26 ago. 2012

MÁS VALE SÓLO QUE MAL ACOMPAÑADO.

   Pues sí señores, este sabio refrán, como todos, es la mejor conclusión que he sacado tras el partido del Castilla contra el Barcelona B. Por errores propios que prefiero omitir no les puedo ofrecer "el reportaje fotográfico" que hice, pero esta es otra historia.
   Como hago con asiduidad, cuando salgo a ver cualquier partido y lo emiten por la tele lo grabo para poder verlo con más tranquilidad y desde otra perspectiva, y el partido de los dos filiales no fue una excepción.
    Pero como debe ser y yo no acostumbro a hacer, continuaré por el principio.
    Gran ambiente en el estadio Alfredo Dí-Estéfano para recibir este gran encuentro. No se llenó el campo, pero el ambiente fue bastante bueno.
    Y quién sabe si imbuídos por tan magnífico escenario, los jugadores decidieron realizar un encuentro muy notable. Lo hicieron ambos contendientes, cada uno con su estilo, con sus armas, con su estrategia, pero un gran encuentro. La verdad es que el partido no entrará en los anales de la historia pues no hubo nada especialmente destacable, pero si entretuvo a todos los presentes, pues ambos quisieron ganar desde el principio y ninguno escondió sus armas ni las ganas de hacerlo. El resultado final de un partido que merecieron ganar los dos fue un 3-2 a favor de nuestros chavales, cosa que no sólo nos alegró a la mayoría de los asistentes, sino que supuso una justa victoria contra nuestro máximo rival..., aunque como antes he dicho, ellos también pudieron haber ganado justamente. Si hay algo que tengo claro es que los dos merecieron ganar, pero ninguno mereció perder ni empatar. Pero para que alguien gane, el otro debe perder. Me hubiera gustado más posesión de los nuestros, entre otras cosas porque tenemos jugadores capaces de hacerlo sobradamente, pero aún así hubo algunos momentos muy destacables.
    Sinceramente podría y debería contarles más del encuentro, pero este post se haría eterno y hoy quiero centrarme en algo anexo y malévolo que rodeó al partido y que fue un fiel reflejo de lo que viene pasando, en general, en el mundo de los medios de información que tratan los partidos de fútbol. La necedad de ciertos "periodistas" y lo vendidos que son, al equipo de sus amores (como periodistas no han de mostrarlo tan abiertamente) o a otras cosas más mundanas, quién sabe.
     Al llegar a casa me puse a ver el partido grabado y grande fue mi sorpresa al mirar la repetición del segundo gol blanco, cuando escuché a uno de los periodistas que me pareció el socio número 1 del club catalán al que le habían dado un micrófono para que narrara el encuentro para decir que los goles blancos habían sido producidos por errores defensivos azulgranas (quitándole mérito a nuestros jugadores) y por suerte blanca. En ese momento me acordé del primer gol azulgrana y adelanté la grabación hasta ese punto, en donde no se dice nada de suerte, ni fallos de la defensa blanca ni nada de nada, sólo se celebró el tanto. Si han visto el partido o el resumen creo que entenderán mi comentario y si no intentaré describirle el por qué de mi ira. El primer gol blanco vino de una jugada en que la defensa barcelonista intentó dejar en fuera de juego a Juanfran... que remató a la red magníficamente un excelente pase. De esto no se comenta nada, sólo el supuesto error de la defensa, cuando a todas luces lo mejor fue el desmarque, el pase y la terminación. Nuestro segundo gol vino en otra jugada en que gracias a un sútil toque logró que dos jugadores azulgranas chocaran entre ellos, Denis se marchó hacia la portería, regateó magistralmente a un defensa y tiró pegadito al segundo palo un gran remate ante el que el portero azulgrana poco pudo hacer. Como no, según el radical del micrófono, el gol fue como consecuencia de la mala suerte de los defensas y no por la jugada blanca. Pero lo más llamativo es que el primero barcelonista vino de un saque de falta que despejó con la cabeza en el área pequeña un defensa blanco saliendo el balón casi vertical, unos 92 grados de inclinación hacia la portería y que cuando el esférico votó en el suelo, se metió en la portería mientras que tanto el portero como 3 defensas intentaban despejarlo nuevamente. ¿Se comentó algo de suerte catalana o mala madridista?, ¿se dijo algo de algún posible error de la defensa pues 3 intentaron impedir que el balón votara sin conseguirlo?, ¿se habló de milagro por la trayectoria y efecto que cogió el balón y que provocó que entrara a portería cuando lo normal hubiera sido un córner o despeje hacia el centro del campo?. La respuesta es un contundente no. De verdad, vean el gol, merece la pena por lo raro del mismo.
    Visto lo visto me acordé del extraño tercer gol del Castilla. Un tanto que según lo viví en el estadio, me pareció que fue un pase de uno de los defensas catalanes a otro para intentar defenderse de un ataque madridista pero que cayó en los pies inadecuados para sus intereses. Craso error por mi parte... y creo que por la de el árbitro. A mí me pareció que para evitar que un gran pase al hueco llegara a uno de los nuestros, el defensa barcelonista, metiendo la pierna, intentó que su despeje fuera un centro a uno de los suyos, con la mala suerte que cayó a los pies de nuestro jugador que estaba en clarísimo fuera de juego, pero al venir de un pase de un rival... jugada válida. Éste centró a Jesé, al cual no le llegó el balón pues el defensa azulgrana, para evitar que el canario rematara, se cruzó provocando un desgraciado gol en propia puerta. Viéndolo por la tele reconozco que más que un pase, lo que intentó el defensa era evitar que llegara el balón al jugador blanco y simplemente metió la pierna para cortarlo, produciéndose lo descrito anteriormente. No puedo asegurarlo al 100 por 100, pero si es verdad que por la tele yo hubiera pitado un fuera de juego que en vivo no me pareció.
    Lo gracioso del asunto es que este autogol se produjo en el primer minuto de la segunda parte y ya había pasado más de la mitad del minuto 6º, cuando el radical del micrófono seguía erre que erre con que el gol era ilegal, el fuera de juego increíble no verlo, error clamoroso del árbitro,... y no sólo eso, sino que dijo que también el que remató a puerta estaba en fuera de juego, cuando no lo hizó Jesé, sino el defensa azulgrana.
    Seguí viendo el resumen y de vez en cuando lo paraba, incluso en jugadas intrascendentes, sólo por "el placer" de escuchar los rebuznos de semejante "periodista". En otra acción, un medio catalán avanzó, sin oposición alguna, desde la mitad de su campo hasta la mitad del nuestro y al pseudoperiodista ese sólo le faltó describir que se estaba masturbando con ese "jugadón" del jugador barcelonista, que por cierto, cuando por fin salió a buscarlo uno de los nuestros..., perdió el balón.
   Estaba tan cabreado, que pensé en apagar el sonido, pero como tengo algo de masoca, en el penalty pitado al Barcelona decidí encenderlo de nuevo. En vivo ese personaje se alteró porque pensó que no lo habían pitado, pero una vez comprobado que sí..., pasó a tranquilizarse y decir que fue claro. Tras ver las repeticiones no lo vería tan claro, pues no abría mucho la boca e incluso su compañero dijo que esos penaltis muchas veces no se pitan. En vivo me pareció que el delantero ya había disparado cuando le derribaron... y que este derribo no fue tan claro. Tras verlo en la tele..., se corrobora mi versión. Aún así jugada muy dudosa y tan bien hizo en pitar, como si no lo hubiera hecho.
    Cuando haga la digestión quizás me permita el lujo de ver y escuchar el partido entero. ¿Qué por qué cuándo haga la digestión?. Porque no quiero ahogarme con mi propio vómito cada vez que escuche los partidistas comentarios de ese "profesional".

    Se cumple punto por punto y comentario por comentario lo que muchos de nosotros pensamos: los madridistas estamos solos contra todos. Mejor, "más vale sólo que mal acompañado".
    

2 comentarios:

  1. Gracias por aportar tu racional comentario y mostrar todos los argumentos que tienes para contrarrestar mi opinión.

    ResponderEliminar