13 nov. 2012

NOS LLUEVEN LOS PROBLEMAS.

 
    Pues sí, parece que poco a poco el Real Madrid se está metiendo en un bucle peligroso por la infinidad de problemas que les están saliendo y lo que es aún peor, algunos provocados por nosotros mismos.
   Y eso a pesar de haber sacado adelante el complicado partido contra el Levante. Complicado por un buen rival que se "emociona en demasía" cuando juega contra los blancos, pero sobretodo por unas condiciones climáticas que dejaron el campo casi rozando la inviabilidad para su uso.
   Era imposible triangular. Imposible dirigir el balón, llevarlo a los pies, hacer centros rasos, al hueco,... Por momentos pensé que estaban jugando con un balón de playa en mitad del océano.
   En un encuentro disputado en esas condiciones, con un aguerrido y extramotivado rival, sólo se podía jugar de manera muy física y como si en cada una de sus acciones hubiera una red delante que hay que esquivar, una especia de boley-fútbol.
    El Levante nos puso en apuros durante algunos momentos tanto de la primera, como de la segunda parte. Pero en el cómputo general la victoria fue más que justa. Fue, dentro de las condiciones, un gran encuentro de garra y pundonor, donde ambos contendientes se batieron con cuantas armas tenían a sus pies... y codos. Vale, pido perdón por este último comentario, pues a mi juicio Navarro no intentó lesionar conscientemente a CR7 como finalmente hizo, si bien su acción es de clarísima roja directa. Creo que intentó "advertir" al portugués, pero la acción se le fue "de los brazos". Si es verdad que el protagonista tiene diversas acciones similares en su historial deportivo, pero sigo pensando que su intención no era la que realmente provocó.
     Me pareció un partido intenso, de enorme sacrificio, de "milagrosas jugadas" (hacer una en esas condiciones es digno de elogio) y de una gran emoción, más que por el número de ocasiones, por lo imprevisible de la reacción del esférico y los errores provocados por el terreno de juego. Un enorme mérito de ambos contrincantes, un mayor triunfo de los nuestros.
     Futbolísticamente hablando, muy poco que decir. Un gran gol de CR7 (muy combativo durante los minutos que jugó), grandes paradas (especialmente 2 de Iker) y 4 ó 5 acciones más destacables.
    El árbitro estuvo bastante mal, si bien las condiciones no eran las más propicias para trabajar, no sólo por el terreno de juego y condiciones climáticas, sino también por el excesivo celo (siempre y únicamente cuando juegan contra el Madrid) de los levantinistas y los "contraataques" de Pepe. Fueron muy cerdos sin el balón en las inmediaciones los de la costa valenciana, con golpes y puñetazos por la espalda y acciones similares y claro está, como a Pepe sólo hay que enseñarle la punta de un pañuelo rojo para que envista..., la cosa pudo ir a mayores, como todo hace indicar, pasó en los vestuarios al acabar el partido. Además de esta "tensión extra", Navarro debió haber sido expulsado al inicio del partido por su acción con CR7 (no sólo no lo fue, sino que se fue de rositas a pesar de haber tenido alguna que otra acción más "destacada"), el gol del Levante fue en fuera de juego (por 4 ó 5 centímetros y muy difícil de ver). El penalty que nos pito..., sigo teniendo muchas dudas y creo que se inició fuera del área (menos mal que lo fallamos). Lo dicho, mala actuación y peor colaboración de los jugadores.
    Finalmente el partido termino con un justo 1-2, habiendo marcado primero los de la capital de España (CR7 a pesar de su ceguera), para posteriormente empatar el Levante y tener que esperar a la salida de un delantero canterano y que tocara su primer balón a escasos minutos del final, para lograr la victoria tras un gran pase de Xabi Alonso en una falta.  
     Lo que pasó tras el pitido final..., creo que nunca lo sabremos, los unos acusan a los otros y viceversa. ¿La verdad?, sólo ellos la saben.
     Pero no sólo llovió sobre el césped de los granotas, sino que últimamente hay una tormenta tropical que no se mueve del Estadio Santiago Bernabéu. Esta lluvia torrencial ha llegado en forma de lesiones, en forma de ambiente enrarecido por ciertos comentarios de nuestro entrenador y que tan mal, con razón, ha caído en la cantera; de algunos jugadores, de juego mediocre, de un pésimo inicio de temporada que seguimos arrastrando, de malos partidos contra rivales importantes (Borussia),... 

    Esperemos que el temporal escampe.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario