17 mar. 2011

MARCELO, MOURINHO, MADRID. LOS CUARTOS DE LAS 3 Ms.

Amanecía nublado en Barcelona, como si la mañana presagiara un mal día para cualquier culé, por que no nos engañemos, las victorias blancas son a los culés, como un yogourt para un alérgico a la leche, por ejemplo........ Y así esperábamos con ansiedad la hora del partido más determinante de la "era Mou".
El que les escribe, se disponía a verlo esta vez en un coqueto bar de la localidad de Sant Joan Despí, acudiendo a la invitación de un buen amigo residente en las cercanías de la zona. Al entrar en el local, lo mismo de siempre, más azulgranas que madridistas esperando con ansiedad el comienzo del partido, y comentando entre sí, el más que posible descalabro madridista una vez más en la Champions. De entre todos, destacaba un grupo de gente joven, que entre sus atuendos lucían, gafas de pasta de dudosa calidad, traje y corbata del Zara con sobredimensión de tallaje, y alguna que otra camiseta de la selección francesa, suponemos que en predicción del gran partido que les ofrecería el hasta ahora siempre criticado karim Benzema je je je.
Comenzaba el partido, en mi opinión, con un equipo sólido pero bastante dubitativo, y con los seguidores azulgranas palmeando cada intento de ataque de los franceses, los pocos madridistas que allí estábamos asistíamos escépticos, ante la típica evetualidad que se en cada partido de nuestro equipo, y que tiene por objeto, la risa, la carcajada y la mofa, de cualquier fallo por parte madridista, pero esta noche.......esta noche fué diferente.
Marcelo fué el primero en jorobarle la cena a alguno de los allí presentes, y yo, junto con otro par de infieles saltábamos con el primer gol del lateral brasileño, que en mi humilde opinión, consolidó ayer lo que muchos habíamos observado durante toda la temporada, y no es otra cosa, que el bueno de Marcelo, por decirlo de alguna manera, en la noche de ayer confirmó su profesionalización como carrilero madridista, a partir de ahora solo esperamos que no baje el nivel, e incluso que esto sea un punto de despegue para él.
Continuaba la noche, con el chico de las gafas de pasta haciendo interferencias en la señal de la televisión, pues no encontramos otra explicación al modo en que iva y venía la señal en el canal autonómico Catalán, que nos ofreció un 20 por ciento del partido con cortes muy poco profesionales, sin entrar a valorar a los comentaristas del partido, que una vez más, nos deleitaron con una sesión cómica mientras relatan un partido de los madridistas, vamos, que todo seguía su curso y normalidad habitual.
De la segunda parte, poco o nada que comentar, en el bar, los pocos madridistas que ivan quedando allí tras el gol de Benzema, despedíamos al resto con la jugada de Di María en el tercero. Una imagen que disfrutábamos, pués hacía ya varios años que no saboreabamos los cuartos de final de cualquier competición europea que se precie.
Y así fué, con unas cervecitas en el cuerpo, no muchas la verdad, y la alegría de poder vernos en el bombo de cuartos después de tanto tiempo, los madridistas que residimos en Barcelona, ayer nos fuimos a la cama, con un silencio ensordecedor, y con el murmullo, para que negarlo, de alguno que otro, que aunque se sienta muy superior, no querrá vernos en dicha eliminatoria ni en pintura.
Ayer fué la noche de las 3 Ms, Marcelo, Mourinho y nuestro Madrid.

IRONÍAS MADRIDISTAS DESDE LA CIUDAD CONDAL.
No defendemos la actitud de Pepe sobre los terrenos de juego bajo ningún concepto, pero su entrada es tan agresiva como la de Milito al jugador del Zaragoza. ¿Apostamos sobre cual de las dos entradas se hablará más? No arriesgueis, la de Pepe gana seguro.

MADRIDISMO, SALUD, Y VICTORIA.

1 comentario:

  1. Hay momentos, pocos la verdad, pero hay momentos en los que me gustaría vivir en tu tierra adoptiva. Disfrutaría más que Guardiola con Almorranas.

    ResponderEliminar