28 jul. 2012

SE HA PASADO UN POCO.

    Sr. Mouriño, permítame decirle que se ha pasado un poco. Déjeme que le diga que a mi juicio me ha ofendido y creo que a un alto porcentaje de la afición madridista también. Me he sentido insultado porque tras haber sido derrotados por el Benfica a usted de las pocas cosas que se le ocurrió decir fue: "si ha sido un desastre para los españoles, problema vuestro". Y si, es verdad, es problema nuestro porque nosotros amamos a nuestro equipo y que éste salga derrotado nos duele en el alma. Y más si lo fue de una manera tan justa como la de ayer. Me he sentido dolido por su comentario porque creo que también le debería haber dolido a usted, aunque sólo sea en su orgullo.
    Me ha afectado su comentario porque creo que no ha de olvidarse que tras sus malas decisiones, sus malos planteamientos o su mala suerte, hay millones de personas rezando para que ninguna de ellas se produzca.
   Pero lo que más me ha dolido es el menosprecio que ha demostrado hacia un alto porcentaje de los aficionados y sobretodo a los chicos de la cantera, pues la otra lindeza que soltó fue: "es también importante para todos los iluminados que piensan que todos (los canteranos) están preparados para jugar en el primer equipo".
   Si usted considera que soy un iluminado se lo agradezco, aunque particularmente no opino lo mismo. En cambio si pienso, observo, e intento sacar mis conclusiones. Y de momento mis conclusiones son que hemos jugado dos partidos, el primero contra un rival teóricamente bastante inferior, el Córdoba, y el segundo contra uno de gran entidad, el Benfica; y una vez disputados éstos, el Real Madrid sólo ha plantado cara y ha jugado bien con los componentes del Castilla, osea, de la cantera. Contra los primeros, salvo 2 jugadores de la primera plantilla, durante la primera parte jugamos con los jugadores de nuestro segundo equipo, dando un auténtica lección de fútbol y resultado. En la segunda parte salieron los miembros de la primera plantilla disponibles (Higuain y Dí María entre otros) y el rendimiento tanto en resultado, como sobretodo en rendimiento, bajó muchísimos enteros. 
    Entrando ya en el partido de ayer contra el Benfica, el Real Madrid fue sometido de principio a fin, salvo escasos minutos, con un equipo lleno, salvo 2 jugadores, de los miembros de la primera plantilla. Y sólo en la segunda parte, con la entrada de varios canteranos, ofrecimos cierta resistencia y empezamos a jugar de tú a tú a los portugueses. Del partido en sí no hablaré, pues ya lo comenté en el post de ayer, al igual que el del Córdoba en el inmediatamente anterior a éste.
    Por lo dicho, y si necesidad de ser un iluminado, diré que hasta ahora sólo la cantera ha ofrecido algo digno de la camiseta que usted también ha de defender. 
    Sin ánimo de ofender también le recordaré, si es que lo sabe, que el Benfica fue magistralmente dirigido por su máxima estrella, un tal Javi García, canterano madridista. Y ya que me pongo a "iluminar", diré que todos los fichajes propuestos por usted han sido un auténtico desastre, una patraña. Coentrao no ha demostrado absolutamente nada, por lo menos nada potable; y Altintop..., Altintop..., ¿de qué me suena ese nombre?. 
     Pero bueno, no hurgaré más en la herida, pues aunque parezca ahora mismo lo contrario, me parece un grandísimo entrenador y por el mero hecho de haber vuelto a resucitar el espíritu de lucha y orgullo del aficionado madridista, siempre tendrá mi respeto y le estaré eternamente agradecido. Además, todos los futbolistas que han pasado por sus manos han hablado maravillas de usted, por lo que quizás ahora sólo esté interpretando el papel a que nos tiene más o menos acostumbrado de cara a la prensa y en realidad lo que ha hecho es simplemente calentar a los presentes, cuando en realidad y en privado a ellos realmente los respeta, cuida y mima. Cosa por otra parte, que es lo que siempre he pensado sobre usted en todas las facetas de las que hace gala de cara al público. O quién sabe, quizás haya sido psicología inversa para ver la reacción de los canteranos a sus órdenes. O mejor aún, ambas a la vez.
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario