15 may. 2011

¿CRISIS DE IDENTIDAD? NO EN MI NOMBRE.

Esta frase viene adjunta al nombre del Real Madrid en las últimas temporadas, una vez concluida para nosotros la presente, a espera de los partidos-trámite sin importancia para que oficialmente este clausurada, toca la hora de hacer análisis sobre lo ocurrido, y de sacar el libreto de la autocrítica si es necesario (para mi siempre lo es) y observar detenidamente los fallos cometidos, tanto en lo deportivo como en lo institucional. En este punto, habrá muchas discrepancias, algunos hubiéramos jugado de alguna manera, otros de otra, los de mas allá hubiéramos dado minutos a este, y los de por aquí habrían vendido a aquel. Estas cosas pasan en todos los equipos, y la autocrítica una vez acabado el trabajo no es que sea mala, mas bien a mi humilde juicio, es necesaria para cualquier proyecto.
Tras estos renglones casi tópicos habitualmente, lo que nos queda es reflexionar en frío sobre lo que es necesario y lo que deja de serlo. Para mi la temporada, no ha sido mala, pero ni mucho menos, es lo que espero de este equipo, de este club, ni de sus seguidores, somos exigentes, somos los mejores, siempre lo hemos sido y en definitiva somos madridistas, por lo tanto una Copa del Rey no nos puede satisfacer jamás.
Luego vendrán esos pequeños detalles, sobre todo aquellos que detestan vernos ir a más, por que en resumen, y en comparación a lo que llevamos pasando estos años, hemos ido a más, a mucho más si nos planteamos que era la 7ª vez que empezabamos con un equipo recién creado.
La diferencia ha estado en la mentalidad, en recuperar esa mentalidad de ganadores que siempre hemos tenido, que algunos nunca hemos abandonado y que muchos se han empeñado en mancillar con sus comentarios hipócritas, y sus aptitudes necias en cuanto veían el escudo de nuestro Madrid de por medio. Aún así aquí si que hay un único culpable, Mourinho, (me da rabia culparle de otra cosa mas, pero es por una buena causa), él ha sido quien ha levantado las cartas sobre la mesa, el que le ha dado la mano a las estrellas y les ha hecho ver por que lo son, el que ha hablado claro y conciso como hasta ahora no lo habían hecho mas que un puñado de personas en este club. Llama a las cosas por su nombre, al trabajador le llama trabajador y al que no lo es, le llama vago y punto.
Esta temporada por fin hemos vuelto a disfrutar de las grandes noches europeas, hemos vuelto a viajar a una final, hemos puesto al Barsa en su sitio con toda la pedantería y vitola de equipazo que tienen, el Sr Mourinho les ha colocado en su sitio, y de no ser por unos arbitrajes denigrantes solo Dios sabe donde estaríamos ahora. Todo esto casi le cuesta la profesión, llamar al ladrón por su nombre le ha perjudicado, al fin y al cabo salvo sus jugadores, el inestimable Zizou y los madridistas mas incondicionales, él se ha comido esto solito. Pero no le daremos más vueltas
Quiero resumiros, muchos han hablado tras la derrota contra los chicos UEFA, en la que repito, solo nos ganaron durante 20 minutos con un jugador menos, de una supuesta crisis de identidad.........permitanme que me ría, mejor dicho, que me parta el mismísimo culo. Yo estoy plenamente identificado con este equipo, con este entrenador y con estos jugadores que le han plantado cara al sistema UEFA y a sus allegados, que han luchado en cada partido como nuestro nombre merece, y que me han hecho disfrutar de una final muchos años depués, cantándoles el CAMPEONES en la mismísima cara, a los intocables, el día que nos lo jugamos todo a un partido contra ellos.
¿Crisis de identidad? Eso lo tuve viendo a Faubert dormirse en un banquillo, a Drenthe cantando Rap, a entrenadores sin profesionalidad, a nuestro presidente bajándose los pantalones ante la prensa, mejor dicho sus secuaces. Ahora mismo siento mucho orgullo de ser madridista, de tener un entrenador que llama a las cosas por su nombre, a pesar de lo que le pueda ocurrir, y unos jugadores que están a muerte con él. Asi que crisis de identidad ninguna, por lo menos, no en mi nombre.

IRONÍAS MADRIDISTAS DESDE LA CIUDAD CONDAL
Cuando acabe la temporada, completa, ya veremos si vale o no vale nuestra miserable Copa del Rey, aunque supongo que quien tiene éxito en un atraco, el siguiente lo puede planear sin los fallos del primero.
                                                            (pincha para ampliar)        

1 comentario:

  1. Saludos desde amor sevillista
    Estaría interesado en intercambiar link, si te parece bién "Déjame un comentario en mi Blog".

    ResponderEliminar