21 oct. 2011

OUI, ILS SONT BONS, MAIS...

   Lo expuesto en el título, que podría traducirse como "si, están bien, pero...", es la conclusión que saqué tras una conversación con un aficionado francés que venía a animar al Olympic de Lyon en el partido del pasado martes por la noche.
   Sinceramente, llamar conversación a lo que tuvimos es mucho decir, pues entre "mi francés de todo a 5 céntimos e inglés de todo a 1 euro" y su casi aún más triste español e inglés..., montamos un popurrí de palabras, una ensalada de idiomas sólo digerible por ambos protagonistas, ríanse ustedes del Spanglish.
   Todo empezó sobre las 19:40 horas, cuando estaba esperando el metro en la estación de Barajas y vi como un chaval con resuello, vestido con una chaqueta azul y debajo una camiseta blanca con un par de rayas azul y roja se ponía detrás de mí. Inmediatamente pensé que esa camiseta que llevaba debajo debía de tener alguna relación con el Olympic y las dudas desaparecieron justo cuando estaba entrando el primer vagón a la estación y me preguntó si hablaba francés para a continuación interrogarme si le podía decir cómo llegar al Bernabéu. Desde el momento en que le dije que sólo debía seguirme empezamos a "conversar" y el tema principal no podía ser otro que fútbol.
    Antes de empezar, me llamó la atención que cuando le pregunté si sabía algo de español me contestó que sí: "Emilio Butragueño". Emilio Butragueño!!!, un chaval francés de 26 años me decía que lo único que sabía de español era decir Emilio Butragueño!!!!. En la década de los 90 podría entenderlo, ¿pero ahora?, si cuando el Buitre dejó de jugar él tendría 10 años!. Ha sido una de las bofetadas más sutiles que me han dado jamás y como siempre, demuestra que no valoramos lo que tenemos y que "los de fuera" si saben de eso que llamamos fútbol y muchas cosas más.
   Después de la broma ya nos centramos en el fútbol actual, me explicó que era la primera vez que venía a España y había perdido el avión anterior. Que estaba deseando ver el partido y sobretodo entrar en el Bernabéu, que como amante del fútbol era un sueño que quería cumplir, que tenía una tarjeta de memoria sólo para hacer fotos al estadio y mostrárselas a sus amigos. Salieron a relucir muchas más cosas, que quién ganaría, si el Real era favorito, que cómo veía a mi equipo,... y como no, que opinaba del F.C. Barcelona, mi respuesta fue clara y concisa y sin mediar palabra, me metí dos dedos en la boca e hice ademán de vomitar. Las risas de ambos fueron contundente, pero aprovechando la ocasión yo le pregunté si le gustaba el Barcelona  a lo que me contestó: "si, esta bien, pero el Real Madrid es el Real Madrid". Me volví a reír y le dije que no era necesario que mintiera, que no le iba a dejar tirado y le llevaría igualmente al estadio. Y me lo volvió a repetir, que sí, que el Barcelona actual le gustaba bastante, pero que el grande siempre será el grande. Haciendo un símil musical comparó al Barcelona con "Tokio Hotel" y al Real Madrid con "The Beatles" a lo que le respondí que mejor Metallica porque siguen en activo, asintiendo con la cabeza riéndose y diciéndome que sí, que mejor Metallica.
    Me sorprendió que en Francia, o un sector de los aficionados franceses, pensaran exactamente lo mismo que algunos de los "envidiosos y radicales aficionados blancos", que el barza es una moda, como en su día lo fueron los pantalones de pitillo. Que sí, que ahora estará muy bien, pero dentro de poco y más si la justicia vuelve por sus fueros en el mundo del fútbol, volverán a ser lo que siempre fueron, simplemente un buen equipo. 
    Le pregunté que si por proximidad geográfica no había más aficionado barcelonista que madridista por Lyon y me dijo que no, y que incluso por el sur de Francia, de haber simpatías por equipos extranjeros, la afición era más cercana a equipos italianos que a españoles, y que normalmente cuando se habla del Real Madrid es como esencia del buen fútbol, como símbolo de grandeza, pero no tanto como aficionado de equipo, aunque como en todos los sitios hay de todo.   
    Aún así, reconocía que ahora se hablaba más del Barcelona y que les parecía sorprendente los últimos años que ha tenido de triunfos y que tiene mucho mérito. 
   También saben de las fricciones entre ambas aficiones y las polémicas arbitrales. Por un lado creen que damos demasiada importancia a los errores arbitrales, aunque me reconoció que si él fuera del Madrid y hubieran vivido las últimas actuaciones de los árbitros estaría muy mosqueado. 
    Me dijo que en ciertos programas deportivos es muy común ver resúmenes de la liga española y en especial los de el Real Madrid y F.C. Barcelona, que son los más vistos con diferencia y que también se siguen los partidos de Liga y Copa de Europa de ambos. Que del resto de los equipos conocen "de oídas" a todos, pero que son famosos el Atlético de Madrid, el Bilbao, Valencia, Sevilla, Betis y alguno más que no se acordaba. Según le mencioné alguno, el respondía afirmativamente a todos, incluso al hablarle del Deportivo de la Coruña me dijo que creía que ya no estaba en el top, a lo que le dí la razón y me demostró que por lo menos en relación a mí, los extranjeros tienen muchos más conocimientos de nuestra liga, que yo de las suyas. Menos mal que él no me preguntó cosas de su liga, porque salvo 5 ó 6 equipos de los que algo sé..., del resto ni idea.
   Alguna que otra cosa más me dejo en el tintero, mejor dicho, en el teclado, pero lo guardaré para otro momento. Simplemente añadiré que nos despedimos con un escueto por mi parte Ale Madrid! y su contestación fue un no menos simple Hala Lyon!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario