3 sept. 2013

LA GRAN MACHADA, LA GRAN CAGADA.

    
    Acabó el mercado de fichajes y con él el sempiterno culebrón que siempre lía nuestro amado club con el fichaje estrella. Entre que todos los clubs abusan descaradamente de nuestra, según dicen, envidiable situación económica y del natural y con desmesurado desparpajo uso de cheques de nuestro presidente..., no hay año en que no intenten sacarnos hasta los ojos por el/los jugador/es en cuestión.
   Este año el centro del huracán ha sido Bale, un jugador por el que nos han sacado 91 milloncejos de nada y sobre el cual no dudo que es un excelente jugador (las pocas veces que le he visto jugar ha sido sorprendente), pero no sé exactamente hasta que punto lo necesitábamos con esa urgencia.
   Económicamente no hablaré, pues fui el primero en llevarme las manos en la cabeza por el traspaso de CR y en menos de un año fue más que rentabilizado sólo en lo económico. 
   Si, indudablemente se han levantado críticas por el precio, pero como llevo repitiendo hasta la saciedad, la desgracia del fútbol es que ya no es un deporte, sino un negocio, y en este sentido Bale tiene muy buena pinta. Otra cosa son las sandeces, para variar, que rebuznan por Barcelona y sus fanzines. No sólo inflando un desproporcionado precio, sino que también arremetiendo contra la calidad del galés. Pero claro, moralmente lo mejor es cuando se ficha a una estrella mentir en las cifras, vendiendo un precio "bajo" cuando en la realidad a base de sobornos, peloteos y supuestos intermediarios la cifra dada se multiplica por 3. O si no la táctica de la "devaluación espontanea de mega-cracks", en plan..., no sé, compro a Ibra por 60 millones de euros más Eto´o, y éste, su jugador fetiche, de golpe y porrazo pasa a valer 5 millones en vez de 60. Y todo ello con el beneplácito de la "Santa" Madre Iglesia de Barcelona y su obispo retrasado mental.
   Volviendo a Bale y en lo puramente deportivo sigo pensando que no era una necesidad, ni de lejos. El Real Madrid necesita con urgencia un delantero de verdad, un rematador. Nunca fueron justas las críticas a Higuain y Benzema por "sus escasos" números de cara a portería, entre otras muchas cosas, porque ellos no son delanteros centro, son segundos delanteros, que no es lo mismo. No son rematadores. Claro que deben hacer goles, pero están más dotados para facilitárselos y ayudar al verdadero 9, que para realizarlos ellos, especialmente el francés. De hecho yo particularmente daba por realizado este verano la contratación de un delantero tras la marcha, desgraciada marcha del Pipita. Un delantero "de verdad" junto a la calidad del francés, a pesar de su aparente desidia, podrían hacer estragos.
   Pero no, se ha fichado a Bale. Se le ha fichado contra natura. Contra natura porque hasta su llegada el Madrid estaba fichando, y bien, para tener un mayor control del juego y de golpe y porrazo se ficha al galés..., y se vende injustamente y mermando notablemente al equipo a Özil. El jugador con la pierna izquierda más sublime del mundo futbolístico y pilar fundamental a la hora de mover el balón. Lo mejor de la temporada pasada salió de sus botas y las combinaciones que hizo con Benzema en las inmediaciones de la portería rival. Conclusión, patética y triste conclusión: El Real Madrid todavía no sabe ni a qué quiere jugar.
    No voy a negar que el alemán era irregular y que la pierna derecha la tenía para apoyarse únicamente. De no ser por esto último, estaríamos hablando del mejor jugador del mundo. Pero como le he criticado hasta la saciedad, era capaz de hacer escorzos imposibles con tal de usar sólo la pierna izquierda a pesar que la lógica imperante en este mundo y los movimientos naturales decían que la pierna idónea de uso era la derecha. 
    Pero sea como fuere, dejar escapar a un mega-crack como él es una somera estupidez. Un chaval con apenas 24 años, con por lo menos 6 ó 7 años de estar al primer nivel, sino el primero, y con sus cualidades... Floren, la has cagado, pero bien.
    Además, ¿un empresario como él no sabe contar?. Me explico, en la posición de medio-centro tenemos así, por lo bajo, a Casemiro, Modrik, Alonso, Illa, Khedira,... en cambio en la de media punta tenemos a Isco, a un tal Isco y a un fenómeno llamada Isco, creo que no me dejo a nadie más. Bueno, si, hace apenas unas horas también teníamos a alguien llamado Özil, pero por lo visto sobraba. Si a esto añadimos que según cuentan el Manchester ofreció 40 millones por Khedira..., no es que tenga nada en contra de éste último, pero particularmente hubiera preferido 40 por Khedira en una posición saturada, que 45 ó 50 por uno de los mejores jugadores del mundo en una posición tan necesaria, como escasa de efectivos.
   Bale es una figura mundial, de eso no cabe duda. Pero no es menos cierto que en 7 años como profesional ha jugado en 3 posiciones distintas. Ahora bien, en todas con un rendimiento alto, eso es verdad. Pero en el fútbol actual, como en la vida, lo que se busca es la especialización y Bale ahora mismo es un gran, un enorme polifacético. Quizás se estabilice en una posición concreta y vista su evolución, contra más cerca de la portería rival, mejor. Pero a día de hoy no sé donde jugará y lo que es peor, no sé donde rendiría más.
    Para finalizar decir que no sé a que atenerme. Me gustó mucho el Real Madrid de la pretemporada; me disgustó lo que vi en el primer partido oficial de liga. También, aunque menos, lo apreciado en el segundo. Y en el tercero la cosa mejoró algo, aunque a todas luces es insuficiente con nuestro nombre, prestigio y obligación de ganar trofeos, pues así no vamos a ningún sitio. La tendencia es claramente ascendente o por lo menos lo era. Lo era cuando se sabía a qué se quería jugar. Hoy lo único que sé es que por un fichaje espectacular, aunque innecesario, se han roto todas las bases de un sistema de juego implantado hace escasos meses y que prometía grandes alegrías. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario