12 ago. 2013

LOS MAYAS SE EQUIVOCARON.

    Ansioso y expectante. Así pasé la mayor parte de este verano a la espera del inicio de la pretemporada y por lo tanto, de ver a mi querido Real Madrid.
    El verano se me antoja demasiado largo sin el fútbol y por fútbol me refiero a la Liga, la Copa del Rey y La Copa de Europa (Champions para quién quiera), pero de momento con los partidos preparatorios hay que conformarse.
    Además, este año entrenador nuevo y fichajes de calidad y sobretodo necesarios. Y ya puestos a poner una guinda al pastel..., en su mayoría españoles. Si a esto añadimos a los jugadores subidos del Castilla y la "recuperación" de mi idolatrado Carvajal... exultante es decir poco.
     Y por fin comenzó "el calentamiento" futobolístico en un partido contra un rival de poco postín, para que negarlo. El Real Madrid con la plantilla más equilibrada (a mi entender) de los últimos lustros empezaba su andadura. Aún a sabiendas que iban a salir dos equipos distintos en una u otra parte me sorprendió el equipo inicial, más que por los jugadores, por su distribución en el campo, especialmente la de un Özil muy escorado a la banda.
    Esto ha sido una tónica general en todos los disputados hasta el momento y no sé hasta que punto estoy conforme. Entiendo que hay una saturación enorme de jugadores en según que posiciones y todos con una enorme calidad. La cuestión es... ¿mejor cambiar la posición natural y de mayor rendimiento de un extraordinario jugador, o haber contratado o subido a otro especializado en ese puesto?. Sólo el tiempo nos lo dirá. De momento la apuesta está saliendo bien, bastante bien, aunque a mi juicio y teniendo en cuenta que no es más que la pretemporada..., algunos jugadores han rendido menos de lo esperado, si bien a un nivel todavía alto.
    Siendo justos he de reconocer que me ha gustado, y mucho, el equipo. De hecho me han encantado todos los equipos que ha ido sacando en diferentes partidos o diferentes momentos de los mismos. Todos con virtudes y defectos, pero jugando de manera notable.
    Y no se puede decir que los partidos efectuados hasta ahora hayan sido contra equipos de segunda línea, pues más que de primera, han sido contra rivales de calidad suprema (salvo el primero). Y lo mejor de todo es que nuestros jugadores los han solventado de manera aplastante y con una superioridad increíble. Mas teniendo en cuenta que el sistema es nuevo (se están adaptando a él) y hay bastantes jugadores recién llegados.
    Se notan desajustes, falta de "complicidad" y entendimiento entre jugadores, algunos errores defensivos relativamente grandes..., pero el resultado final es mucho mejor de lo que yo esperaba a estas alturas.
    Si tuviera que definir en pocas palabras el juego desplegado, lo diría con una simple "verticalidad controlada". No es una obsesión y velocidad extrema por alcanzar la portería rival como en la época de Mou, pero tampoco el toque "exasperadamente" aburrido y horizontal de otros equipos.
    Es un cuasi equilibrio entre ambos. Con mucho más peso desplazado en lo ofensivo, que en el control.
    En ciertos aspectos, aunque con diferencias, me recuerda al juego desplegado cuando Pellegrini era el entrenador de los blancos. Y reconozco que con él vi al Real Madrid que más me gustaba del último lustro.
    Esto tiene muy buena pinta, lo reconozco, aunque no quiero pecar de optimista y sé que esto no acaba más que empezar.
    En otro orden de cosas estaría el fichaje de Bale, si es que finalmente se produce. Reconozco que es un magnífico jugador, no lo había visto mucho hasta este verano (lo he aprovechado para tragarme algún que otro partido de su actual equipo para conocerle mejor), salvo algunos partidos de la premier que ví por la tele esta temporada pasada. Pero al mismo tiempo pienso que toman al Real Madrid por tonto. Pedir 100 millones y un jugador por él en condiciones normales sería un abuso injustificable, pero en los tiempos que corren..., una aberración.
   Es verdad que los mismo pensé y pienso por las cifras que se pagaron por CR7 y a la larga ya nadie se acuerda de ellas. No es menos cierto que siendo, por desgracia, como es actualmente el fútbol un negocio, no me cabe duda que su contratación saldrá rentable. Pero aún así es un robo. Un robo que si al final se efectúa, traerá muchas y malas consecuencias, pues nuevamente el Real Madrid será un club al cual multiplicar por 20 el precio de cualquier jugador que desee (actualmente ya lo multiplican por 2 por ser quienes somos). Surgirán comparaciones odiosas que generarán dudas y malestares entre jugadores como por ejemplo, cuando deseen fichar a otro jugador y su presidente diga que si pagaron "x dinero" por "y", su jugador vale más. Además de que ese propio jugador puede no sentirse "tan querido" si no ofrecen por él lo mismo que por "el otro". Bastante "nos han timado" por Illa (es un magnífico jugador y así lo ha demostrado, pero no deja de ser un chaval todavía en crecimiento, aunque estoy convencido que será un nuevo Sergio Ramos, cuyas cifras de su fichaje asustaron a propios y extraños en su momento y ahora resulta ser el mejor fichaje realizado en decenios), que me encanta, todo hay que decirlo, como para que lo vuelvan a hacer, pero elevado a la enésima potencia.
    Regresando a la pretemporada y nuestros jugadores, destaco por encima de todos a Casemiro. Un jugador bestial, brutal, completo, tácticamente sobérvio, técnicamente muy bien dotado... Un portento. Le ví, y mucho, en el Castilla, tanto en vivo como por la tele. Sus actuaciones ahí fueron muy buenas, aunque de manera muy austera. Era como si estuviera más atado tácticamente. En el Real Madrid da la sensación que Carlo le ha dado más libertad de acción y movimientos... y lo está bordando el chaval. Pero como todo, hay un inconveniente. O Casemiro perjudicará a Illa o Illa a Casemiro. Son dos críos, en plena progresión y con cualidades de sobra para triunfar... pero que juegan en el mismo lugar. Y eso sin mencionar a "un tal" Xabi Alonso o Modric. No sé como lo hará nuestro entrenador, pero si consigue en equilibrio necesario para que ninguno de ellos salga perjudicado... el futuro y prácticamente presente, es muy prometedor.
     Por lo demás... poco más que decir, salvo una única cosa, de hecho, la gran cosa. El día 22 regresa el "Gran Capitán" al Bernabéu. Para mí, el partido del siglo. Raúl, que digo Raúl, RAÚL vuelve a su casa. Mi Dios viviente en activo de vuelta. Llevo años esperando este momento. Los Mayas se equivocaron, el mundo no podía acabarse sin que regresara su Dios al templo. Ya he comprado 3 tarjetas de memoria para la cámara. A partir del día 23 ya me da igual, que se acabe lo que tenga que acabarse, yo le habré visto nuevamente con SU camiseta en nuestra casa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario