15 ago. 2011

FALACIAS DE LA CEGUERA OBTUSA, VAMOS, LO DE SIEMPRE.








Fueron muchas, demasiadas cosas las que acontecieron ayer, día 14 de Agosto de 2011 en el partido de ida de la "super-copa" de España. No sabría ni que destacar ni por donde empezar y por lo tanto lo haré por el principio.



En los aledaños del campo se respiraba un ambiente aceptable unos horas antes del encuentro, reconozco que en el día de ayer no estube mucho tiempo por donde suelo estar, pero el ambiente no era malo, no es que fuera mágico como antaño, pero resultaba como mínimo aceptable. En el campo y una vez iniciado el partido tanto de lo mismo, buen ambiente en general con buena animación, destacando a los de siempre, pero como dije, nada realmente mágico o memorable. Una lástima que dejen ser tan pocos a los que tiran del carro.


Centrándonos en el partido en sí se me ocurren muchos y diversos modos de resumirlo en una sóla palabra: baño, superioridad, dominio, apisonadora,... eso último es lo que fue el Real Madrid, una apisonadora que aplastaba a los azulgranas sin nada que lo pudiera evitar.

Considero que hay 4 fases del encuentro relativamente bien definidas. La primera es hasta el minuto 20 de la primera mitad aproximadamente, hasta ese momento el partido era entre dos grandes equipos, el F.C. Barcelona y el Real Madrid, con supremacía blanca y juego honrado de los azulgranas (caso aparte del plantillazo a la rodilla hecho por Alexis Sáchez sobre Xabi Alonso creo recordar, en el minuto 5 de partido). Pero a los 20 minutos la honradez del F.C. Barcelona desapareció, surgiendo cual ave fénix (quizás como consecuencia de la superioridad blanca) el Barza, ese equipo de actores que han mejorado sus actuaciones desde su periplo americano de este verano por tierras cercanas a Hollywood. Las pantomimas, exageraciones y actuaciones comenzaron a florecer en el alma de unos jugadores que debían de hecharlas de menos y más con el marcador en contra desde el minuto 13 gracias a una gran jugada y excelente pase de Benzema y una excelente definición de Ozil.

El problema les llegó cuando a pesar de eso el Madrid seguía siendo muy superior, y aunque el árbitro caía muchas veces en sus trampas, hay que reconocerle que se dejó engañar mucho menos que otros. Ahora bien, lo que resulta impactante es como el barza es capaz de inventarse nuevas jugadas que a sólo ellos le son permitidas. Ahora han inventado "el brazo", cuya definición sería algo así como: dícese de aquella jugada de fútbol sólo permitida al barza que consiste en llevarse el balón con el brazo y permitir continuar la jugada, mientras que a resto de equipos se le pitará mano. A "el brazo" habría que añadirles las artimañas de siempre, pero bueno, ya estamos acostumbrados.


Al igual que deberíamos estar acostumbrados a que "el mejor equipo del mundo" no haga nada, o como mucho aburra a un gisante haciendo pasecitos estériles en su campo y que en su primera llegada metan gol, por cierto, un golazo, si bien es cierto que desde el propio campo me pareció que hizo un extraño el balón y visto por la televisión, juraría que lo toca Sergio Ramos desviando el tiro. Hay que reseñar que el barza erró su primer tiro a puerta en el minuto 76 y fue una falta. Vamos, lo de siempre, dos llegadas aisladas, dos goles del equipo "que maravilla al mundo con su juego". Vamos, la misma bazofia de siempre. Pero eso es el barza, cuentitis y suerte, mucha suerte. Así acabó una primera parte en el que el barza fue arrollado pero resultó afortunado y con ella la segunda fase del partido.

La reanudación supuso el inicio de una tercera fase en la que durante 10 minutos el Barza fue superior, al César lo que es del César, dominó y maniató al Madrid tanto con sus malas artes, como con las buenas, que también las tienen. Pero ya saben, su "juego espectaular" supuso un total de... ni un sólo acercamiento a la portería de Iker, mientras que el Madrid, en su peor fase, tuvo dos buenas ocasiones de gol, lo dicho y lo recalco, lo de siempre.


Pero las cosas volvieron a su sitio tras esos 10 primero minutos y el Madrid volvió a tomar el mando y ha dejar contra las cuerdas a los barzalanistas durante el restro del partido, que no hicieron ni pudieron hacer nada más que intentar engañar al árbitro consiguiénolo en numerosas ocasiones, aunque en menos de las que hubieran deseado. El Real consiguió empatar gracias a un tanto de Xabi Alonso y pudo haber ganado tranquilamente si un 0,01 % de la suerte que tiene el barza la hubieran tenido ellos, vamos, lo de siempre.


Arbitraje


Pues en honor a la verdad creo que no estuvo tan mal como se ha llegado a decir. En el cómputo general pitó más a favor del barza que del Madrid, pero no cayó en un alto porcentaje de las trampas azulgranas. De hecho si este hubiera sido el arbitraje de, por ejemplo, las semifinales de la Copa de Europa, el Real Madrid hubiera pasado a la final, estoy seguro.


Lo preocupante de esta situación es que los madridistas estamos hartos de los robos increíbles que nos han hecho y un mal arbitraje ya nos recuerdan a robos pasados. O eso, o que los arbitrajes de los últimos 10 partidos contra el barza han sido tan paupérrimos y discriminatorios, que un "simple" mal arbitraje a mi me suena a música celestial. De todas formas no deja de ser curioso y rompe todas las estadísticas posibles, que en los 3 últimos años, todos los arbitrajes de los innumerables partidos jugados siempre favorezcan a un mismo equipo. "Las estadísticas están para romperlas", qué gran frase y qué bien la aplica el barza!. Pero repito, si uno pone en la balanza las decisiones arbitrales en este partido, el barza gana pero por unos escasos kilos de margen, no por las miles de toneladas de actuaciones pasadas.


Prensa

Y aquí viene la nota más negativa del encuentro de ayer. ¿Qué partido han visto los señores de la prensa?, tanto años estudiando una carrera para necesitar realmente visitar al oftanmólogo. No lo entiendo, de verdad, titulares como "partidazo", "presión blanca, genialidad azulgrana",... ¿están borrachos?, ¿de qué van?. ¿Partidazo de quién?, si no se especifica se deduce que de los dos equipos, osea un gran partido de ambos, ¿pero el barza qué hizo para merecer ese titular? y el otro..., bueno, el otro es para enmarcar dentro del apartado "sandeces de la humanidad". ¿De qué genialidad habla?, no será del gol "del dopado", que viene de un resvalón de Pepe y un empujón en carrera de Khedira que casualidades de la vida le lleva en la misma dirección que ha tomado el balón tras un rebote.


Y yo me pregunto, ¿esta es la misma prensa que puso a caer de un guindo al Real Madrid de Mou tras el partido contra el barza el año pasado tildándolo de cobarde, defensivo, plano,...?. Si el Madrid llega a jugar contra el barza ayer como lo hicieron los azulgranas..., hubieran sido tan benévolos como lo han sido con el "partidazo de los catalanes?, creo que todos sabemos la respuesta.


Podría seguir alargándome en hablar del resto de titulares y artículos pero para qué, son de la prensa española o lo que es lo mismo, falacias de la ceguera obtusa, vamos, lo de siempre.



4 comentarios:

  1. El Real Madrid tuvo más posesión y fue superior durante la mayor parte del partido a un Farsa........HALA MADRID¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en tus apreciaciones. Al igual que a mi no me gusto que hubo minutos que el Madrid se fue del partido, a partir del minuto 25 y en parte del segundo tiempo. Los àrbitros son malos con ganas pero ya estamos acostumbrados. El Madrid tiene que salir alli a morder y no arrugarse que y si le entras a Messi es tarjet y si es a Ronaldo dudan si pitar o no la falta..de risa. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Que no decaiga!, esto tiene buena pinta pase lo que pase mañana!.

    ResponderEliminar