10 feb. 2014

AY PENA, PENITA, PENA.

   Leyendo los medios deportivos hoy, no he podido menos que comprar 10 cajas de clínex y llorar a moco tendido viendo los comentarios de jugadores y cuerpo técnico del Atlético de Madrid. Por Dios, qué disgusto y sofoco tengo!.
   Resulta que ese equipo que (según "su sincero" técnico) iba vendiendo que no podía aspirar a competir con el Real Madrid y Barza, ahora suelta que "es incómodo" que su equipo esté entre los grandes, en alusión a la supuesta persecución arbitral con su club. A lo referido habría que añadir los comentarios vertidos hoy mismo también por el resentido de Juanfran y alguno más.
    Me parto y me mondo. El Atlético de Madrid es el club que desde que llegó ese "gran técnico", más juega al límite del reglamento de los 20 primeros clasificados en primera. ¿Qué significa jugar al límite?, pues que tan pronto lo sobrepasan, como que se quedan un poco por detrás. Así, a voz de pronto, en un porcentaje del 50 %. Es de los clubs que más faltas hacen en Europa... y repito, al límite. Si en los arbitrajes que han recibido, el porcentaje de acierto en las acciones y la interpretación de las mismas hubiera sido medianamente certero, en más de 5 partidos no hubieran terminado con más de 7 jugadores. Y eso sin contar a Diego Costa. 
    Es cierto que en su último partido, contra el Almería, el penalti y la expulsión que sufrieron fue a todas luces injusto. Nadie se explica de dónde se sacó el arbitro esa decisión. Es igualmente cierto que Arbeloa y Pepe debieron ser expulsados en el derbi copero; pero no menos que Diego (creo que fue él) por su criminal entrada a Jesé (todavía no sé como sigue vivo) y Diego Costa. Penaltis hubo en ambas áreas por igual.
    Del barza prefiero no hablar, pero en sus últimos 5 partidos ha recibido un trato de favor más que escandaloso (penalti inventado contra Valencia a su favor, penalti y expulsión no pitado contra la Real, ayer goles en fuera de juego y no expulsión de Song,...). Y prefiero no hablar porque sinceramente, el barza actual es más ofensivo y por pura probabilidad, es más lógico que se equivoquen a su favor en esas acciones ahora que atacan, no como antes, cuando "maravillaban" con su insulso y aburrido tiqui-taca. Cuando merodeaban el área contraria 2 veces en 90 minutos. Otra cosa es lo sospechoso que resulta que todas esas acciones a su favor sea en momentos tan delicados. Contra el Valencia nada más empatar. Contra el Sevilla cuando iban perdiendo, contra la Real...
      Pero volviendo al asunto central, lo de el Atlético no tiene nombre. Ese "magnífico" entrenador argentino lo único que ha hecho es machacar físicamente a los jugadores, nada más. Bueno, sus jugadas a balón parado también son dignas de mención. Pero un entrenador (y jugador) marrullero, ha construido un equipo marrullero, así de simple. De fútbol, lo que se dice fútbol, nada o menos. Quiero aclarar que no es una crítica, es una forma tan válida y respetable como cualquier otra de jugar. Pero ese sistema tiene un problema, sus jugadores no son robots. Las fuerzas acaban fallando y cuando eso llega, los jugadores no pueden rendir igual, pues lo único que ofrecen es físico y éste se les acaba. 
    Yo particularmente no descarto al Atlético para nada. De hecho es un claro aspirante a ganar todo, pero la lógica dice que más pronto que tarde las fuerzas se les acabarán, si no lo están haciendo ya.
   Es verdad que ha hecho fichajes de calidad, quizás para compensar ese supuesto cansancio. Que su llegada haya sido a tiempo y que realmente cuajen, sólo el tiempo lo dirá.
    Sea como fuere, es al Real Madrid a quién le han quitado 5 penaltis no pitados en los últimos 5 partidos y el Atlético, el equipo al que más tarjetas le han perdonado de todo continente.
     Los colchoneros están haciendo una gran temporada y no necesitan escusas baratas para explicar sus dos últimos resultados. Han apostado por una solución arriesgada y hasta ahora han sido bastante afortunados. Puede que su suerte se acabe o continúe. Mientras tanto, yo escucharé una coplita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario