27 may. 2012

Y POR FIN SE HIZO JUSTICIA.

    Por fin se hizo justicia porque el Castilla en años anteriores ya había merecido ascender. Porque este año, jugando en el grupo más difícil (con gran diferencia), ha sido el mejor de largo y debía haber ascendido de manera automática. Lo merece porque atesoran una enorme calidad al alcance de muy pocos, porque han tenido que sobreponerse a más problemas de los que parecen y sobretodo porque unos chavales han doblegado con todo merecimiento a deportistas que en algunos casos casi les doblaban la edad.
 
   Como no podía ser de otra forma, si bien se han echado de menos en otros encuentros, el campo presentó una gran entrada, aún así se vieron muchos asientos libre, cosa que no cuadraba con el hecho de que decían que todas las entradas se habían vendido. No obstante el ambiente presagiaba una gran mañana y así fue.
   Ha sido un buen partido, más bien una segunda parte de un partido que ha durado 180 minutos, pues ambos equipos han jugado en base al resultado obtenido (0-3) en el partido de ida. El Cádiz salió con la intención de asustar con algún gol tempranero a los muchachos que se defendieron bastante bien. Durante los primeros 10 minutos el Castilla jugó a expensas del Cádiz. No obstante hicimos 2 contra-ataques que bien pudieron valer 2 goles. Mientras tanto los andaluces nos encerraban, pero poco más, pues peligro, lo que se dice peligro, prácticamente nada.
   Daba la sensación que todo era premeditado. Los nuestros, jugando a favor del marcador del primer partido, sólo esperaban que llegara su momento y éste apareció justo a la tercera ocasión, allá por el minuto 11, cuando Jesé robó el balón a un defensa gaditano, regateó al portero y gol. 
    Este gol provocó que el Cádiz poco a poco dejara el mando del partido al Madrid, que al mismo ritmo acabó por cogerlo. Ya no sólo apenas creaban peligro, sino que encima tampoco dominaban, haciendo ambas cosas los blancos. Aunque el resultado diga lo contrario (5-1), no fue el mejor partido jugado por el Castilla, pero como se puede deducir de lo dicho anteriormente, tampoco lo necesitaban.
    Para ser justos diré que el resultado fue un tanto exagerado, pues el porcentaje de acierto de cara a portería de nuestros chavales fue enorme. De todas formas tampoco fue muy injusto, quizás un 3-1 hubiera sido más proporcionado, pero en otros partidos ha pasado justo lo contrario, así que hoy tocó recoger la siembra.
    Ya con el resultado a favor y el dominio casi absoluto del partido, tuvimos varias ocasiones más, entre ellas un penalty marrado (no sé si fue dentro o fuera del área el contacto). 
video
   Pero ese error no cambió un ápice el devenir del encuentro, los nuestros siguieron a su ritmo y la fortuna nos sonrió nuevamente casi al final de la primera parte. Golazo de falta que nos cogió a todos completamente desprevenidos, pues creo que sólo Mosquera, el autor del tanto, sabía que iba a tirar a portería. Maravilloso tanto que abrió ya una brecha insalvable tanto en el resultado, como en la eliminatoria y sobretodo en el psique de los jugadores andaluces.
    Poco más le podía pasar al cancerbero del Cádiz, que ya había tenido un par de encontronazos con los aficionados a su espalda, y que desde entonces los insultos de éstos hacia él, pasaron a ser mofas. Es sorprendente que al portero menos goleado de su grupo le hayan metido "unos niños" 8 tantos en el cómputo general de ambos partidos. Que digo sorprendente!, es el claro ejemplo de lo que ha significado el Castilla y lo que ha sido durante toda la temporada, un excelente equipo.
    Apenas 5 minutos después acabó la primera parte y casi la eliminatoria. Quedaba la segunda por jugar, pero nada, absolutamente nada, hacia pensar que algo podría salir mal. 
    El Cádiz salió haciendo un amago de intentar retomar el control y crear peligro, pero apenas le duró 5 minutos y de peligro real... nada de nada. 
    Tras esos 5 minutos el agua volvió a su cauce y con ella llegaron los sedimentos en forma de goles. El tercero tras un pase magistral de Carvajal y una excelente definición de Joselu. 
    Después llegó el merecido gol del honor del Cádiz, porque aunque no obligaron a lucirse en exceso a Jesús, si es verdad que gozaron de algún acercamiento meritorio.
    Pero poco les duró la alegría, pues escasos minutos después Mosquera metió el cuarto que dejó la puerta abierta para que Morata metiera el 5º y último de la mañana, tras una buena jugada.
    Apenas quedaban ya 5 minutos para el final, pero en el banquillo blanco ya se veía la fiesta, los jugadores tirándose agua los unos a los otros. Agarrándose para evitar entrar en el campo antes de tiempo, risas, empujones, miradas continuas al reloj que imagino que para ellos iría muy lento. En definitiva, jolgorio a lo grande.
    Ese ambiente se trasladó al campo pues todavía no había finalizado el partido y cada vez que el balón dejaba de girar temporalmente (saque de banda, falta,...) todos los chavales se abrazaban y felicitaban. Ya sólo faltaban unos segundos para oír esa música celestial que le debieron parecer el pitido final y con éste el autocontrol dejó paso a la lógica explosión de júbilo.
   El entrenador manteado, algunos jugadores acabaron en calzoncillos, risas, bromas,... una celebración acorde con el logro. Todos fueron a la zona donde estaban "los innombrables" a agradecerles su apoyo (incluso uno subió con ellos y llegó tarde a la foto conmemorativa del logo). Luego dieron la correspondiente vuelta de honor entre los aplausos de los asistentes, si bien un alto porcentaje ya se había ido en prevención al atasco de salida. Tengo que reconocer que hubiera sido justo que los jugadores hubieran sido más complacientes con un grupo de 5 chicas que no pararon de animarles en ningún momento y que he visto en los anteriores partidos en lo que he asistido. Incluso una de sus canciones de ánimo, además de muy buena, fue adoptada por "los otros" que a su vez empujaban al resto a cantarla. No obstante y para variar, como "buenos" aficionados al Madrid, salvo unos pocos, el resto dimos pena.
     También destacaría, porque es justo hacerlo, la presencia de numerosos aficionados del Cádiz, que también animaron lo suyo y que participaron, cuando no provocaron, la ola que durante algunos minutos giró alrededor del campo. Todos a nuestra manera participamos en ella, la mayoría haciéndola y "otros" "zambulléndose" en ella cuando había sido provocada por los andaluces.
    También fue digno de nombrar el minuto de silencio y la emoción de los asistentes en honor a Dª. Pitina (la tristemente fallecida mujer de D. Florentino). Nuevamente D.E.P.. Espero que allá donde esté disfrutara con el triunfo de sus pequeños, como seguro hizo su marido. Indudablemente que esto no le consolará nada, pero si gracias a esto, aunque sólo fuera un segundo, pudo sonreír libremente, bienvenida sea la victoria.
    Todavía queda un partido por jugar, el Castilla contra el Mirandés, el otro clasificado para el ascenso a segunda división, para conseguir el título honorífico de campeón de segunda división. Sea como fuere lo importante está hecho.
   Ya sólo queda que el Real Madrid C gane la fase de ascenso y las cosas volverán donde siempre estuvieron y donde nunca dejaron de deber de estar, el Real Madrid como campeón, el Castilla en la segunda división y el Real Madrid C en segunda B.
   Imagino que esto también traerá buenas "vibraciones" económicas al club, pues los beneficios por los famosos derechos televisivos aumentaran, al televisar, retransmitir y seguir al primer, segundo y tercer equipo.


















    Más importante que esto último es el uso que nuestro querido e injusto club haga de tan magníficos jugadores. Carvajal, Jesé, Joselu, Juanfran, Casado, Morata, Fernández,... No tuve la suerte de ver a la "Quinta del Buitre" jugando con el Castilla (único filial que ha jugado una final de la Copa del Rey), de hecho tuve la desgracia de sólo verles en vivo con "consciencia futbolística desarrolada" en sus últimos años, pero si ellos a su misma edad fueron sólo parecidos a éstos, debió de ser algo grandioso. Nuestro club a desaprovechado y menospreciado a grándisimos jugadores. Sólo ha sacado provecho a una gran generación e hizo historia. Quiero que otra lo vuelva a hacer. Sólo pido una cosa: dejad que la hagan.


23 may. 2012

MÁS PERSONAL SI CABE.

   Muchas cosas han pasado desde la última vez que escribí en este blog. La más importante, sin duda, el partidazo del Castilla contra el Cádiz en la fase de ascenso a segunda división. Pero han ocurrido (y ocurren) muchas cosas más y aquí las intentaré resumir.
   Pero como este es un blog madridista y de fútbol (por este estricto orden) empezaré por lo importante, el triunfo en la fase de ascensos a la categoría de plata de nuestro fútbol. Un partido que prometía ser muy equilibrado y que acabó por desequilibrar la categoría de nuestros chavalillos. Un Cádiz que se las prometía felices en su campo, con su gente generando un magnífico ambiente y jugando contra un grupo de "niños" a los que sacaban una media de 7 u 8 años (cuando no más), sucumbió ante un gran Castilla que marco tres golazos sólo al alcance de los más grandes. 
   Es verdad que el Cádiz salió a intentar avasallar a los "pequeñines", pero no sólo no funcionó, sino que apenas pasados 5 minutos los arrasados eran ellos. El Castilla, con su fútbol "impredecible"(en el que tan pronto dominan como se dejan dominar, en el que marean al rival con sus toques, como los despeinan con sus rápidos ataques, en el que cuando parecen dormidos te meten un directo que te tumba a la lona), consiguieron dejar ese buen hacer gaditano en un noble intento. Bueno, no tan noble, pues hicieron muchas veces uso de malas artes, concretamente de una brutalidad tan increíble como improductiva. Pura impotencia. De los dos penaltis que "nos robaron" ni hablo, aunque no es menos cierto que entre el primero y el segundo a ellos no le pitaron otro. 
    El verdadero protagonista del partido fue Joselu, si bien todos estuvieron realmente bien. Desde el portero Jesús (en las pocas ocasiones en las que tuvo que intervenir) hasta Morata, últimamente demasiado escorado a la banda en vez de jugar como delantero (lugar más apropiado a sus cualidades), pero que desplazaría al otro crack (Joselu) a no sé que sitio. De verdad, si quieren disfrutar de tres auténticos golazos vean el resumen del partido en, por ejemplo, la página oficial del Real Madrid, si bien sólo se centran en éstos y no dejan ver el excelente partido que realizaron en conjunto y el resto de oportunidades que tuvieron. 
    Sea como fuere, estoy deseando que hagan ya el sorteo (y que me toque, por supuesto) entre los socios para determinar los afortunados que podrán ir al estadio Alfredo Di Stéfano para ver el partido de vuelta y si todo transcurre como la lógica impone, estaremos en segunda.
   Sigo preguntándome como nuestro club sigue buscando fuera lo que tiene dentro. Entiendo los fichajes de mega-cracks consolidados. No comprendo el fichaje de "cracks" en ciernes teniendo verdaderas estrellas con muchas posiblilidades de que se les añada el "prefijo mega" en sus categorías inferiores. ¿Cuánto dinero malgastado e improductivo se ha tirado en fichajes "maravillosos" que han salido por la puerta de atrás?, mejor preguntado, ¿cuántos de los 40 últimos fichajes han merecido llevar la elástica blanca y han conseguido hacerlo con honor y merecimiento?. Y ya que me pongo aunque no sea especialmente significativo, ¿cuántos de nuestra cantera son la columna principal de miles de equipos, desde el Chelsea al Villarreal, pasando por Benfica e infinidad de otros más?. 
   Vale, hay que ser realista y decir que no es lo mismo jugar en primera que en segunda B, pero por las mismas, no es lo mismo jugar en la liga española que en cualquier otra. Una pena y un mal endémico de nuestro club que ojalá algún día se cure.
    Pero como he empezado por el Castilla continuaré con el Real Madrid C, que también ganó su partido de ascenso a segunda B, por lo que es más que previsible que el Castilla pase de segunda B a segunda y el Real Madrid C ascienda a segunda B. Memorable.
   De estos últimos no puedo hablar. Al Castilla le he seguido en vivo en 4 ocasiones y por televisión el resto que los medios lo han transmitido, al Real Madrid C... nunca, por lo que omito comentarios. De todas formas no es difícil imaginar que si están luchando por el ascenso, mal no lo han hecho. Además, algunos del C ya han entrenado con la primera plantilla. Por algo será.
   Cambiando un poco de tema mencionaré la incorporación de dos nuevos "fichajes" en la selección, Torres y Mata. El último más que merecidamente, pero el segundo..., apenas ha jugado y cuando lo ha hecho no ha sido precisamente bien de cara a puerta, aunque algo mejor a la hora de ayudar a sus compañeros. Pero yo me pregunto: ¿lo merece más Torres que Soldado, Negredo y otros?. A mí juicio no, pero hay que reconocer que con la enorme calidad que tiene (lo cortés no quita lo valiente) y estando mucho más decansado que el resto de los participantes en la eurocopa, la jugada puede salir bien.
   Y como no podía ser de otra manera, hablaré de las declaraciones de hoy de la señora Esperanza Aguirre y el señor Rosell. La primera ha dicho que deberían de suspender la final si se silbaba el himno y lo siento, pero no estoy de acuerdo. La democracia y la libertad de expresión tiene estas cosas, para lo bueno y para lo malo. Si los aficionados de esos equipos quieren silbar el himno, que lo hagan y punto, no dejarán de ser una panda de becerros adoctrinados a los que hay que ignorar por el propio lexema del verbo. Aún así están en su derecho por mucho que duela.
    Por otro lado Rosell contestando a Aguirre ha dicho que los culés se deben expresar libremente, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo, salvo en un matiz: La libertad y su expresión se genera desde la más tierna infancia y en su tierra no hay libertad. No hablo por habladurías, hablo por propia experiencia durante 5 años de mi vida en las "liberales" tierras catalanas. Allí me echaron literalmente y con violencia verbal y casi física de la facultad de Historia de la UAB por preguntar a un señor "catedrático", bueno lo diré más "libremente" como pide Rosell, a un ignorante o adoctrinado (para el caso es lo mismo) que en qué se basaban para decir que cataluña era una nación en el siglo XV, ya no sólo por la mentira que es en sí misma, sino porque el término nación (ya ni siquiera hablo de soberanía nacional) es anacrónico en esas fechas. Ese chimpancé con título regalado no sólo me insultó (o lo que él pensaba que era insulto) con términos como "españolito", "facha" y demás lindezas, sino que los becerros que le escuchaban como camaleón que sigue a mosca, llegaron a empujarme para salir de clase. Y eso en una Universidad, que por pura definición es UNIVERSAL, o lo que es lo mismo, para todo el mundo, con sus ideologías y formas de pensar. No seguiré con esto porque acabaré perdiendo los nervios y paso. Para todos aquellos que tengan dudas de la historia Universal y concretamente de España, que lean a John Elliot o Henry Kramer, ambos hispanistas e ingleses, que estudiaron sus carreras fuera de España y que son vetados en las universidades catalanas por el mero hecho de jactarse de las idioteces allí estudiadas.
    Además de lo mencionado (para conocer al enemigo hay que saber de él), durante esos 5 años leía todas sus bazofias (El Periódico de Cataluña, Avui, Sport,...), veía su basura televisiva (TV3),... y pude vivir la manipulación, tergiversación y engaños que sufren a diario los "ciudadanos" (no hay ciudadanía si no hay libertad) de tan hermosas tierras. Igualmente, y más grave aún, observé los libros y temarios que estudian en las escuelas esas pobres criaturas, mancillando esos inocentes cerebros y mintiendo cual bellacos en lo que a historia se refiere. Si a una mente inocente la contaminas con falacias, acaba siendo una mente sucia. Y Cataluñia y País Vasco está llena de mentes que rebosan mierda.
   Por lo referido si Aguirre se equivocó, Rosell debería estar en prisión, pues no hay libertad de pensamiento si éste es controlado. Y si no hay libertad de pensamiento, nadie se puede expresar libremente.  La solución no es prohibir que silben, sino que como política, cambie el mayor error de la constitución: la libertad de cátedra, y así se evitará que haya tanto descerebrado portando bufandas de equipos de zombies.
    Y que conste que quiero dejar bien claro que por muy español que sea (y bien orgulloso de ello estoy), y aunque parezca lo contrario, siento gran respeto por aquellos que son independentistas, pero los de verdad, aquellos que vivieron en otra época y que incluso fueron perseguidos. Los que realmente se sienten así (en los años 80 una inmensa minoría dentro de la sociedad catalana y vasca, pero tan respetable o más que el resto) y no los actuales (empiezan a acercarse a la mayoría), auténticos autómatas dirigidos, sin personalidad, sin cultura, ni por supuesto libertad de pensamiento o sentimiento, pues éste es impuesto.
    Por favor, paradme, que me empiezo a emocionar. Esto es un blog de fútbol y regresaré a él. Ese mismo Rosell que exige libertad, es el mismo que sin venir a cuento metió al Benabéu en una final de Copa que nunca pidió y exigió que se jugara en el Bernabéu sin escuchar a los que libremente expresamos en ese santo lugar cientos de veces que "la final no se juega aquí". Rosell, que te den por donde te mereces, gilipoll...
    ¿Y qué deseo para la final?. Pues aunque su política me encante, odio a un altísimo porcentaje de sus aficionados, por lo que deseo que el bilbao pierda y del barza..., omito opinión. Que haya un terremoto sin víctimas y que no gane ninguno, eso es lo que quiero.
 
    Esto lo pensaba haber publicado ayer, pero por cuestiones familiares se ha pospuesto hasta hoy en la que han producido un par de noticias buenas, una loable y otra muy mala. Las buenas son que Mou ha renovado y aumentado su permanencia en el club, dando un bofetón a cuanto periodista "anunciaba y soñaba" con que se iba a ir. Y la segunda es algo más egoísta pero para mí importante: he tenido suerte y seré uno de los agraciados en presenciar el partido de vuelta del Castilla contra el Cádiz en donde espero que se confirme el ascenso de la categoría (ya os lo contaré).
    En la loable hablaré de Villa, un jugador que odio y me parece sobrevalorado por muy bueno que sea, eso hay que reconocerlo. Dicho esto me parece digno de elogio que él mismo se haya descartado de la Eurocopa dando la oportunidad a otro jugador que no sólo estará en mejor forma, sino que se lo habrá merecido. Bien por Villa. Al César lo que es del César.

   Y la mala ha sido la muerte de la esposa de D. Florentino, Dª. María Ángeles Sandoval. Mi más sentido pésame.
   Todo lo anterior no cuenta, no vale nada. Son chorradas, memeces, opiniones. Esto es la pérdida de un ser querido. Es, por desgracia, parte de la propia vida. La parte más cruel y sufrida. Que gane el Barcelona, que gane el Bilbao, que ganen ambos. Que silben, griten, o lo que quieran, que los adoctrinen o no. Que lleven a Villa o a Torres, que pierda el Castilla. Que el Madrid no gane nada y que si lo haga el Barcelona. Da igual.
    D.E.P. Doña Pitina.
    
    
   

19 may. 2012

MUY PERSONAL.


    Como siempre que acaba el año futbolístico, realizaré mi "memorándum" particular sobre la recientemente finalizada temporada, por lo menos para nosotros.
  Quiero hace hincapié en lo personal de la opinión, por lo que si hay algo que sé con certeza es que probablemente esté equivocado y más importante aún, en muchísimos aspectos sino en todos, no coincidirá con la de ustedes. Qué grande es el fútbol!.
   Para empezar diré que desde que finalizó la liga me he suavizado un poco, especialmente en lo negativo, sobretodo en relación a las críticas vertidas o que podría haber vertido en el calor de la competición. Esto no es óbice para que mañana (final de la Copa de Europa) no me acuerde de la fatalidad del planteamiento de los nuestros tras meter el segundo gol contra el Bayern, ni que no maldiga a cuanto jugador "alemán" pise el terreno de juego y por supuesto, que no me muera de envidia.
    Ya metido en faena diré que el Real Madrid se impuso con total merecimiento, batiendo cuanto récord se ponía a tiro, ante un rival magnífico. Simplemente en honor a la verdad y también, porque no decirlo, por dejar en evidencia a los necios medios de comunicación catalanes, los de "la estupidez pantumaquera", hay que reconocer que en F.C. Barcelona ha hecho una gran temporada que puede finalizar, muy probablemente, con la obtención de la Copa del Rey. A diferencia de otros años en este si me han gustado. Han sido muy ofensivos, han jugado al ataque y no han dormido a las cabras como acostumbraban con tanta posesión estúpida, improductiva (en lo que a espectáculo se refiere) e infumable. Además se han humanizado en cuanto a estadística se refiere, antes lo normal era que ganaran con un resultado de 4-0 tirando sólo 2 veces a puerta, mientras que el Barcelona de este año ha ganado por el mismo resultado con 7 u 8 acercamientos. Un porcentaje también sorprendente, pero más normal. En cuanto a los arbitrajes se refiere la balanza también les ha sido bastante favorable, pero no con el mismo descaro de años anteriores. Además, los árbitros han empezado (todavía les queda mucho por aprender) a darse cuenta de la innumerables patrañas y trampas que realizan cunado juegan, en especial en cuanto a sus actuaciones circenses a la hora de "sufrir" faltas.
   De todas formas me reitero, han jugado muy bien y de no ser por la magnífica liga blanca, hubieran ganado con todo merecimiento otro torneo nacional. Lo raro del asunto es que justo en la temporada que más merecen..., es en la que menos se van a llevar, si menos es decir la más que probable Copa del Rey. Siendo una bazofia futbolística ganan (Platinni y Villar dixit) cuanta competición juegan. Cuando da gusto verlos apenas una... en caso que finalmente lo logren. Ver para creer. 
   Centrándome ya en los nuestros arremeteré contra mi querido entrenador. Si bien su nota media es altísima, también ha errado en partidos clave. De no ser por su raquítico y vergonzoso planteamiento en nuestra casa, ahora el finalista de la Copa del Rey sería el Madrid y no el Barza. Si no llega a haber mandado a los nuestros dar dos pasos atrás contra un Bayern que teníamos en nuestras manos y más importante aún, también la clasificación, a estas horas (de haber ganado el posible sorteo), estaría en Munich con una cerveza en la mano contando las 24 horas que faltaría para entrar al estadio de la gran final.
    También hay que reconocer que en rara ocasión ha acertado con el planteamiento inicial de los encuentros, modificando escasos minutos después de iniciarse el partido a jugadores, posiciones o tácticas. Y si añado los cambios que han solido darse tras los descansos... la cosa sería de estudio. En ocasiones parecía un equipo completamente distinto por mucho que jugaran (o no), los mismos jugadores. Como alguna vez he dicho, he llegado a pensar que esa es la idea original, despistar o engañar "al enemigo", para sorprenderle cuando menos lo espera o cuando más confiado está. 
   Pero hay algo de lo que gane o pierda, siempre le tendremos que estar agradecido. Ha provocado el resurgir del madridismo, ha renacido con él el orgullo de ser madridista y las ganas de luchar contra las injusticias. Las ganas de volver a formar parte de un sólo organismo, de gritar a los 4 vientos lo que somos y lo que queremos ser, el no dejarnos pisar, el volver a ser uno. En definitiva, el estar solos contra todos..., pero unidos. Gracias Mou. No sé si algún día, aunque sólo sea un segundo, volveremos a ser los mismos de los años 80 y 90. Lo que si sé es que el universo del Bernabéu que antes tendía a expandirse, ahora  tiende a lo contrario, como si nuestro estadio fuera un agujero negro capaz de absorber cuanto astro se cruce en su camino. 
   También habría que "regañarlo" por lo increíble que resulta que en el primer ataque de prácticamente todos nuestros rivales hayamos recibido un gol. Es algo inexplicable. Al igual que el hecho de que teniendo tan grandes jugadores, nuestra defensa en determinados momentos haya hecho aguas. Es curioso que un entrenador tan "defensivo" haya obtenido el récord de goles, de puntos... y que la defensa haya sido "la peor" línea de todo el equipo.
   Curioso también el asunto de los fichajes, apenas han participado los que él pidió. Espero que acierte más el "año siguiente".
    En cuanto a los jugadores... empezaré por el mejor portero del mundo. Iker, tan magnífico como casi siempre y que encima ha mejorado en su juego por alto, cosa que no ha hecho, ni de broma, en lo que se refiere a los saques de su portería, todos al contrario o fuera. Nadie es perfecto.
    Sobre Adán poco que decir pues poco ha participado, no obstante ha destacado por lo positivo de sus actuaciones.
   Del gran Sergio Ramos decir que ha jugado muy bien y su nota media es soberbia, algún error puntual, pero magnífico en general. Una pena que sea recordado por el error en la tanda de penaltis. Es grande, muy grande. Ha dado mucha seguridad a la zaga, sobretodo jugando en el centro de la defensa. Como contrapartida se ha perdido efectividad en los ataques por la banda derecha, pero no es culpa suya.
    Pepe lo ha hecho muy bien y con un autocontrol destacable... para ser él. Que siga así. Con estos dos baluartes en el centro de la defensa y si pulimos un poco los despistes... seremos inexpugnables. Me encanta verte besar el escudo.
    De Varane decir que estoy, futbolísticamente hablando, enamorado de él. Impenetrable, limpio a la hora de entrar y robar el balón, rápido, con visión de juego, buen remate de cabeza, buenos movimientos, excelente pase en largo,... lo dicho, se me cae la baba.
    Raúl Albiol es un caso un tanto especial. Un excelente defensa, con gran calidad individual y que no sé porque motivo exactamente, ha sido utilizado menos de lo deseable. De todas formas cuando ha salido lo ha hecho bastante bien, si bien se le notaba la falta de partidos oficiales jugados. De medio centro tampoco lo ha hecho mal.
   Sobre Carvalho tengo más dudas, no ha destacado y ha tenido algún que otro gran error en sus partidos. Lo más preocupante es lo primero, pues en el Real Madrid has de destacar, aunque sea en defensa. Se le ha notado un bajón en el rendimiento en relación al año pasado.
    Arbeloa: Quizás el jugador "más desgraciado" de la plantilla. Un maravilloso y portentoso defensa (que me den dos de ellos en mi equipo y no nos meterán ni uno), con unos excelentes desmarques, con una maravillosa visión de juego..., pero que a la hora de centrar..., no es lo suyo. Es increíble verle correr la banda, observar como sabe cuando y como desmarcarse, ver como levanta la cabeza para centrar, divisar donde quiere mandar el balón (siendo casi siempre la mejor opción) y con las mismas advertir que ese mismo esférico nunca va al sitio donde quiere. Lo dicho, podría haber sido el nuevo Rafael Gordillo de España sino algo aún mejor, pero por esos pases no llega a serlo. Un auténtico "desgraciado", pero le quiero. 
    De Coentrao ¿qué decir?. No es que empezara de menos a más. Empezó de nulo a menos. Hay que reconocerle su progreso. Pasando de ser sus actuaciones de lamentables a, en algún que otro partido, aceptables. En esta temporada se le recordará por el partido de ida contra el Bayern, en donde "fue el culpable" de la jugada del segundo y a la postre, gol que nos eliminó en semifinales. Hay que reconocer que en casi todas las jugadas le pasaron por encima, pero no es menos cierto que le tocó lidiar con el toro más difícil. No fueron justas las feroces críticas contra él tras ese partido, aunque tampoco lo hubiera sido que se fuera "de rositas". Quién sabe, si continúa con esa tendencia quizás al final de la siguiente temporada sea tan bueno como nos lo vendieron.
    Marcelo ha sido un tanto anárquico en defensa, cuasi carente de rigor táctico, pero en ataque ha sido prodigioso, tanto por la calidad de sus acciones, como por la cantidad. Se ha entendido a la perfección con CR7, ha realizado jugadas para enmarcar y ha sido una auténtica pesadilla para los rivales.
    Sobre Lass no sé muy bien que decir. A mí particularmente me gusta, si bien tácticamente es más "inestable e impredecible" que Khedira. Técnicamente, sobretodo en el regate, es mejor que el alemán y su lucha y entrega es total. Creo que mereció más minutos de los jugados y no sólo en el centro del campo, pues los minutos que ha disputado como lateral me han gustado y mucho. De hecho en algunos partidos le hubiera puesto en esa posición en vez de otro jugador.
    Xabi Alonso. Simple y llanamente la columna principal del rascacielos blanco. Debería utilizar más su tiro desde lejos y CR7 le debería dejar lanzar alguna falta más. Por lo demás, perfecto.
     Khedira ha realizado partidos memorables (especialmente aquel contra el Lyon) y otros más mediocres. No obstante su rigor táctico es digno de elogio, aunque quizás le perjudique a la hora de destacar en otras facetas.
     Sahín en líneas generales me ha gustado mucho. Apenas ha participado y cuando lo ha hecho se le ha notado la falta de partidos oficiales en sus piernas. Se le ven muy buenas maneras, un excelente toque de balón y gran calidad. Hay que darle tiempo, Muy buena pinta. Él si ha ido de menos a más.
    No sé si hablar del siguiente jugador. Altintop. ¿Quién ordenó su fichaje?. Sin duda el peor de todos. Pero no es culpa suya, ¿o si?. Es probable no sea culpa suya, pues en otros equipos podría ser una estrella, mientras en el nuestro..., es un estrellado por la calidad que le rodea. Por otro lado quizás sea un buen jugador cuya camiseta blanca le pesa demasiado. Me daba la sensación que sus malas actuaciones eran más consecuencia de los nervios que de sus cualidades. Si destacó fue en errores, nunca por buenas actuaciones. De todas formas algunos minutos ha jugado sin destacar, haciendo simplemente lo mínimo que se puede exigir, que tampoco es baladí en nuestro club.
    De Granero podría decir muchas cosas pero resumiré, creo que tanto ofensivamente como en posesión y en calidad de la misma nuestro equipo gana muchos, muchísimos enteros con él en el campo. Su complicidad con Xabi Alonso me parece asombrosa, aunque defensivamente quizás perdamos una milésimas con él. Pero yo me digo: "somos el Madrid!, ¿a quién le importa la defensa?". Si, en ocasiones también a mí.
     No ha sido precisamente el año de Kaká. Ha compaginado muy buenas actuaciones con otras muy mediocres. ¿Su problema?, la enorme calidad que atesora. Tiene tanta que no es de recibo algunos de sus partidos. Como es lógico la afición del Bernabéu le exige, con el añadido que es la peor afición del mundo en el sentido que lo sublime es lo normal y lo normal es deplorable. Somos muy injustos con nuestros jugadores. Gastamos (gastan, yo me niego a criticar a ningún jugador con el partido en juego) más energías en silbar que en aplaudir.
    Con el alemán Özil tengo una especie de relación "amor-odio". Su pierna izquierda es insuperable, magnífica, perfecta. Su visión de juego excelente, sus pases magníficos, su velocidad a la hora de tomar la decisión más adecuada en el mejor momento casi de 10, pero el no usar la pierna derecha para nada, absolutamente nada, va a provocar que nunca sea el mejor jugador del mundo. Es capaz de hacer unos escorzos imposibles con tal de no tocarla con la derecha. Si por él fuera ni se apoyaría con ella. No lo entiendo.
    De Callejón sólo tengo palabras de elogio. Ha sido revulsivo cuando se ha requerido, apoyo cuando se lo han pedido, ha abierto huecos, ha centrado, ha metido goles,... su rendimiento muy alto a pesar de los pocos minutos jugados. Me ha dado la sensación que no ha podido desplegar todas sus virtudes por contentar a su jefe Mou, por cumplir todas y cada una de sus órdenes. No ha actuado libremente y aún así me ha gustado. Su amor por nuestros colores le dan aún un plus más. Chapó por él.
    Sobre Dí María casi todo son palabras de elogio si bien la lesión provocó un gran freno en la temporada ahora finalizada. Rozaba la perfección antes de lesionarse, mientras tras su regreso generó cierto nerviosismo en sus actuaciones. Quiso hacer en 8 partidos lo que no hizo en los 30 que se perdió lesionado. Los nervios y su ansia le perjudicaron y regresó más individualista que cuando "se marchó". De todas formas me encanta y cuando deja su "egoísmo" de lado... es magnífico.
    Cristiano Ronaldo. ¿Qué se puede decir de él el año que se ganó el número sagrado del madridismo?. En ocasiones ha pecado de su inoperancia defensiva, pero en muy escasas ocasiones, sobretodo en relación a años anteriores. Ha sido más generoso en el juego colectivo y en apoyos defensivos, ha combinado más y mejor, se ha compaginado magistralmente con todos, pero especialmente con Benzema y Marcelo. Ha metido goles, algunos claves,... su nota final altísima. Pero si hubiera un podio de los jugadores que han llevado con letras de oro el número 7 en la elástica blanca, él sería el último y no por falta de clase y cualidades precisamente. Las cosas como son.
    Benzema. Excelente su temporada. Un jugador cuya calidad ha aflorado... y estoy convencido que aún puede aportar más y tiene más cosas que mostrar. Más útil para combinar que para rematar, aunque sus goles casi demuestren lo contrario. Un jugador más cerebral que temperamental. Más hecho para hacer jugar a los demás que a la inversa. Triangula, abre huecos, pasa, inventa, compone, sorprende,... muy completo. Le falta algo del egoísmo necesario para ser delantero y le sobra una calidad que en ocasiones provoca que sus propios compañeros no "vean" la jugada que está en su cabeza.
   Y por último Higuain. Un ídolo "caído" sólo para la prensa, pues el amor que le tiene el Bernabéu es puro y verdadero. Un jugador cuyas mayores virtudes son las carencias de Benzema y a la inversa. Un jugador que ha merecido muchísimos más minutos y que cuando ha salido lo ha hecho realmente bien. Es más, si bien en lo que a calidad se refiere no llega a la altura del francés (justo lo contrario que éste en cuanto a pundonor, lucha, picardía, desmarque, juego al límite del fuera de juego y sobretodo remate "impulsivo"), en sus últimas actuaciones ha tenido muchas acciones que han demostrado una calidad sublime. Por favor, quédate.
    La verdad, poco más que añadir. Sólo rezar para que la mayor parte de los jugadores que se busquen para mejorar lo que ya tenemos sean de la cantera, un grupo de chavales con una calidad asombrosa y que en breve veré jugando de tú a tú contra el Cádiz para subir a la división de plata. Si en los años anteriores ya lo había merecido, en este tiene que lograrlo. El único problema es que en el fútbol no siempre triunfa la justicia.
   Ah!, y ¿qué se debe buscar para mejorar?. A mi juicio un par de detalles y el resto sólo ha de pulirse, pero si tuviera que dar prioridad a algo, diría el buscar un mayor equilibrio entre la banda izquierda y la derecha, pues la mayoría de los ataques, pero sobretodo los más efectivos, vienen de la primera, inclinándose el juego de nuestro equipo en esa zona. Lo bueno de esto es que los producidos por la banda derecha, sobretodo tras un cambio de juego, cogen al rival "por sorpresa", pero la efectividad no es la deseable. Atacando por ambas bandas con la misma calidad pondría en mayores dificultades a nuestros contendientes y les obligarían a centrarse en defensa en 3 puntos (derecha, centro e izquieda), en vez de en "sólo dos" como actualmente.
 

 
video

      Postdata: Me encanta oír a un alto porcentaje del aficionado "pantumaquero" que manifiestan que el mejor momento del año fue el penalti fallado por Sergio Ramos. Siempre segundones, siempre pendientes de nosotros. Viva el complejo de inferioridad!.




     

14 may. 2012

VACÍO, UN ENORME Y GRAN VACÍO.

   Parece mentira que después de un gran día de fútbol como el que fue ayer y una fiesta tan agradable y entretenida mi conclusión post fiesta se resuma en una lúgubre sensación de abandono, en un gran vacío.
   Nada hacía presagiar esto allá por las 19:20 horas, momento en que entré al estadio. Era el "partido de los records" para algunos, para otros el fin de fiesta y para mí además, el día de pruebas de un nuevo sistema wifi que están instalando en el campo. Me emocioné al ver que podía mandar al instante fotos al facebook de este blog mientras nuestros ídolos calentaban. Como escribí en su momento, la cosa pintaba bien, pero una vez empezado el encuentro..., todo como siempre.
   Como viene siendo habitual, apenas a falta de 10 minutos para el inicio del encuentro el campo aparecía medio vacío, pero todos esos asientos "sin dueño" acabaron siendo ocupados. 
   Salió nuestro equipo "escoltado" por los jugadores del Mallorca que como dicta la cortesía futbolística, hizo el correspondiente pasillo al campeón. Y nosotros les recibimos, impolutamente vestidos de blanco (la mayoría de los presentes) con un mural en donde frente a mí se veía un "32", a mi izquierda un "Gracias campeones" y en mi fondo... lo que posteriormente averigüé que era una copa.
   Ante este recibimiento los nuestros "no tuvieron más remedio" que salir a jugar..., a jugar bien, bastante bien. Hasta el minuto 30 aproximadamente se puede decir que jugamos de los mejores minutos de los 3 últimos meses. Me acordé del partido contra el Bayern. Maldita sea.
   Todos teníamos en mente los 5 goles que necesitaba CR7 para alcanzar el pichichi y creo que el Mallorca también. Cosa que aprovechó muy bien el Real Madrid y el propio CR7, que en sus primeras jugadas, cuando todos esperábamos tiros "a la desesperada", él se dedicaba a buscar huecos, triangular y centrar a sus compañeros, cosa no sólo de agradecer, sino que tiró por tierra todo el planteamiento defensivo del equipo dirigido por Caparrós. Exactamente igual que Higuain, que jugó su partido más generoso y para mí más completo que ha hecho en los últimos tiempos. Excelente el control en "su gol" injustamente anulado por fuera de juego, magníficos desmarques, buena presión, maravillosa visión de juego y grandes pases.
    En apenas 25 minutos no sólo habíamos marcado ya 2 goles, sino que encima podíamos llevar un par de ellos más... y el Mallorca todavía no conocía la cal de nuestro área.
    Pasada la media hora bajamos un poco el listón y el Mallorca se empezó a acercar algo a nuestra portería, pero los nuestros siguieron a lo suyo: jugar bien e intentar meter más. Mientras tanto los asistentes ya habíamos entonado en un par de ocasiones el "campeones, campeones", "hola fondo norte...", "como no te voy a querer...", apreciaciones sobre Villar,...
    La segunda parte empezó tal y como acabó la primera, con clara superioridad blanca, con buenas ocasiones de gol, algún acercamiento aislado del Mallorca y poco más que contar. Poco salvo los otros dos goles marcados por los nuestros, ambos de Özil y de bella factura. CR7 pudo meter 2 ó 3 más, pero ni tuvo suerte ni tampoco la necesitábamos. La temporada finalizó con 100 puntos y 121 goles a favor. Sin duda nimiedades en comparación con el Zamora de Valdés y el pichichi del dopado, al parecer desde la "estupidez pantumaquera", los logros más importantes del mundo.
   Y así llegó el pitido final que dio origen al jolgorio total. No acababan de meterse todos los jugadores en el túnel de vestuarios cuando las luces del estadio se apagaron y de la oscuridad surgieron miles de estrellas que iluminaron campo y alma generando un ambiente místico que a todos nos embaucó, entre otras cosas porque esas estrellas éramos nosotros mismos intentando inmortalizar ese momento histórico. Ese fue el principio de una hermosa noche en donde entre otros destacaron D. Plácido Domingo y como no nuestros jugadores y cuerpo técnico. No fue una fiesta espectacular. Fue más bien sencilla, incluso me atrevería a decir que fue una fiesta familiar. No podía ser de otra manera. 
    Hubo grandes momentos, pero de entre todos destacaría 2: cuando Callejón se subió a "lomos" de Mouriño y cuando éste se arrodilló delante de "sus tropas". 
    También los hubo preocupantes: la despedida del "Pipita" cuando fue cambiado durante el partido y el tono y tiempos verbales utilizados durante su discurso en la celebración. Ojalá me equivoque y cierto es que suelo hacerlo con frecuencia. Eso espero.














    Y como no, como si fuera el mismísimo Yin y Yang, los hubo negativos. Bueno, si les soy sincero sólo hubo uno y apareció unos 5 minutos después de la finalización de los festejos. ¿Qué haría el próximo fin de semana?. No hay Liga ni copa de Europa en la que nuestro equipo tenga algo que ver, directa o indirectamente. Sólo queda un partido oficial y los nuestros no pintan nada en él. ¿Qué haré durante los siguientes meses hasta que comience nuevamente la competición oficial?, ¿quién llenará ese hueco?. Algunos podrías responderme con las Olimpiadas, un magnífico espectáculo en donde me quedo asombrado por las proezas que algunos llegan a realizar. Otros con la mitad de la Eurocopa de fútbol (si, he dicho mitad, pues me niego a ver los partidos jugados en una tierra dirigida por bastardos (Ucrania) cuyas órdenes para "limpiar" las ciudades fue exterminar a los pobres animales vagabundos, cuyo único mal es haber tenido que convivir con un ser tan repelente como asesino, el hombre. Una pena que los predecesores de esos políticos no hicieran lo propio con sus put.. madres. Y no se lo tomen a mal, ya que lo hago por ellas, pues criar a tanto excremento putrefacto ha de ser como mínimo repulsivo). Pero en ambos casos no es lo mismo. No es lo mismo por falta de pasión en el primero (por mucho que vaya con los competidores españoles y me alegre con cada medalla obtenida) y en el segundo por la demencia humana que provoca que también me esté planteando el hecho de no ver tampoco los partidos disputados en Polonia por el mero hecho de hacerlo conjuntamente con los ucranianos. No respeto ni respetaré nunca una competición basada en la indecencia humana.
     Lo dicho, tras la alegría del partido y del festejo llegó la tristeza, una tristeza provocada por la ausencia de competición durante los siguientes meses. Que llega como consecuencia del fin y lo que provoca: vacío, un enorme y gran vacío.

video
     Postdata: Siento la calidad del vídeo, pero éste pesaba 550 MB y era el más corto de los grabados. He tenido que comprimirlo a menos de 10 MB para poder colgarlo. Aún así espero que les guste. Hala Madrid y felicidades a todos!.

6 may. 2012

UNA ASPIRINA Y MUCHA, MUCHA AGUA.

   No sé los remedios "caseros" que ustedes o algunos de ustedes han utilizado tras una de esas memorables noches de los jueves, viernes o sábados (sino otros días). En esas fechas en las que uno se mete en la cama por la mañana arrastrándose por el suelo y no únicamente por haber pasado la noche en "vigilia".
  Lo que sí sé es que cuando me levantaba (tengo la suerte que mis resacas sólo han afectado mi estómago y eso de los mareos y demás no lo he sufrido nunca) todo me sabía mal, todo me sentía peor y tenía un gran malestar estomacal.
   Al parecer nuestros jugadores, con todo merecimiento y justicia, celebraron la consecución de la trigésimo segunda liga a lo grande (que conste que con esto no quiero decir que tomaran alcohol o no. Ni lo sé ni me importa). Y hoy han cosechado los frutos de sus días de jolgorios y excesos. O eso o yo ayer me cogí una buena melopea y todo lo que veía o me sentaba mal o lo interpretaba erróneamente. O quizás ambas partes nos excedimos .
   No encuentro otra explicación al partido de los nuestros contra el Granada. Jugamos de manera muy mediocre, por no decir otra cosa. O es lo que me pareció ver.
   No puedo negar que no dieron el partido por perdido, que mostraron orgullo... y ya, para de contar. Con la liga en el bolsillo es normal que te relajes y que psicológicamente "estés a otras cosas". Y no hay que olvidar que tan importante es lo físico como lo psicológico. Pero nuestro rendimiento hoy ha sido aún más bajo de lo esperado. Ésto lo supo aprovechar muy bien el Granada, que planteó un partido muy serio (se jugaba mucho, la continuidad en la división de honor) y bien jugado y que durante prácticamente 65 minutos fue equipo de primera de pleno derecho.
    Su gol vino de un despiste garrafal de Marcelo y una buena jugada de Jara que aprovechó un resbalón de Carvalho y finalizó con un remate entre las piernas de Adán. Además llegó con merecimiento, pues en esos escasos minutos jugados (5 minutos) los únicos que ofrecieron algo fueron ellos, y en los restantes de la primera parte casi se podría decir que también. De hecho tuvieron una doble ocasión que todavía no sé porque no entró el balón, por muy buena parada que hiciera Adán y buena intervención de Marcelo en el segundo remate. O eso me pareció ver.
   El Real Madrid jugó con una alineación extraña y lo que es más raro, con algún jugador fuera de su "lugar natural" dentro del campo. Fue recibido, como dicta la educación futbolística, con el pasillo realizado por el Granada. Pero hasta ahí los cumplidos. El Granada salió a hacer lo que debía y nosotros salimos por exigencias del guión... y para ayudar a CR7 a conseguir el pichichi, aunque realmente lo que consiguieron fue sacarle de sus casillas.
   Nuestra defensa fue un poco blandita y jugó algo descolocada. El centro del campo en la creación prácticamente no existió y en ningún momento llegó a tomar el control del partido. Y la delantera... "sólos" ante el peligro. Además, los escasos balones que les llegaban no era muy bien aprovechados.  
   En estas estábamos y con el resultado en contra cuando llegó el final de la primera parte. 
   Todo hace indicar que en el descanso los jugadores blancos se tomaron una aspirina y bebieron mucha agua. El efecto producido no fue el esperado, pero alimentó algo más la esperanza de mejora. Cosa que no era difícil.
   Adelantamos un poco las líneas y empujamos atrás al Granada. No muy atrás, no se crean ustedes.
   Por pura inercia fuimos cogiendo nosotros el dominio del balón. Y empezamos por lo menos a disputar éste al Granada y poco a poco, muy poco a poco y realmente verificable en los últimos 20 minutos del encuentro, asumimos el control. El Granada pasó de dominarnos a buscar contra golpes y el Real Madrid de ser un ente cuya cama le da vueltas a incorporarse. Con mala cara y ojeras, pero a incorporarse y acercarse a la cocina a hacerse un café. O eso me pareció ver.
   Así llegó la jugada del penalti, uno tan descarado, tan de jugador de rugby, que el árbitro no tuvo más remedio que pitar... y CR7 que transformar.
    El Granada se puso nervioso y el Real Madrid, ya con el control, intentó darle la puntilla. Tampoco es que fuera un gran asedio, pero lo intentaban. De manera alocada, sin sentido y casi sin resultado, pero lo intentaban. En estas estaban, con el partido ya en tiempo de descuento, cuando Benzema se fue por la banda y dio un magnífico pase que no alcanzó a rematar Xavi (creo) y que por desgracia para ellos en el intento de despeje, Cortés (a unos 2´5 metros de la portería) metió en su red. No obstante Granero estaba 2 metros detrás suyo y en la trayectoria hacia donde se dirigía el centro, por lo que si no hubiera sido él... hubiera sido "el otro".
    Al final del encuentro un Granada desbordado por las desgracias sacó sus frustración e ira arremetiendo contra el árbitro y haciéndose un haraquiri en forma de expulsiones que ojalá no acabe de producirse en la última jornada a disputar.
    El Madrid se marchó casi como llegó, con los zapatos quitados, la corbata en la frente, abriendo despacito la puerta e intentando que nadie le oyera. O eso me pareció.
    El problema para ellos es que su entrenador si les oyó y en el descanso hizo tres cambios que variaron algo el devenir del encuentro. No mucho, no se crean, pero en el fútbol los detalles son importantes y sólo con éstos logramos dar la vuelta no sólo al marcador, sino también al juego. O eso me pareció.
   El partido también sirvió para ver a Varane cometer faltas. Un chaval que me encanta, me entusiasma, a la hora de defender, de sacar el balón jugado, de hacer pases largos,... y que hasta la fecha no le recordaba haber hecho una sola falta. Cuando ha jugado lo ha hecho magníficamente, nunca nadie se le ha ido... y además limpiamente salvo ayer, en que no sólo le pitaron falta, sino que lo hicieron en dos ocasiones. Toda una sorpresa!.
   Y poco más que decir de un encuentro jugado con nuestros jugadores arrastrados por un alma todavía de fiesta. O eso me pareció ver.
   Ahora me toca a mí tomarme una aspirina y mucha, mucha agua.
       

3 may. 2012

CAMPEONESSSSSSSSSSSSSSSSS

   Ahora si, campeones!. Enhorabuena a todos los madridistas y al resto también, ya que han podido vivir una temporada liguera tan espectacular y un repaso tan grande del que sin duda ha sido el justo campeón.
   Estando como estoy en plena euforia me resulta muy complicado intentar hablar de un partido que ha resultado finalmente la guinda del pastel. Un pastel hecho de merengue. 
   Aún así lo intentaré. Fue un partido vibrante, jugado en los primeros minutos de poder a poder. Y jugando así, en condiciones normales no hay nadie con más poder que los blancos. Un encuentro realmente entretenido y que al aficionado en general le habrá gustado mucho y al barcelonista le habrá amargado la noche, primero por el resultado final y segundo porque fue un partido vertical, eléctrico en fases, apasionante. Con continuos ataque de unos y otros, vamos, de esos que los "eruditos" y barcelonistas dirían de "2ª clase".
    Sorprendentemente lo más destacado del partido para mí fue el orgullo del Bilbao. Prácticamente nada más empezar la segunda parte CR7 metió el tercer tanto y el Bilbao siguió jugando como al principio, pero aún con más rabia, con más ansia. Incluso tras la injusta expulsión de Javi Martínez siguieron igual. Iniciando la presión en nuestro propio campo, dejando prácticamente abandonado el centro del campo y defendiéndose como gato panza arriba en las inmediaciones de su área. Muy bien por ellos. Eso es caer con honor.
    También destacaría el ímpetu con el que salieron los nuestros. No le recuerdo una salida tan agresiva (en el buen sentido de la palabra) desde hace mucho tiempo. Años diría. En su mente parecía que sólo existía la portería contraria. Que estaban viviendo el último minuto de un partido en el que se jugaban la vida.
    Y por último al injustamente denostado Higuain. No hizo ni de lejos su mejor partido aunque si marcó un gran gol. El primero de la noche. Importantísimo y precioso. Pero aunque los ha jugado mejores, aportó lo que siempre, como mínimo: Lucha, pundonor, desmarque, apertura de espacios y sobretodo remate. Sin ser delantero puro, es el mejor que tenemos. El más irracional de cara al gol. A CR7 y Benzema no se les pueden dejar pensar porque la lían (para nuestro bien). En cambio el 20 es justo al revés, a él ellos le conviene darle tiempo, pues es menos efectivo así. Quizás cuando ha de pensar es cuando "se pone nervioso", en cambio si sólo actúa..., gol casi seguro. Gol o asistencia, o...
     Lo más triste de todo es que empujados por una prensa tan ruin como veleta, la afición ha pasado de tenerlo como indiscutible y vaca sagrada, a considerarlo como un gran suplente. Es verdad que todos le quieren y nadie quiere que se vaya, pero no es lo mismo. Y digo lo mismo que decía cuando era Benzema el suplete. A cada partido, con cada juego o sistema empleado por nosotros mismos o el rival, el mejor puede ser el uno o el otro.
    Pero esta es otra historia.
    Déjenme hacer un inciso: Como consecuencia directa a mis años vividos en Barcelona por un momento me he dicho "voy a ver que excusa ponen los fanzines, la basura mediática, los papeles higiénicos" de la prensa catalana (por internet) para no poner nada sobre el campeonato conseguido por nosotros, por los de "La Meseta", por los de "La Central Lechera". La excusa ha sido..., no sé, que las almorranas de los pseudoperiodistas que "trabajan", perdón, que adoctrinan a los lectores de tan "ecuánimes medios" se les ha subido a la cabeza. Que panda de payasos. Son encima los que se permiten el lujo de criticar al resto de prensa. Por favor, que vean las portadas y titulares de esa prensa "lecherosa" cuando ellos ganaron el título y después vean la mierda de apartado situado en la zona menos visibles que han puesto ellos en sus páginas de internet sobre nuestro triunfo. Así se pudran con su desidia mental.
    Acabó el inciso. 
    Volviendo al partido que más decir. Justo triunfo de un Madrid que mereció aún mejor resultado, con CR7 fallando un penalti y una clarísima ocasión al final del partido y otros jugadores otras tantas ocasiones y con un Bilbao que también mereció algo más. Un partido (aburridísimo probablemente para los de "La estupidez pan-tumaquera") en el que hubo tres tiros a la madera (dos del Bilbao y uno nuestro) y bastantes ocasiones, sobretodo muchas aproximaciones de gran peligro.
 
    Tras más de 16 horas desde que nos proclamamos campeones, retomo la realización del presente post (obligaciones familiares/laborales mandan). Algo más tranquilo, pero a la vez algo más cabreado.
   Más tranquilo porque pasó la euforia inicial. Más cabreado por haber escuchado las palabras (rebuznos) del caballero de la “dulce patada” poniendo bajo sospecha el logro legal de esta liga. Nuevamente las cosas le han ido mal, nuevamente su verdadera personalidad ha aflorado en él. Y eso lo dice el entrenador del F.C. Barcelona. El club más ayudado de la historia, que ha obtenido el mayor número de copas gracias a sus amigos los árbitros, que juega entre sus filas un dopado que tratan como un Dios, que ponen los horarios cuando y como ellos mismos ordenan. Cuyos sorteos “casualmente” les enfrentan a los rivales más desconocidos del momento y siempre la vuelta en su campo cuando son de cierta entidad. Un equipo sobre el que Real Madrid, Arsenal y Chelsea podrían escribir un libro, que digo un libro, una enciclopedia sobre los arbitrajes sufridos. En un día en el que a su equipo le han regalado dos penaltis. Un club que… bueno, lo dejaré para otro momento, hoy es un día grande y estaba si no recuerdo mal comentando el partido contra el Bilbao.
     Y retomando nuevamente el partido de ayer, diré que a pesar del ímpetu y buen hacer de los bilbainos, éstos sucumbieron ante la superioridad blanca. Es verdad que pudieron meter algún gol al igual que nosotros alguno más, pero defensivamente estuvimos muy bien, el centro del campo rápido y fluido y la delantera con gran movilidad y buenas combinaciones. No jugamos con la defensa tan adelantada como en el partido contra el Sevilla, pero si sabíamos presionar cuando y como debíamos y no les dejamos jugar. Ellos intentaron hacer lo propio, pero no lo lograron.
    Empujados por una afición rojiblanca obnubilada por las chorradas dichas por su directiva en compañía de la del Barcelona, echando la culpa al Madrid de no cederles un estadio que NUNCA ofreció y metiéndole en un combate que no iba con él su equipo salió mordiendo, con entradas de dudosa legalidad, si bien hay que reconocer que esta "brutalidad" apenas duró 5 minutos. Después el partido trascurrió con total normalidad en esas lides.  
    Y en otras, pues nuestra teórica superioridad quedó plasmada sobre el terreno de juego. En una primera parte en la que intentamos resolver el partido, y la liga, desde el primer segundo. Y en una segunda en la que jugaron con mayor inteligencia y sabedores de su superioridad. Las anteriormente comentadas ocasiones falladas por "La Bestia" portuguesa fueron compensadas con su gol y sobretodo su magnífico pase en el segundo realizado por Özil. Además, su partido fue muy bueno, más generoso de lo normal, combativo en ataque y defensa, apoyando, triangulando y levantando la cabeza cuando tenía el balón a sus pies.
     A pesar de la alegría también hubieron cosas malas, sobretodo los gestos del portugués hacia la afición bilbaina y su corte de mangas a Javi Martínez. Parece ser que éste último le increpó y llegó a insultarle y CR7 le devolvió el gesto con uno "marca de la casa". Pero son nimiedades a las que normalmente se le dan más importancia de la que realmente tienen.
    No me enrollo más pues el Madrid está a punto de llegar a Cibeles y quiero verlo. Enhorabuena a todos y que se jod.. los ponzoñosos!.