18 feb. 2011

EL CABALLERO DE LA FALSA FIGURA


Antes de nada quiero dejar bien claro que si se me preguntaran sin tiempo a pensar sobre que siento acerca del señor Guardiola, mi primera respuesta sería admiración, y de hecho lo siento así. Con algo de tiempo para pensar diría admiración y simpatía, pero dejándome reflexionar mi respuesta sería sólo la primera.

También quiero aclarar que el fútbol es un espectáculo, al cual por desgracia se le han añadido muchos factores que en todo o nada han ayudado a la esencia de este deporte, pero que han adquirido tal importancia que incluso ha llegado a dejar en segundo plano al juego en sí. Como espectáculo y negocio hay muchos y diversos roles en el mundo del fútbol y por lo tanto muchos personajes e interpretaciones, en resumen, cada uno interpreta su papel.

Reconozco que el papel que "ha tomado" nuestro entrenador no es totalmente de mi agrado, no por nada, sino porque el Real Madrid siempre ha presumido de ser un club "señor" y como tal han de ser todos sus componentes, por lo que ciertas salidas de tono de Mou, aunque compartiera su mensaje, no me han parecido las más apropiadas. He tenido la suerte de hablar con gente más cercana a él que una cámara o micrófono en un día concreto y puedo afirmar que el verdadero Mou no es el que sale en los medios y para prueba su despedida con Materazzi. Sea como fuere..., siempre contigo Mou!.

A lo que interpretaciones se refiere, en el otro extremo está "Pep". Todo un caballero educado, simpático, agradable, mesurado en sus declaraciones, respetuoso con los rivales,... respuetuoso con los rivales cuando gana, educado cuando gana, agradable cuando gana,.... cuando gana. Casualidades o no, ya os digo yo que no, las únicas salidas de tono del "entrenador perfecto" han sido cuando su equipo no ha ganado y no me refiero sólo a su "educada ironía" en las ruedas de prensa con resultados desfavorables, sino incluso encontronazos dignos de peleas de colegio con otros entrenadores rivales que no han permitido que su equipo los venciera, como por ejemplo con Solbakken. Su última simpática y educada salida de tono ha sido contra el árbitro del partido contra el Arsenal. No voy a quitarle la razón que tiene en la jugada que más se queja, pero el trato de favor que tiene su equipo tanto de parte de la federación como de los propios árbitros..., daría para saturar internet de la información a relatar. No obstante y no me quiero liar con esto, en la mayoría de las ocasiones, como ya he explicado 100 veces antes en otros post o comentarios, los errores son lógicos, pues el fútbol es muy simple en según que cosas, y si tú equipo es el que más tiene el balón y más ataca..., matemáticamente es el que más probabilidades tiene de que le piten más cosas a favor. Ahora bien, con el barza hay otras cosas que no son tan claras de explicar, pero esa es otra historia.

Considero que un caballero lo es a las duras y a las maduras. También soy consciente que en un momento dado a cualquier caballero se le puede escapar un improperio fuera de tono. Lo que ya no tengo tan claro es que la definición de caballero sea la de alguien que mientras le va simpre todo bien sea "super-agradable" y cuando se le tuerce el guión un poco, sea siempre tan "aguerrido". Y como el fútbol es tan simple algunas veces... blanco y en botella: siempre que le ha salido algo mal o regular, malas caras y malos modos, o lo que es lo mismo, hasta ahora le está saliendo casi todo bien y está bordando el papel que se ha asignado, pero que Dios nos coja confesados el día que la cosa se le empiecen a torcer más de la cuenta!!!!.

Que los lectores no se equivoquen, no me cae mal Guardiola, de hecho lo admiro: como jugador fue espectacular, si bien si no me equivoco, este caballero del fútbol es de los jugadores más expulsados en la historia del barza. Como entrenador me parece bastante bueno, aunque a mí juicio no está entre los 3 mejores del mundo y es que considero que se está aprovechando de la excelente política azulgrana, en la que desde pequeños los acostumbran a jugar de una única manera y juegan de memoria en todas las categorias, por lo que el entrenador sólo ha de moldear y aportar pequeños detalles en el primer equipo y apenas les cuesta meter a jugadores de la cantera en el sistema. Dicho esto, no sería justo decir que precisamente los pequeños detalles son los que hacen grandes a los entrenadores... y jugadores, y Pep tiene esos pequeños detalles, por lo menos en el barza. ¿Será cómo la cantera del barza que sólo destacan en ese sistema y fuera de él apenas "son nadie" salvo contadas excepciones?. Eso para desgracia del madridismo y satisfacción azulgrana creo que tardaremos en verlo.

Yo por lo pronto dejo esta pregunta en el aire y me voy a dar una vuelta por la ciudad donde nació Don Miguel de Cervates. De paso me sentaré en un banco con las estatuas de dos personajes, uno llamado Sancho y el otro Alonso Quijano, conocido también como el caballero de la triste figura. Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario