5 oct. 2012

HOLANDA EN EL CORAZÓN.

    Los vínculos "de sangre" entre los Países Bajos y España parecen no haber desaparecido. A pesar de la falsa y maligna leyenda negra vendida por ellos e Inglaterra, a pesar de algunas crueles actuaciones (más que normales en esa época, aunque con nuestra mentalidad del siglo XXI sean como mínimo reprochables) de la soldadesca y gobernantes durante la época del llamado Imperio Español en esas tierras, y a pesar de que nuestro "Coco" sea allí el Gran Duque de Alba, entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo siempre ha existido cierto feeling con España... y viceversa.
    Y parece ser que como muestra de la buena educación de esas tierras y su magnífica hospitalidad, el equipo del Ajax de Amsterdam jugó como un hombre con excelente educación, cortesía y valentía. Intentó jugar de tú a tú a uno de los equipos más temidos del mundo, no se encerró cobárdemente y se enfrentó sin usar una sola mala arte. Chapó por el Ajax e indudablemente por "los piqueros" del Real Madrid.
    Los holandeses fueron un equipo atrevido que no cesaron en su intento de practicar un buen fútbol y que durante unos minutos en la segunda parte llegaron a intimidar al ejército de Mou.
    Pero para su desgracia nuestro Real Madrid hizo un buen encuentro. Algo quizás tuvo que ver el descaro del rival, pero ésto no quita mérito al buen trabajo de los nuestros, pues la presión a la que intentaban someter las huestes "oranges" era perfectamente contrarrestada por los blancos con rápidos y precisos movimientos tanto de jugadores, como de balón. Además, defensivamente estuvimos a gran nivel... con la excepción del gol recibido, siendo éste encajado, como no, en su primer tiro entre los tres palos... y en una jugada a balón parado. Sin novedad en el frente dirían algunos. Hasta ese momento (inicio de la segunda parte), sólo tuvieron un acercamiento que rozó el peligro.
   Todo lo contrario que los nuestros, que debieron haber marcado antes de cuando lo hicieron, curiosamente en la jugada más trabada que tuvieron.
   La superioridad blanca fue más que palpable ante un equipo cuyo único "punto débil" es su bisoñez, pues en sus filas hay jugadores de gran clase y su modo de jugar es, como históricamente se le ha relacionado, el ataque por encima de la defensa, puro espectáculo. 
    Y para espectáculo de verdad el gol de Benzema. Una chilena para enmarcar, tras una jugada de libro. Después llegaron otros dos golazos de CR7, uno con un excelente disparo pegado al segundo palo y otro tras magnífica vaselina.
    En resumen, un gran encuentro en el que algunos hablan de resurrección de Kaká (buen partido el suyo), y de que ya estamos en el nivel del año pasado y vamos con las pilas cargadas al encuentro en el Campo Nuevo. Sinceramente no estoy de acuerdo en esas apreciaciones, especialmente la última, si bien no deja de ser cierto que como en post anteriores he comentado, parece que paso a paso estamos recuperando un nivel alto tanto en nuestro juego, como en nuestros resultados. Pero no nos olvidemos de algunas cosas y es que el barza es ese equipo que llega una vez a puerta y mete tres goles, un equipo que sólo ansía ganar al Real Madrid como buen equipo pequeño que es, que indudablemente tienen una excelente calidad, que siguen jugando de memoria... y que Freixa ya está junto a Villar, Lapuerta y Gaspart en el organigrama de la RFEF. Argumentos que asustan en condiciones normales... y con la última crean pavor. 
    El resultado final fue un justo por juego 1-4, pero injusto por la valentía y buen hacer del Ajax. En un mundo sin honor, la honradez es castigada.  

2 comentarios:

  1. El Madrid fue bastante superior al Ajax, liderando el grupo más complicado con diferencia de la Liga de Campeones.

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  2. Vamos por el buen camino, aunque queda mucho por andar.
    Estarás contento con tu Almería, no?.

    ResponderEliminar