20 may. 2013

PALOS.

 
      Palabra clave en los últimos meses en nuestro amado club, palos. Fútbolísticamente sólo hace falta centrarse en la final de la Copa del Rey para entenderlo. Institucionalmente con ver la relación entre los jugadores y el entrenador... Y para colmo hace 7 minutos Mou y Floren han llegado a la conclusión que el primero se ha de ir.
    No sé por donde empezar y lo que es peor, no sabría como acabar, porque hay tanto que decir, que poner un final en cualquiera de los temas se me antoja imposible.
    Empecemos por lo que más nos interesa, lo futbolístico. En este caso concreto estoy a medio camino de mis odiados medios de información y los defensores a ultranza del entrenador portugués. Y es que si bien es cierto que siendo el Real Madrid sólo conseguir dos títulos y cuarto se me antoja muy poco, no lo es menos que hemos estado luchando por todos (salvo esta última liga de manera incomprensible) hasta casi el final, cuando no en la final. No obstante, si no hemos logrado ese último paso, ha sido gracias a la misma persona que ha logrado toda la caminata. 
    Ciertamente cuando Mou cogió el Madrid, éste no pasaba de octavos en la Copa de Europa y con él ha rozado el ganarla, pero a la vez si no lo ha hecho ha sido por su cobardía y carencia de espíritu madridista puro.
    Como estaréis cansados de leerme, contra el Bayern el año pasado la cagó por su somera estupidez. Teniendo la eliminatoria remontada, los alemanes acongojados y contra las cuerdas, no se le ocurre otra cosa que ordenar el repliegue del equipo... con la funesta consecuencia que tuvo esto. Sus primeros encuentros contra el barza... tácticamente no sólo dábamos pena, sino que yo sentía vergüenza por jugar como un equipo no sólo pequeño, sino minúsculo. Menos mal que conforme fue jugando contra ellos más y más se dio cuenta de su gran error. Contra el Borussia este año... Klopp tácticamente le ha dado lecciones magistrales en los 4 partidos y sólo el resurgir del espíritu de Juanito, que no el buen hacer del entrenador, provocó que no llegáramos a la final por auténtica mala fortuna.
     En liga este año..., sin comentarios. Ha sido un insulto no sólo a los aficionados, sino a todo lo que representa este gran club. Tirar una liga en noviembre no tiene perdón.
    Y en la Copa del Rey..., la de hace dos años memorable. Pues mientras los otros finalistas, al igual que le lleva ocurriendo los últimos lutros en Europa (que buena villaritis, digo suerte tienen los condenados) como rival más duro tuvieron al Torrelodones, el Madrid debió eliminar a los más fuertes de nuestro campeonato y derrotar a "los afortunados" en la final. Centrándome en la de este año..., pues notable, no nos vamos a engañar. Y no sobresaliente porque no me cabe duda alguna que la final no sólo la perdimos por algo de mala suerte (que la hubo), excesiva permisibilidad arbitral con las entradas y golpecitos atléticos (que también), sino porque, y lo digo por experiencia (aunque es cierto que no fui uno de los afortunados o adinerados que pudo estar presente en directo en la final y no puedo decir como en otras ocasiones que lo he visto), cuando metimos el primero, Mou ordenó retrasar líneas. De hecho es curioso que teníamos el partido controlado, creábamos ocasiones, el Atléti bastante tenía con defenderse..., y fue meter el primero (y único) y automáticamente nos empiezan ellos a dominar, para que nada más empatar, volver a hacerlo nosotros, con los 3 famosos tiros a los posters, paradas mágicas del portero del equipo del manzanares y demás. Vamos, que con los antecedentes..., blanco y en botella... portuguesa.
    Igualmente y como madridista asiduo al Bernabéu y campos extranjeros y nacionales junto a los nuestros, decir que salvo contadísimas excepciones, el juego del Madrid no me ha enamorado mientras Mou ha dirigido el banquillo. Es cierto que ha habido momentos muy puntuales en que lo bordaban, pero demasiado puntuales. No voy a ser cínico y decir que jugaban mal y no me gustaba lo que veía, porque no sería cierto, pero por ejemplo y por buscarlo en lo más reciente, el juego del Madrid de Pellegrini si me encandilaba, si bien los resultados muchas veces no acompañaban. Aunque sinceramente, con bastante menos puntos que sacó éste entrenador en la liga, el Real Madrid ha ganado 30. No me cabe duda que si le hubieran dejado una temporada más... nuestras vitrinas estarían aún más llenas.  
     El juego del Real Madrid de Mou no es propio de nuestro espíritu y esencia. Y al mismo tiempo tampoco lo nefasto que algunos quieren ahora vender. El Real Madrid ha de dominar, han de ser los otros quienes han de estar sometidos y adaptados a nuestro juego y no a la inversa, pues jugábamos más a aprovechar los errores ajenos, que ha crear juego. Está bien jugar a la contra en según que partidos o circunstancias, pero esa forma de jugar como base no pertenece a nuestra historia. Aunque en defensa del portugués, diré que esa tendencia poco a poco parecía que estaba desapareciendo y para muestra, nuevamente, el partido de esta pasada final de la Copa del Rey.
    Si añadimos los nefastos fichajes realizados por expreso deseo y órdenes de Mou... (ni uno medianamente decente) apaga y vámonos. Reconozco que Coentrao ha ido de nada a poco y continuaba con esa tendencia ascendente, que tácticamente es muy bueno y obediente, pero en lo demás... Y con los demás fichados por él...
    Como sé que debo ponerme freno, de momento dejo aparcado lo futbolístico para centrarme en lo institucional que tanto directa (casi siempre), como indirectamente, afecta a lo deportivo.
    No es de recibo los continuos guiños del portugués a irse a Inglaterra casi desde que llegó. Eso como mínimo crea incertidumbre ya no sólo en la directiva, sino peor aún, en la plantilla. 
    Al mismo tiempo tampoco es admirable ciertas actuaciones fuera de tono tanto con los periodistas (aunque en este caso en un altísimo porcentaje le daba la razón), como con rivales, aficionados y jugadores propios. Muchas veces (que no siempre) decía verdades, pero en muchas ocasiones el continente ha hecho tirar por tierra el contenido. Y lo que ya es imperdonable es que todo hace indicar (aunque como ya sabréis no doy mucha credibilidad a la mayor parte del mundo del periodismo) que sus rencillas personales se anteponen a las deportivas. Lo que ha hecho con casi todos, pero muy especialmente con Sergio Ramos, Pepe y Casillas es de juzgado de guardia. Lamentable. 
   Quiero dejar bien claro que yo también apoyo la disciplina, pero bien entendida, tratada y distribuida, no de forma arbitraria, como así parce que ha sido. El jefe es el jefe y punto.
    De todas formas me centraré en el ejemplo del capitán. Para mí es el mejor portero del mundo y lo sacaría siempre (mas bien casi siempre), pero a la vez no es menos cierto que el Madrid de Mou fallaba principalmente en dos aspectos: el juego defensivo por alto... y a la hora de sacar el balón. Y justo en esos dos aspectos Casillas es bastante normalillo por no decir algo peor. Diego López, que me encanta, en el juego por alto le da lecciones al gran Iker con los ojos cerrados y a la hora de sacar de portería..., con los ojos cerrados y atado de pies y manos. Dicho esto, que por unas pequeñas desavenencias "the special one" liara la que lió entre Adán, Casillas y por último Diego no tiene perdón. Porque todo hace indicar que lo personal superó lo profesional. Y el más perjudicado no ha sido Iker, sino Adán.
     A falta de más información creo que esto ha sido así, aunque no es menos cierto que como he dicho antes, un entrenador es el jefe, ha de imponer disciplina y como tal han de tratarlo y obedecerlo. Y como digo lo uno, también diré que seguro que los jugadores "reprendidos" se han saltado a la torera alguna orden de su entrenador, que por muy ilógica, rara, excéntrica o impopular que fuera, no deja de ser una orden de tu superior y como tal has de acatarla. Si no estás conforme una de 3, o te marchas, o en privado lo intentas arreglar o hay personas por encima de ellos que pueden solucionarlo y darle o quitarle la razón a esas normas impuestas. Difícil encontrar ese equilibrio entre aptitudes y personalidades tan dispares. Lo que si está claro es que desde luego no se solucionan como ambas partes han hecho, aunque en este caso concreto de cara a la imagen y buen hacer, mejor, mucho mejor Iker que Mou.
    Mou y por ende y como consecuencia de "cierto exceso de dejadez" los gerifaltes del Real Madrid (y más viendo el resultado final refrendado hoy), lo hicieron muy mal con Valdano, Zidane, Toril,..., personas, curiosamente, que no compartían al 100 % o incluso sólo un 1 %, los modos e ideas del portugués. 
    Florentino se excedió en su primer mandato en favorecer tanto a los jugadores y en éste segundo en dar tanto poder a una persona que apenas pasados unos meses, ya insinuaba que más pronto que tarde se iba a ir. Y mucho más grave aún, un entrenador que no tiene ni idea de lo que es y significa el Real Madrid. Está bien otorgar más poder a quién más lo necesita. Está muy bien dar más valor a su opinión que a la de gente que no ha de tomar decisiones tan fuertes o ven los toros desde la barrera en vez de en la plaza. Pero todo poder ha de tener su contrapeso, su oposición, para no convertirse en una dictadura alocada. Y aún a riesgo de repetirme, si ese poder se le da a alguien que ha mamado madridismo..., pues algo más comprensible sería. VAmos, si se le otorgase a Michel, Butragueño,... pues quizás fuera algo más lógico, pero a un señor que apenas lleva unos meses y visto lo visto sólo sabe de la esencia blanca que el estadio está en la capital de España..., muy normal no es.
    Y como nuevamente he de frenarme, acabaré con algo a lo que los más asiduos a este blog estarán cansados de leerlo, y es aquello por lo que siempre deberemos estar agradecidos a Mou. Él y sólo él ha logrado recuperar el orgullo de los aficionados a ser de nuestro equipo. Él ha conseguido que nos revelemos contra las injusticias sufridas y que portemos con orgullo nuestro escudo en el corazón. Que lo defendamos a muerte y nunca nos dejemos pisar. Curiosos (como tantas veces he defndido) viniendo de alguien que ha demostrado no tener ni puñetera idea de lo que ha sido y significa ser el Real Madrid. 
    Por y para siempre Hala Madrid!.
     
         

No hay comentarios:

Publicar un comentario