19 oct. 2011

LA ESPERA MERECIÓ LA PENA (KHiEn lo DIRiA).

   La vida está llena de sorpresas y quien me lo iba a decir (esto me pasa por "listillo"), que tras mucho esperar, al final el resultado mereció la pena..., por lo menos de momento.
   Ya que estoy tan "sobrado", hoy no iba a darle ni a tratar con la importancia debida el partido de Champions como consecuencia de una agradable y sorprendente conversación que tuve con un aficionado del Lyon en el Metro camino al estadio, pero tal ha sido mi infortunio y tan agradables las consecuencias, que todo lo previsto justo antes del pitido inicial se ha desmoronado, por lo que hablaré largo y tendido del partido, dejando la conversación con el francés para otro momento.
  Enlazando con la entrada de este blog post-partido contra el Betis en la que debía seguir esperando, pues eso hice, esperar a que el señor Mou y sus valientes me dejaran en evidencia, salvo en lo de sacar a Granero, Callejón y que descanse algo Xabi. En esas cosas, seguiré esperando.
   Lo dicho, mientras esperaba el inicio del partido sentado en mi asiento del Bernabéu y pensaba, meditaba y memorizaba todo lo hablado con mi amigo "Lyonés", totalmente convencido que ahora mismo y tras un par de líneas comentando el partido estaría escribiendo sobre la "charla afrancesada", sonó un pitido familiar, ese que hacen los árbitros cuando empieza un encuentro. Desde ese mismo pitido vi al Madrid subir las líneas hasta la medular, presionar mucho más arriba que lo que han hecho en los últimos partidos, veía recuperar balones con una velocidad y eficacia sorprendente,... casi llegaban al nivel de los primeros partidos que jugaron esta temporada.  Viendo esto mi cerebro empezó a tener una lucha interna: ¿seguro que éramos los de blanco?, ¿desde cuando el Real Madrid tiene una equipación "rosita"? pero rápidamente contraatacaba mi otro yo: que no, que esos de blanco son Xabi, CR, Özil, Sergio Ramos,..., pero luego, volvía a dudar, pero si estamos presionando en el centro del campo!, estamos recuperando balones rápidamente!, aquí hay gato encerrado, me decía, nos han cambiado el traje y jugamos de rosita. Cuando mi cabeza estaba más confusa surgió un hecho que me generaba aún más dudas, en el centro del campo, junto a Xabi Alonso, había un señor de nacionalidad alemana que desplazaba el balón como los ángeles, distribuía el juego como el mejor Alonso, daba pases milimétricos, subía al ataque y defendía como el que más. Ya era definitivo, ese jugador nunca había vestido la camiseta del Real Madrid, los de blanco eran el Olympic de Lyon. Madre mía, como jugaban "los franceses" que control del juego, que paredes, que manera de pasarse la pelota, como buscaban espacios donde no los había, que manera de marear a "los madridistas", que espectáculo más bueno estaban dando.
   Pero cuando mis dudas ya estaban casi resueltas algo me hizo abrir los ojos, en el primer tiro a puerta de los de rosita gol, anulado por fuera de juego, pero gol, eso sólo podía significar una cosa, mi razonamiento era erróneo, realmente éramos los de blanco, los de siempre, éramos el Real Madrid y sí, ese portento en el centro del campo era Sami Khedira, majestuoso, espléndido, perfecto, como no tenía sombrero que quitarme, decidí arrancarme el pelo y quedarme calvo.
   No daba crédito a lo que veían mis ojos, además de lo expresado anteriormente ganábamos por 1-0 gracias a una jugada de córner. Para rematar el pastel, entre el primer y segundo gol, CR y Marcelo por la banda izquierda hacen una jugada que de haber entrado en la portería, créanme, hubiera provocado en mí un orgasmo que me hubiera dejado atónito durante la siguiente semana e ingresado en un hospital. Y entre muchísimas combinaciones y jugadas de todo tipo apabullando al Olympic finalizó la primera parte dejando en mi una sonrisa de oreja a oreja, volvía el primer Real Madrid de esta temporada, ya no sólo éramos maestros en las contras, éramos maestros en todas las facetas del juego. Había sonreído incluso cuando aún no sé por qué anularon el que sería segundo gol blanco y sacaron de manera injusta tarjeta amarilla a Xabi Alonso. La jugada fue clara, y eso que a mí me cogió en la portería más lejana, hubo falta, ningún jugador nuestro próximo al árbitro pidió barrera ni nada parecido, Xabi sacó a Benzema y éste fusiló la portería marcando el segundo que el árbitro anulo por..., no sé, lo anuló. En ese momento me acordé de Platini y de la santa madre que lo parió, pero me dio igual, estaba convencido que hiciera lo que hiciera se tendría que tragar su propio vómito, yo seguía sonriendo.
    Empezó la segunda parte y Sami seguía dando lecciones magistrales en el centro del campo e incluso en aproximaciones al área rival. A los pocos minutos fabricamos el segundo gol, buen pase de Marcelo (jugada muy parecida al gol contra el Betis), el balón lo recoge Benzema y pase de la muerte a Khedira!!!!, que remata a portería.
    Miraba y volvía a mirar, si, es Khedira, tiene pelo, no está calvo, osea que Zidanne no ha vuelto.
    Nos volvieron a anular un gol (este si creo que bien anulado), pero daba igual.
   El Real seguía barriendo del campo a los franceses, que no osaban llegar a medio campo de los nuestros, salvo en un par de aproximaciones en toda la segunda parte, una con relativo peligro.

   Entre todo esto una jugada magistral, épica, provocó el tercer tanto, feo, tanto feo en su terminación, pero sublime en su ejecución. Creía que lo había visto todo, pero no, faltaba el cuarto tanto de los nuestros que se gestó en otro córner!. Me pellizqué dos veces y no, no estaba soñando, y lo pude constatar puesto que estando el partido como estaba, los cambios podrían haber sido con jugadores que no hayan disfrutado de tantos minutos, pero no, sacó a los de siempre, estaba claro, el partido era real, alguno de los jugadores más necesitados de descanso no lo disfrutó y grandes jugadores nuestros en el banquillo no salieron para que volvieran a jugar los que siempre lo hacen. El mundo no es perfecto que le vamos a hacer, pero daba igual, en ese momento daba igual, la espera había merecido la pena, "KHiEn lo DIRíA"!.

2 comentarios:

  1. Vaya partidazo este es el camino a seguir y ole el golazo de SERGIO RAMOS
    Un saludo y HALA MADRID

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://cordurainsana.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar