7 feb. 2011

DOMINGO DE RESURRECIÓN.


Sinceramente no me esperaba un partido tan plácido, si bien los desastres en defensa pudiero haber amargado tan agradable tarde. Fue un día de sorpresas, de agradables sorpresas. Mi alabado Mou por fin hizo algo que particularmente yo consideraba necesario y hasta ahora lo único que casi podía reporocharle, rotaciones, y no sólo rotaciones, sino rotaciones con sentido. El Madrid volvió a mostrar atisbos de buen fútbol, pocos, pero algunos hubo. En este partido pudimos ver al mejor Kaká de hace muchísimo tiempo, si bien como luego explicaré, creo que el mérito no fue sólo suyo. Lass fue un baluarte defensivo... y lo más enigmático, también se prodigó con gran acierto en ataque, regateó con sentido, e incluso distribuyó el juego con relativa eficiencia. CR regresó como goleador y showman (esto último nunca lo ha dejado) y con su "espalgate" (regate con la espalda) nos dejó con la boca abierta a más de 1 o si me apuran, más de 10, 10 millones de personas. A destacar también las excelentes maneras de Adebayor, "Manolito" para un aficionada próxima a mi asiento. No sólo por su sorprendente y gratificante tranquilidad a la hora de ejecutar su gol, no sólo por sus buenas maneras con el balón en el pie, no sólo por el porte que da en el área rival en los cornes con su mera y enorme presencia, no sólo por su búsqueda del compañero mejor colocado y más pendiente de apoyar y distribuir que de golear, sino por sus prodigiosos movimientos. Movimientos con sentido, abriendo espacios, provocando desajuses defensivos en el rival y ayudando al equipo. Y dentro del equipo está Kaká, un jugador que aprovechó a la perfección los movimientos del Togolés.

Como anécdota decir que por fin encontré un portero que saca en largo peor que mi querido Iker y éste milita en la Real Sociedad.

Como nota negativa los despistes defensivos, que bien pudieron valer un par de goles en contra.

Y como apunte cómico el gol que "nos metieron", un gol que tranquilamente pudo meter el barza en cualquier partido, pero que nunca le meterán a él. Y es que ese es nuestro sino, "sólos contra todos" y con la suerte del lado de nuestro mayor enemigo.

No obstante me alegré tras acabar ese partido, el partido del domingo, del domingo de resurreción.

2 comentarios:

  1. el madrid se levanto y finalmente volvio a ganar, espero que siga por esta senda aunque tiene un encuentro complicado delante, un saludo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el encuentro es más que complicado. Espero que el empate del Barcelona ayer sirva de incentivo y no para ponerles más nerviosos. Todo hace indicar que la tendencia en juego es ascendente, se confirmará hoy?. Un saludo.

    ResponderEliminar