30 sept. 2012

VILLAR + LAPUERTA + GASPART + FREIXA...

... aún más descaro que lo visto en los últimos años.
    No tenía ya ayudas e influencia el Barcelona en la RFEF con el "señor" Lapuerta y el "señor" Gaspart, que el señor Villar también ha fichado al cuasi humano de Freixa. El resultado más evidente de esta "ecuánime" decisión fue el partido sufrido ayer por el Sevilla en donde el árbitro fue el verdadero protagonista.
   No sé si tuvo algo que ver que el Sevilla en su campo juega de blanco, pues el partido visto ayer me recordó a los disputados entre Real Madrid y Barza desde hace unos 6 ó 7 años hasta el pasado. Los jugadores del Barza pueden hacer lo que quieran y como quieran con total impunidad y más si el resultado va en su contra. La verdad es que esto es la tónica general en todos los encuentros que disputa el "honorable" equipo barcelonés, pero los árbitros suelen disimular algo más. Cuando su equipo se ve en apuros si les da completamente igual el descaro y hacen "todo cuanto está en su pito" para ayudar al equipo del presidente de la Federación, de sus manos derechas, izquierdas y pene (Lapuerta, Gaspart y Freixa) y por lo tanto también de Platini.
    Pongamos por un momento que el árbitro no vio la clara roja del hermano más alto de los hermanos Dalton (Busquets) tras brutal entrada a Cicinho. Supongamos que el árbitro vio una agresión donde no la hubo de Medel a Cesc y que no vio la provocación de éste último al primero. Pensemos que estando a medio metro y mirando la jugada, no pudo ver la mano (de Thiago) del segundo gol azulgrana y por no extenderme demasiado, deduzcamos que el árbitro actuó de buena fe en añadir 5 minutos al partido. En honor a la verdad reconozco que esto último si me pareció bien, pues el Sevilla es maestro en perder tiempo cuando las cosas le van medianamente bien y sinceramente, ante esos equipos yo añadiría 10 minutos o más. Lo curioso del caso es que contra el Real Madrid hicieron lo mismo... y el árbitro sólo concedió 2 minutos, lo que en este caso hubiera provocado que la jugada del tercer gol barcelonista no se hubiera podido realizar.
    Pero hasta aquí "lo excusable" de la actuación arbitral. Messi, como lleva haciendo desde que es el ojito derecho del mundo mundial, es quién coloca las barreras rivales, pita las faltas, toma las decisiones,... Como es habitual, los jugadores del barza pueden hacer cuantas entradas quieran, empujones y malas artes para quitar el balón al rival que nunca les pitarán falta. Los jugadores rivales ya pueden entrar como una bailarina de ballet, que si logran quitarle el balón a un azulgrana le pitarán falta. Hubo innumerables acciones de los azulgranas cometiendo falta (agarrones, entradas,...) no pitadas y jugadas calcadas de los sevillistas que si fueron pitadas. A eso no se le puede llamar ceguera, se le llama partidismo, imparcialidad, cobardía, villarato,... y es inexcusable. La diferencia de trato en acciones similares es lo que no se debe permitir, pues no tiene justificación alguna. 
   Sé que las acciones de Busquets, Thiago, Medel,... sólo las vio o no las vio (según a quién favorezcan) el árbitro, pero bueno, en esos momentos se le pudo meter una mota del polvo en los ojos que le impedía ver o tener un momento de clarividencia espiritual (Villar es un nuevo Dios). Nadie lo sabrá nunca..., por lo menos nadie ajeno a la RFEF.
   Lo he dicho y diré mil veces, la calidad de los jugadores del Barza y del Real Madrid provoca más jugadas de peligro en las áreas rivales y más acciones a priori, que provocan que a los rivales les cueste más quitar el balón y por lo tanto son más proclives a realizar faltas. Esto esto a su vez influye en un aumento considerable en las jugadas "conflictvas" y por lo tanto en los errores arbitrales, lo cual no quiere decir que todas las acciones de los rivales sean faltas, ni que todas sean penaltis ni nada parecido, ni mucho menos que todas las propias (de ambos equipos grandes) no los sean. El problema aparece cuando con cierto equipo que no voy a volver a nombrar, lo relatado en la última frase es ordenado como un axioma.
    Al señor Villar no le parecía suficiente con los dos ex-presidentes azulgranas a su lado, que ha fichado al descarado de Freixa. Los árbitros ya pueden actuar con el mismo descaro. No le den más vueltas, la liga española ya ha terminado... y siendo Villas la mano derecha de Platini, la europea también.
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario