11 ene. 2012

DE 0 A...

   
    En el mundo de la automoción y concretamente en Europa, uno de los factores que se utilizan para determinar la deportividad de un vehículo es el 0 a 100 Km/h. Contra menos tiempo tarde en alcanzarlo, más rápido y por lo tanto más deportivo es, aunque realmente haya más factores que influyen en esa calificación.
    Y hablando de deportividad..., empecemos con el fútbol. Hace escasos 5 minutos ha terminado el partido de vuelta de la Copa del Rey en La Rosaleda con el resultado de 0-1 a favor del Real Madrid. 
    Hasta aquí todo bien y todos los madridistas deberíamos de estar contentos, habíamos ganado al Málaga y nos habíamos clasificado para jugar, casi seguro, contra el Barcelona en los cuartos de final de la Copa de S.M..
   ¿Pero realmente todo fue tan bien?, la verdad es que no. Primero por la lesión de Khedira y segundo por la falta de deportividad en el partido. Hay una frase para describir el rendimiento de un equipo muy usada en el mundo del fútbol que tiene dos vertientes, esta es "de menos a más" o viceversa.
   En el caso del partido de hoy (10-01-2012) el inicio no ha sido precisamente "menos", ni muchísimo menos "más". Directamente ha sido 0. Pero lo curioso del caso es que se dio el inicio y ese 0 duró muchísimo tiempo. Al "coche" blanco (negro en el partido de ayer) no le llegaba gasolina al motor, el conducto estaba obstruido y no llegaba ni una sola gota. Pero no nos engañemos, al "automóvil" de los blanqui-azules tampoco. Pasaban los minutos y ahí teníamos a los dos, en mitad de la pista y sin desplazarse un sólo milímetro. Poco a poco el coche bicolor empezó a moverse levemente y la aguja del velocímetro alcanzaba unos sorprendentes 20 kilómetros por hora, mientras que el coche negro seguía parado. De vez en cuando el motor se ponía en marcha y llegaba a las 5000 revoluciones, pero de resultado nada de nada, apenas avanzó unos metros.
    Llevábamos ya 20 minutos de carrera y el resultado era el mismo, los andaluces sacaban escasos metros a los madrileños, que a su vez todavía tenían unos puntos de ventaja de la carrera anterior. Los malacitanos necesitaban ganar por una vuelta de ventaja como mínimo. Justo en ese momento el vehículo rezagado se puso en marcha a otros increíbles 20 kilómetros por hora. 
   10 minutos más tarde ambos habían conseguido limpiar los conductos de alimentación, pero quedaba por quitar toda la suciedad del motor, no obstante la velocidad de ambos ya rondaría los 30 y si me apuran el equipo negro llegó a alcanzar los 40 en momentos puntuales.
    Por fin llegó la parada en boxes y los andaluces veían muy pegados a los de la capital. De hecho aquí vino el adelantamiento y cuando ambos salieron a la pista el equipo capitalino ya pudo engranar la tercera marcha y alcanzar los 50. Mientras tanto el Málaga se conformaba con unos 40 que le hacían ir distanciándose poco a poco de su rival.
    La carrera no era entretenida, pero por lo menos se empezaban a ver algún que otro derrape y alguna apurada de frenada. Los minutos pasaban y la distancia de los negros iba ampliándose. Pero cuando todo hacía deducir que más que deportivos eran utilitarios, el equipo visitante encontró los reglajes adecuados y el vehículo no sólo aumentó la velocidad (a 60), sino que se agarraba con buenas maneras al asfalto y tomaba las curvas con gran aplomo. Las vueltas se iban sucediendo y la distancia ya era bastante considerable, de hecho empezó a existir la posibilidad de que doblara al coche malagueño. Y en esas estábamos, sobre el minuto 65, cuando engranaron la 4ª marcha y en apenas unos segundos alcanzaron los 95 Km/h. Ya sentían el calor del tubo de escape del coche del equipo bicolor, cuando aprovechando su rebufo le adelantó, en plan Renault contra McLaren en 2005. De aquí al final algún que otro arreón de ambos, el uno para recuperar el espacio perdido y el otro para mantener el ganado, pero en ambos casos ninguno pasó de los 99 Km/h.
    ¿Sí son realmente deportivos?. Pues por su estructura y diseño sí, el ganador con 8 marchas y 1000 caballos y el coche andaluz con 7 y 800. Cada uno con sus reglajes particulares y que en ciertas ocasiones pueden dar ventajas no apreciables por los simples números, pero aunque en esta carrera no lo pareciera, todo hace indicar que si son deportivos. Todo menos el hecho que ninguno pasara de 4ª ni llegasen a los 100. De todas formas no hay problema, habrá más carreras y podremos ver si son capaces de explotar sus extraordinarias y teóricas cualidades.
    Sólo un dato para el optimismo: el equipo que empezó parado en apenas 1 segundo pasó de 65 a 95, !eso si que es aceleración! (más bien recuperación en términos automovilistas). ¿Llegará algún día a acelerar de 0 a 400 aprovechando todas sus marchas y potencia?. Ansioso estoy, porque en alguna que otra prueba anterior si han estado cercanos a ello.
    ¿Cuál será entonces el tiempo en que lo hará?.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario