21 oct. 2012

AGUA BLANCA.

   Insípido, inodoro e incoloro. Así ha sido el partido disputado esta tarde en el Estadio Santiago Bernabéu. Un partido aburrido como pocos en donde no hay una sola cosa que haya merecido la pena... para lo que los aficionados madridistas exigimos a nuestro equipo. Simplemente cumplieron. Punto.
    Algún que otro detalle aislado de Modric, Özil, y alguno más... pero tan aislado y rodeado de tanta mediocridad (para ser el Madrid), que no subió el ánimo a nadie. Si, es verdad que era una alineación de circunstancias pero esta no es excusa para un equipo con nuestra categoría y nuestra entidad.
   No exagero si digo que por momentos pensé que estaba viendo el Barza de hace un par de años hacia atrás. Mucho control anodino y estúpido y nada de acción, nada de ataques, de verticalidad, velocidad... ni ocasiones de gol. Un tostón infumable..., aunque en medios como Sport y Mundo Deportivo imagino que se quitarán el sombrero ante "el partidazo" del equipo dirigido por Mou. 
    Quizás la única nota positiva fue que el Celta tiró 3 veces a puerta... y no metieron un sólo gol, incluso disfrutando de alguna jugada a balón parado. En condiciones normales hubieran metido 3, pero en el día de hoy... hasta eso fue de encefalograma plano.
    Es verdad que el Madrid pudo haber metido algún gol más, pero sinceramente, siendo nosotros, si llegando a tirar entre los pósteres en otros partidos más de 20 veces y sólo metemos un gol, 2 a lo sumo..., ¿qué podríamos esperar del encuentro de hoy en el que la gran mayoría de las ocasiones no fueron entre los 3 palos?.
    Por otro lado no es menos cierto que al Real Madrid nunca se le han dado bien los partidos disputados tras los encuentros de los jugadores con sus selecciones y más si cabe con lo irracional, triste y lamentable de la planificación de este año y anteriores, que lo único que logra es que ningún equipo coja la forma e inercia necesaria, pues gracias a los dementes e inoperantes que dirigen la RFEF y UEFA, se disputan 3 partidos de las competiciones nacionales, se corta para jugar con las elecciones, de nuevo 2 ó 3 partidos de liga, para cortar de nuevo el ritmo y disputar partidos con las selecciones, para volver a disputar 3 y volver a cortar... y todo gracias al "buen hacer" y anchos bolsillos de los dirigentes de esas "honorables" entidades. 
    Volviendo al partido contra el Celta, decir que sin duda también por los mencionados en el párrafo anterior, el fútbol va por derroteros poco alagüeños. Hay tantos intereses por el medio y se premia tan poco la valentía que ahora un alto porcentaje de los equipos no aspiran a ganar, sino simplemente a empatar. Con el paso de los años la evolución ha sido de ir todos los equipos a por la victoria, a conformarse algunos con obtener un sólo punto. Esto se traslada en el campo en que antes el fútbol era puro espectáculo y ahora pura especulación. Hace no mucho tiempo los equipos se encerraban atrás para defender su portería y al encajar el primer gol (si ocurría), se abrían para intentar atacar. A día de hoy reciben un gol y siguen encerrados con la esperanza de que en una jugada aislada metan ellos otro y así empatar. Sólo empiezan a jugar como debieran cuando han encajado 2. A este paso, dentro de un lustro, habrá que meter 5 para ver algo de fútbol.
    Esto fue lo que pasó con el Celta, fue dominado casi de principio a fin (salvo los primeros 15 minutos de la segunda parte) y por mucho que Higuain marcara un golazo a las primera de cambio (no sé si tiró o centró, pero vaya gol), ellos siguieron bien cerraditos atrás. Sólo se abrieron tras el segundo gol encajado. Desde ese momento si hubo "algo más de acción", pero poca, no se crean. 
    Con la entrada de Benzema (apenas disputó 8 minutos), si hubo mayor movilidad y triangulaciones en las inmediaciones del guardameta rival. Cosa también sorprendente, más que nada porque con un centro del campo compuesto por Özil, Modric, Xabi Alonso, Dí María (segunda parte),... creo que la insultante posesión y movimientos del balón que tuvimos, pudo haberse adelantado unos cuantos metros y poner en mayores aprietos al rival.
     A pesar de lo "horroroso" del partido de los nuestros, realizaron 22 tiros (si bien entre los 3 palos (incluido un larguero) sólo hubo 5, una media bajísima en relación al resto de encuentros disputados durante años) y el resultado de éstos fueron 2 goles. 
    Sólo hace falta ver el partido disputado por el Barcelona esta noche (muy entretenido por el resultado pues prácticamente por cara tiro se ha materializado un gol), para darse cuenta que tienen una suerte inexplicable. En todo el encuentro han realizado 10 disparos, consiguiendo 5 goles. Pero no sólo esto, de sus 3 primeros tiros, materializaron los 3. De los 5 primeros, metieron 4. En cambio el Depor tiró también 10 veces en todo el encuentro, metiendo 4, una media también altísima y casi inaudita. Del resto de equipos, se puede decir que aproximadamente cada 3´5 ocasiones meten un gol. En el caso del Barza, de 3 ocasiones mete 4 y el Real Madrid... de 30 ocasiones, consiguen 2. 
    Gracias a Dios que somos un equipo tan ofensivo, que si no..., en tercera estábamos. Y todavía "los entendidos" se atreven a decir que la mayor virtud del Real Madrid es su efectividad. ¿Efectividad?. ¿Dónde?.
    Pero bueno, dejémonos de lamentos y luchas imposibles, es lo que nos ha tocado vivir y con ello hemos de cargar.
    Lo dicho, un partido soporífero sólo apto para aficionados azulgranas (aunque si lo hubieran jugado ellos el resultado habría sido de 18-0, si bien no es menos cierto que con su media real sólo se habrían acercado 6 veces al área rival) que sirvió para llevarse 3 puntos, que nadie más se lesionara y no cansarse en demasía para el partido de la Copa de Europa que tenemos esta semana contra el Borussia  Dortmund.
    Sea como fuere y como siempre, Hala Madrid!.
video
    

2 comentarios:

  1. Faltó más pegada, a ocho del Barsa.

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  2. partido sosillo pero que ganamos ahora a ganar en alemania y a esperar que vuelva nuestro juego arrasador de la temporada pasada,ese que nos hizó vibrar como nunca!!
    Un saludo compañeros desde solo-madridistas.blogspot.com

    ResponderEliminar