por momentos pensé que estaban jugando con un balón de playa en mitad del océano.
   En un encuentro disputado en esas condiciones, con un aguerrido y extramotivado rival, sólo se podía jugar de manera muy física y como si en cada una de sus acciones hubiera una red delante que hay que esquivar, una especia de boley-fútbol.
    El Levante nos puso en apuros durante algunos momentos tanto de la primera, como de la segunda parte. Pero en el cómputo general la victoria fue más que justa. Fue, dentro de las condiciones, un gran encuentro de garra y pundonor, donde ambos contendientes se batieron con cuantas armas tenían a sus pies... y codos. Vale, pido perdón por este último comentario, pues a mi juicio Navarro no intentó lesionar conscientemente a CR7 como finalmente hizo, si bien su acción es de clarísima roja directa. Creo que intentó "advertir" al portugués, pero la acción se le fue "de los brazos". Si es verdad que el protagonista tiene diversas acciones similares en su historial deportivo, pero sigo pensando que su intención no era la que realmente provocó.
     Me pareció un partido intenso, de enorme sacrificio, de "milagrosas jugadas" (hacer una en esas condiciones es digno de elogio) y de una gran emoción, más que por el número de ocasiones, por lo imprevisible de la reacción del esférico y los errores provocados por el terreno de juego. Un enorme mérito de ambos contrincantes, un mayor triunfo de los nuestros.
     Futbolísticamente hablando, muy poco que decir. Un gran gol de CR7 (muy combativo durante los minutos que jugó), grandes paradas (especialmente 2 de Iker) y 4 ó 5 acciones más destacables.
    El árbitro estuvo bastante mal, si bien las condiciones no eran las más propicias para trabajar, no sólo por el terreno de juego y condiciones climáticas, sino también por el excesivo celo (siempre y únicamente cuando juegan contra el Madrid) de los levantinistas y los "contraataques" de Pepe. Fueron muy cerdos sin el balón en las inmediaciones los de la costa valenciana, con golpes y puñetazos por la espalda y acciones similares y claro está, como a Pepe sólo hay que enseñarle la punta de un pañuelo rojo para que envista..., la cosa pudo ir a mayores, como todo hace indicar, pasó en los vestuarios al acabar el partido. Además de esta "tensión extra", Navarro debió haber sido expulsado al inicio del partido por su acción con CR7 (no sólo no lo fue, sino que se fue de rositas a pesar de haber tenido alguna que otra acción más "destacada"), el gol del Levante fue en fuera de juego (por 4 ó 5 centímetros y muy difícil de ver). El penalty que nos pito..., sigo teniendo muchas dudas y creo que se inició fuera del área (menos mal que lo fallamos). Lo dicho, mala actuación y peor colaboración de los jugadores.
    Finalmente el partido termino con un justo 1-2, habiendo marcado primero los de la capital de España (CR7 a pesar de su ceguera), para posteriormente empatar el Levante y tener que esperar a la salida de un delantero canterano y que tocara su primer balón a escasos minutos del final, para lograr la victoria tras un gran pase de Xabi Alonso en una falta.  
     Lo que pasó tras el pitido final..., creo que nunca lo sabremos, los unos acusan a los otros y viceversa. ¿La verdad?, sólo ellos la saben.
     Pero no sólo llovió sobre el césped de los granotas, sino que últimamente hay una tormenta tropical que no se mueve del Estadio Santiago Bernabéu. Esta lluvia torrencial ha llegado en forma de lesiones, en forma de ambiente enrarecido por ciertos comentarios de nuestro entrenador y que tan mal, con razón, ha caído en la cantera; de algunos jugadores, de juego mediocre, de un pésimo inicio de temporada que seguimos arrastrando, de malos partidos contra rivales importantes (Borussia),... 

    Esperemos que el temporal escampe.  

7 nov. 2012

LÓGICA APLASTANTE.

   Es curioso como en ciertas ocasiones el mundo del fútbol es un espejo de la idiosincrasia de cada país. Es más, en ocasiones ciertos equipos particulares, representan mejor al país que la propia selección. Y creo que este es el caso de el Borussia Dormund.
   Un equipo que en el 75 % del tiempo de los partidos disputados ha sido mejor que nosotros. Y lo ha sido a base de lógica. Una lógica perfectamente dirigida por Klopp (no me digan por qué, pero me cae realmente mal el hombre; si algún día averiguo el motivo se lo diré) y llevada a cabo por unos jugadores tan racionales como el propio entrenador. Por cierto, un entrenador que a mi juicio ha dado una lección a Mou.
   Una lógica que dice que si un jugador es bueno, lo es a pesar de tener sólo 20 años y ser canterano (Gotze). Un raciocinio que dice que el balón hay que jugarlo fácil y a la mejor opción de pase. Una lógica que manda que todos hagan lo que tienen que hacer, ni más ni menos. Una lógica que ordena que cada jugador explote su mejor cualidad y tape sus carencias. Una lógica que demuestra que el orden es muy importante. Una lógica que hace jugar a todos como uno sólo, con las líneas bien juntas y sincronización perfecta. Una lógica puramente alemana en donde el pragmatismo prevalece sobre el resto de las facetas.
    Como muestra de todo ello es que sólo los nuestros pudieron hacer su juego durante apenas 45 minutos en ambos encuentros. Es verdad que en el partido de ayer tuvimos muy mala suerte en su segundo gol, que nos anularon otro para mí legal (fuera de juego muy complicado), que salvaron un gol bajo palos, que apenas crearon realmente ocasiones de peligro, que los nuestros fallaron más que de costumbre y que en la segunda parte merecimos algo más. Pero no es menos cierto que los alemanes tuvieron el control del partido (y eliminatoria) cuando y como quisieron (salvo los primeros 2 minutos y los primeros 35 de la segunda parte del partido de ayer y escasos en el partido de ida). Presionaban magníficamente, tenían siempre sus líneas muy juntas y apenas fallaban en sus envíos, pues como dije anterioremente, eran capaces siempre de ver la mejor opción y mandar ahí el balón. Apenas estridencias, apenas delicatessen. Sublime austeridad. Apenas tres o cuatro detalles "de excelsa calidad", pero realizados justo cuando había que hacerlos y cuando era necesarios hacerlos. Fueron una máquina perfectamente engranada. Resultado final de tanta simplicidad y sincronía: un bello espectáculo. Si encima generasen más peligro en ataque, les declararía el mejor equipo del continente. Por mucho que me duela. 
    Reconozco que cuando el Real Madrid juega a lo que realmente sabe, no hay nadie por encima de él ni en belleza ni en entretenimiento (innumerables ocasiones de gol, velocidad increíble, verticalidad absoluta,...), pero lo ha hecho en tan pocas ocasiones...
    Resulta curioso que este mismo equipo alemán sea el mismo que he visto durante las últimas 4 semanas en su liga alemana, pues se parecen... en el uniforme que llevan. Imagino que se reservarán solo para la Champions, pues allí no voy a decir que jueguen de pena, pero la rozan. En cambio cuando jugaron contra el City y los dos partidos contra nosotros fueron increíbles. ¿Se han echado un órdago a la grande al centrarse sólo en Europa?. De momento les está saliendo bien. ¿Lógica alemana?. Si no puedo con todo, me centro en uno. Esto el Real Madrid no se lo puede permitir y desde luego yo no se lo perdonaría. 
    En comparación a los alemanes los nuestros presentaron varios choques entre propios compañeros a la hora de rematar, a la hora de dirigir,... También nos mostraron continuos estorbos entre ellos (sin llegar a chocar). Igualmente mediocridad a la hora de recepcionar magníficos pases al hueco (de los pocos que ocurrieron) como el que le hicieron a Higuain dejándole sólo ante el portero. Paupérimos pases como el que hizo "El Pipita" a CR7 cuando éste estaba perfectamente desmarcado y sólo en el área rival. Anarquía atacante de Dí María, que cuando suelta rápido el balón es magnífico, pero se empeña en demasía en regatear a 17 jugadores contrarios por mucho que cerca o lejos tenga algún compañero desmarcado. CR7, casi tanto de lo mismo. Sergio Ramos más fallón que de costumbre y jugándose pases en donde no tiene que hacerlo y cuando no tiene que hacerlo. Pepe empeñado en hacer pases de 50 metros que realmente no sabe hacer o mejor dicho, no es el mejor dotado en esas lides,..., y un entrenador que en la primera parte ni hizo y lo que es peor, ni supo que hacer, para vencer el extraordinario orden germano.
    En el partido disputado en Alemania, por cada resbalón de un jugador alemán, los nuestros tuvieron 15. Estoy empezando a sospechar que "tanta mala suerte" es incitada por nosotros mismos.
    Sólo hubo un par de cosas lógicas que los nuestros hicieron: que CR7 dejara a otro lanzar una falta tras marrar 200 tiros anterioremente. Y todas y cada una de las acciones de Callejón. Que ahora toca tirar, pues tiro, que toca centrar, pues centro al que está desmarcado, que he de buscar huecos, no sólo los busco sino que encima me desmarco hacia ellos,... fue el único lógico blanco, que curiosamente dejó loco al dialéctico Borussia.
     No me veo a los políticos alemanes en plena crisis tirando el dinero con sandeces del tipo embajadas catalanas en el extranjero o pagando millonadas en falacias propagandísticas electorales, independentistas (en ciero lugar es lo mismo) cuando no tienen para pagar las medicinas a sus ciudadanos. Financiando y regalando grandes cantidades de dinero en asociaciones o promociones de actividades o vicios que en los tiempos que corren carecen de urgencia y están a años luz de algo necesario, en..., bueno, en lo que sea. Veo a los políticos alemanes que han logrado sacar a su país de la crisis y mandando en el panorama internacional.
    No me veo a los jugadores del Borusia estorbándose entre ellos, haciendo cosas cuando no deben hacerlas. Intentando regatear a 3 rivales cuando tiene a otro desmarcado. Dando taconazos cuando está rodeado por rivales, a un jugador lento regatear en velocidad o a un excelente defensa ser el que distribuya en juego con pases de 80 metros sin ser esa su mejor cualidad,...,. Veo al Borussia que en el cómputo general de los 180 minutos ha sido superior. Lógica aplastante.  
    
    
     

4 nov. 2012

ZAHORÍ BUSCANDO AGUA... POTABLE

   
   No creo que ninguno de los asistentes ayer al Estadio Santiago Bernabéu se esperara el horrible partido disputado por nuestro amado equipo. Un partido en el que el Zaragoza, a mi juicio, fue mejor equipo que nosotros y se llevó un injusto resultado.
    Fue de agradecer su propuesta futbolística, valiente y con la defensa muy adelantada, presionando muy arriba y con rápidos movimientos en ataque.
    Sólo tuvieron un problema: que la defensa blanca estuvo muy bien y muy rápida, casi tanto como la velocidad con la que perdíamos el balón, muy especialmente en la segunda parte.
   Durante la primera el encuentro estuvo más igualado, aunque si es verdad que por ocasiones disfrutamos de algunas más que ellos. No obstante hace muchísimo tiempo que no veía un Real Madrid que llegara tan poco a las inmediaciones del equipo rival y que disfrutara de tan pocas ocasiones.
   Es verdad que se me pasó por la cabeza que estaban más pendientes del partido del martes contra el Borussia, que del que estaban disputando. Incluso llegué a excusarles por ello. Pero no, no hay nada que realmente pueda justificar tal inhoperancia. Nada, salvo quizás el buen hacer del Zaragoza. 
    El caso y para sorpresa de todos, es que ganamos por 4-0. Ganamos por 2 momentos de furia (uno por cada parte) y por cada uno, un par de goles. Nada más ofreció para nuestros intereses este partido. 
   Era increíble las imprecisiones que tuvimos. Lo sorprendentemente rápido que perdíamos el balón y salvo por esos 2 momentos puntuales, la inexistencia de ideas ofensivas.
   Esto último mejoró, y mucho (no era difícil hacerlo), con la entrada de Benzema, donde como por milagro, aparecieron las triangulaciones, combinaciones y cierta coherencia atacante que desencadenaron los dos últimos goles, en donde se estrenaron Essien y Modric. 
    Segundos antes del inicio del partido hubo un minuto de silencio (D.E.P. las víctimas de la desgracia del Madrid Arena) que se extendió durante el encuentro y es que apenas ocurrieron cosas que hicieran despertarse a los espectadores de ese supuesto espectáculo. Pero si bien no hubo nada que levantara el ánimo de los aficionados, sigue sin ser de recibo los pitos que los supuestos aficionados blancos hicieron contra su propio equipo. Lo digo y siempre lo diré, mientras nuestros jugadores están disputando el partido hay que apoyarlos hasta el final y punto. Para ir a silbarlos, mejor quedaros en casa y dejáis vuestras entradas o abonos a gente que de verdad va a apoyarles pase lo que pase. Sólo y como siempre hubo un pequeño reducto de aficionados que no dejaron de animar ni un instante, los innombrables.
   Volviendo a lo puramente futbolístico diré que sólo un pensamiento tuve al acabar el partido: "Dios mío, que dentro de tres días no hagamos lo mismo".
   Pero como no todo podían ser malas noticias y aunque sea algo insultante para nuestro blanco espíritu, hubo cierta influencia barcelonista en nuestro resultado. Y es que los dos primeros goles estuvieron muy acompañados del factor suerte, pues el primero fue tras un rechace del portero que cayó a los pies de Higuain que no perdonó y el segundo tras tres rebotes que cayeron en las mejores condiciones a los de Dí María, que acabó marcando. Antes de esto, apenas un par de cabezazos de CR 7 y poco más.
    Lo mejor sin duda el exagerado resultado y los 3 puntos, que junto a las derrotas de Málaga y Atlético nos acercan más a la cabeza de la tabla. Lo peor..., muchas cosas, pero todas de fácil arreglo.
     Nada más que decir salvo que nuestro equipo, cual zahoríes, si es verdad que encontraron agua, el problema es que ésta no era potable. A seguir intentándolo.
   

31 oct. 2012

POR ESTE CAMINO NO CUENTES CONMIGO.

 
    Si son asiduos a este blog creo que no les coge por sorpresa el hecho de que soy admirador de Pellegrini, que me gustó el juego que desplegó el Real Madrid con él y que me enfadó bastante como le echaron y los motivos que esgrimieron para hacerlo.
    También sabrán que el fichaje de Mou me generó ciertas dudas que en pocas jornadas quedaron completamente disipadas. De hecho soy bastante "Mourinista"..., si bien no al ciento por cien. Digamos que a un 75 %.
   Pero este porcentaje puede disminuir sin continúa con las desavenencias que tiene con el entrenador y jugadores del Castilla. Siento un  cariño muy especial por el equipo B, de hecho y como en ocasiones he comentado, me siento más identificados con ellos, que con la primera plantilla por motivos tan extensos y personales que prefiero omitir la explicación. Mi empatía hacia "los pequeños" es tal, que llevo más de un año acudiendo igual al Bernabéu que al Alfredo Dí Estéfano.
   Con esto no quiero decir que anteponga a Toril por encima de Mou ni mucho menos. Lo que realmente significa es que el Castilla es el equipo de casa, el que conserva el espíritu que quiero para el Real Madrid y que nunca debimos de dejar, 3 fichajes de fuera... y el resto todo salido de la "madre blanca".
   Y como no hay nada más sagrado que una madre, creo que el entrenador y los jugadores se merecen mucho más respeto y por lo tanto las últimas palabras de Mou ni vienen a cuento ni las voy a respaldar jamás. Eso de que Toril está perjudicando a los canteranos (no lo ha dicho así, pero no hace falta ser muy listo para ver el mensaje entre líneas) sobraba, tanto como que él siga empeñado en poner a jugadores contra natura (fuera de su posición) con tal de no subir a los chavales.
    Entre otras cosas, aparte de por educación al haberlo dicho ante los medios y generar una tensión innecesaria, por el hecho de que él no está por encima del Real Madrid, es un simple siervo de tan gran institución. 
    Podría entender el mensaje, que no las formas, si el Real Madrid, repito, el Real Madrid tuviera un sistema de juego definido en todas sus categorías, como equipos como el Ajax o el Barza. Cosa que a mi juicio, por desgracia no tenemos.
    Lo que no puede hacer este señor y más siendo el primero que repite hasta la saciedad que se va a ir a Inglaterra y cosas similares, que todo el Real Madrid se reestructure y haga todo lo que él diga y jueguen como él diga, cuando la próxima temporada o dentro de 2 ó 3, se vaya a ir.
   Si el Real Madrid tuviera una estructura bien definida y un mánager poco intrusivo, si podría haber una reunión y decidir que en todas las categorías el sistema de juego que se aprenderá será el "x", con sus diferentes variantes y peculiaridades. Pero por desgracia para algunas cosas y beneficios para otras..., esto no es así, cada categoría juega "como le viene en gana", con la desventaja que es más difícil subir a canteranos..., pero la virtud de que se crean jugadores universales que destacan en todos los sistemas posibles.
    Pero es el Real Madrid quién tiene que decidir esto, no Mou. Otra cosa es que él participe en ese acuerdo y gane su apuesta deportiva, entonces sí, entonces le tendríamos que decir a Toril que agache la cabeza y cumpla "las órdenes", mientras tanto... Mou cállate un poquito y ole tus huevos Toril!!!!.
    Hala Madrid y Aupa Castilla!. 
   

29 oct. 2012

¿SE PUEDE SER MÁS SINVERGÜENZA?.

   Por enésima vez no me voy a centrar en el último encuentro disputado por nuestro amado equipo para hacerlo en cierto tipo de heces que viven cual garrapatas del mundo del fútbol. Y lo peor de todo no es que apesten por su propia naturaleza "escremental", es que encima le chupan la sangre a un ser pustuloso. Vamos, que lo tienen todo.
    Pero que no me centre en el partido, no significa que no vaya a hablar de ello, pues el Real Madrid se fue de Mallorca con 3 puntos en el bolsillo y 5 goles a favor en su haber. Si les soy sincero les diré que el resultado no fue justo, si bien la victoria fue más que merecida. 
   Un Mallorca que hasta la fecha había hecho buenos encuentros se encontró atado de pies y manos por el buen hacer en la presión del Madrid y por una efectividad de cara a portería más propia del Barcelona que de cualquier otro equipo. Fue el partido en que menos ocasiones y llegadas hemos tenido y curiosamente en el que más goles hemos metido. Ver para creer.
    Fue un partido que a mí no me gusto mucho. El Real Madrid controló, no dejó prácticamente moverse al Mallorca y apenas pasó ningún apuro. Pero no es menos cierto que casi se podría decir que a cada tiro nuestro se cantaba un gol. Si no me equivoco tuvimos 13 ocasiones de gol (no todas, ni mucho menos, de verdadero peligro), cifras que a un aficionado del Barcelona le parecerán maravillosas, pero que a nosotros, por lo menos a mí, se nos antojan escasas. Mucho control, mucho pasecito... y pocas oportunidades. Apenas me sobresalté encima del sofá un par de veces durante todo el partido. Me faltaron 20 "uys", 25 maldiciones y más de 30 momentos en que mis manos se agarran al apoyabrazos como si me hubieran dado un electro-sock debido a las jugadas de turno realizadas y buenas ocasiones logradas... o marradas.  
    No me mal interpreten, no es que lo hiciéramos mal, es que simplemente no me pareció el juego tan entretenido como en otras ocasiones, como en la mayoría de las ocasiones. Haciendo un símil cinematográfico diría que "Lo que el viento se llevó" es una gran película, pero yo, para ir al cine, prefiero ir a ver "Piratas del Caribe". 
    El resultado final imagino que todos lo sabréis, un 0-5 que deja bien clara la superioridad blanca, pero que a la vez me parece exagerado por el número real de ocasiones tenidas.
    Lo mejor del partido, a mi juicio, fue Higuain. Un jugador que no sé por qué, ahora está en el ojo del huracán de nuestra afición. Es verdad que no tiene la calidad de Benzema, ni hace jugar al resto como el francés, pero tiene otras virtudes que el 9 sólo las puede ver con prismáticos. !Qué injusto es el aficionado blanco! y cuantas alegrías nos tiene aún que dar el argentino. Ya sólo queda que vuelva a ser el preferido y se vuelva a poner en duda a Karim. Todo menos la justicia, todo menos la verdad. Así es el aficionado madridista. La felicidad va por barrios. 
     Y ahora a por el tema central. Hoy toca hablar, como en otras tantas ocasiones, del papel higiénico más vendido de cataluñia. Esa psudo-prensa, dirigida y redactada por "bobos-nois" ha utilizado un error garrafal e indudablemente sancionable de Jesé, para no sólo arremeter contra él, sino, y de manera "muy sucinta", contra CR7.
    No sé si sabrán la historia, pero por si acaso se la resumo. A Jesé, ese gran canterano, se le fue la cabeza el pasado sábado y tras recibir un empujón en su pierna derecha cuando estaba por el suelo de parte de un jugador sportinguista, el canario le propinó una patada al segundo, ampliamente exagerada todo hay que decirlo (seguro que es admirador de los jugadores del barza). No contento con esto, cuando se iba justamente expulsado a vestuarios, escupió a otro jugador del Sporting que se le acababa de acercar y algo le dijo (nunca sabremos qué). Quiero dejar bien claro que estoy en contra de ese tipo de reacciones y acciones y no solamente se merece la expulsión, sino el castigo que seguro le va a caer. Lo cual no es óbice para que los retrasados mentales de turno lo aprovechen para malmeter, mancillar y poner en contra de la opinión pública ya no sólo a un chaval, sino a uno de los jugadores más odiados de todo el mundo futbolístico gracias entre otras cosas, a las exageraciones y falacias que brotan de teclados usados por amebas con supuesto título universitario de Barcelona. Como resumen diré que el artículo habla "del Cristiano Ronaldo del Castilla".
    Creo recordar que sólo en la última semana en su adorado y putrefacto club han pasado cosas tan honorables como que una de sus más destacadas y futura estrella canterana, Montoya, está como imputado por una supuesta falta de hurto por una cartera y vejaciones contra un pobre taxista.
    Si cogemos "el caso esputo", su máxima estrella, el yonky, hace 2 ó 3 años escupió a un jugador del Athletic de Bilbao.
    Volviendo a su estrella, el único deportista de élite al que dejan drogase, quién dice si dentro de unos años, cual Lance Amstrong, sus compañeros, previo perdón de sus acciones de la UEFA, no le denuncien porque tanto ellos, como sobretodo él, han usado "técnicas revolucionarias" para saltarse los controles anti-dopaje. Quiero aclarar que el médico de Amstrong fue asesor médico del F.C. Barcelona.  
   Ese club que tanto ha ganado gracias a Villar y Platini y que por ende tanto han conseguido gracias a arbitrajes de escándalo. Ese club que lo único bueno que ha hecho es meter junto a Villar a Lapuerta, Freixa y Gaspart y así, casualidades de la vida, ha logrado su mejor racha de triunfos. Ese club que tanto apesta y que es defendido a capa y espada, pero sobretodo con propaganda ruin y barriobajera, por unos "medios de información" que no son más que la mierda que "los otros fabrican". ¿Se puede ser más sinvergüenza?. No les quepa ninguna duda. Se puede, ellos son capaces de eso y mucho más.
   

   

24 oct. 2012

QUIZÁS ALGÚN DÍA.

   Quizás algún día nos tomemos todos los partidos que disputamos como si fueran una final. Quizás algún día seamos más inteligentes que el rival y juguemos más con el balón en los pies en vez de tanto pase largo. Quizás algún día hagamos buenos pases largos o por lo menos hagamos que quienes los lancen sean los verdaderos expertos (Alonso y Varane). Quizás algún día aprovechemos nuestra excelente calidad, superior a la de cualquier rival, en vez de jugar según lo hagan ellos. Quizás algún día seamos nosotros quienes manden en el partido. Quizás algún día seamos nosotros quienes parece que se juegan la vida en el partido en vez del contrincante. Quizás algún día se valore el excelente trabajo que hizo Pellegrini, lo poco que ha quedado de él y el escaso caso que se le hace cuando habla. Quizás algún día Iker sepa jugar por alto. Quizás algún día Iker sepa sacar de puerta. Quizás algún día Dí María deje de ser tan egoísta con el balón en los pies e intente combinar más con los compañeros o hacer más de sus excelentes pases. Quizás algún día sepamos sacar bien los córners. Quizás algún día sepamos defender los balones a balón parado. Quizás algún día sean los jugadores del equipo rival los que más se caigan y pierdan el balón por esta circunstancia en vez de nosotros. Quizás algún día se intente sustituir a un jugador lesionado, por ejemplo un lateral, por otro natural en esa posición, por muy canterano y joven que sea, en vez de por otro "más polivalente" pero que no tiene ni idea de jugar ahí. Quizás algún día Özil, por una vez en la vida, haga algo con la pierna derecha. Quizás algún día CR7 se esfuerce tanto en defensa como en ataque. Quizás algún día ganemos algún partido importante que realmente no lo merezcamos. Quizás algún día ganaremos en Alemania.

     Por y para siempre... Hala Madrid!.


21 oct. 2012

AGUA BLANCA.

   Insípido, inodoro e incoloro. Así ha sido el partido disputado esta tarde en el Estadio Santiago Bernabéu. Un partido aburrido como pocos en donde no hay una sola cosa que haya merecido la pena... para lo que los aficionados madridistas exigimos a nuestro equipo. Simplemente cumplieron. Punto.
    Algún que otro detalle aislado de Modric, Özil, y alguno más... pero tan aislado y rodeado de tanta mediocridad (para ser el Madrid), que no subió el ánimo a nadie. Si, es verdad que era una alineación de circunstancias pero esta no es excusa para un equipo con nuestra categoría y nuestra entidad.
   No exagero si digo que por momentos pensé que estaba viendo el Barza de hace un par de años hacia atrás. Mucho control anodino y estúpido y nada de acción, nada de ataques, de verticalidad, velocidad... ni ocasiones de gol. Un tostón infumable..., aunque en medios como Sport y Mundo Deportivo imagino que se quitarán el sombrero ante "el partidazo" del equipo dirigido por Mou. 
    Quizás la única nota positiva fue que el Celta tiró 3 veces a puerta... y no metieron un sólo gol, incluso disfrutando de alguna jugada a balón parado. En condiciones normales hubieran metido 3, pero en el día de hoy... hasta eso fue de encefalograma plano.
    Es verdad que el Madrid pudo haber metido algún gol más, pero sinceramente, siendo nosotros, si llegando a tirar entre los pósteres en otros partidos más de 20 veces y sólo metemos un gol, 2 a lo sumo..., ¿qué podríamos esperar del encuentro de hoy en el que la gran mayoría de las ocasiones no fueron entre los 3 palos?.
    Por otro lado no es menos cierto que al Real Madrid nunca se le han dado bien los partidos disputados tras los encuentros de los jugadores con sus selecciones y más si cabe con lo irracional, triste y lamentable de la planificación de este año y anteriores, que lo único que logra es que ningún equipo coja la forma e inercia necesaria, pues gracias a los dementes e inoperantes que dirigen la RFEF y UEFA, se disputan 3 partidos de las competiciones nacionales, se corta para jugar con las elecciones, de nuevo 2 ó 3 partidos de liga, para cortar de nuevo el ritmo y disputar partidos con las selecciones, para volver a disputar 3 y volver a cortar... y todo gracias al "buen hacer" y anchos bolsillos de los dirigentes de esas "honorables" entidades. 
    Volviendo al partido contra el Celta, decir que sin duda también por los mencionados en el párrafo anterior, el fútbol va por derroteros poco alagüeños. Hay tantos intereses por el medio y se premia tan poco la valentía que ahora un alto porcentaje de los equipos no aspiran a ganar, sino simplemente a empatar. Con el paso de los años la evolución ha sido de ir todos los equipos a por la victoria, a conformarse algunos con obtener un sólo punto. Esto se traslada en el campo en que antes el fútbol era puro espectáculo y ahora pura especulación. Hace no mucho tiempo los equipos se encerraban atrás para defender su portería y al encajar el primer gol (si ocurría), se abrían para intentar atacar. A día de hoy reciben un gol y siguen encerrados con la esperanza de que en una jugada aislada metan ellos otro y así empatar. Sólo empiezan a jugar como debieran cuando han encajado 2. A este paso, dentro de un lustro, habrá que meter 5 para ver algo de fútbol.
    Esto fue lo que pasó con el Celta, fue dominado casi de principio a fin (salvo los primeros 15 minutos de la segunda parte) y por mucho que Higuain marcara un golazo a las primera de cambio (no sé si tiró o centró, pero vaya gol), ellos siguieron bien cerraditos atrás. Sólo se abrieron tras el segundo gol encajado. Desde ese momento si hubo "algo más de acción", pero poca, no se crean. 
    Con la entrada de Benzema (apenas disputó 8 minutos), si hubo mayor movilidad y triangulaciones en las inmediaciones del guardameta rival. Cosa también sorprendente, más que nada porque con un centro del campo compuesto por Özil, Modric, Xabi Alonso, Dí María (segunda parte),... creo que la insultante posesión y movimientos del balón que tuvimos, pudo haberse adelantado unos cuantos metros y poner en mayores aprietos al rival.
     A pesar de lo "horroroso" del partido de los nuestros, realizaron 22 tiros (si bien entre los 3 palos (incluido un larguero) sólo hubo 5, una media bajísima en relación al resto de encuentros disputados durante años) y el resultado de éstos fueron 2 goles. 
    Sólo hace falta ver el partido disputado por el Barcelona esta noche (muy entretenido por el resultado pues prácticamente por cara tiro se ha materializado un gol), para darse cuenta que tienen una suerte inexplicable. En todo el encuentro han realizado 10 disparos, consiguiendo 5 goles. Pero no sólo esto, de sus 3 primeros tiros, materializaron los 3. De los 5 primeros, metieron 4. En cambio el Depor tiró también 10 veces en todo el encuentro, metiendo 4, una media también altísima y casi inaudita. Del resto de equipos, se puede decir que aproximadamente cada 3´5 ocasiones meten un gol. En el caso del Barza, de 3 ocasiones mete 4 y el Real Madrid... de 30 ocasiones, consiguen 2. 
    Gracias a Dios que somos un equipo tan ofensivo, que si no..., en tercera estábamos. Y todavía "los entendidos" se atreven a decir que la mayor virtud del Real Madrid es su efectividad. ¿Efectividad?. ¿Dónde?.
    Pero bueno, dejémonos de lamentos y luchas imposibles, es lo que nos ha tocado vivir y con ello hemos de cargar.
    Lo dicho, un partido soporífero sólo apto para aficionados azulgranas (aunque si lo hubieran jugado ellos el resultado habría sido de 18-0, si bien no es menos cierto que con su media real sólo se habrían acercado 6 veces al área rival) que sirvió para llevarse 3 puntos, que nadie más se lesionara y no cansarse en demasía para el partido de la Copa de Europa que tenemos esta semana contra el Borussia  Dortmund.
    Sea como fuere y como siempre, Hala Madrid!.
    

8 oct. 2012

ÁQUEL QUE DESCONOCE SU HISTORIA ESTÁ CONDENADO A REPETIRLA.

    Buen partido el disputado en el Campo Nuevo de Barcelona. Si fuera neutral me hubiera entretenido bastante, no fue la panacea del disfrute, pero si hizo que nadie (creo) deseara perderse un sólo minuto del encuentro.
   Según mi opinión el Real Madrid debió ganar, pues en el cómputo general fue superior, con buenos momentos barcelonistas, especialmente en los últimos minutos del partido.
    Especificando un poco más, el Real Madrid fue mucho mejor en los primeros 30 minutos y superior durante el resto de la primera parte. En cambio en la segunda el partido estuvo más igualado, llegando el mejor juego azulgrana en los últimos 10 minutos, coincidiendo con los momentos en que los blancos "jugaban con 10 ó 9´5 según quien lo diga".
    El inicio blanco demostró que salían a por todas, no dejaban maniobrar al Barcelona y recuperando el balón rápidamente realizábamos muy buenas contras que, o por falta de precisión en el último pase o por auténtica mala suerte no acababan en gol.
   El Barcelona entre tanto no sabía que hacer, intentaban mover el balón como acostumbran, en ocasiones lo lograban, pero en zonas estériles. En cuanto llegaban a la mitad de nuestro campo rápidamente perdían el balón, cuando no antes. Hasta el primer tiro (no entre los 3 palos) del Barcelona allá por el minuto 20 y que se fue 2 metros por encima del larguero, el Real Madrid tuvo una clara ocasión de Sergio Ramos, un acercamiento muy peligroso, una bolea marrada por Benzema, un tiro de Dí María (desviado) y un par de contras no finalizadas por escasos milímetros.
    Ya estaba yo dando por hecho que el Barcelona, que no había hecho absolutamente nada metería un gol de churro en su primer tiro a puerta, cuando una excelente jugada del Madrid fue culminada magistralmente por CR7. 0-1 en el marcador, en un justo y casi corto marcador.
   La siguiente jugada relevante fue un tiro al póster de Benzema y el posterior remate tras el rechace de Dí María (creo) que fue fuera.
   No sé por qué pensaba que la flor en el culo del Barcelona no iba a quedarse sólo ahí cuando una jugada trabada, con 3 rebotes que inexplicablemente acabaron con el balón mansamente en los pies del dopado que no perdonó. Puro Barza, ramplones, siendo superados, y en su primer tiro a puerta gol.
   Por escasos segundo me acordé de su "laureado" 5-0 al Madrid, ese partido que según ellos es el paradigma de la excelencia futbolística y en el que metieron el primer gol tras 4 rebotes en su primer tiro a puerta tras haber fallado el Madrid 3 claras ocasiones, el segundo en su segundo tiro tras 2 rebotes y el tercero en su tercer tiro... en fuera de juego por escasos centímetros, eso sí.
    Así acabó la primera parte, con un gran cabreo en mi interior, maldiciendo todo lo que me rodeaba y a la espera de que la segunda parte sea igual..., pero sin el trébol azulgrana.
    La segunda empezó con un polémico penalti (para mí lo fue) a Özil. Reconozco que no fue de los claros y flagrantes, pero penalti no pitado. De no haber sido derribado se hubiera quedado sólo ante Valdes, pero esto sería otra historia.
    La dinámica del encuentro era la misma, con la salvedad que el Barcelona mejoró, no por ocasiones, pero sí en defensa. Especialmente en lo que ellos llaman defensa, con continuos agarrones, faltas, empujones, presiones al árbitro,... vamos, resurgía el Barza..., aunque con menos descaro e intensidad marrullera. Curioso el caso de Jordi Alba, que rápido ha aprendido los conceptos del juego base catalán, al más mínimo contacto al suelo y a protesta y presionar al árbitro. Y cuando él era el que tenía que quitar el balón... empujones de todo tipo y colores. Le falta la práctica de Busquets, Alves y compañía, pero todo se andará.
    Con un juego de más control y menos ocasiones llegó el primer acercamiento (a unos 5 ó 10 metros del área) del Barcelona (minuto 60) en la segunda parte, inmediatamente después una estúpida falta de Pepe y el dopado, aprovechando que el árbitro estaba dado la vuelta se colocó el balón donde y como quiso, lanzó magistralmente y cuando Iker quiso reaccionar ya era tarde, golazo del Barcelona.
   Injusto no, lo siguiente. La vergüenza futbolística superando en el resultado al buen hacer madridista. Segundo tiro entre los 3 palos de los azulgranas (tercero en total), segundo gol. "puro espectáculo"... para ellos será.
    Tras esta fatídica jugada (para nosotros) el Real Madrid intentó reaccionar y en un córner CR7 cometió su gran error, intentar rematar de chilena un complicado pase. No sólo no lo logró, sino que acabó lesionado.
    Desde ese momento se podría decir que jugamos con 10, si bien en la jugada de nuestro segundo gol no se notó, gran desmarque de CR7, magistral pase de Özil... y buena finalización del portugués. 2-2, injusto, pero más acorde con lo visto.
    De aquí al final hubo un "corre-calles" alocado hacia ambas porterías en donde en un principio las más claras las tuvo el Madrid, cambiándose las tornas al final, especialmente con un tiro al larguero del equipo de la Ciudad Condal y un penalti, creo que lo fue, aunque la caída no se corresponde con la de un supuesto pisotón.
     Como dije gran partido el disputado en donde el Barcelona sólo igualó fuerzas cuando nos quedamos con 10... ó 9´5 según algunos tras la salida del Pipita. Indudablemente no está en su mejor momento con nosotros, eso está claro, pero aún así tuvo una ocasión (mejor si hubiera centrado) y dos buenas acciones por la banda derecha, aunque la de el córner mejor ni la cuento. Si le dejáramos un poco tranquilo y le apoyáramos, que es lo que debemos hacer, no me cabe ninguna duda de que volverá a ser el de siempre.

    Por lo demás, me remito al título. Primer y segundo tiro del barza, dos goles. Acción a balón parado, gol. La suerte que siempre acompaña al barza, quitar a Özil y sacar a Essien, mantener en el campo a un hombre lesionado (digno de elogio y sorprendente que lesionado bajara como un poseso a impedir una jugada barcelonista en nuestro campo por la banda),... "Áquel que desconoce su historia, está condenado a repetirla".