30 ago. 2012

DIGNO ESPECTÁCULO.

    Buen partido de vuelta del torneo veraniego de la Super-copa el celebrado entre el Real Madrid y el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu. Un torneo al que no doy especial importancia más allá de los contendientes que se enfrentaban.
   Creo que a los aficionados al fútbol en general, no necesariamente de estos dos equipos, les habrá gustado lo visto. Ha sido entretenido, vibrante y en ciertos momentos magnífico.
    Ambos equipos han mostrado sus armas: verticalidad, ataque, velocidad, "miles" de ocasiones marradas, locura, anarquía "premeditada", falta de control,... en los blancos y toque, búsqueda de posesión, en momentos aburrimiento y en la primera parte 100 % de acierto de cara a portería de los azulgranas. 
   Empezó bien el Madrid, con un planteamiento muy distinto al del partido de ida, sobretodo por adelantar las líneas unos 20 metros. Dominábamos, creábamos ocasiones y no dejábamos al Barcelona ni jugar, ni mucho menos crear ninguna ocasión.
   Estuvieron a nuestra merced y de no ser por la mala puntería de Higuaín y de un gran Víctor Valdés, la primera parte hubiera terminado con un "escaso" 3 ó 4-0. Escaso no por nada en especial, sino en relación a su rival. Y es que tras tener en los primeros 45 minutos 9 clarísimas ocasiones, meter dos goles entra dentro de lo normal, aunque más lo hubiera sido meter 3. El problema viene que se enfrentaron al equipo con más suerte del mundo y en el partido de hoy la situación no ha variado. El primer tiro del Barcelona fue en el minuto 44 y como consecuencia de una falta que el dopado lanzó magníficamente, acabando en el fondo de las mallas. Lo llevo diciendo varios años atrás, el equipo catalán debería estudiarse en matemáticas, concrétamente en la rama de estadística, pues es la excepción que confirma la regla. Es imposible que en los últimos 5 ó 6 años su primer tiro acabe en gol en el 98% de los partidos. Repito, imposible. Pero así es.
    Si en el partido de ida el Barcelona nos pasó por encima en la primera parte, mucho menos en la segunda, en la vuelta y concretamente en la primera parte, somos nosotros quienes les barrimos, igualándose las fuerzas en la segunda, con buenas ocasiones para ambos.
    Curioso es que cuando el Barcelona ha estado con los 11 jugadores antes de la justa expulsión de Adriano ha sido cuando más dominado y maniatado ha estado. Ya con 10 y especialmente en la segunda parte, han podido utilizar más sus armas y el partido se ha igualado notablemente. Si esto fue consecuencia de una orden de Mou al estar con el marcador a favor y para buscar un contraataque que diera la estocada al equipo de la Ciudad Condal, o porque lo lograron por sí mismos, es algo que no he logrado descifrar.
    Sumados los 180 minutos ambos debieron haber ganado la super-copa, pero la ganamos nosotros con justicia, la misma que si la hubiéramos perdido. El resultado combinado fue un gran 4-4, que por el valor doble de los goles en campo contrario hacen campeón al Real Madrid.
    Espero que no se crean que me ha dado un ataque y que defiendo al Barcelona, porque les puedo asegurar (y antes muerto que lo contrario), que no es así. Pero dentro de mi madridismo exacerbado, intento ser lo más justo posible y coherente en relación a lo que veo y a lo que yo entiendo que es el fútbol. He dicho y me reitero, que ese barza tan laureado por medios y sobretodo mediocres, aburría a un muerto, era infumable y ganaba principalmente por tres motivos, los arbitrajes, la suerte y alguna que otra vez por merecimiento y casi siempre por todas mezcladas. Por ese estricto orden. También he comentado que el Barcelona del año pasado me gustó mucho más, pues atacaba más y su famoso "tiqui-taca" era en las inmediaciones del área rival y no en la suya como acostumbraba antes. El actual creo que es una mezcla de ambos, no ataca tanto, su posesión no es en las inmediaciones de la portería rival, pero tampoco en su área. Han pasado de que el jugador que más toca el balón sea Puyol a que sea Busquets, pasando por el Iniesta del año pasado. Aún así, en muchas ocasiones esa posesión aburre a un muerto, como antaño, con continuos balones a la defensa y posesión estéril.
    Volviendo a nuestro equipo diré que si bien ganamos a un buen Barcelona, cometimos varios errores individuales que pudieron salir caros. Para empezar el Pipita: sigue siendo el jugador que más ocasiones se fabrica (cosa más que loable), pero el que más falla. Dí María excesivamente chupón. Özil extremadamente intermitente. Los defensores en ocasiones muy nerviosos a la hora de sacar el balón. Gol que nos han metido en jugada a balón parado,... y todo esto para variar, pues estas pegas se llevan repitiendo desde hace 3 años. Da la sensación que físicamente estamos al 70 % y eso condiciona mucho nuestro rendimiento. Conforme pasen las jornadas no me cabe duda que iremos a más.
    Destacar también el estreno de los fichajes de ambos equipos, especialmente y más sorprendente por el escaso tiempo que lleva con nosotros, el de Modric. No tuvo tiempo para hacer prácticamente nada, pero aportó movilidad, apoyos, ideas y buena distribución del balón. Fue valiente, se ofrecía constantemente a los compañeros y defendía. Jugó más adelantado de lo que yo pensaba que lo haría, sustituyendo a Özil, pero dio muy buenas sensaciones.
    Finalizado el encuentro llegó la entrega de la copa y reconozco el buen hacer azulgrana por esperar en el campo la entrega de la misma, cosa que por desgracia (falta de caballerosidad) no hicieron los nuestros el año pasado.
   Después y como no podía ser de otra manera las declaraciones de los jugadores y entrenadores. No le voy a restar méritos a los barcelonistas, pero no sé que partido vivieron, pues según ellos fueron mejores que nosotros, tuvieron más oportunidades y los goles blancos fueron en jugadas aisladas. Pues si eso es así, no entiendo porque el encuentro acabó con 14 claras ocasiones blancas y 6 azulgranas. Bueno, ya los conocemos. Ellos inventaron la pelota, el fútbol, los goles, el jugar bien, los uniformes, al ser humano,... Dios, perdónales, porque no saben lo que dicen.
   Del árbitro se puede decir que sólo erró en jugadas puntuales y que en lo principal y en la mayoría de las cosas acertó, aunque se le fue la mano con alguna tarjeta que otra. Es curioso que en aquellos partidos en que los árbitros tienen errores comprensibles y no descarados e imparciales, el Real Madrid ha ganado.
   Ya sólo queda agradecerles a ambos el partido realizado. Un digno espectáculo.
    

28 ago. 2012

MANIOBRA DE DISTRACCIÓN.

   Esta práctica tan utilizada en la política española de los dos últimos lustros y que consiste en inventarse, manipular, desviar, tapar, anunciar,... noticias con el fin de distraer a la opinión pública sobre otras más importantes y negativas parece que se ha extendido al mundo del fútbol y especialmente al Real Madrid.
    Hoy se acaba de anunciar el fichaje de Modric por una suma de dinero que hace pensar que no se ha logrado rebajar, como viene siendo habitual con nuestro club, ni un sólo céntimo, motivo que me hace preguntar el por qué de la tardanza del fichaje... o plantearme la duda razonable de que se acaba de fichar pagando lo que hubiera que pagar, sólo para tapar las bocas de los aficionados madridistas tras lo desastroso del inicio oficial de la temporada.
    Desastroso especialmente por los resultados y concretamente por la tendencia negativa en el juego blanco.
    En la pretemporada ya se advirtió que el juego estaba siendo bastante mediocre y conforme más jugadores de la primera plantilla llegaban (y más canteranos se iban), peor se jugaba.
    El caso es que el primer partido jugado contra el Valencia no fue del todo malo. Sin jugar maravillosamente bien fuimos infinitamente superiores al Valencia y el resultado de empate a 1 fue más que injusto, un 4-0 hubiera sido un marcador más normal, pero esta es la grandeza del fútbol.
   El siguiente partido fue la ida de la super-copa contra el Barcelona y hay que decir que por juego nos dieron un baño, aunque el injusto 3-2 nos mantenga vivos.
   Y cuando parecía que a peor no podíamos ir..., llegó el partido del Getafe. No sólo jugamos mal, sino que encima perdimos, injustamente, pero perdimos. Y perdimos injustamente porque si nosotros jugamos mal, el Getafe lo hizo peor. Fue completamente dominado y apenas creo peligro, un peligro que produjo 2 goles. Mientras que los blancos, por lo mostrado (nada destacable) y sobretodo por número de ocasiones (no muy numerosas), mereció algo más.
    Mis sensaciones de los primeros partidos han ido igualmente hacia la oscuridad. De unos pensamientos como "aceptable juego, mal resultado" a un "mal partido, pésimo resultado", pasando por el "lamentable juego, mal resultado" de la super-copa. 
    No quiero ser pájaro de mal aguero, bueno sí, pues como nunca acierto...., pero la evolución es a todas luces negativa.
    El año pasado me quejaba de nuestro escaso porcentaje de acierto de cara a portería teniendo en nuestras filas a 3 de los 5 mejores atacantes del mundo. Me quejaba que el rival, con una sola ocasión marcaba un gol, de lo mal que defendíamos las jugadas a balón parado y que en muchos partidos nos costaba entrar en calor. Este año, de momento me quejo de lo mismo salvo un caso, salimos ya calientes... y nos enfriamos conforme pasan los minutos y especialmente cuando metemos el gol de turno. Todo triste y preocupante y lo que es peor, sin un mínimo de mejora en lo de encajar goles y lo de defender a balón parado.
    No sé exactamente que aportará Modric ni donde jugara, pero hay ciertos fallos que no se corrigen con fichajes y sí con práctica, voluntad y ganas. Teóricamente abre nuevas vías en el centro del campo, algo necesario si somos capaces de hacer jugar a ese magnífico elenco de jugadores que tan poco aprovechamos en esa zona del terreno de juego, muchas veces para mi alegría (velocidad, verticalidad,...) y otras para mi desesperación (falta de control del partido, precipitaciones,...). Lo ideal, el punto intermedio, como siempre.
    Esto acaba de empezar, pero hay vicios difíciles de quitarse y de momento llevamos 3 años con algunos de ellos y nuestros rivales lo saben.
   Hala Madrid!.

   Postdata: siento la tardanza a la hora de publicarlo y dejarme en el tintero muchas cosas, pero una emergencia en forma de incendio en el pueblo de mi mujer ha impedido tanto la correcta redacción, como la publicación. Lo siento. 
    
    

26 ago. 2012

MÁS VALE SÓLO QUE MAL ACOMPAÑADO.

   Pues sí señores, este sabio refrán, como todos, es la mejor conclusión que he sacado tras el partido del Castilla contra el Barcelona B. Por errores propios que prefiero omitir no les puedo ofrecer "el reportaje fotográfico" que hice, pero esta es otra historia.
   Como hago con asiduidad, cuando salgo a ver cualquier partido y lo emiten por la tele lo grabo para poder verlo con más tranquilidad y desde otra perspectiva, y el partido de los dos filiales no fue una excepción.
    Pero como debe ser y yo no acostumbro a hacer, continuaré por el principio.
    Gran ambiente en el estadio Alfredo Dí-Estéfano para recibir este gran encuentro. No se llenó el campo, pero el ambiente fue bastante bueno.
    Y quién sabe si imbuídos por tan magnífico escenario, los jugadores decidieron realizar un encuentro muy notable. Lo hicieron ambos contendientes, cada uno con su estilo, con sus armas, con su estrategia, pero un gran encuentro. La verdad es que el partido no entrará en los anales de la historia pues no hubo nada especialmente destacable, pero si entretuvo a todos los presentes, pues ambos quisieron ganar desde el principio y ninguno escondió sus armas ni las ganas de hacerlo. El resultado final de un partido que merecieron ganar los dos fue un 3-2 a favor de nuestros chavales, cosa que no sólo nos alegró a la mayoría de los asistentes, sino que supuso una justa victoria contra nuestro máximo rival..., aunque como antes he dicho, ellos también pudieron haber ganado justamente. Si hay algo que tengo claro es que los dos merecieron ganar, pero ninguno mereció perder ni empatar. Pero para que alguien gane, el otro debe perder. Me hubiera gustado más posesión de los nuestros, entre otras cosas porque tenemos jugadores capaces de hacerlo sobradamente, pero aún así hubo algunos momentos muy destacables.
    Sinceramente podría y debería contarles más del encuentro, pero este post se haría eterno y hoy quiero centrarme en algo anexo y malévolo que rodeó al partido y que fue un fiel reflejo de lo que viene pasando, en general, en el mundo de los medios de información que tratan los partidos de fútbol. La necedad de ciertos "periodistas" y lo vendidos que son, al equipo de sus amores (como periodistas no han de mostrarlo tan abiertamente) o a otras cosas más mundanas, quién sabe.
     Al llegar a casa me puse a ver el partido grabado y grande fue mi sorpresa al mirar la repetición del segundo gol blanco, cuando escuché a uno de los periodistas que me pareció el socio número 1 del club catalán al que le habían dado un micrófono para que narrara el encuentro para decir que los goles blancos habían sido producidos por errores defensivos azulgranas (quitándole mérito a nuestros jugadores) y por suerte blanca. En ese momento me acordé del primer gol azulgrana y adelanté la grabación hasta ese punto, en donde no se dice nada de suerte, ni fallos de la defensa blanca ni nada de nada, sólo se celebró el tanto. Si han visto el partido o el resumen creo que entenderán mi comentario y si no intentaré describirle el por qué de mi ira. El primer gol blanco vino de una jugada en que la defensa barcelonista intentó dejar en fuera de juego a Juanfran... que remató a la red magníficamente un excelente pase. De esto no se comenta nada, sólo el supuesto error de la defensa, cuando a todas luces lo mejor fue el desmarque, el pase y la terminación. Nuestro segundo gol vino en otra jugada en que gracias a un sútil toque logró que dos jugadores azulgranas chocaran entre ellos, Denis se marchó hacia la portería, regateó magistralmente a un defensa y tiró pegadito al segundo palo un gran remate ante el que el portero azulgrana poco pudo hacer. Como no, según el radical del micrófono, el gol fue como consecuencia de la mala suerte de los defensas y no por la jugada blanca. Pero lo más llamativo es que el primero barcelonista vino de un saque de falta que despejó con la cabeza en el área pequeña un defensa blanco saliendo el balón casi vertical, unos 92 grados de inclinación hacia la portería y que cuando el esférico votó en el suelo, se metió en la portería mientras que tanto el portero como 3 defensas intentaban despejarlo nuevamente. ¿Se comentó algo de suerte catalana o mala madridista?, ¿se dijo algo de algún posible error de la defensa pues 3 intentaron impedir que el balón votara sin conseguirlo?, ¿se habló de milagro por la trayectoria y efecto que cogió el balón y que provocó que entrara a portería cuando lo normal hubiera sido un córner o despeje hacia el centro del campo?. La respuesta es un contundente no. De verdad, vean el gol, merece la pena por lo raro del mismo.
    Visto lo visto me acordé del extraño tercer gol del Castilla. Un tanto que según lo viví en el estadio, me pareció que fue un pase de uno de los defensas catalanes a otro para intentar defenderse de un ataque madridista pero que cayó en los pies inadecuados para sus intereses. Craso error por mi parte... y creo que por la de el árbitro. A mí me pareció que para evitar que un gran pase al hueco llegara a uno de los nuestros, el defensa barcelonista, metiendo la pierna, intentó que su despeje fuera un centro a uno de los suyos, con la mala suerte que cayó a los pies de nuestro jugador que estaba en clarísimo fuera de juego, pero al venir de un pase de un rival... jugada válida. Éste centró a Jesé, al cual no le llegó el balón pues el defensa azulgrana, para evitar que el canario rematara, se cruzó provocando un desgraciado gol en propia puerta. Viéndolo por la tele reconozco que más que un pase, lo que intentó el defensa era evitar que llegara el balón al jugador blanco y simplemente metió la pierna para cortarlo, produciéndose lo descrito anteriormente. No puedo asegurarlo al 100 por 100, pero si es verdad que por la tele yo hubiera pitado un fuera de juego que en vivo no me pareció.
    Lo gracioso del asunto es que este autogol se produjo en el primer minuto de la segunda parte y ya había pasado más de la mitad del minuto 6º, cuando el radical del micrófono seguía erre que erre con que el gol era ilegal, el fuera de juego increíble no verlo, error clamoroso del árbitro,... y no sólo eso, sino que dijo que también el que remató a puerta estaba en fuera de juego, cuando no lo hizó Jesé, sino el defensa azulgrana.
    Seguí viendo el resumen y de vez en cuando lo paraba, incluso en jugadas intrascendentes, sólo por "el placer" de escuchar los rebuznos de semejante "periodista". En otra acción, un medio catalán avanzó, sin oposición alguna, desde la mitad de su campo hasta la mitad del nuestro y al pseudoperiodista ese sólo le faltó describir que se estaba masturbando con ese "jugadón" del jugador barcelonista, que por cierto, cuando por fin salió a buscarlo uno de los nuestros..., perdió el balón.
   Estaba tan cabreado, que pensé en apagar el sonido, pero como tengo algo de masoca, en el penalty pitado al Barcelona decidí encenderlo de nuevo. En vivo ese personaje se alteró porque pensó que no lo habían pitado, pero una vez comprobado que sí..., pasó a tranquilizarse y decir que fue claro. Tras ver las repeticiones no lo vería tan claro, pues no abría mucho la boca e incluso su compañero dijo que esos penaltis muchas veces no se pitan. En vivo me pareció que el delantero ya había disparado cuando le derribaron... y que este derribo no fue tan claro. Tras verlo en la tele..., se corrobora mi versión. Aún así jugada muy dudosa y tan bien hizo en pitar, como si no lo hubiera hecho.
    Cuando haga la digestión quizás me permita el lujo de ver y escuchar el partido entero. ¿Qué por qué cuándo haga la digestión?. Porque no quiero ahogarme con mi propio vómito cada vez que escuche los partidistas comentarios de ese "profesional".

    Se cumple punto por punto y comentario por comentario lo que muchos de nosotros pensamos: los madridistas estamos solos contra todos. Mejor, "más vale sólo que mal acompañado".
    

24 ago. 2012

SE OBRÓ EL MILAGRO.

    
     Como dice el título hubo un milagro en Barcelona. Algo completamente inesperado y que creo que nadie en su sano juicio pensaba que jamás ocurriría.
   El F.C. Barcelona, un equipo que juegue bien o mal gana, un equipo que tira 3 veces en 90 minutos (según algunos "fútbol espectáculo") y mete 5 goles, un equipo en definitiva, tocado por la varita de la suerte y cuando no por la de Villar. Pues ese equipo, por primera vez en su historia, ha sufrido un resultado injusto. 
    A los que me conocéis sabréis que esto me duele más que a nadie, pero el Barcelona fue muy superior al Real Madrid. Por ocasiones, por juego, por planteamiento, por control,..., por todo. Por contra, fue nuestro equipo el que con apenas 4 ocasiones, metió 2 goles. Resultado final, 3-2 a favor de los azulgranas.
    Un Real Madrid muy anodino, con las líneas muy retrasadas y defensivo, especialmente en la primera parte, ha salido del Camp Nou con una justa derrota, pero un injusto resultado; excesivamente favorable para el partido de vuelta.
    El Barcelona, especialmente en el primer tiempo, fue muy superior. Presionaba muy arriba provocando rapidísimas pérdidas de balón de los nuestros, cercándonos durante la mayor parte de tiempo y más importante aún, teniendo la posesión del balón en las inmediaciones de nuestro área y como consecuencia de  ello, creando ocasiones.
    Es cierto que si en alguna de nuestras escasas contras bien realizadas hubiera existido un poco, apenas un par de milímetros, más de precisión, el Barcelona hubiera tenido muchísimos problemas, pero hubiera sido aún más injusto el resultado... o no, quién sabe lo que hubiera podido pasar.
    Lo curioso de esta situación es que la primera parte acabó con un 0-0 sorprendente (especialmente en base a que durante los últimos años y como ya he comentado, con una sola ocasión el Barza hace 2 goles y en el 90% de los partidos en su primer tiro hacen gol). No deja de ser sorprendente que en el partido liguero contra La Real llegaron 8 veces al área rival en todo el partido y metieron 5 goles y en este hicieron en la primera parte el mismo número y no metieron ninguno. Lo dicho, un milagro. Aunque sinceramente, el milagro realmente es lo que normalmente le pasa y no esto.
    En la segunda parte la situación se equilibró un poco, siguió siendo mejor el Barcelona, pero por lo menos tuvimos unos 20 minutos en donde les tuteamos, especialmente como consecuencia de que adelantamos líneas e incomodamos mucho a los barcelonistas. En estos 45 minutos se produjeron los 5 goles y el segundo milagro, nuestro primer tiro entre los tres palos... y gol. Inaudito, inverosímil, imposible, pero así fue. El Real Madrid, que necesita una media de 7 tiros para meter un gol, llega por primera vez... y lo mete. Sigo sin creérmelo. 
    El resultado era a todas luces injusto y a la siguiente jugada, nada más sacar de centro del campo..., el barcelona volvió a tener lo que últimamente acostumbra, suerte. Gran pase, gran finalización de Pedro y gol.
    Volvieron a coger el mando del partido, tuvieron alguna ocasión más y metieron otros 2. Pero en esta ocasión y a diferencia de la primera mitad, el Madrid también tuvo alguna.
    Del árbitro tengo las quejas de siempre, aunque reconozco que menos descarado que en ocasiones anteriores, pero como siempre desde la llegada de Vilalr y especialmente en los últimos años, los jugadores azulgranas pueden entrar a sus rivales como y cuando quieran, que nunca les pitarán falta. En cambio a los jugadores barcelonistas, por el mero hecho de pasar por su lado, como pierdan la pelota..., es falta segura.
    No obstante hay que reconocer que no pitaron un penalty al Barcelona que para mí si fue. Quizás también hay ciertas dudas de si en el primer gol azulgrana Pedro estaba en fuera de juego. He visto dos imágenes, una con la cámara adelantada en la que da la sensación que estaba en línea y otra con la cámara atrasada en la que parece que está ligerísimamente adelantado. Yo, sinceramente, no hubiera pitado fuera de juego. Pero como he dicho en otros post anteriores, ese tipo de jugadas en las que en una décima de segundo se ha de decidir si es penalty o no, fuera de juego o no,... no son criticables. Otra cosa es la discriminación de decisiones a igualdad de jugadas. Y sobre eso si me quejo.
     También quiero hacer mención de lo mediocre y patético que es el club azulgrana, como viene demostrando en el último lustro especialmente. Cuando el resultado les era desfavorable, no había salido el balón del campo cuando los reco-gelotas ya estaba lanzado a Iker otro para que sacara rápido, cosa con la que estoy de acuero. Pero cuando se pusieron por delante... esos mismo trabajadores y futuros futbolistas profesionales escondían la pelota y tardaban en dársela u obligaban a Casillas a ir a por él. Cada día me cuadra más lo tramposos que son sus jugadores, cuentistas, marrulleros, cínicos, falsos y teatreros. Es lo que les enseñan, así les educan, así actúan. Y si no, sólo hace falta fichar a amebas cerebrales como Alves, que rápidamente aprenden la teatralidad necesaria para ser una estrella en semejante club.
     Pero también he de reconocer que hubo una acción de Casillas que no me gustó, fue cuando el resultado era de empate a 1 y tardó más de lo deseable y de lo que el honor dicta en sacar de su portería. Sólo lo hizo una vez, pero no me gustó. Creo que coincidió con un momento en que los comentaristas dijeron que el árbitro estaba amonestando verbalmente a un jugador, pero no estoy plenamente seguro, por lo que lo considero criticable. 
     Poco más que decir. Dar la enhorabuena al Barcelona, justo vencedor. Y a esperar al partido de vuelta. Espero que Mou cambie el planteamiento y demostremos, como en otras ocasiones anteriores, que somos mejores que ellos y que merecemos llevarnos esa copa. De todas formas estoy de acuerdo con él, prefiero ganar la liga o cualquier copa antes que esta "super-copa". Además, al Madrid no se le ve precisamente bien físicamente. No sé que pasará la semana que viene, pero hasta la fecha y para mi desgracia, ellos merecen ser los campeones.
   
   

20 ago. 2012

INSULTO AL FÚTBOL.

    Antes de nada decirles que si  son gente de "oídos sensibles", en este caso vista, mejor dejen de leer de inmediato mi alegato, porque esta vez más que un resumen de lo que a mí me pareció el partido (por muy neutral que intente ser soy muy partidista, pero esto es un blog y no he de ocultar mis sentimientos ni mentir para ser políticamente correcto, todo lo contrario que si trabajara para la prensa), va a ser un  grito a pleno pulmón para quitarme la ponzoña que llevo arrastrando desde un par de semanas. Eso si, con el partido disputado contra el Valencia como hilo conductor.
    También les reconozco que estoy muy enfadado e incluso diría que me siento impotente ante lo que ha pasado en los últimos días y más concretamente en esta jornada.
    Pero empecemos. El resultado final de empate a 1 contra el Valencia es a todas luces injusto, fuimos inmensamente superiores a los "chés" y merecimos infinitamente más. 
   Ha sido un empate con sentimientos encontrados, por un lado no jugamos mal y no merecimos perder (cosa que se quiera o no sirve de consuelo e incluso para autoanimarse para futuros encuentros), pero por otro lado hemos perdido 2 puntos, hemos tenido los mismos fallos que antaño y lo que es aún peor... jugamos contra un equipo que... ¿cómo definirlo?. La tarea es ardua complicada, pues desde que acabó el partido hasta que he empezado a escribir estas líneas (más de 2 horas de tiempo) llevo intentando buscar el término, expresión o calificativo que menos pueda herir sensibilidades y creo que la forma más suave de definir al Valencia que pasó hoy por el Bernabéu es como "mierda seca". Un equipo deplorable, penoso, vomitivo,... una pena. ¿Y este es el club que aspira a acercarse a los dos grandes?. Arcadas me da. 
            Perdiendo tiempo desde el pitido inicial de manera descarada y rastrera, con el consentimiento de un árbitro que cumpliendo escrupulosamente la estupidez de temporadas anteriores, ríe (ríen todos) las gracias de tan despreciables y anti-deportivos actos. O eso o son imbéciles y no se enteran de nada, pero tantos... es complicado.
    En cambio futbolísticamente si ofreció algo, el problema es que tanto yo, como cualquier amante del fútbol, todavía no lo hemos encontrado. Les reconozco un buen centro del campo, más pendiente de destruir por el medio que sea que de crear, pero poco o nada más. Ah bueno!, sí, dos ocasiones en 90 minutos y un gol. Como contrapartido el Real Madrid gozó de una docena de buenas, muy buenas ocasiones, y metió el mismo número de tantos. Los males de siempre.
    No sólo eso, creo que en 90 minutos (hablo de memoria) habremos hecho 6 ó 7 faltas como mucho, mientras ellos habrán llegado olgadamente a las 15 y eso teniendo en cuenta que no les han pitado la mitad, como por ejemplo la cama que le hicieron a CR en un salto por el balón... que fue pitada como falta del portugués (una de las 5 ó 6). Como en anteriores temporadas no voy a valorar si fue penalty o no sobre Dí María o si no fue fuera de juego la jugada de Soldado. Esos fallos los considero comprensibles, pero la discriminación y permisibilidad de unos respecto a otros a la hora de medir las mismas acciones u otras inventadas y lo de la pérdida de tiempo...
    Y como todo puede empeorar, el Barcelona, con 8 tiros a puerta ha logrado 5 goles. De estos, 4 goles han sido en la primera parte tras haber realizado "la friolera" de 4 tiros. Si el Valencia es mierda seca, el Barcelona es mierda calentita, bien húmeda y dispersa y en cantidades industriales.
   Pero no sólo eso, pues como también viene siendo habitual el portero rival ha hecho el mejor partido de su vida, una actuación soberbia, que seguro no vuelve a repetir nunca y mucho menos contra el Barcelona, en donde se meterá un gol en propia puerta o algo parecido. 
   Si a lo relatado añadimos que quizás pecamos de un poco de exceso de confianza, que Higuain estuvo un poco torpe con el balón en los pies (incluso para meter el gol necesito tres remates, menos mal que no es cazador, pues con su excelsa puntería al bulto varias especies hubieran desaparecido ya), su gran remate de cabeza al larguero, nuestras "autolesiones", un CR7 un tanto despistado, un Ózil intermitente, algún que otro detalle más y que el señor Mouriño no ha solucionado nada, pero ni un ápice, nuestro principal defecto que no es otro que la defensa de las jugadas a balón parado..., pues el resultado está más que explicado.
    Además habría que añadir que mi querido Castilla perdió contra el Villarreal 2-1. No es que jugara mal, es que ellos fueron algo mejores y hay que reconocerlo, a los puntos fueron justos vencedores.
    Pero no todo fueron malas noticias, pues por fin Coentrao ofreció algo, por muy poco que esto fuera. Y es que hay que reconocerle oficio y una notable mejora en desmarques, a la hora de triangular y buscar la jugada. Otra cosa es que con el balón en lo pies fuera bastante mediocre y a la hora de centrar... un auténtico desastre. Pero repito, su mejora fue palpable, aunque por otro lado en partidos anteriores fue tan malo, que cualquier nimiedad parece un milagro.

   En resumen, este partido fue la guinda a unas lamentables últimas semanas en donde la ameba de Dani Alves rebuznó como acostumbra. En donde los acuerdos televisivos dejan en indefensión a los aficionados de los equipos de fútbol y certifican, ahora si, sin ningún género de dudas, que el fútbol ha dejado de ser un deporte y un entretenimiento sano y público, para ser un puñetero negocio para élites. D.E.P. el deporte Rey... y mientras a duras penas el verdadero fútbol pueda sobrevivir... que la justicia se alinee por una vez con el Real Madrid para que no sucedan cosas como las vividas esta misma tarde o en ciertos partidos de temporadas pasadas, especialmente algunos disputados contra un equipo lleno de mierda en los calzoncillos... y en la boca.