2 sept. 2014

UN PARCHE PARA UNA IMPLOSIÓN.

   He tardado en escribir este post de hoy para evitar ser ventajista, si bien, he aprovechado el último partido de nuestro equipo en tierras vascas para sacarlo a la luz de una vez.
    Sinceramente, el equipo no da buenas sensaciones. Su pretemporada fue pésima y el inicio de "lo real" no ha sido mucho mejor a excepción del partido contra el Sevilla.
    El primer partido contra el Córdoba fue un bodrio infumable y el partido del domingo contra la Real un conjuto de imprecisiones y errores tácticos tan sorprendentes como imperdonables.
    Imperdonables por la calidad y experiencia de nuestros jugadores, porque teníamos maniatado a nuestro rival en todas y cada una de las facetas (además con un merecidísimo 0-2) y sobretodo porque llevamos arrastrando el lastre de las paupérrimas defensas de las jugadas a balón parado demasiado tiempo.
    No hay explicación ni excusa para semejante debacle. Bochornosa y merecida derrota.
    Bochornosa porque no tuvimos armas con que responder la buena reacción de los donostiarras, ni tácticas, ni técnicas, ni de carácter y lo más sorprendente, ni de jugadores. Una solución tras recibir el 2-4 fue sacar a Arbeloa!!!!!. Real Madrid, "quién te ha visto y quién te ve".
    Lo curioso del caso es que el encuentro no lo empezamos mal. De hecho fue bastante bueno. Como mencioné con anterioridad la Real Suciedad jugaba a nuestro antojo y hacíamos con ella "lo que nos daba la gana".
   A los pocos minutos ya íbamos ganando 1-0. En la primera clara ocasión que tuvimos, gol. Después de un par de ocasiones más, un nuevo gol. Nuestra efectividad fue espectacular. Por un momento tuve que dar la razón a todos los periodistas. El Madrid tenía efectividad, pólvora o como lo quieran denominar. Pero después regresó la cruda realidad, que no es otra que el Real Madrid tiene de todo, menos pólvora; o la tiene mojada. Tuvimos bastantes ocasiones, pero todas marradas y llegamos a nuestros verdaderos registros de cara a portería. 5 claras ocasiones para materializar un sólo gol. El Torremocha tiene mayor efectividad, mucha mayor. 
    En estas estábamos cuando nuestros rivales, como todos nuestros rivales, esos que no tienen nuestra efectividad, en su primer acercamiento y tiro a puerta... gol. Y este fue el punto de inflexión del partido. 
    Sólo había que ver la cara de los nuestros. El mundo se les vino encima y no entiendo el por qué. Para empezar les estábamos dando hasta en el paladar, todavía  íbamos 1-2 y ellos no sabían ni que hacer. 
    Pero ese gol fue justo a la línea de flotación de unos jugadores que tanto por calidad como experiencia, nunca debieron de haber permitido su propio hundimiento. Se quedaron patidifusos, zombies.
    No ha que quitarle méritos a la Real, que tanto su entrenador como los jugadores, supieron que hacer a la perfección.
     Sea como fuere, durante algunos minutos ni los unos ni los otros hicieron nada del otro mundo. Pero otra vez, ese equipo "sin pólvora", en su segundo acercamiento y tiro a puerta metieron un nuevo gol. Empate y lo que es peor, las barcas de salvamento de la nave blanca empezaron a salir a la voz de sálvese quién pueda... y se salvó la Real Sociedad, que fue a más y dió por completo la vuelta al partido. Sólo nuestros últimos 10 minutos se pueden salvar..., más por pena y porque por lo menos intentaron volver a subirse al barco, que porque realmente lo merecieran.
    Mientras tanto nuestros directivos haciendo caja (cosa que no está nada mal), a base de vender a 2 de los pilares básicos del equipo que se hizo con la Copa de Su Majestad el Rey y Copa de Europa. La solución ha sido fichar a Chicharito. Poco puedo decir y opinar de él, pues no le he visto mucho. Lo que si puedo afirmar es que necesitábamos más a un verdadero sustituto de Alonso, que a un delantero. Por primera vez en mi vida estoy de acuerdo con la mayoría de periodistas y aficionados en general. Este verano hemos perdido más que ganado. Además, y sin poder asegurarlo, creo que la plantilla tampoco está conforme con lo sucedido.
    De todas formas demos tiempo, que los nuevos fichajes tienen calidad de sobra, especialmente James y Kross, aunque han venido a suplir a gente con características y funciones distintas y no precisamente en donde ellos destacan. Todo un handicap que a primera vista no presagia nada bueno. 
    Muchas cosas tienen que cambiar y entre otras el sistema de juego. A ver que hace Carlo con los "regalos" que le ha hecho D. Florentino, que no sé por qué me da, salvo el alemán, no han sido pedidos por él. Otro mal agüero. 
    Lo de el mexicano me suena más a improvisación que algo meditado. Un parche para una implosión.
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario