29 ene. 2012

EL PARTIDO MÁS CORTO DE LA HISTORIA.

    Hasta lo que sé, un partido de fútbol dura 90 minutos más el añadido. Ayer en cambio no duró ni una hora. Finalizó justo cuando el Madrid metió el tercer gol, como mucho hasta la salida del campo de Xabi Alonso allá por el minuto 60.
    No lo hicieron mal los nuestros. No fue un prodigio, pero hasta el minuto referido era un digno partido de fútbol. 
    Un digno partido y una preocupante defensa, más bien preocupante equipo, porque todos son o han de ser uno. No es normal ni de recibo que un equipo como el Real Madrid, rectifico, no es normal que un equipo profesional haya recibido goles en sus últimos 7 partidos siendo 6 de ellos en la primera oportunidad manifiesta del contrario, como ayer nuevamente ocurrió. En este caso fue un despiste generalizado por una decisión arbitral extraña, aunque esto no debiera de servir como escusa. Ninguno de los asistentes supimos si lo que había pitado el árbitro era falta o fuera de banda, pero por lo visto fue lo último, y mientras los nuestros se miraban desconcertados y Aranda (por cierto clavadito a "mi jefe") protestaba no se sabe qué, sacó el Zaragoza que centró a Aranda, profundizando éste completamente sólo y pasando a Lafita que estaba siendo marcado por detrás por Pepe, resultado, gol. Gol injusto, pues no habían hecho absolutamente nada (si no recuerdo mal un "acercamiento" por la banda y defenderse, nada más), mientras que los nuestros pudieron haberse adelantado gracias a una falta de CR 7 (¿por qué no hay 7 con mayúsculas?) y sobretodo por un cabezazo de Benzema tras una excelente jugada de CR 7 y un mejor pase, que aunque algo escorado a la hora del remate, nadie sabe como lo falló.
    Del gol del Zaragoza al minuto 60 monopolio del Madrid. No era una una apisonadora ni un acoso y derribo "a lo bestia", pero si un dominio claro y las ocasiones fueron llegando poco a poco. Y en esas estábamos cuando llegó el gol de Kaká, un maravillosos pase al hueco (60% del gol) que el brasileño no desaprovechó.
    Creo que todos los presentes dábamos por hecho que en los 15 minutos que faltaban hasta el final de la primera parte algún gol más les iba a caer, pero craso error. Alguna ocasión tuvimos, pero ninguna especialmente clara. Algún día ese exceso de confianza que empezamos a tener los aficionados nos dará un disgusto.
    Pero no hay mal que por bien no venga. Justo en el primer acercamiento del Madrid en la segunda parte gol de CR7, prácticamente a puerta vacía tras un gran pase de Özil. Ya por delante en el marcador los blancos siguieron intentando meter algún gol más, el gol de la tranquilidad. Lo buscaban con pausa, pero lo buscaban. Y así llegó el tercero, obra de un extraordinario Özil que jugó de cine durante todo el partido.
    Faltaban 30 minutos de partido y todos contábamos con varios goles más a nuestro favor, o por lo menos con grandes ocasiones. Aún mayor error que antes, no sólo no marcaron más, sino que encima dejaron de jugar tanto los unos como los otros. Era una tarde fría, bastante fría, pero esa temperatura "no se notó" hasta ese fatídico minuto 60, en donde nos quedamos helados tanto por el gélido frío, como por lo que veíamos. La mejor manera que veo para describirlo es calificarlo de bodrio infumable. Ahí, aguantando frío. Sentado sin moverme porque no había nada que pudiera provocar un mínimo estímulo, impulso, salto, aplauso o similar, una estatua a la espera de la liberación del pitido final que por fin llegó.
    Si tuviera que elegir algún jugador no podría asegurar a quién cogería, aunque casi con certeza sería entre CR-7 (impresionado me tiene), Özil y Granero.
    En definitiva, 3-1, 3 puntos más a nuestra cuenta y dos más de ventaja a un Barcelona que no pasó del empate en Villarreal. Un Barcelona al que algunos dan por derrotado en liga, aunque les puedo asegurar que yo no. De hecho mi único anhelo es que ese equipo no cierre las bocas de algunos a los que si merecen que se las cierre.
    También un Barcelona que "no habla de los árbitros" aunque "son muy soberbios y te amenazan con tarjetas". El mismo Barcelona al que le han regalado todo lo posible y más durante los 3 últimos años y que ha estado callado salvo en ciertas derrotas; y que ahora que sufre arbitrajes normales, osea, de esos que en una jugada te dan y en otra te quitan, siguen "sin hablar" de los "soberbios y amenazantes". El mismo Barcelona que tiene en sus filas a un tal Puyol que agarraba de la cintura cual novio al árbitro en una de sus innumerables e infantiles quejas por nada y que incluso ese "soberbio" le tuvo que decir que por favor, que había cámaras y le soltara un poco (digo yo). Por cierto, el mismo "soberbio árbitro" que hace apenas 4 días se debió de tragar su soberbia y el pito al no sancionar ciertas y punibles acciones contra los "amenazados con tarjetas".
    De momento estamos a 7 puntos del "mejor equipo del mundo", aquel que nunca critica a los contrarios ni a los árbitros, pero yo empezaré a creérmelo cuando de seguir esto así, se cumpla el minuto 40 de la segunda parte en la antepenúltima jornada y estemos ganado 5-0 Y sólo lo empezaré a creer.    

    Postdata: ¿Alguien ha leído o escuchado en algún medio la enorme ovación que recibió "el denostado" Mou cuando dijeron por magafonía su nombre?. 

28 ene. 2012

EL PÉNDULO DE FOUCAULT.

   El mundo del fútbol es muy voluble, demasiado. Mejor dicho, todo lo que rodea al fútbol es extremadamente voluble, especialmente el mundo periodístico y por ende, la masa social que los cree "a pie juntillas".
   Hace una escasa semana había que echar a Mouriño por su partido en el Bernabéu contra el Barcelona y a día de hoy es lo contrario. Lo contrario para casi todos, pues uno de los afamados medios sigue con su lucha para que salga del Madrid, el mismo que ya logró echar a otro buen entrenador. Al parecer ahora es porque Mou no se deja absorber el cerebro y ellos no toleran que los jugadores no se dejen entrevistar cuando y como ellos quieren, digan lo que ellos quieren que digan, hagan lo que quieran que hagan, los entrenamientos no sean a puerta abierta, haya una opinión crítica contra ellos (más bien que se defienda y no agache su cabeza cuando arremeten contra él) y un par de "pluralidades de opinión" que no toleran los que viven gracias a la libertad de pensamiento.
    Una cosa es que alguien opine y otra muy distinta es que se manipule, tergiverse, sea partidista y casualidades de la vida, todos, bueno, no voy a mentir, la gran mayoría de los tertulianos tengan un pensamiento único y aparentemente dirigido.
    Manipulan y tergiversan porque por ejemplo dicen que el Bernabéu pito a Mou, cuando no llegó a un 20 % de los asistentes. Son partidistas porque sólo ven lo que hace una única persona, más bien dos personas, ambas portuguesas, con la gravedad que la una protege y consiente a la otra su violento juego, mientras que las "limpias" acciones de otro/s equipos o no salen o se comentan de soslayo.
   A lo dicho habría que añadir que siempre reman a favor de corriente lo que me hace dudar de su sinceridad, profesionalidad, ambas o más preocupante aún, no saben ni lo que dicen.
   Y ustedes se preguntaran, ¿a qué viene esto?. Pues viene por todo en general y por Higuain en particular. Hace escasos meses Higuain era fundamental en el Real Madrid, un grandísimo jugador y columna vertebral de los blancos, mientras que Benzema era un jugador sobrevalorado al que había que vender lo antes posible y cuya compra fue un gran error. A día de hoy Benzema es la estrella e Higuain no debe salir de inicio en las alineaciones estando Benzema en la platilla. ¿Qué cómo ha cambiado tanto la historía?, pues creo que nadie lo sabe realmente.
    Yo lo único que sé es que los dos son y siempre han sido fantásticos, cada uno con sus virtudes y sus "defectos", mejor dicho, sus cualidades algo menos desarrolladas. Ambos perfectamente compatibles porque de hecho las mejores virtudes del uno, son precisamente aquellas en las que el otro "más flojea" y viceversa. 
   ¿Entonces, por qué el cambio de opinión?. Pues por lo anteriormente redactado, siempre van a favor de lo claramente visible y son resultadistas a más no poder. Que uno mete goles es el mejor aunque después no haga nada más, que no los mete, es muy malo y no pinta nada. Ya puede defender más que nadie, desmarcarse, apoyar a los demás, triangular con ellos, abrir huecos,... que si no mete la pelotita entre los 3 palos es un inútil. En cambio aquel que no hace nada durante 89 minutos y 59 segundos en el campo, pero que en un segundo es capaz de hacer un disparo y entre... es un Dios del fútbol. Antes de continuar quiero dejar bien claro que ni el argentino ni el francés son de los últimos, pues siempre están trabajando para el equipo y participan en la mayoría de las acciones del juego. Los "expertos" en fútbol son así de crueles y simplistas. 
   Higuain, "le duela a quién le duela", es un grande y dará grandes satisfacciones al Real Madrid. Siempre, claro está, que éste haga caso omiso, como hicieron con lo que decían de Benzema, de los iluminados futbolísticos y aguate la presión a la que le someterán hasta que no meta más goles que "el otro" o tenga un partido excelso, momento en que el francés volverá a ser un segundón e Higuain una mega-estrella. Cuestión de fútbol, cuestión de periodistas, de algunos periodistas.
    Mientras tanto en Cataluña, una de las zonas de España con más deuda y más paro (casi 800.000 personas), donde los inversores extranjeros se están marchando, e infinitas cosas más que no vienen a cuento en un blog deportivo (todo ello gracias en gran medida a que la mayoría de sus anormales políticos y las amebas que los siguen están más pendientes de su falso e inventado nacionalismo que de la verdadera realidad y el mundo que les rodea), algunos de sus eurodiputados son capaces de hacer una denuncia en la eurocámara sobre Pepe. Olvidándose como no de los insultos racistas de Busquets, las agresiones del referido, Piqué, Puyol, Alves, Messi, los aspersores, sus patéticas actuaciones, sus... no acabaría ni en 3 años. En fin, ellos sabrán y algunos callarán a pesar que aquí no hay péndulo que valga, hay simple y llana ignorancia y estupidez.
    Y miren ustedes por donde que justo nada más acabar de escribir mi parrafada insufrible me he dicho: "voy a leer a los medios" y aparece en uno de ellos un vídeo con la verdadera cara del Barcelona: pura falsedad, pura propaganda, pura basura. En él aparece Xavi que cuando se supone que las cámaras no graban dice, entre otras cosas cortadas, que los de el Real Madrid entran como animales. Dice eso un personaje que tiene en las filas de su equipo al "cool" de Piqué, al prehomínido del hermano mayor de los Dalton (Busquets), al asesino y teatrero de Alves,... pero que poca decencia del capitán azulgrana, cuanta estupidez y cual lamentable es. Pero esto no acaba así, antes incluso de eso hizo muecas y rebuznadas "imitando" a los jugadores del Real Madrid porque según él "no saben perder". Luego, con las cámaras grabando, ya se muestra tan "simpático y conciliador" como siempre, con la salvedad que esta vez no dijo que eran los únicos que sabían jugar al fútbol y habían intentado ganar, dijo que "lo tenáin todo controlado hasta el minuto 20 de la segunda parte". Vamos que según su punto de vista, el Madrid tuvo controlado el partido pasado del Bernabéu hasta el minuto 50 aproximadamente. Va!, para que continuar, lo dicho: Barcelona en estado puro, unicornio por fuera, cerdo por dentro.

26 ene. 2012

BARZA, ALGUNOS TE ECHABAN DE MENOS.

    Para aquellos que no han visto el partido y que leen este blog con asiduidad sólo decirles que ha sido un partido "made in Barza". Barza en estado puro. "El mejor equipo del mundo" en su máxima expresión. Una primera parte en la que han sido borrados del mapa, en donde el Real Madrid ha marrado lo imposible, el Barza 100% de efectividad mientras que el Madrid un 0% y como no, donde el árbitro se ha comido dos manos en el área azulgrana, aunque en su defensa hay que decir que no eran fáciles de ver... en el área del barza, además de 3 "caricias" azulgranas que de hacerlas un madridista hubiera corrido un gran riesgo de ser expulsado, entre ellas una venganza del "ídilico angelito "del dopado"" sobre Pepe. Y ya que he empezado con el arbitraje, decir que su segundo gol fue en el minuto 48 cuando el árbitro sólo prolongó un minuto esa primera parte. Los azulgranas pidieron un penalty de Pepe sobre Alexis, pero el primero ya le había ganado la posición y tenía la posesión del balón. Y esto sólo en la primera parte. También hablan de una segunda tarjeta amarilla a Lass que si debería de haber sido mostrada... pero si previamente se hubieran sacado las pertinentes a los azulgranas. En definitiva un primer acto que perfectamente podría haber terminado con un más que justo 0-4 y que terminó con un injustísimo 2-0, por cierto, su segundo impresionante, aunque como ya he dicho, dos minutos fuera del tiempo reglamentario.
    ¿Y en la segunda?. Aún mejor versión de los blancos, con algo menos de aproximaciones pero más control, otro penalty no pitado de Pujol a Bezema,... y más acierto, pues conseguimos igualar el partido con un par de excelsas jugadas. ¿Y el barza qué?, pues utilizando su "ejemplarizante y maravilloso código" ordenó a sus recogepelotas que perdieran tiempo, continuaron con su juego duro, que no violento, pero que de hacerlo los blancos hubieran supuesto 3 ó 4 tarjetas y alguna más que probable doble amonestación, como la más que rigurosa segunda amarilla a Sergio Ramos. Además en la segunda parte, con cambios, injustas expulsiones, pérdidas de tiempo y demás no sólo puso unos escasos 3 minutos, sino que de los mismos sólo se jugaron unos 20 segundos y no prolongó ni una sola décima de segundo. Que ganas tenía de pitar... y de ver las cosas que no vio en la primera parte, y es que aún siendo verdad que está bien anulado el gol de Sergio Ramos, ¿cómo vio esa "minafalta" y no las manos anteriormente expuestas?. Además, tampoco sancionó con la segunda amarilla un claro control con la mano del "santo varón" de Messi. Ver para creer.
    El Real Madrid ha jugado muy bien, ha sido muy superior al barza. Es un empate doloroso pero honroso, de hecho nos han eliminado y aún así creo que salimos nosotros como vencedores morales. Para ser sincero creo que si sumamos los 180 minutos el justo vencedor son ellos, pero como mínimo espero que éste sea un punto de inflexión en relación a los dos últimos partidos jugados contra los barcelonistas. Otra vez no nos ha eliminado el F.C. Barcelona, ha sido el barza y todo lo que ello arrastra.
    Mientras escribo ésto estoy, como no, escuchando las radios deportivas de turno y me he quedado sorprendido con la opinión de cierto/s periodistas que dicen que el Madrid ha fallado en su mayor virtud, el acierto de cara a portería. ¿Pero qué partidos ven esta gente?. El Madrid de los últimos años necesita una media de 5 ocasiones para hacer un sólo gol, mientras que el barza necesitaba una media de 2 aproximaciones para meter 3. Es verdad que el Barcelona de este año ataca más que el de años anteriores (cosa muy fácil de hacer por cierto), y mete menos goles, pero no es menos cierto que para meter un gol necesitan la mitad de acercamientos que los nuestros. Esa es la verdadera y única virtud del Barcelona, no del Real Madrid. 
   Una vez dicho esto dar la enhorabuena al barza por haber pasado y a sus aficionados, porque cuando peor se le ponían las cosas parece que ha vuelto el tan laureado barza, que si bien no ha sido tan ramplón, soso y aburrido como el de los años anteriores, si ha sido ayudado, con suerte y efectivo. Ahora por la memoria me pasan partidos como los de la eliminación al Chelsea (5 claros penaltys no pitados), al Arsenal (expulsión injusta de su estrella), al Real Madrid (robo a mano armada), parcialidad arbitral absoluta durante los 3 últimos años,... puf!, la segunda vuelta se presenta complicada para los nuestros y la copa de Europa aún más. ¿Habrán regresado ya de las vacaciones Villar y Platinni?, otra explicación no veo.
    Señores, esta vez cabreados pero con la cabeza alta, muy alta. Y como siempre, Hala Madrid!.

    Postdata: Llevo un rato esperando a que los papeles higiénicos deportivos catalanes critiquen con la misma ponzoñosa actitud que cuando arremeten contra CR 7, Marcelo y Pepe tras el baile del "actorazo" de Alves y Abidal cuando el primero marcó su golazo.
   

24 ene. 2012

DEFENSA NUMANTINA EN SOLITARIO. NO NOS DERROTARÁN.

   Llevo toda la mañana debatiéndome entre si dar la importancia debida al partido de ayer del Real Madrid contra un gran Bilbao  (4-1) o defender lo que creo que es de justicia, al Real Madrid.
   Si no fuera porque en un par de díaS hay un "nuevo" Barcelona-Real Madrid escribiría ambas cosas en post separados, pero en las actuales circunstancias, eso es casi inviable.
   En relación al partido seré injustamente escueto, ya que a mi entender fue un buen encuentro, no muy vistoso pero entretenido. Los nuestros fueron de menos a más y sorprendió gratamente la "ofensiva" alineación de Mouriño. He de reconocer que se notaron ciertos desajustes, sobretodo al principio, pero el cambio de actitud e imagen en relación al partido de copa fue realmente notable, cosa por otro lado nada complicada.
   Por otro lado habría que decir que nos enfrentábamos a un muy buen equipo. El Bilbao está muy bien rodado y mueve con mucha eficacia el balón. Además es un equipo muy completo, pues domina varios estilos de juego con buena nota. Cuando quiere llevar el peso del partido mueve muy bien el balón; que está siendo presionado, contra-ataca de manera espléndida y con gran peligro; que hay un intercambio de golpes..., más vale estar prevenido porque el KO puede rondar por nuestra cabeza. 
    Como por desgracia viene siendo habitual últimamente, ellos empezaron marcando (un excelente gol, por cierto), y los nuestros tuvieron que acudir a su ya casi de propiedad, famosa épica para sacar adelante el partido. Siendo justos, por número de ocasiones, el 0-1 si estaba siendo apropiado, pero los blancos no lo estaban haciendo mal, controlaban aunque les faltaba un poco de verticalidad y sobretodo algo de precisión en el último pase, pero volviendo a la cruda realidad, íbamos por detrás en el marcador. Por suerte, escasos 10 minutos después empatamos el encuentro en una buena jugada colectiva que finalizó Marcelo. De este punto al final de la primera parte hubo una lucha de poder a poder en la que el Madrid parecía más centrado, voluntarioso y sobretodo con ganas de ponerse por delante en el marcador, mientras el Bilbao intentaba hacernos besar la lona y a punto estuvo de hacerlo en un par de ocasiones.
    Por suerte la segunda parte empezó con un claro penalty a Kaká que CR 7 se encargó de trasformar de manera soberbia. Desde este punto hasta el final el Bilbao siguió ofreciendo resistencia, pero el dominio ya era total del Real Madrid y poco a poco fueron llegando más ocasiones y goles, otro más de penalty y el 4º obra de Callejón prácticamente acabando el encuentro, tras un magnífico pase del Pipita.
    La verdad es que el partido por juego dio para hablar bastante más, pero ahora me voy a centrar en la defensa de nuestro equipo, pues está siendo atacado desde innumerables frentes por quienes en teoría deberían ser neutrales.
   Sabréis que no siento especial simpatía por un alto porcentaje de periodistas españoles. Considero que son un insulto para tan noble profesión y que una de dos, o se pasan su código deontológico por sus zonas nobles o son unos vendidos. Desde luego que no son todos, pero si un alto porcentaje. Sólo hace falta ver la prensa para darse cuenta que una misma noticia no se parece en nada si la les en un medio afín a uno u otro "bando" político o deportivo. Además, y casi más grabe aún, por aumentar la audiencia, da la sensación que no les importaría vender a su propia madre o arruinar la vida a quien sea.
    Esto viene a cuento porque reconozco que este lunes hice un pequeño experimento tras la última rebuznada del que dicen que es el periódico más vendido en España. Vendieron a bombo y platillo un supuesto enfrentamiento entre Mou y Sergio Ramos e Iker que no dudo que ocurriera, pero si el dramatismo que le han dado. Tal y como lo han plasmado y expandido, da la sensación que un intercambio de pareceres o una leve discusión es el fin de la tierra y la hecatombe ha llegado al Real Madrid. Para empezar quién no ha tenido pequeños problemas con su jefe o compañeros. La convivencia tiene estas cosas. Y después que los propios jugadores, Iker a la cabeza, han manifestado que claro que discuten con Mou, y muchas veces, pero que es algo normal y que siempre ha sido así. 
    Además, desde la aparición de ese notición "digno del pulitzer", el 99% de la emisiones que ha hecho ha sido para reiterarse, aumentar, exagerar e reinterpretar desde todos los puntos de vista posibles, menos el racional y normal propio de cualquier relación laboral entre pesos pesados de cualquier empresa. El experimento consistía en escuchar el partido de ayer por ese medio en concreto y podría decir que de los 90 minutos, 89 fueron hablando del "notición del año". El minuto restante era para retransmitir los goles, que ya que lo menciono, lo hacían aproximadamente 5 ó 6 segundos después de la celebración de la afición. Y no bromeo ni exagero, ni tiene que ver con que yo ya supiera cuando habían sido los mismos, si pueden escúchenlos y me dicen, aunque 89 minutos de paparruchadas, exageraciones y auto-imposiciones de medallas es muy cansino. ¿Para eso quieren acceder a los estadios?, ¿para hacer de todo menos retransmitir un partido?. El colmo del asunto fue "la silbada del Bernabéu" a Mouriño. Para qué querían más. Imagino que sufrieron un orgasmo múltiple o algo parecido. Pero como en todo lo demás, exageraron para su propio beneficio. Si es verdad que una parte del Bernabéu silbó cuando escuchó los cánticos de otra parte del Bernabéu que al parecer no sólo no cuentan, sino que a su juicio, son... omito los comentarios despectivos que dijeron sobre ellos. Pero lo que no dicen es que otra "pequeña" parte acompañó esos cánticos y los restantes siguieron viendo el partido como si no pasara nada, que es lo más normal dentro del aficionado blanco, que "tanto conocen" los medios. Dicho esto, ¿dónde está lo de que "el Bernabéu silbó a Mou"?. Ah si!, son periodistas españoles, el Bernabéu es sólo la gente que ellos quieren que sean, aproximadamente 20000 de 83000 presentes. Pero claro, hay un cisma insalvable entre el aficionado y Mou. Qué lástima!, ya consiguieron echar a un entrenador y ahora quieren echar a otro. El poder corrompe y el periodismo tiene mucho poder en sus manos, estando en muchas ocasiones en las de gente sin responsabilidad alguna.
     Que conste que yo fui el primero en criticar a Mou por su rácano planteamiento el día del partido del Barcelona y sobretodo por sus palabras posteriores. Pero le sigo apoyando y sigo estando a su lado. Fue un roce, un simple roce sin la menor importancia. Haciendo una simple regla de tres y a su modo de entender el mundo, el día que mi mujer me dijo que subiera a hacer la cama que no había hecho, en realidad me estaba pidiendo el divorcio y me odiaba a muerte.
    Ya que me meto en fregados conflictivos diré que la supuesta pluralidad brilla por su ausencia en esos mundos de las ondas y el papel. Tal y como lo venden, y lo que es más importante, sin prueba alguna, ellos están en pos de la verdad y no los propios protagonistas en sus manifestaciones, realizadas bajo coacciones y miedo. Permítanme por lo menos que lo dude, o que intente pensar por mí mismo. Son capaces de criticar a Arbeloa (creo recordar) porque éste les pide que se firmen las noticias que se dan para poder
defenderse, entre otras cosas aludiendo al secreto profesional y a que no tienen por qué hacerlo, cosa en la que tienen razón..., de no ser porque ellos exigen que los jugadores den ruedas de prensa, los entrenamientos sean a puerta abierta y no sé que más, "por el bien del aficionado" (me ha entrado una risa floja). Pues si ustedes no dicen los datos del informador, mentiroso o lo que sea porque no quieren y están en su derecho, si ustedes manipulan, intentan poner en contra a la opinión pública a alguien que no les pelotea, el Madrid, el Barcelona o el Teruel si quiere, no hace ruedas de prensa, ni conceden entrevistas, ni hacen los entrenamientos a puerta abierta porque están en su perfecto derecho y no les sale de sus narices y punto. Está claro que ellos pueden manipular, mancillar, mentir, exagerar,... a su antojo y los demás han de aguantarlo haciéndoles reverencias y obedeciendo todas sus órdenes, porque si no todo el peso de su ley caerá sobre ellos y harán todo cuanto esté en las ondas y en el papel para arruinarles la vida, ponerles en contra de todo el mundo y si es posible, echarlos. Mou, te ha tocado la china y que sepas que o acatas sus órdenes o atente a las consecuencias. Y conociéndote lo poco que te conozco... "atente bien".
     El otro gran tema es Pepe. Quiero recordar que yo también he criticado su lamentable actuación, pero a todos los listos que exigen que se entre de oficio contra él, les ofrezco el vídeo de abajo con sólo una lindeza de un "héroe, limpio e idílico futbolista" de un aún más "puro" club. Y quiero dejar claro que yo si quiero que se actúe porque me pareció una acción que ha de ser duramente sancionada, pero que se sancione detrás de, por ejemplo, ésta http://www.youtube.com/watch?v=zUWEYrfDuXQ de la que por cierto o no se ha hablado o rápidamente la han olvidado. Y es una entre... un millón, del club que da ejemplo y esplendor al resto.
     Sé que es una batalla perdida de ante mano. Sé que debo pedir perdón a los verdaderos periodistas. Pero también sé que "moriré" con honor y que al Real Madrid hagan lo que hagan nunca lo derrotarán. Viva Numancia!.

     

19 ene. 2012

EL CANGREJO BLANCO Y DEMÁS VERGÜENZAS.

     Nunca he optado por criticar a mi querido equipo de una forma tan irracional e hiriente como a continuación voy a hacer antes de la finalización de cada temporada, pero hoy es todo distinto, el mundo ha cambiado y lo que es peor, me he sentido "atacado" por un importante y para mí admirado componente del organigrama blanco. Atacado tanto deportiva, como verbalmente. Esto más que una crónica-opinión es un desahogo, porque si no, les aseguro que exploto.

   En lo estrictamente deportivo el F.C. Barcelona nos dio una lección, me duele decirlo y mucho. Pero fue netamente superior, tanto por planteamiento, como por intencionalidad y realización. Ni una sola escusa se me ocurre, y ya no sólo eso, por primera vez el Barcelona se quedó corto en el resultado. Hasta la fecha en los últimos clásicos, digan lo que digan los "expertos" periodistas y demás ceguera generalizada, el Barza ganaba con su raquítico y paupérrimo estilo de juego (que aburría a un muerto) gracias por encima de todas las cosas a las ayudas arbitrales y también a la suerte, aunque como he dicho en anteriores ocasiones, ésta hay que buscarla.
    Ya en el partido de liga anterior, como en su momento dije, el Barcelona ganó de forma merecida, jugó mejor que nosotros y por primera vez nada extra-deportivo influyó en el resultado. Pero como mencioné al principio, hoy (por ayer) todo ha cambiado, no sólo el Barcelona jugó mejor que nosotros, sino que lo hizo de manera insultante. No se les puede atribuir el factor suerte, cosa que influyó, como en otras ocasiones, en el partido anterior. De hecho este factor en esta ocasión jugó a favor de los nuestros, pues el Barcelona por ocasiones y sobretodo valentía, mereció aún mejor resultado.
    La foto que he puesto está colocada a conciencia, pues es el único momento en que el Real Madrid jugó algo, justo el primer segundo del pitido inicial, en los 89 minutos con 59 segundos posteriores fuimos una pantomima, una lamentable y triste pantomima.
    La cosa ya pintaba mal desde el principio. Hasta que no entré en el campo no me enteré del equipo inicial que sacaba Mouriño, y es aquí donde viene el primer ataque realizado contra el aficionado blanco en general y a mí en particular. No daba crédito a lo que veía, hasta el punto que llegué a preguntar si los que estaban calentando eran realmente los titulares. ¿Qué demonios hacía junto a CR 7, si 7, Sergio Ramos, Xabi y compañía un tal Altintop (jugador mediocre por no decir algo peor en relación al resto de la plantilla blanca), Coentrao y Carvalho (ya ni me acordaba que lo teníamos en plantilla)? y aún peor, ¿cómo es posible que el primero fuera de los mejores de los blancos?. Es una vergüenza que el Real Madrid juegue a la defensiva, es lamentable que dé prioridad a la fuerza en vez de a la técnica, es paupérrimo que juguemos al son del rival y no al contrario. Esto es así como norma y más grabe aún si cabe, en el Bernabéu, ante su gente. El Barcelona siempre ha sido y es pese a quien le pese, el equipo segundón y para muestra sus propias conclusiones, en las que aún ganando títulos siempre dicen y manifiestan que su mejor partido ha sido contra el Madrid, los pequeños se crecen ante los grandes y a las pruebas me remito. Volviendo al asunto, todavía tenía esperanza que fuera una broma del portugués. Pero no, por megafonía dijeron la alineación y en ese momento sentí la primera de las bofetadas y sentí pavor ante lo que pensaba que sucedería. 
    Se inició el partido y mis peores augurios se cumplieron. Ya desde el 2º segundo se apreció. Sacó el F.C. Barcelona y todos los nuestros dieron un paso atrás, nadie salió a intentar robar el balón. La tónica continuó hasta la única jugada "trenzada" (en este partido necesitamos muy poco para emocionarnos) que hicimos, robo en el centro del campo, buen pase de Benzema a CR 7 y perfecta terminación de éste. Gol, 1-0 de manera injusta y en la primera ocasión, pero gol. No es que el Barcelona en ese momento mereciera ir ganando, pero si era el único que intentaba jugar y desde luego no merecía ir perdiendo. Mientras me sentaba en mi asiento tras la celebración pensé "esta chapucera aberración nos está saliendo bien, ahora todo cambiará, no podemos caer en los mismos errores que en el partido liguero y el Barza tiene que abrirse algo más". Pero claro, el Barcelona sacó de centro y volví a caer en la cuenta de que jugaban Anltintop, Coentrao y Carvalho. Los minutos pasaban y la penosa imagen de los nuestros fue a peor. El Barcelona presionando muy arriba e intentando atacar constantemente y los nuestros lo único que sabían hacer era dar balonazos sin sentido o dársela a Casillas para que éste diera un supuesto pase a los delanteros que intentaban desmarcase con el resultado que en esas lides nos tiene acostumbrados, todos al contrario o fuera del campo. Creo recordar que uno de los "pases" que dio no estuvo tan mal, sólo se fue 15 metros de donde se supone que debía de ir. 
    El Madrid sólo hacía amagos de contra-ataques cuando recuperaba el balón. Es verdad que si en alguno de ellos el último pase hubiera calado... el resultado habría sido bien distinto, pero claro, ¿quién ejerció de media punta?...; Pepe, y si hay que reconocerle que su intención era buena y su visión de juego aún mejor, sus piernas no están hechas para el pase preciso. Mientras tanto el Barcelona cada vez era mejor, controlaba más y si bien no creaba mucho peligro, cuando llegaban lo hacían muy bien. Incluso un "cabezazo" (iba casi de espaldas y la golpeó por el mero hecho de alcanzar el balón, sin dirección ni precisión alguna) de Alexis impactó en el larguero. Más de 80.000 personas y yo lo único que querían era que acabara la primera parte y así sucedió. Por fin. Imagino que alguno pensaría al igual que yo: esto ha sido una estratagema de Mou y ahora cambiaremos de táctica, subiremos líneas, presionaremos arriba, algún cambio de jugador...
    Y en esas meditaciones estaba cuando comenzó  la segunda parte. Busqué algún cambio de jugador... y nada de nada. Yo tan iluso me pregunté: ¿cómo adelantar líneas y crear más juego con el mismo y defensivo equipo inicial?, algún as en la manga se guardaba Mou. Mi optimista idea pronto se desvaneció, pues no sólo no tenía ni un as guardado, sino que guardó aún más cartas. Patadones sin sentido, más patadones y nada más en el horizonte. Y mientras el Barcelona a lo suyo. Pero la suerte por fin le llegó a quien más se la había merecido, quizás en la jugada más impensable, en un corner, cuando menos se lo merecían por inoperancia ofensiva, que no de control,  y con un error de libro de Pepe. Resultado, gol de Puyol. 
    Ahora sí, pensé. Ya le hemos visto las orejas al lobo, ya toca que aparezca el Real Madrid. Pues no, nada más lejos de la realidad, el partido continuó por los mismos y desgraciados derroteros. Por fin llegaban los cambios, salió Ózil y Callejón. El Madrid cambió algo, pero un cambio tan sútil que fue inapreciable, pero daba la sensación que empezábamos a intentar hacer algo. Así llegó la mejor jugada nuestra de la segunda parte hecha por !Altintop! con un gran pase a Benzemá cuyo remate de cabeza acabó en el póster. Pero claro está, una inercia tan negativa en juego, un equipo cuyo estilo le había hecho caer casi en lo más profundo de un agujero negro..., ¿cómo iba a cambiar esa inercia en unos pocos minutos?. Imposible, y así fue. Además, hay que añadir la "obsesiva obsesión" de Özil a la hora de manejar la pelota única y exclusivamente con la pierna izquierda, facilitando la labor defensiva un 50 % a los contrarios. Vi calentar a Granero y mi optimismo resurgió, otro pelotero para intentar coger un mando del juego que nunca tuvimos, otro propulsor más para salir del agujero negro. Pero ahí apareció Messi, quizás enrabietado por la indescriptible y lamentable acción de Pepe, que puso un magnífico pase a Abidal y que éste finalizó con una soberbia acción. La verdad es que en ataque el Barcelona aún se prodigó menos que en la primera parte, pero el resultado era a todas luces justo e incluso corto para sus intereses y sobretodo por lo mostrado por los nuestros. Faltaban poco minutos para el final cuando entró Granero y la posesión y control de los nuestros aumentó, pero de nuevo de manera casi imperceptible. La inercia positiva del Barcelona empezaba a frenase, sólo empezaba, pero la nuestra no llegó a arrancar, no le dio tiempo. 
    A pesar de lo lamentable del partido saqué dos buenas conclusiones. La primera es la entrega oficial por parte de quien suscribe del número 7 a CR, atacó (o por lo menos lo intentó), defendió, presionó, luchó, se ofreció, estuvo en ataque, en defensa, por el centro, se intentó echar el equipo a la espalda... demostró pundonor, verdadero pundonor y orgullo. Ah!, y metió un gol, aunque eso a mí sea lo que menos me importa. Mi más sincera enhorabuena CR 7.
    Y la segunda los "innombrables". Ha sido la primera vez en mi vida que no he "tenido fuerzas" para animar a los nuestros, no los silbé (nunca lo haré con el balón en juego), ni tan siquiera cuando acabó el encuentro, pero allá por el minuto 75 no podía animarlos, lo siento, no me siento orgullosos de ello, pero no podía, quizás el agujero negro me subcionó las fuerzas, las ganas de hacerlo o ambas. Quizás también sea que me estoy haciendo mayor, no sé. Lo que si sé es que ellos siguieron hasta el final, inquebrantables, ole sus huevos.
    Ahora la nota más negativa del partido, la deleznable actuación de Pepe. Llevo arremetiendo contra los jugadores del Barza desde hace tiempo por sus patochadas, y patéticas y antideportivas actuaciones circenses fingiendo falsas faltas y agresiones, para que ahora llegues tú y no sólo hagas lo mismo, sino que encima tu actuación fuera tan mala que hasta un ciego se percataría de ello. Triste, muy triste. Pero ahí no acaba la cosa, tuviste que llegar y pisar la mano de Messi, con total premeditación, cuando "el pobre" estaba tumbado en el suelo por una clara falta que le habían hecho. Encima en el partido que más limpiamente han actuado, a excepción de Alexis que de sus 5 faltas (todas cortando la posible contra madridista), 4 fueron de "naranja". Pepe, te admiro como defensa, pero mancillas el nombre del Real Madrid y no hay nada más sagrado. Lo siento, siempre te he defendido, incluso en tu "incidente" el famoso partido contra el Getafe te excusé, ya que tu lamentable comportamiento vino tras sufrir algunas injusticias, pero lo de ayer..., no, ni lo de ayer ni lo de aquel año. Esto ya es reiteración, ha sido demasiado, no vino a cuento y vistes una camiseta histórica y que representa a millones de personas. Para colmo ni tan siquiera pediste perdón de forma inmediata, fue simplemente lamentable. Me acuerdo de ciertas actuaciones de uno de mis ídolos, Juanito, pero él tenía un gran corazón, demasiado impulsivo, pero también demasiada buena persona. Una vez finalizado el encuentro lo primero que hacía era ir al vestuario rival a disculparse e incluso a comprar capotes de torero para regalar al agredido (Matthäus), era todo corazón, para lo bueno y lo malo, no sólo lo segundo. Lo siento de veras y me reitero en lo dicho, te admiro como defensa, pero ahora mismo no te quiero en el Madrid, o cambias completamente o te deseo lo mejor, pero fuera de mí equipo.
    Y para finalizar el último y más grabe ataque. Sr. Mouriño, todavía estoy esperando a que pida perdón por la estupidez vertida en la rueda de prensa, ¿qué es eso de "entiendo, pero no escucho al madridismo"?. Señor Mouriño, yo soy el madridismo, yo y los 86000 que asistieron al Bernabéu anoche, y los millones de madridistas que lo vieron y escucharon desde sus casas o trabajo, y todos aquellos que se sienten identificados con esos colores. No sé que tendrá en su corazón, pero a mi juicio, si siente algo de madridismo, es un sentimiento de neonato, lleva 2 años en el club más grande de la historia, yo lo he mamado y llevo 36. Si yo he de aguantar sus raquíticos planteamientos cuando juega contra el Barcelona, usted como mínimo, me escucha, y si tengo/tenemos razón, nos hace caso, cosa que, y nuevamente a las pruebas me remito, no ha hecho.
    Además, si quiere jugar de esa abominable manera, utilice las piezas adecuadas. Si "su solución" es dar balonazos y pases largos desde la defensa, el más adecuado es Varanne. Como defensa es buenísimo, le queda por aprender, pero es muy bueno, y su pase en largo es extraordinario, con precisión y gran visión.
    No voy a negarle que ha hecho grandes cosas por esta entidad, nos ha vuelto a levantar del asiento para defender lo nuestro y ha logrado que nos sintamos orgulloso de ello, pero nos merecemos algo más. No voy a negar que la prensa es exagerada, de los 9 enfrentamientos de los últimos años contra ellos, nos han ganado 5, empatado 3 y perdido 1, pero del primer y segundo caso, salvo los dos últimos partidos jugados, el resto han sido por concesiones, regalos y parcialidad arbitral. En la final de la copa del Rey jugamos de tú a tú, fuimos mejores y ganamos, en la supercopa fuimos superiores en el cómputo general jugando de tú a tú y ganaron, mala suerte. En Europa nos expulsaron los árbitros como si fuéramos el Chelsea, "mala suerte". Pero lo que es verdaderamente imperdonable son los partidos que los aficionados hemos sufrido en sendas eliminatorias, jugando en casa de la manera más cobarde y lamentable que se puede. Eso no sólo es intolerable, es imperdonable. Somos el Real Madrid, soy el Real Madrid y me ha ofendido y no sólo me ofende, sino que encima he de tolerar que no me escuche. Yo sólo le pido dos cosa: un poco de educación con aquellos que si le escuchan, que si le defienden y que encima le pagan, pero sobretodo un poco de cultura, de cultura madridista.

    El Madrid actual es como un cangrejo, para aquellos que siguen el blog no les sonará a nuevo el que diga que el Madrid de los primeros partidos de esta temporada me entusiasmaba, lo bordaban y era una delicia para los sentidos, pero que conforme ha ido avanzando la temporada el juego a ido a peor. Eso es preocupante, pero algo parecido, pero más exagerado, ha pasado con los 9 últimos enfrentamientos con el eterno rival, hemos pasado de ser superiores y perder por causas ajenas al juego, a su esparring. Y mientras no se demuestre lo contrario, ha sido por culpa de Mou. Espero que el Madrid deje de ser un cangrejo blanco. Eso es lo que le pide el madridismo, escúchelo.
   Por y para siempre, HALA MADRID!.

15 ene. 2012

SENSACIONES ENCONTRADAS.

  
   Suspenso, si tuviera yo que poner nota a los nuestros, los suspendería. Por primera vez en la temporada no llegarían tan siquiera al aprobado. La primera parte fue muy mala y la segunda más bien regular. Es verdad que la diferencia respecto a la primera fue como del día a la noche, pero aún así hubo poco que celebrar.
    Al mismo tiempo debería estar pletórico, y es que es en estos partidos donde se suelen ganar los campeonatos. En los sitios en donde no merecemos ganar, en donde si lo hacemos es por suerte (la misma que nos ha faltado en tantísimas ocasiones), en los partidos en donde se sacan 3 puntos de la nada, justo en los partidos como el de esta noche, justo en éstos se han cimentado innumerables competiciones.
    He escuchado la comparecencia de Mou ante los medios y creo que estoy de acuerdo con él, quizás nuestro mal partido se deba al buen hacer defensivo del Mallorca y digo buen hacer defensivo porque en esas lides han estado fenomenales, rozando la perfección, pero la verdad es que poco o nada más han ofrecido. Y es precisamente esto último lo más preocupante. Perder ante un equipo que ofrece mucho, como el Barcelona, entra dentro de lo normal por mucho que el factor suerte o arbitral influyan. Pero perder, o merecerlo que es peor, ante uno soberbio en  defensa y prácticamente inoperante en el resto..., pues llega incluso a ser doloroso. Aún así pudimos meter un gol, estando ya detrás en el marcador, tras un espléndido remate de Sergio Ramos al póster, pero siendo sinceros, no lo hubiéramos merecido, pues casi se podría decir que fue nuestra única ocasión.
    Indagando más a fondo creo que aún más triste que la imagen dada, es el hecho que en los últimos 8 partidos (creo), en todos nos han metido un gol o más, y la verdad es que no es de recibo que en un equipo como el nuestro se dé esta circunstancia. Empieza a ser preocupante esta situación y es que por lo visto en los últimos partidos, el día en que a la pelotita le dé por no entrar..., no entrará, pero seguro que los contrarios alguno meterán.
    Quizás me esté poniendo demasiado melodramático por lo que regresaré al partido en sí. Hay que reconocer que en la segunda parte la situación cambió por completo. Los nuestros adelantaron líneas, presionaban más arriba, recuperábamos antes el balón y por ende atacábamos bastante más, cosa nada complicado en relación a la primera parte. Indudablemente los cambios realizados por Mou contribuyeron a ello. De todas formas apenas creamos peligro real o claro, y es que la defensa (el equipo entero diría) Mallorquinista seguía haciéndolo muy bien. La mayoría de nuestros arreones acababan en la frontal de su área. Se podría decir, de hecho fue así, que el Mallorca estaba encerrado en su propio campo, pero ese dominio no quedaba plasmado en ocasiones verdaderamente peligrosas. No obstante alguna tuvimos, especialmente un magnífico tiro de CR "6´5" que acabó en el largero y no entró de puro milagro.
    Cuando los nervios e impaciencia empezaban a rondar mi cabeza llegó la verdadera remontada, con goles de Higuain sobre el minuto 70 y de Callejón sobre el 85. Gozamos de alguna ocasión más y el Mallorca hizo un par de amagos de buenas contras, de hecho una acabó en gol, si bien la jugada ya estaba anulada por un inexistente fuera de juego.
    Y ya que he mencionado indirectamente al trío arbitral, decir que hubo bastantes jugadas polémicas y no en todas estuvo muy acertado que digamos. A nosotros nos anularon correctamente un gol por un fuera de juego milimétrico y nos quitaron un penalti que por más que lo veo, sigo sin saber si realmente lo fue o no. De la misma manera al Mallorca también le "anularon" un penalti que tampoco sé si lo fue o no, aunque si tuviera que decantarme, optaría más por la segunda opción que por la primera.
    Después de todo lo dicho pensarán que poco más malo podría pasar, pero considero que hubo otro reseñable, y es la escasez de faltas realizadas. Me encanta que el Real Madrid juegue tan limpio y deje jugar tanto, es bueno para el espectáculo, pero la diferencia con los rivales es abismal. La última vez que estuve pendiente de las estadísticas en faltas eran de 5 hechas por los blancos, contra 20 de los rojos y faltaban unos cuantos minutos para acabar el partido. En el fútbol actual una cosa es ser limpio y otra estúpido. Y ya que he hablado del juego limpio, mencionar la lamentable, patética y rastrera actitud del Mallorca (y el 95% de los rivales que hemos tenido) para perder tiempo (o ganarlo según su punto de vista) y ya no sólo los jugadores, sino también los recoge pelotas, "moda" inventada o importada gracias al "gran presidente" sevillista Del Nido y que tan buenos resultados ha dado, entre otros, al Barza. Ahora bien, si critico los primeros 85 minutos del equipo y "colaboradores" mallorquinistas, he de hacer lo propio con los nuestros, pues ya por delante en el marcador, actuaron de la misma triste forma. El colectivo arbitral debería ser más severo con estas acciones u omisiones y además conceder muchos más minutos añadidos al acabar las partes cuando se vieran esas rastreras actuaciones.
    No quisiera acabar sin dejar un buen sabor de boca y es que ocurrió algo mejor que el propio resultado y los 3 puntos, ocurrió algo por lo que llevo rezando casi tres años, ocurrió un auténtico milagro y eso que el partido lo vi por televisión y nunca "he creído" en ella según que cosas. Y es que por mucho que quieran sacar, la mayor parte del campo no sale en las imágenes y se pierden cientos de movimientos, de desmarques, de presiones, de gestos, de.... El milagro en cuestión tiene nombre propio: Cristiano Ronaldo (CR). Quizás algunos de ustedes se habrán preguntado si 4 párrafos antes hubo un "error de imprenta" cuando leyeron "CR "6´5"", pero no, no lo fue. Hace un par de días conté los motivos por los que se silbaba a CR en el Bernabéu y en el mismo post expliqué, nuevamente, el motivo por el que yo nunca le había añadido el "7". Pues en el partido de hoy (14-01-2012) me dejó en evidencia. Le ví en defensa, presionando, luchando por recuperar balones y lo más importante, apeas le vi sus "posturitas" que tanto perjudican al equipo cada vez que perdía el balón. No es que se matara en ello, pero su mejoría en estas facetas fue notable. De momento le queda mucho, muchísimo para poder merecer el 7 en su camiseta, pero hoy ha dado un gran paso y simplemente siendo un poco más aplicado en lo referido y tan maravilloso como hasta ahora en el resto... no sólo merecerá el 7, sino que lo llevará con tanto honor como lo hicieron Juanito, Butragueño o Raúl, entre otros. Me encanta que cada vez que "critico" a algún jugador me deje en evidencia.
    Lo dicho, un partido con tan malas sensaciones como buenas.

12 ene. 2012

BENDITOS SILBIDOS.

   
  No tenía pensado escribir nada sobre el supuesto "odio" de cierto sector del Bernabéu con CR porque es una somera estupidez y porque en este blog he explicado mil veces el sentir de la afición, o gran parte de ella. Pero creo que no tengo más remedio que hacerlo, y es que en los medios parece que no hay otro tema y lo que es peor y aunque suene prepotente..., no tienen ni la más remota idea de lo que pasa en el templo blanco.
   Pido disculpas ante aquellos que piensen que tengo un ego exacerbado, pero considero que siendo socio abonado desde el año 1992 y asiduo al campo desde el año 1988 aproximadamente, algo de idea tengo al respecto y mis pulmones han exhalado el suficiente oxigeno blanco como para permitirme el lujo de aclarar a "los expertos" ciertas cosas.
   Para empezar decir que de la mayoría de tertulianos, columnistas y entrevistados que he oído y leído, sólo con 2 he estado plenamente de acuerdo, con D. José Miguel González Martín del Campo (Michel) y D. Alfredo Dí Stéfano, curiosamente gente que ha mamado de la teta blanca y no visionarios de un equipo que, aunque coman gracias a él, cada día más cuenta me doy que desconocen. Ambos dicen que si la afición del Bernabéu silba es por algo y que siempre tienen razón, a lo que añaden que si se le "critica", es porque realmente se le quiere.
    Hasta lo que yo sé, hasta lo que yo vivo y he vivido en el Santiago Bernabéu, no conozco a nadie que no esté contento a rasgos generales con CR, de hecho si se le silba es porque todos sabemos que si no es el mejor jugador del mundo, poco le queda. Sabemos que sus cualidades son extraordinarias y sabemos que si bien nos ha dado mucho, nos podría dar más.
   Algunos periodistas se centran sólo en el rendimiento en la delantera del portugués, que indudablemente es soberbio, y no se explican los silbidos. Hasta este punto todos de acuerdo y los "flautistas" debería de ser "condenados". Otros hablan de la "chulería" del actual 7 del Madrid y sus declaraciones, que no sientan bien a la afición blanca. Pues sinceramente, su chulería nos da igual y sus declaraciones más, lo que nos interesa es lo que nos ofrece sobre el campo, y eso hasta el momento se define como espectáculo. Es más, si me apuran, cada día que pasa nos sentimos "más identificados" con la extrema sinceridad del portugués y su entrenador, que con la falsa modestia y extrema falsedad de "los perfectos". 
    Hasta aquí todos los puntos de vista de los que se consideran conocedores de lo que significa el Real Madrid y de ello presumen en los diversos medios.
   Pues NO señores, no es ni por asomo lo que están promulgando, no lo es ni de lejos y lo que es peor, sabrán de contratos, rumores, resultados, fichajes, quejas, dimes y diretes, pero de lo que significa y lo que siente un madridista no tienen ni remota idea. Está muy bien que vean los partidos desde sus oficinas o "peceras" en el campo, está muy bien que vean en el mejor de los sitios los encuentros, está muy bien que comenten las jugadas, está "muy bien" que vean lo que vean sólo van a juzgar un partido por el resultado, pero tampoco estaría mal que escucharan a los que le rodean, a aquellos que cuando hace frío no tienen estufa, aquellos que cuando hace un sol de justicia sudan como el último de los jugadores, aquellos que pagan de su bolsillo día si y otro también ver los partidos por lo que ellos no sólo no pagan, sino que gana dinero. Por cierto, NO AL CANON, estoy con las radios!.
     Ser jugador del Real Madrid implica muchas cosas, y muchas de ellas negativas, como por ejemplo la excesiva presión a la que se someten a los jugadores blancos y lo exigente de una afición acostumbrada a las exquisiteces... y al pundonor. Esta es la palabra clave,PUNDONOR. Un término que llevaba en el corazón y en el cerebro tatuado a sangre y fuego un "tal" Juán Gómez "Juanito" entre otros. El excesivamente perfeccionista aficionado madridista puede enfadarse por muchas cosas, por demasiadas a mi juicio. Puede criticar más rápido de lo deseable cualquier acción fallada o simplemente no resuelta como a él le gustaría, puede exigir más de lo humanamente exigible pero a la vez hay algo que siempre perdura en nuestro espíritu, hay algo que siempre calará dentro de cualquier corazón blanco: la lucha, la garra, el amor propio, el querer hacer bien las cosas, el morir por lo suyo, en resumen, el pundonor.
    Sé que muchos de nuestros lectores están enamorados de CR y que me pondrán "verde" por lo que voy a decir, pues para ellos es casi sagrado, pero quiero decirles dos cosas: la primera es que es sólo una opinión, ni más ni menos válida que cualquier otra. Y la segunda que antes de hacer que me piten los oídos, lean todo el post.
    CR es un formidable jugador, merece ir al campo sólo por verle, pero pundonor, lo que se dice pundonor..., nada de nada, por lo menos en lo que a defensa se refiere. Algunos de los aficionados madridistas, entre los que me incluyo aunque sin silbar, están cansados de lo que llega a perjudicar su lamentable actitud cuando pierde la pelota. Cansados y enrabietados, y de ahí los silbiditos. No es de recibo que cuando pierde el balón o no se lo dan cuando lo pide, empiece con sus posturitas, a mirar al cielo, al suelo, al infinito, levante los brazos, los posicione en jarras, ponga muecas,... mientras el balón sigue en juego. En infinidad de ocasiones le han quitado el balón y en vez de ir a intentar recuperarlo ha empezado con sus poses y a hacer "el memo". Eso perjudica al equipo, primero porque defendemos con 10 y no con 11 como debería ser, segundo porque en muchas de esas situaciones ha podido recuperar el balón sin muchos problemas, tercero porque en algunas de esas mismas otro compañero suyo si lo ha recuperado y no han podido lanzar el contraataque porque el portugués seguía con su triste actuación y cuarto porque si yo jugara en ese mismo equipo, me matara tanto por atacar como por defender y viera que uno de los míos sólo hace lo propio en lo primero..., como mínimo me cabrearía. Lo mismo hace cuando lanza una falta y no la mete, no regresa a su posición, se queja y enfada consigo mismo... y si el contrario ataca..., ya lo impedirán sus compis. Pues no, CR, no es así. Te admiramos y te queremos, sabemos que eres un fuera de serie, admiramos tu juego, ojalá no te vayas nunca, pero mientras tu pundonor brille por su ausencia recibirás pitidos, no míos, nunca lo hice y nunca lo haré, ni con él ni con nadie que defienda mi querida camiseta blanca, por lo menos mientras el partido siga activo, pero los seguirás oyendo... y con razón.
   A lo dicho habría que añadir su pequeña falta de consideración con los aficionados que viajan a otros campos. Llevo mucho tiempo sin viajar (la última vez la final de copa en Valencia) y creo que nunca lo volveré a hacer como antaño (raro es el campo que no he visitado en España y muchos en los que he disfrutado en Europa), pero según tengo entendido y ha llegado a mis oídos según el árbitro pita, se mete corriendo a vestuarios, mientras sus compañeros se acercan a aplaudir a los aficionados que les han acompañado en tierras hostiles y que en la mayoría de los casos, gran esfuerzo y sacrificio les ha supuesto. En mis tiempos "Willy FOGenses" era sagrado ese agradecimiento final y es que "de bien nacido es ser agradecido".
    Yo nunca te silbaré por tus estúpidas poses y falta de pundonor cuando pierdes la pelota mientras el balón esté en juego, porque considero que un aficionado ha de apoyar a los suyos pase lo que pase hasta que el balón deje de rodar. Lo que sí haré es nunca ponerte el 7 detrás de tu CR, porque hasta la fecha no te lo mereces, el 7 en el Madrid es el número sagrado, podrás llevar el 10, el 11, el que quieras, pero el 7 nunca será tuyo mientras continúes con tu actitud. De todas formas una pequeña parte de mí entiende a "los flautistas", y es que los madridistas de toda la vida consideramos esa "desidia" suya un ultraje, un insulto hacia nosotros mismos y a la historia del mejor club del mundo. Pero es un insulto que nos dice nuestro propio hijo, ese hijo que tanto amamos por más que nos meta en problemas constantemente. 

11 ene. 2012

DE 0 A...

   
    En el mundo de la automoción y concretamente en Europa, uno de los factores que se utilizan para determinar la deportividad de un vehículo es el 0 a 100 Km/h. Contra menos tiempo tarde en alcanzarlo, más rápido y por lo tanto más deportivo es, aunque realmente haya más factores que influyen en esa calificación.
    Y hablando de deportividad..., empecemos con el fútbol. Hace escasos 5 minutos ha terminado el partido de vuelta de la Copa del Rey en La Rosaleda con el resultado de 0-1 a favor del Real Madrid. 
    Hasta aquí todo bien y todos los madridistas deberíamos de estar contentos, habíamos ganado al Málaga y nos habíamos clasificado para jugar, casi seguro, contra el Barcelona en los cuartos de final de la Copa de S.M..
   ¿Pero realmente todo fue tan bien?, la verdad es que no. Primero por la lesión de Khedira y segundo por la falta de deportividad en el partido. Hay una frase para describir el rendimiento de un equipo muy usada en el mundo del fútbol que tiene dos vertientes, esta es "de menos a más" o viceversa.
   En el caso del partido de hoy (10-01-2012) el inicio no ha sido precisamente "menos", ni muchísimo menos "más". Directamente ha sido 0. Pero lo curioso del caso es que se dio el inicio y ese 0 duró muchísimo tiempo. Al "coche" blanco (negro en el partido de ayer) no le llegaba gasolina al motor, el conducto estaba obstruido y no llegaba ni una sola gota. Pero no nos engañemos, al "automóvil" de los blanqui-azules tampoco. Pasaban los minutos y ahí teníamos a los dos, en mitad de la pista y sin desplazarse un sólo milímetro. Poco a poco el coche bicolor empezó a moverse levemente y la aguja del velocímetro alcanzaba unos sorprendentes 20 kilómetros por hora, mientras que el coche negro seguía parado. De vez en cuando el motor se ponía en marcha y llegaba a las 5000 revoluciones, pero de resultado nada de nada, apenas avanzó unos metros.
    Llevábamos ya 20 minutos de carrera y el resultado era el mismo, los andaluces sacaban escasos metros a los madrileños, que a su vez todavía tenían unos puntos de ventaja de la carrera anterior. Los malacitanos necesitaban ganar por una vuelta de ventaja como mínimo. Justo en ese momento el vehículo rezagado se puso en marcha a otros increíbles 20 kilómetros por hora. 
   10 minutos más tarde ambos habían conseguido limpiar los conductos de alimentación, pero quedaba por quitar toda la suciedad del motor, no obstante la velocidad de ambos ya rondaría los 30 y si me apuran el equipo negro llegó a alcanzar los 40 en momentos puntuales.
    Por fin llegó la parada en boxes y los andaluces veían muy pegados a los de la capital. De hecho aquí vino el adelantamiento y cuando ambos salieron a la pista el equipo capitalino ya pudo engranar la tercera marcha y alcanzar los 50. Mientras tanto el Málaga se conformaba con unos 40 que le hacían ir distanciándose poco a poco de su rival.
    La carrera no era entretenida, pero por lo menos se empezaban a ver algún que otro derrape y alguna apurada de frenada. Los minutos pasaban y la distancia de los negros iba ampliándose. Pero cuando todo hacía deducir que más que deportivos eran utilitarios, el equipo visitante encontró los reglajes adecuados y el vehículo no sólo aumentó la velocidad (a 60), sino que se agarraba con buenas maneras al asfalto y tomaba las curvas con gran aplomo. Las vueltas se iban sucediendo y la distancia ya era bastante considerable, de hecho empezó a existir la posibilidad de que doblara al coche malagueño. Y en esas estábamos, sobre el minuto 65, cuando engranaron la 4ª marcha y en apenas unos segundos alcanzaron los 95 Km/h. Ya sentían el calor del tubo de escape del coche del equipo bicolor, cuando aprovechando su rebufo le adelantó, en plan Renault contra McLaren en 2005. De aquí al final algún que otro arreón de ambos, el uno para recuperar el espacio perdido y el otro para mantener el ganado, pero en ambos casos ninguno pasó de los 99 Km/h.
    ¿Sí son realmente deportivos?. Pues por su estructura y diseño sí, el ganador con 8 marchas y 1000 caballos y el coche andaluz con 7 y 800. Cada uno con sus reglajes particulares y que en ciertas ocasiones pueden dar ventajas no apreciables por los simples números, pero aunque en esta carrera no lo pareciera, todo hace indicar que si son deportivos. Todo menos el hecho que ninguno pasara de 4ª ni llegasen a los 100. De todas formas no hay problema, habrá más carreras y podremos ver si son capaces de explotar sus extraordinarias y teóricas cualidades.
    Sólo un dato para el optimismo: el equipo que empezó parado en apenas 1 segundo pasó de 65 a 95, !eso si que es aceleración! (más bien recuperación en términos automovilistas). ¿Llegará algún día a acelerar de 0 a 400 aprovechando todas sus marchas y potencia?. Ansioso estoy, porque en alguna que otra prueba anterior si han estado cercanos a ello.
    ¿Cuál será entonces el tiempo en que lo hará?.   

8 ene. 2012

DEDUCCIONES POR INCOMPARECENCIA

   Es lo que tienen los Reyes Magos, a uno se le enternece el corazón y es capaz de ceder su abono a su querido sobrino para que disfrute del espectáculo del Bernabéu.
   Por lo tanto mi opinión del partido de ayer (07-01-2012) viene de lo visto por la tele y oído por la radio por lo que deduzco que coincidiré con la mayoría de las opiniones que cada uno de ustedes tengan.
   Para empezar diré que el Real Madrid no me convenció. Ganamos y poco más. Bajo mi punto de vista el Madrid ha bajado varios enteros respecto al inicial de la actual temporada. Quizás sea más serio, más controlador, más teutón, pero a la vez más aburrido y menos ofensivo. Disfruté mucho, muchísimo en los primeros partidos. En cambio el "actual" no es que no me guste, quizás sea más acertado decir que no me enamora. Es verdad que aún así hacemos bastantes ocasiones, aunque en este partido en concreto menos peligrosas de los habitual. Igualmente es cierto que solemos pasar por encima de los adversarios y también que hasta ahora hemos merecido todas las victorias, pero el bajón es notable, imperceptible en cuanto a rendimiento, pero nítido en cuanto a vistosidad y espectáculo. No obstante ojalá este "bajón" duré muchos años, porque nuestra media es alta en prácticamente todas las facetas.
    Volviendo al partido diré que el Granada no lo hizo nada mal y que incluso disfrutó de alguna que otra gran ocasión. En defensa, a pesar del resultado, estuvieron bastante solventes y fue gracias a ello el hecho que las ocasiones blancas no fueran tan peligrosas como en partidos anteriores. De todas formas el Real Madrid es mucho Real Madrid y a la tercera ocasión blanca llegó el gol de Benzema (preciosa jugada en la que intervienen CR y Özil). La cosa prometió justo dos minutos, el tiempo que necesitó el Granada para empatar el encuentro. A partir de ese momento el Madrid parece que adelantó unos milímetros las líneas, pero tuvo que ser en una jugada a balón parado, en un córner, donde el equipo blanco empezó a gestar su victoria. Un buen remate de cabeza de Sergio Ramos (min. 38) que puso por delante a los nuestros y ya de forma definitiva.
    Poco o nada cambió el encuentro, y es que el Granada no modificó su planteamiento a pesar de ir perdiendo, a lo que se añade que los blancos no estaban muy por la labor de tocar arrebato, tampoco era necesario. De ahí en adelante los goles empezaron a llegar, el tercero de Higuain, el cuarto de Benzema y el quinto, ya en el minuto 90, obra de CR. Sinceramente poco más que destacar, con un claro y predecible dominador, pero que nuevamente abusó en demasía de la horizontalidad y cierta pausa en su juego.
   De hecho, si hubiera algo que destacar no sería precisamente bueno, y es que la lesión de Benzema ha llegado en su mejor momento pero en un principio todo hace indicar que no es grave. De todas formas tenemos a un tal Higuain que últimamente también está que se sale y para muestra su detalle técnico en el regate de su gol.
   Según tengo entendido hubo mínimos pitidos a CR, como no estuve en el campo no os puedo decir los motivos, pero me los imagino. Y como me los imagino de manera escueta me reiteraré: me encanta CR en ataque es un prodigio de calidad y fuerza, pero en defensa tiene un grave problema de falta de compañerismo y sus "posturitas y protestitas" cuando marra en vez de intentar recuperar el balón perdido, dejadez a la hora de bajar y la inexistencia (salvo escasas ocasiones) de actitud defensiva, cansa mucho a una afición acostumbrada a que la calidad de sus jugadores vaya siempre acompañada de pundonor. Aún así, y como también he dicho varias veces, a mí denme 4 como él, que ya me encargaré yo de "meterle en vereda".
    De todas formas y coincidiendo con el estreno de la segunda parte de Sherlock Holmes en España, hoy me he dado el gustazo de escribir conforme a los indicios encontrados en los diferentes medios de comunicación, sacando deducciones ¿acertadas? por incomparecencia.

   Postdata: En liga buena semana tras el empate de los azulgrana en Cornellá tras un muy buen partido de ambos (Español-Barcelona) y en donde para ser justos, le quitaron un penalti bastante claro a los barcelonistas. Espero que en la Copa del Rey también tengamos una buena semana y es que la eliminatoria no es fácil.

5 ene. 2012

RESACÓN NAVIDEÑO.

   Extraño partido el vivido en el Santiago Bernabéu el pasado día 3 de enero contra el Málaga de Pellegrini. Extraño por muchos y diferentes motivos. El primero y quizás más importante, la ausencia del Real Madrid en la primera parte. Todos los que estábamos en el campo veíamos absortos como salieron al campo unos jugadores calcados a los que hace apenas un par de semanas se fueron de vacaciones, pero que a la hora de jugar, no se parecían en prácticamente nada.
   No voy a restarle mérito al Málaga, que lo tuvo. No por sus ocasiones, creo 3 en la primera parte y metió 2, ambas a balón parado, en sendos remates de saques de esquina y con cierta permisibilidad defensiva blanca. Sino por su gran juego defensivo. Logró algo muy difícil, que es conseguir que el Madrid tuviera que jugar de espaldas a la portería contraria. Ni tiene jugadores idóneos para ello, ni los quiere tener. El único en la delantera que se puede defender con cierta soltura en esas batallas es Benzema, pero no salió de inicio. 
    Lo dicho, el equipo de Pellegrini cerraba muy bien al Madrid, no le dejaba triangular, bascular, ni hacer cambios de juego como nos tiene acostumbrado. Esto provocaba pesadez en el movimiento del balón, dejando a los nuestros como si jugaran al ralentí. Dentro de lo malo no lo hacíamos tan mal, teníamos la posesión y controlábamos el partido, pero claro, había dos pegas importantes. La primera es que apenas llegábamos al área rival y por lo tanto nuestras ocasiones brillaban por su ausencia, y la segunda los buenos movimientos del Málaga a la contra, generando 3 ó 4 buenas jugadas, acabando casi todas en corner y de éste... a gol. 
    La prensa puso a los nuestros en la primera parte"a caer de un burro" y para variar no estoy de acuerdo con ellos. No jugaron ni bien, ni como nos tienen acostumbrados, eso es verdad. En esa primera parte no hicimos ni un 10% de las ocasiones que normalmente hacemos, pero movimos el balón con relativa solvencia (en zonas estériles) y estaba todo controlado... salvo los saques de esquina. Abusamos de horizontalidad, aburrida y monótona horizantalidad. No es menos cierto que de 3/4 partes del campo hacia arriba apenas nos salía nada a derechas, pero también es justo reconocer que salvo las 3 ó 4 ocasiones del Málaga referidas anteriormente, rápidamente recuperábamos el balón cuando lo perdíamos. Más que mal partido, yo lo describiría como monótono, áspero y aburrido. 
   Las única duda que me surge de lo expuesto es la siguiente: ¿Mérito del Málaga o demérito del Madrid?. A mi juicio y como casi siempre, ambas. Merito andaluz por su buen planteamiento defensivo, demérito nuestro por nuestra excesiva parsimonia. Quizás algún jugador blanco se quitó el gorrito de papa Noél en el vestuario o fue una mera coincidencia, pero aunque no lo hicimos tan mal..., tampoco lo hicimos bien.  
   Y en estas que empezó la segunda parte con un triple cambio, arriesgado por posibles lesiones, pero la salida al campo de Benzema, Özil y Khedira cambió totalmente la imagen de los nuestros. ¿"Sólo" eso?, pues no, yo diría que no. De hecho considero que el cambio se logró gracias a la "charla" de Mou y a que situó en el lateral derecho a Lass, que desde ese momento lo bordó y al que habría que señalar como de los mejores, sino el mejor, en la primera parte.
    Ya desde el principio se notó el cambio, en apenas 10 minutos hicimos más en ataque que todos los primeros 45. Las ocasiones iban llegando (tampoco como en partidos anteriores, pero bastante más numerosas) y la presión asfixiante al Málaga también. Habría que decir que cuando los andaluces se zafaban de ésta creaban peligro, pero apenas lo lograron. No obstante el tiempo pasaba y los goles no llegaban. Pero todo cambió sobre el minuto 70, en apenas 2 ó 3 minutos metimos dos goles. El primero metido a base de empuje, fé y suerte en el rebote. Y el segundo por presión, precisión y sobretodo picardía del Pipita y ya van dos así!. En pleno festival blanco llegó el tercero, tras un excelente pase del 20 a Benzema, que éste finalizó de manera excelente. Y tras el tercero pudieron llegar el 4º, 5º,... pero no fue así. Benzema, que en 45 minutos se convirtió en el mejor jugador del encuentro, marró lo casi imposible (parece que le botó el balón antes de rematar), además de una jugada prodigiosa anterior que de haberse materializado hubiera provocado el derrumbe del campo. 
     Volviendo al inicio, el partido también fue extraño por el ambiente vivido en el descanso. Entiendo que gran parte de los socios estaban de vacaciones, que estamos en Navidad y alguna cosa más, pero es la primera vez que perdiendo por 0-2 y tras realizar una mediocre primera parte, no habían 80.000 entrenadores, ni silbidos ni nada parecido. ¿Exceso de confianza?, tal vez. Todos estaban tranquilamente en sus asientos, comiendo sus bocadillos y sin hacer crítica alguna a ningún jugador ni equipo en general. Parecía más un picnic que el Bernabéu cosa, por otro lado, que me agrada, pues la afición blanca es más dada a criticar y con ello perjudicar al equipo, que a animarlo. De todas formas en lo que a animación la cosa estuvo más que aceptable, no es lo que podría ser, pero incluso cuando peor estaban las cosas (mediada la segunda parte con el 0-2 en el marcador) la gente, empujada por los de siempre, respondió de manera positiva.
    Los únicos silbidos fueron hacia el trío arbitral, sobretodo contra el linier del ataque malaguista en la primera parte, que se inventó una falta a todas luces inexistente que a la postre provocó el segundo gol del equipo de Pellegrini (falta inventada-corner-gol). También habría que mencionar que es normal salir del Bernabéu con la sensación de que todas nuestras faltas son pitadas (bien hecho), pero que nos dejan sin pitar gran número de las que a nosotros nos hacen, y de ahí los pitidos al árbitro principal. 
    Y decidido a poner "extrañezas", decir que me sorprende ese "exceso de confianza" que todos teníamos al salir del campo. Daba la sensación que dábamos por hecha la clasificación olvidándonos de un par de cosas importantes: la primera que el Málaga es un gran rival que encima jugará en su campo y la segunda que el resultado no es precisamente muy bueno. 
   Es indudable que asistimos a otra gran remontada épica de los nuestros, pero igualmente hay que decir que como otra vez salgamos con el gorrito en La Rosaleda, la cosa se podría presenta bastante mal, aunque dé la sensación que siempre saldremos victoriosos en cualquier batalla. 
     Yo sólo espero que haya pasado para los nuestros el resacón navideño.