19 may. 2012

MUY PERSONAL.


    Como siempre que acaba el año futbolístico, realizaré mi "memorándum" particular sobre la recientemente finalizada temporada, por lo menos para nosotros.
  Quiero hace hincapié en lo personal de la opinión, por lo que si hay algo que sé con certeza es que probablemente esté equivocado y más importante aún, en muchísimos aspectos sino en todos, no coincidirá con la de ustedes. Qué grande es el fútbol!.
   Para empezar diré que desde que finalizó la liga me he suavizado un poco, especialmente en lo negativo, sobretodo en relación a las críticas vertidas o que podría haber vertido en el calor de la competición. Esto no es óbice para que mañana (final de la Copa de Europa) no me acuerde de la fatalidad del planteamiento de los nuestros tras meter el segundo gol contra el Bayern, ni que no maldiga a cuanto jugador "alemán" pise el terreno de juego y por supuesto, que no me muera de envidia.
    Ya metido en faena diré que el Real Madrid se impuso con total merecimiento, batiendo cuanto récord se ponía a tiro, ante un rival magnífico. Simplemente en honor a la verdad y también, porque no decirlo, por dejar en evidencia a los necios medios de comunicación catalanes, los de "la estupidez pantumaquera", hay que reconocer que en F.C. Barcelona ha hecho una gran temporada que puede finalizar, muy probablemente, con la obtención de la Copa del Rey. A diferencia de otros años en este si me han gustado. Han sido muy ofensivos, han jugado al ataque y no han dormido a las cabras como acostumbraban con tanta posesión estúpida, improductiva (en lo que a espectáculo se refiere) e infumable. Además se han humanizado en cuanto a estadística se refiere, antes lo normal era que ganaran con un resultado de 4-0 tirando sólo 2 veces a puerta, mientras que el Barcelona de este año ha ganado por el mismo resultado con 7 u 8 acercamientos. Un porcentaje también sorprendente, pero más normal. En cuanto a los arbitrajes se refiere la balanza también les ha sido bastante favorable, pero no con el mismo descaro de años anteriores. Además, los árbitros han empezado (todavía les queda mucho por aprender) a darse cuenta de la innumerables patrañas y trampas que realizan cunado juegan, en especial en cuanto a sus actuaciones circenses a la hora de "sufrir" faltas.
   De todas formas me reitero, han jugado muy bien y de no ser por la magnífica liga blanca, hubieran ganado con todo merecimiento otro torneo nacional. Lo raro del asunto es que justo en la temporada que más merecen..., es en la que menos se van a llevar, si menos es decir la más que probable Copa del Rey. Siendo una bazofia futbolística ganan (Platinni y Villar dixit) cuanta competición juegan. Cuando da gusto verlos apenas una... en caso que finalmente lo logren. Ver para creer. 
   Centrándome ya en los nuestros arremeteré contra mi querido entrenador. Si bien su nota media es altísima, también ha errado en partidos clave. De no ser por su raquítico y vergonzoso planteamiento en nuestra casa, ahora el finalista de la Copa del Rey sería el Madrid y no el Barza. Si no llega a haber mandado a los nuestros dar dos pasos atrás contra un Bayern que teníamos en nuestras manos y más importante aún, también la clasificación, a estas horas (de haber ganado el posible sorteo), estaría en Munich con una cerveza en la mano contando las 24 horas que faltaría para entrar al estadio de la gran final.
    También hay que reconocer que en rara ocasión ha acertado con el planteamiento inicial de los encuentros, modificando escasos minutos después de iniciarse el partido a jugadores, posiciones o tácticas. Y si añado los cambios que han solido darse tras los descansos... la cosa sería de estudio. En ocasiones parecía un equipo completamente distinto por mucho que jugaran (o no), los mismos jugadores. Como alguna vez he dicho, he llegado a pensar que esa es la idea original, despistar o engañar "al enemigo", para sorprenderle cuando menos lo espera o cuando más confiado está. 
   Pero hay algo de lo que gane o pierda, siempre le tendremos que estar agradecido. Ha provocado el resurgir del madridismo, ha renacido con él el orgullo de ser madridista y las ganas de luchar contra las injusticias. Las ganas de volver a formar parte de un sólo organismo, de gritar a los 4 vientos lo que somos y lo que queremos ser, el no dejarnos pisar, el volver a ser uno. En definitiva, el estar solos contra todos..., pero unidos. Gracias Mou. No sé si algún día, aunque sólo sea un segundo, volveremos a ser los mismos de los años 80 y 90. Lo que si sé es que el universo del Bernabéu que antes tendía a expandirse, ahora  tiende a lo contrario, como si nuestro estadio fuera un agujero negro capaz de absorber cuanto astro se cruce en su camino. 
   También habría que "regañarlo" por lo increíble que resulta que en el primer ataque de prácticamente todos nuestros rivales hayamos recibido un gol. Es algo inexplicable. Al igual que el hecho de que teniendo tan grandes jugadores, nuestra defensa en determinados momentos haya hecho aguas. Es curioso que un entrenador tan "defensivo" haya obtenido el récord de goles, de puntos... y que la defensa haya sido "la peor" línea de todo el equipo.
   Curioso también el asunto de los fichajes, apenas han participado los que él pidió. Espero que acierte más el "año siguiente".
    En cuanto a los jugadores... empezaré por el mejor portero del mundo. Iker, tan magnífico como casi siempre y que encima ha mejorado en su juego por alto, cosa que no ha hecho, ni de broma, en lo que se refiere a los saques de su portería, todos al contrario o fuera. Nadie es perfecto.
    Sobre Adán poco que decir pues poco ha participado, no obstante ha destacado por lo positivo de sus actuaciones.
   Del gran Sergio Ramos decir que ha jugado muy bien y su nota media es soberbia, algún error puntual, pero magnífico en general. Una pena que sea recordado por el error en la tanda de penaltis. Es grande, muy grande. Ha dado mucha seguridad a la zaga, sobretodo jugando en el centro de la defensa. Como contrapartida se ha perdido efectividad en los ataques por la banda derecha, pero no es culpa suya.
    Pepe lo ha hecho muy bien y con un autocontrol destacable... para ser él. Que siga así. Con estos dos baluartes en el centro de la defensa y si pulimos un poco los despistes... seremos inexpugnables. Me encanta verte besar el escudo.
    De Varane decir que estoy, futbolísticamente hablando, enamorado de él. Impenetrable, limpio a la hora de entrar y robar el balón, rápido, con visión de juego, buen remate de cabeza, buenos movimientos, excelente pase en largo,... lo dicho, se me cae la baba.
    Raúl Albiol es un caso un tanto especial. Un excelente defensa, con gran calidad individual y que no sé porque motivo exactamente, ha sido utilizado menos de lo deseable. De todas formas cuando ha salido lo ha hecho bastante bien, si bien se le notaba la falta de partidos oficiales jugados. De medio centro tampoco lo ha hecho mal.
   Sobre Carvalho tengo más dudas, no ha destacado y ha tenido algún que otro gran error en sus partidos. Lo más preocupante es lo primero, pues en el Real Madrid has de destacar, aunque sea en defensa. Se le ha notado un bajón en el rendimiento en relación al año pasado.
    Arbeloa: Quizás el jugador "más desgraciado" de la plantilla. Un maravilloso y portentoso defensa (que me den dos de ellos en mi equipo y no nos meterán ni uno), con unos excelentes desmarques, con una maravillosa visión de juego..., pero que a la hora de centrar..., no es lo suyo. Es increíble verle correr la banda, observar como sabe cuando y como desmarcarse, ver como levanta la cabeza para centrar, divisar donde quiere mandar el balón (siendo casi siempre la mejor opción) y con las mismas advertir que ese mismo esférico nunca va al sitio donde quiere. Lo dicho, podría haber sido el nuevo Rafael Gordillo de España sino algo aún mejor, pero por esos pases no llega a serlo. Un auténtico "desgraciado", pero le quiero. 
    De Coentrao ¿qué decir?. No es que empezara de menos a más. Empezó de nulo a menos. Hay que reconocerle su progreso. Pasando de ser sus actuaciones de lamentables a, en algún que otro partido, aceptables. En esta temporada se le recordará por el partido de ida contra el Bayern, en donde "fue el culpable" de la jugada del segundo y a la postre, gol que nos eliminó en semifinales. Hay que reconocer que en casi todas las jugadas le pasaron por encima, pero no es menos cierto que le tocó lidiar con el toro más difícil. No fueron justas las feroces críticas contra él tras ese partido, aunque tampoco lo hubiera sido que se fuera "de rositas". Quién sabe, si continúa con esa tendencia quizás al final de la siguiente temporada sea tan bueno como nos lo vendieron.
    Marcelo ha sido un tanto anárquico en defensa, cuasi carente de rigor táctico, pero en ataque ha sido prodigioso, tanto por la calidad de sus acciones, como por la cantidad. Se ha entendido a la perfección con CR7, ha realizado jugadas para enmarcar y ha sido una auténtica pesadilla para los rivales.
    Sobre Lass no sé muy bien que decir. A mí particularmente me gusta, si bien tácticamente es más "inestable e impredecible" que Khedira. Técnicamente, sobretodo en el regate, es mejor que el alemán y su lucha y entrega es total. Creo que mereció más minutos de los jugados y no sólo en el centro del campo, pues los minutos que ha disputado como lateral me han gustado y mucho. De hecho en algunos partidos le hubiera puesto en esa posición en vez de otro jugador.
    Xabi Alonso. Simple y llanamente la columna principal del rascacielos blanco. Debería utilizar más su tiro desde lejos y CR7 le debería dejar lanzar alguna falta más. Por lo demás, perfecto.
     Khedira ha realizado partidos memorables (especialmente aquel contra el Lyon) y otros más mediocres. No obstante su rigor táctico es digno de elogio, aunque quizás le perjudique a la hora de destacar en otras facetas.
     Sahín en líneas generales me ha gustado mucho. Apenas ha participado y cuando lo ha hecho se le ha notado la falta de partidos oficiales en sus piernas. Se le ven muy buenas maneras, un excelente toque de balón y gran calidad. Hay que darle tiempo, Muy buena pinta. Él si ha ido de menos a más.
    No sé si hablar del siguiente jugador. Altintop. ¿Quién ordenó su fichaje?. Sin duda el peor de todos. Pero no es culpa suya, ¿o si?. Es probable no sea culpa suya, pues en otros equipos podría ser una estrella, mientras en el nuestro..., es un estrellado por la calidad que le rodea. Por otro lado quizás sea un buen jugador cuya camiseta blanca le pesa demasiado. Me daba la sensación que sus malas actuaciones eran más consecuencia de los nervios que de sus cualidades. Si destacó fue en errores, nunca por buenas actuaciones. De todas formas algunos minutos ha jugado sin destacar, haciendo simplemente lo mínimo que se puede exigir, que tampoco es baladí en nuestro club.
    De Granero podría decir muchas cosas pero resumiré, creo que tanto ofensivamente como en posesión y en calidad de la misma nuestro equipo gana muchos, muchísimos enteros con él en el campo. Su complicidad con Xabi Alonso me parece asombrosa, aunque defensivamente quizás perdamos una milésimas con él. Pero yo me digo: "somos el Madrid!, ¿a quién le importa la defensa?". Si, en ocasiones también a mí.
     No ha sido precisamente el año de Kaká. Ha compaginado muy buenas actuaciones con otras muy mediocres. ¿Su problema?, la enorme calidad que atesora. Tiene tanta que no es de recibo algunos de sus partidos. Como es lógico la afición del Bernabéu le exige, con el añadido que es la peor afición del mundo en el sentido que lo sublime es lo normal y lo normal es deplorable. Somos muy injustos con nuestros jugadores. Gastamos (gastan, yo me niego a criticar a ningún jugador con el partido en juego) más energías en silbar que en aplaudir.
    Con el alemán Özil tengo una especie de relación "amor-odio". Su pierna izquierda es insuperable, magnífica, perfecta. Su visión de juego excelente, sus pases magníficos, su velocidad a la hora de tomar la decisión más adecuada en el mejor momento casi de 10, pero el no usar la pierna derecha para nada, absolutamente nada, va a provocar que nunca sea el mejor jugador del mundo. Es capaz de hacer unos escorzos imposibles con tal de no tocarla con la derecha. Si por él fuera ni se apoyaría con ella. No lo entiendo.
    De Callejón sólo tengo palabras de elogio. Ha sido revulsivo cuando se ha requerido, apoyo cuando se lo han pedido, ha abierto huecos, ha centrado, ha metido goles,... su rendimiento muy alto a pesar de los pocos minutos jugados. Me ha dado la sensación que no ha podido desplegar todas sus virtudes por contentar a su jefe Mou, por cumplir todas y cada una de sus órdenes. No ha actuado libremente y aún así me ha gustado. Su amor por nuestros colores le dan aún un plus más. Chapó por él.
    Sobre Dí María casi todo son palabras de elogio si bien la lesión provocó un gran freno en la temporada ahora finalizada. Rozaba la perfección antes de lesionarse, mientras tras su regreso generó cierto nerviosismo en sus actuaciones. Quiso hacer en 8 partidos lo que no hizo en los 30 que se perdió lesionado. Los nervios y su ansia le perjudicaron y regresó más individualista que cuando "se marchó". De todas formas me encanta y cuando deja su "egoísmo" de lado... es magnífico.
    Cristiano Ronaldo. ¿Qué se puede decir de él el año que se ganó el número sagrado del madridismo?. En ocasiones ha pecado de su inoperancia defensiva, pero en muy escasas ocasiones, sobretodo en relación a años anteriores. Ha sido más generoso en el juego colectivo y en apoyos defensivos, ha combinado más y mejor, se ha compaginado magistralmente con todos, pero especialmente con Benzema y Marcelo. Ha metido goles, algunos claves,... su nota final altísima. Pero si hubiera un podio de los jugadores que han llevado con letras de oro el número 7 en la elástica blanca, él sería el último y no por falta de clase y cualidades precisamente. Las cosas como son.
    Benzema. Excelente su temporada. Un jugador cuya calidad ha aflorado... y estoy convencido que aún puede aportar más y tiene más cosas que mostrar. Más útil para combinar que para rematar, aunque sus goles casi demuestren lo contrario. Un jugador más cerebral que temperamental. Más hecho para hacer jugar a los demás que a la inversa. Triangula, abre huecos, pasa, inventa, compone, sorprende,... muy completo. Le falta algo del egoísmo necesario para ser delantero y le sobra una calidad que en ocasiones provoca que sus propios compañeros no "vean" la jugada que está en su cabeza.
   Y por último Higuain. Un ídolo "caído" sólo para la prensa, pues el amor que le tiene el Bernabéu es puro y verdadero. Un jugador cuyas mayores virtudes son las carencias de Benzema y a la inversa. Un jugador que ha merecido muchísimos más minutos y que cuando ha salido lo ha hecho realmente bien. Es más, si bien en lo que a calidad se refiere no llega a la altura del francés (justo lo contrario que éste en cuanto a pundonor, lucha, picardía, desmarque, juego al límite del fuera de juego y sobretodo remate "impulsivo"), en sus últimas actuaciones ha tenido muchas acciones que han demostrado una calidad sublime. Por favor, quédate.
    La verdad, poco más que añadir. Sólo rezar para que la mayor parte de los jugadores que se busquen para mejorar lo que ya tenemos sean de la cantera, un grupo de chavales con una calidad asombrosa y que en breve veré jugando de tú a tú contra el Cádiz para subir a la división de plata. Si en los años anteriores ya lo había merecido, en este tiene que lograrlo. El único problema es que en el fútbol no siempre triunfa la justicia.
   Ah!, y ¿qué se debe buscar para mejorar?. A mi juicio un par de detalles y el resto sólo ha de pulirse, pero si tuviera que dar prioridad a algo, diría el buscar un mayor equilibrio entre la banda izquierda y la derecha, pues la mayoría de los ataques, pero sobretodo los más efectivos, vienen de la primera, inclinándose el juego de nuestro equipo en esa zona. Lo bueno de esto es que los producidos por la banda derecha, sobretodo tras un cambio de juego, cogen al rival "por sorpresa", pero la efectividad no es la deseable. Atacando por ambas bandas con la misma calidad pondría en mayores dificultades a nuestros contendientes y les obligarían a centrarse en defensa en 3 puntos (derecha, centro e izquieda), en vez de en "sólo dos" como actualmente.
 

 

      Postdata: Me encanta oír a un alto porcentaje del aficionado "pantumaquero" que manifiestan que el mejor momento del año fue el penalti fallado por Sergio Ramos. Siempre segundones, siempre pendientes de nosotros. Viva el complejo de inferioridad!.




     

2 comentarios:

  1. Tu análisis es casi perfecto. En lo que se refiere a Mou (por cierto renovado hasta 2016) creo que te equivocas en el partido de vuelta contra el Bayer al ir ganando 2-0, él no echo el equipo atrás, vi que fue el Bayer el que se vino arriba y los blancos ante el empuje y que habían jugado dos dias antes en Cam Nou no daban mas de si, es cierto que en otro algún partido se equivocó pero en la mayoría acertó. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Quizás sea casualidad, pero tras la celebración del segundo gol vi como Mou llamaba a Xavi y posteriormente a Sergio Ramos y casualmente el equipo dio 2 ó 3 pasos atrás.
    Puede que no les dijera nada de eso, pero sospechoso es.
    Muchas gracias por tu aportación y opinión.

    ResponderEliminar