7 mar. 2015

CON ESA MANO Y ESA CABEZONERÍA.

     En ocasiones el fútbol es justo. Pero sólo en ocasiones y casi siempre con el Real Madrid.
     Sinceramente, por mucho que me duela, no era justo que la que probablemente sea la mejor liga del mundo, tuviera un líder tan triste como es nuestro actual Madrid. Y hablo en pasado, con dolor y tristeza, porque seguro que el barza no saldrá a remolonear y pondrá toda la carne en el asador para colocarse líder, cosa que mucho me temo, hará. No es equipo que rechace los regalos. De hecho lleva gran parte de su historia apropiándose de ellos, aunque no les perteneciera.
     Dicho esto este barza de Luís Enrique, 2 cosas que odio con todo mi corazón (el barza y ese minero repulsivo), en lo futbolístico, me gusta y me entretiene, cosa que no ocurría desde que Rijkaard dejó el banquillo culé. Combinan a la perfección, casi tan bien como el Real Madrid pre-navidades, control, verticalidad y ataque. Crea y genera constantes ataques y en sólo 3 minutos realiza más tiros a puerta que ese "maravilloso" barza de Guardiola en 4 partidos seguidos. 
    Pero vayamos a lo que realmente nos importa, el Real Madrid. Un Real Madrid que sigue su penosa trayectoria descendente. Un Real Madrid cuyo entrenador sigue enrocándose en un sistema que me temo, porque si no no tiene otra explicación, viene impuesto.
     Viene impuesto porque Bale tiene que seguir jugando, pase lo que pase. Y quiero dejar claro que últimamente el problema no está siendo él en sí mismo, pues su mejoría en lo defensivo, generosidad y apoyos a los compañeros es más que notable. El problema es el maldito esquema que ha de utilizar para que Bale juegue en punta.
     No sé cuantas veces lo he dicho ya, pero el Real Madrid sin Bale (lesionado) y jugando con el 4-4-2 fue mágico. Sólo hubo 1 cosa que inició el receso, la reincorporración del Galés, su egoísmo primigenio y el "necesario" 4-3-3 que han de jugar para "incrustarle" en el equipo. Cosa que por cierto, creo que no tendría que ser así, simplemente retrasando su posición. Aunque particularmente yo no le sacaría de titular, salvo para dar descanso a los otros 2 de arriba, pues con él en el equipo, este no es tan equilibrado por la propia naturaleza de Bale.
      Digo esto porque muy recientemente, y de ahí el título de la entrada, Ancelotti dijo algo así como que "con esa mano blanda había conseguido 3 Copas de Europa". Si, no deja de ser verdad, pero con esa mano blanda y la estúpida cabezonería de su 4-3-3, los nuestros no van a luchar ni por la UEFA.
     Con esto no digo que el Real Madrid necesite "mano dura", pero lo que si necesita es un poco de cordura.
     Hoy no ha jugado bien nadie, ni tan siquiera Isco o Kroos. No han dado más de 3 pases seguidos y ninguno de ellos medianamente bien lanzado.
     Duele ver, repito, duele, que un equipo agotado es capaz de controlar a los nuestros. Duele ver que ese mismo equipo sin fuerzas es capaz de impedir que el Real Madrid apenas realice 1 ó 2 ocasiones en toda la segunda parte. Duele ver a los nuestros correr y presionar sin sentido. Duele ver como un sólo delantero suyo es capaz de tener en jaque a todos nuestros defensas. Duele ver la precipitación, el desorden, los pases largos sin sentido y como única opción de ataque y con una precisión mínima. Duele ver la escasez de ideas y las pocas que tienen, lo mal que las llevan a cabo. Duele ver que el Real Madrid lleva meses sin sacar provecho a los casi 10 corners a favor que tiene por partido. Lo de las faltas prefiero omitirlo por respeto a ustedes y las barbaridades que pueda decir. Duele ver la cantidad de pases al área que realizamos y la nulidad de remates que conseguimos de los mismos. Pero por encima de estos dolores, lo que más daño me hace es que todo sigue igual. Los rivales sólo necesitan un tiro entre los 3 palos para meternos un gol y sólo necesitan un centro al área para que este remate se produzca.  El Real Madrid en cambio continúa con una media superior a los 5 tiros para meter 1. Qué esperar de un encentro en el que apenas disparamos?. Pues lo ocurrido en Bilbao, nuestro marcador a 0, como es de justicia. En cambio esta justicia no fue tal para los vascos, como tampoco con el 99% de nuestros rivales. Ellos en los primeros 75 minutos sólo hicieron un tiro y entró. La justicia es caprichosa, pero por Dios, que cambie ya de víctima.
     Con lo fácil que lo hicieron los vascos, un sólo centro al área, un sólo remate y golazo. Cuántos centros similares hizo el Madrid?. A voz de pronto unos 8 o 9. Cuántos de estos fueron rematados?. Creo recordar que 3. Cuántos entre los 3 palos?. Ninguno. Esto sin incluir córners, faltas, pases al hueco,.... Sólo jugadas parecidas a la que hicieron los roji-blancos.
     De todas formas justa y meritoria victoria del Bilbao. Un equipo desecho físicamente, que no podían con su alma (salvo los primeros 35 minutos), pero que desalmaron al Real Madrid. 
     Hagámonos a la idea que, o cambian mucho las cosas, o este año nada de nada. Ha de cambiar la cabezonería del italiano, ha de cambiar el sistema. Ha de cambiar la colocación. Ha de cambiar la mentalidad. Ha de cambiar la tendencia. Ha de cambiar la precipitación. Ha de cambiar la falta de ideas,..., pero sobretodo ha de cambiar la suerte, si bien esta en este partido no hubiera sido merecida.
     Fue justa la derrota y es justo para el fútbol español que este Real Madrid no sea líder de esta liga.
     Tan justo, como injustas han sido la mayoría de las derrotas (por juego en relación al rival y sobretodo número de ocasiones).    
     Pero por otro lado tan injustos como han sido la mayor parte de los últimos campeones de liga (Barza de Pep y atlético del Cholo). Tan injusto como tener que sufrir lo que últimamente estoy sufriendo viendo a mi equipo. Tan injusto como es que nuestros rivales, jugando aún peor que nosotros algún que otro partido, se lleven los 3 puntos (por ejemplo el último partido del Barza contra el Granada). Tan injusto como no reconocer que "con esa mano y esa cabezonería", nuestra injusta justicia, nunca se pondrá de nuestra parte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario