29 oct. 2012

¿SE PUEDE SER MÁS SINVERGÜENZA?.

   Por enésima vez no me voy a centrar en el último encuentro disputado por nuestro amado equipo para hacerlo en cierto tipo de heces que viven cual garrapatas del mundo del fútbol. Y lo peor de todo no es que apesten por su propia naturaleza "escremental", es que encima le chupan la sangre a un ser pustuloso. Vamos, que lo tienen todo.
    Pero que no me centre en el partido, no significa que no vaya a hablar de ello, pues el Real Madrid se fue de Mallorca con 3 puntos en el bolsillo y 5 goles a favor en su haber. Si les soy sincero les diré que el resultado no fue justo, si bien la victoria fue más que merecida. 
   Un Mallorca que hasta la fecha había hecho buenos encuentros se encontró atado de pies y manos por el buen hacer en la presión del Madrid y por una efectividad de cara a portería más propia del Barcelona que de cualquier otro equipo. Fue el partido en que menos ocasiones y llegadas hemos tenido y curiosamente en el que más goles hemos metido. Ver para creer.
    Fue un partido que a mí no me gusto mucho. El Real Madrid controló, no dejó prácticamente moverse al Mallorca y apenas pasó ningún apuro. Pero no es menos cierto que casi se podría decir que a cada tiro nuestro se cantaba un gol. Si no me equivoco tuvimos 13 ocasiones de gol (no todas, ni mucho menos, de verdadero peligro), cifras que a un aficionado del Barcelona le parecerán maravillosas, pero que a nosotros, por lo menos a mí, se nos antojan escasas. Mucho control, mucho pasecito... y pocas oportunidades. Apenas me sobresalté encima del sofá un par de veces durante todo el partido. Me faltaron 20 "uys", 25 maldiciones y más de 30 momentos en que mis manos se agarran al apoyabrazos como si me hubieran dado un electro-sock debido a las jugadas de turno realizadas y buenas ocasiones logradas... o marradas.  
    No me mal interpreten, no es que lo hiciéramos mal, es que simplemente no me pareció el juego tan entretenido como en otras ocasiones, como en la mayoría de las ocasiones. Haciendo un símil cinematográfico diría que "Lo que el viento se llevó" es una gran película, pero yo, para ir al cine, prefiero ir a ver "Piratas del Caribe". 
    El resultado final imagino que todos lo sabréis, un 0-5 que deja bien clara la superioridad blanca, pero que a la vez me parece exagerado por el número real de ocasiones tenidas.
    Lo mejor del partido, a mi juicio, fue Higuain. Un jugador que no sé por qué, ahora está en el ojo del huracán de nuestra afición. Es verdad que no tiene la calidad de Benzema, ni hace jugar al resto como el francés, pero tiene otras virtudes que el 9 sólo las puede ver con prismáticos. !Qué injusto es el aficionado blanco! y cuantas alegrías nos tiene aún que dar el argentino. Ya sólo queda que vuelva a ser el preferido y se vuelva a poner en duda a Karim. Todo menos la justicia, todo menos la verdad. Así es el aficionado madridista. La felicidad va por barrios. 
     Y ahora a por el tema central. Hoy toca hablar, como en otras tantas ocasiones, del papel higiénico más vendido de cataluñia. Esa psudo-prensa, dirigida y redactada por "bobos-nois" ha utilizado un error garrafal e indudablemente sancionable de Jesé, para no sólo arremeter contra él, sino, y de manera "muy sucinta", contra CR7.
    No sé si sabrán la historia, pero por si acaso se la resumo. A Jesé, ese gran canterano, se le fue la cabeza el pasado sábado y tras recibir un empujón en su pierna derecha cuando estaba por el suelo de parte de un jugador sportinguista, el canario le propinó una patada al segundo, ampliamente exagerada todo hay que decirlo (seguro que es admirador de los jugadores del barza). No contento con esto, cuando se iba justamente expulsado a vestuarios, escupió a otro jugador del Sporting que se le acababa de acercar y algo le dijo (nunca sabremos qué). Quiero dejar bien claro que estoy en contra de ese tipo de reacciones y acciones y no solamente se merece la expulsión, sino el castigo que seguro le va a caer. Lo cual no es óbice para que los retrasados mentales de turno lo aprovechen para malmeter, mancillar y poner en contra de la opinión pública ya no sólo a un chaval, sino a uno de los jugadores más odiados de todo el mundo futbolístico gracias entre otras cosas, a las exageraciones y falacias que brotan de teclados usados por amebas con supuesto título universitario de Barcelona. Como resumen diré que el artículo habla "del Cristiano Ronaldo del Castilla".
    Creo recordar que sólo en la última semana en su adorado y putrefacto club han pasado cosas tan honorables como que una de sus más destacadas y futura estrella canterana, Montoya, está como imputado por una supuesta falta de hurto por una cartera y vejaciones contra un pobre taxista.
    Si cogemos "el caso esputo", su máxima estrella, el yonky, hace 2 ó 3 años escupió a un jugador del Athletic de Bilbao.
    Volviendo a su estrella, el único deportista de élite al que dejan drogase, quién dice si dentro de unos años, cual Lance Amstrong, sus compañeros, previo perdón de sus acciones de la UEFA, no le denuncien porque tanto ellos, como sobretodo él, han usado "técnicas revolucionarias" para saltarse los controles anti-dopaje. Quiero aclarar que el médico de Amstrong fue asesor médico del F.C. Barcelona.  
   Ese club que tanto ha ganado gracias a Villar y Platini y que por ende tanto han conseguido gracias a arbitrajes de escándalo. Ese club que lo único bueno que ha hecho es meter junto a Villar a Lapuerta, Freixa y Gaspart y así, casualidades de la vida, ha logrado su mejor racha de triunfos. Ese club que tanto apesta y que es defendido a capa y espada, pero sobretodo con propaganda ruin y barriobajera, por unos "medios de información" que no son más que la mierda que "los otros fabrican". ¿Se puede ser más sinvergüenza?. No les quepa ninguna duda. Se puede, ellos son capaces de eso y mucho más.
   

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario