10 sept. 2012

SÍRVASE DE EJEMPLO.

   Hace escasas horas he tenido un intercambio de pareceres con un amigo aficionado al F.C. Barcelona en donde la conclusión final es que tanto el Real Madrid como los catalanes sólo buscan lo mejor para sus clubs. Esto que a priori es una coincidencia, realmente es la mayor de las diferencias entre ambos.
   El motivo es muy simple, para ellos todo vale, para los blancos hay algo llamado honor. Es cierto, muy cierto, que si los catalanes son superiores en algo a los madridistas es en saber utilizar y manipular a los medios para engañar a la plebe, cosa de la que son auténticos maestros. Todo esto muy acorde con la Comunidad Autónoma en donde viven. Es sorprendente que siendo el club más rastero, falso, pelota e hipócrita de la historia del deporte, su imagen es muy limpia e incluso presumen de ella y la venden a los 4 vientos. No hace falta profundizar mucho para darse cuenta de sus falacias, pero aquí radica el problema, nuestra sociedad está tan mancillada, es tan decrépita y tan ignorante que a nadie le interesa profundizar, entre otras cosas porque para ello hay que racionalizar los datos que se poseen (más los que ocultan en este caso) y eso es algo que poco a poco están consiguiendo que se deje de hacer. Si la masa es tonta y el ser inteligente..., imagínense que podrían hacer los poderes si el ser es directamente imbécil. Esto es algo que lo saben muy bien en las altas esferas catalanas y por ende, en las de el F.C. Barcelona.
    Existen infinidad de situaciones que demuestran lo expuesto, pero como no quiero extenderme en demasía he seleccionado una que pudiera resumir en gran medida el rastrero comportamiento del club azulgrana. Es verdad que sus repugnantes acciones abarcan todos los ámbitos del deporte y ahora mismo no puedo encontrar un ejemplo que por sí sólo recoja sus decrépitas influencias en ambitos como la UEFA-RFEF y por lo tanto arbitrajes y horarios beneficiosos, sus puñaladas a rivales, su guerra sucia en los fichajes especialmente para sabotear los blancos, su verdadera política respecto a los contrincantes, su verdadera situación económica,... 
    No obstante espero que el siguiente les sirva como ejemplo que resume la forma de actuar de los unos y los otros. La injusta, aunque excelentemente trabajada buena imagen que tienen los de la Ciudad Condal en relación a los de "la central lechera". En el post anterior ya os hablé de soslayo del ejemplo que ahora expondré, espero que ahora lo entiendan mejor.
    Como ya he dicho hay innumerables actuaciones que demuestran las deplorables maniobras de los catalanes, pero he seleccionado sólo una, un "mísero" fichaje, en donde se aprecia el "seny" barcelonista. Como contrapartida pongo el ejemplo de un fichaje blanco del cual no sólo se escribieron ríos de tinta, sino que desde Cataluñia fue vendida como poco menos que un delito contra el pueblo catalán y poco faltó para que se cambiara la legislación en esas tierras y se tolerase, como en su momento hicieran con el gran D. Pedro Muñoz Seca, que sin juicio ni razón alguna, se fusilara a un jugador en Montjüic. Esta es la eterna lucha entre el bien y el mal, entre el Real Madrid y el Barcelona, entre el señorío y el seny, en resumen, entre el honor y la bazofia. 
    Empezaré por el "seny". El gran fichaje de Rivaldo por el club azulgrana. Indudablemente fue grande, pues el jugador lo era. Pero sólo hasta aquí es comprensible su acción desde un punto de vista ético, pues los modos y sobretodo el tempo, fue a todas luces deplorable. No me cabe ninguna duda que todo se hizo con premeditación y alevosía, como siempre acostumbran, como siempre hacen. 
    Rivaldo era grande, muy grande. Un excelente jugador. Y el Deportivo en aquellos años era uno de los mayúsculos rivales, de hecho era el único capaz de hacer sombra a Real Madrid y Barcelona. Era un gran equipo, peligroso, durísimo y muy capaz de destronar en cualquier competición a los dos históricos. Para aquellos que no lo sepan, decirles que la máxima estrella de ese gran equipo gallego era Rivaldo.
    Todo ocurrió en el año 1997, cuando en el último día de mercado y pagando su cláusula, el Barcelona arrebató a uno de sus rivales a su jugador franquicia. Con esta jugada maestra logró dos importantes metas, la primera y comprensible, conseguir un excelente jugador. La segunda y deplorable, dejar en cueros y sin tiempo de reacción a uno de sus principales rivales. Como se habrán dado cuenta la malicia no está en el fichaje, sino en la forma y tiempo en que se hizo. En un sólo día y con la plantilla ya terminada... ¿a quién podría fichar el Depor para sustituirle?. La respuesta es obvia. A nadie. 
   Ya está, misión cumplida, un "honrado" dos por uno. Obtengo un gran jugador y me desprendo de un gran rival. Y todo con el mismo y ponzoñoso cuchillo usado por la espalda.
    En el otro lado está el fichaje de Luís Figo por el Real Madrid (por cierto, su fichaje por el Barcelona también fue tras una "limpia" jugada maestra, pero es otro tema).
    Corría el año 2000 cuando el por entonces candidato a la presidencia del Real Madrid D. Florentino Pérez hizo un precontrato con Figo en el que en caso de ganar la elecciones iría al club de Chamartín. Desde prácticamente el principio de la elecciones D. Florentino lo dijo, siendo al principio tomado a cachondeo, especialmente por la prensa catalana, para acabar llamándolo ladrón y otras lindezas por esos mismos medios. D. Florentino no ocultó nada salvo cuando "el señor" Gaspart, una vez ganó D. Florentino, le pidió que no anunciara nada para que él fuera buscando jugadores que lo sustituyan... e ir preparando a la opinión pública, entre otras cosas con diversas mentiras, vamos, como acostumbran.
    D. Florentino le concedió esa gracia aún a riesgo de que su afición se le echara encima por no anunciar el fichaje prometido. No pasó nada. El señor Pérez, caballero del honor, aguantó lo que pudo para ayudar a su contrincante y finalmente anunció el fichaje de Figo, el primer "galáctico". Con el portugués en nuestras filas se consiguieron grandes logros, Ligas, Copa de Europa, Supercopas,... mientras en Barcelona se le declaraba la guerra (muy promovido por el propio club y sus fanzines) y era tratado como un asesino. Por cierto, Figo no tuvo un sólo comentario en contra del Barcelona y su comportamiento distó mucho del de otros que también se vendieron (eso hay que reconocerlo) al eterno rival aunque en sentido contrario, como el minero rastrero de Luís Enrique, por poner un sólo ejemplo. 
    Consecuencias: el Real Madrid se llevó a un gran jugador, pagó un pastón al F.C. Barcelona. Le concedió tiempo a éste para que fichara a Petit y Overmans (creo) y encima hizo un favor a su presidente al dejarle preparar la mala noticia e intentar compensarla.
    Lo dicho, seny contra caballerosidad. F.C. Barcelona contra Real Madrid.
    Lo más increíble y como este mil ejemplos más, es que la prensa manipuladora de Barcelona, sin duda grandes estudiosos de Goebbles, han conseguido difamando que nadie recuerde o hable del fichaje de Rivaldo, mientras no hay nadie que no recuerde "la traicción" de Figo. Todos piensan que los azulgranas fueron víctimas y que el Real Madrid abusó de su poder. Y como si fueran un hipopótamo marcando su territorio, con su minúscula cola, han conseguido esparcir esa mierda por toda España y Europa, vamos, como siempre. Y para sorpresa de todos los racionales que aún quedan en el mundo, a día de hoy no sólo no ha cambiado nada, sino que ha ido en aumento. El hipopótamo catalán sigue marcando el terreno, cada día con más fuerza, cada día con más excreción.
     Sírvase lo relatado como ejemplo.                                                                         
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario