26 nov. 2011

LA NOCHE DE SAN MARTÍN.

   Que un defensor a ultranza del reino animal y enemigo acérrimo del maltrato contra ellos tenga que recurrir a una fecha tan lamentable en la historia del ser humano por lo cruel de la misma con los pobres cerdos, es preocupante, aunque adecuada por lo que voy a relatar.
   Me parece realmente lamentable la "táctica" empleada por los colchoneros basada en agresiones y brutalidad. Triste en cualquier equipo, patético en uno tan grande. Así como cuando sobretodo en las dos temporadas anteriores, el F.C. Barcelona aburría a un muerto con su "excelso juego" y ganaba con malas artes pasaba a llamarse "Barza", el Atlético de Madrid de hoy pasará a llamarse "Puerco F.C.". 
   Por el bien del fútbol, de la Liga, de la gran historia del Atlético de Madrid y de sus aficionados, espero que los visto hoy en el Bernabéu haya sido un accidente.
   He visto gran número de enfrentamientos entre ambos, en el Bernabéu se puede decir que prácticamente todos desde hace más de 20 años y en el Calderón creo recordar que 7. Nunca, pero nunca he visto una actitud tan deleznable de los desde hoy, y hasta que demuestren lo contrario, Puercos. De todos los últimos partidos que hemos jugado contra ellos, presumiendo de la cantidad de años que hace que no nos ganan, en alguno de ellos los puercos tuvieron mala suerte, en otros perdieron intentando jugar, en otros por errores puntuales,... pero siempre con honor, por lo menos con el honor mínimo que se ha de exigir en un deporte. Quizás con alguna que otra entrada desproporcionada, con la adrenalina a tope,... pero nunca con una única orden a cumplir y bien cumplida: el destrozar al rival, destrozarlo en el peor sentido de la palabra, con agresiones brutales y de imposible defensa, por muy atlético que sea uno, entre otras cosas porque los blancos no entraron en su juego de salvajismo y continuaron "a lo suyo".
   Imagino que el señor Manzano, psicólogo él, habrá intentado crear la política de terror jacobina en el estadio Santiago Bernabéu, pero el tiro le salió mal, muy mal. Robespierre y sus secuaces no sólo salieron goleados, sino que encima el buen nombre de su club ha quedado mancillado. Sus jugadores pasaron a ser cerdos (en sentido connotativo) y los blancos fueron en su casa, los directores del matadero.
   Lo curioso del caso es que los puercos no empezaron nada mal por tres motivos, cuatro más bien: Que el Real Madrid durante todo el partido estuvo muy impreciso en el pase, demasiado; por la excesiva permisibilidad arbitral con los rojiblancos, que todo hay que decirlo, si bien al principio hicieron muchas faltas sin pitar, salvo una, el resto fueron "normales" (si el árbitro no las pita, es normal que sigan haciéndolas, aunque no tan normal que aumenten a agresiones); porque aunque estaban siendo dominados apenas les creamos peligro; y como no, porque en su primer tiro a puerta, gol. Un golazo, por cierto.
   Pero desde ese momento la, vamos a llamarla "intensidad defensiva", aumentó de manera significativa, daba igual que fuera a patadas, a empujones, agarrones,... daba igual como, había que frenar a los blancos y si se les pudiera lesionar, mejor. 
   Entre tanto, en una buena jugada blanca, se produjo el penalty a Benzema y expulsión del guardameta rojiblanco. Desde entonces, si ya el Madrid dominaba y salvo un par de acercamientos a la contra del atlético poco más hicieron, el Real Madrid se hizo dueño y señor de todo, de todo y por encima de todos. Incluso hicieron sus pinitos en boxeo, pero como sparring de unos puercos salvajes que poco a poco veían como sus dueños estaban empezando a afilar su mejor cuchillo.
   En la segunda parte el cuchillo se terminó de afilar de la mano de Dí María, Higuain y CR que marcó un nuevo penalty tras preciosa jugada entre él mismo y el 20 blanco, con otra justa expulsión del defensa atlético, esta vez no por brutalidad, como tampoco lo fue el primer penalty, pero sí por ser una manifiesta ocasión de gol. 

    Con un control absoluto y alguna que otra ocasión más acabó la segunda parte y por lo tanto el partido. Un partido que si bien ganamos merecidamente, no acabó de convencerme en el juego de los nuestros, demasiado impreciso, con menos presencia en ataque de lo normal y relativamente plano, por lo menos en relación a los últimos jugados. Ahora bien, bastante hicieron saliendo todos a salvo de las bestialidades de unos cerdos, cuyos chorizos, morcillas, jamones y demás, degustaremos con gran satisfacción.

6 comentarios:

  1. Nose si hemos visto el mismo partido pero quiero matizar un par de jugadas claves que tu querido amigo pasas x alto. La primera es la tarjeta que sacan a Diego te explico despuws de la entrada del turco sobre Dimaria ste se levanta como un loco bueno como un argentino y empuja al agresoe tirandolo al suelo para mi roja clara por agresion. Segunda penalty riguros paradinha de Cristiano es decir penalty mal lanzado debio repetirlo como Messi en San siro.

    ResponderEliminar
  2. Para empezar lo de Dí María no es agresión, que saque el pecho sin que en ningún momento ni los brazos ni las piernas se dirijan al turco no es para nada una agresión. No sé tú, pero yo nunca he oído que a nadie se le hospitalizara, ni causara lesión alguna ni la muerte por ponerte "cara a cara" con otra persona. En lo único que podría darte la razón en esa jugada es el excesivo cuento de Dí María, cosa con la que estoy totalmente en contra y me parece lamentable.
    En lo que al penalty se refiera, la "paradiña" está "prohibida" una vez que acaba la carrera, no durante la carrera. El dopado realizó la carrera completa y cuando debía de disparar hizo la "paradiña", cosa prohibida. Pero si un jugador durante la carrera se para 10.000 veces lo puede hacer, otra cosa es que haga lo mismo justo en el momento que dispara. Por lo menos eso es lo que decía el reglamento hasta hace unas 7 horas, quizás tu hayas visto una modificación reciente que yo desconozco.
    No obstante es verdad que no hemos visto el mismo partido, al parecer tu vistes un capítulo de los osos amorosos y el resto de la humanidad a una panda de salvajes dando estopa por pura impotencia.
    De todas formas he meditado y creo que el resultado fue a todas luces injusto, si el árbitro llega a actuar como debiera, el partido debió haber acabado 3-0, pues en el minuto 35, los rojiblancos debían haberse quedado sólo con 5 jugadores por puercos.
    Postdata: por favor, muestrame el nuevo reglamento sobre "paradiñas", gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¿como podéis criticar el juego duro? ¿recuerdas la dureza que empleó el Madrid el año pasado contra el Far$a? El arbitro se cargó el partido y a Dimaria creo que ahora le llaman Dibusquets porque chico es tocarle y cae a plomo fulminado con el roce del aire. Venga la liga para vosotros que emoción!

    ResponderEliminar
  4. Sí, critico el juego duro y siempre lo criticaré. Otra cosa es el juego intenso o entradas intensas, que me parecen más normales, aunque sin abusar, que para eso está el árbitro, para frenarlos y sacar cuantas tarjetas sean necesarias y expulsar si es el caso. Contra el Barcelona jugamos intensos y ellos más, pero mucho mejor disimulado, además de las exageraciones de 9 de los 11 jugadores blaugranas. La entrada más dura en uno de los partidos la hizo Pepe y ni tocó al payaso de circo de Alves y en otro distinto, una salvaje de Marcelo a Messi muy bien expulsado. Pero una cosa son una salida de tono en 90 minutos de un jugador concreto, igualmente sancionable, que sólo buscar la agresión, como hicieron los atléticos. Se podría "entender" (tampoco, pero durante 90 minutos pueden pasar muchas cosas, muchos roces, muchas provocaciones, impotencias, rabias,...) que de 20 faltas cometidas, 1 ó 2 sean desproporcionadas, pero de 20 entradas 15 bestiales y por 5 jugadores distintos... no, eso no es ida de perola temporal, eso está hecho a conciencia y de forma premeditada con acuerdo tácito de todo el equipo, entrenador incluido, que por cierto, ya lo avisó.
    En lo de Dí María totalmente de acuerdo. He criticado la cuentitis aguda de los barcelonistas y me avergüenzan las actuaciones del argentino, ojalá hablen con él y cambie de actitud, porque todo lo que tiene de buen jugador, lo está teniendo de mal compañero de profesión. Muy mal por él y espero que cambie en esa faceta suya.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra leer este último comentario, lo de los jugadores del Far$a y en especial Sergito Busquets el hijito del payaso ese de circo de los 90 es para estudiarlo en alguna escuela de arte dramático.
    Por cierto quiero aclarar que seré el único colchonero que no odie a Mourinho, me cae bastante bien y creo que ha armado un bloque tremendo, que presiona, corre, ataca y marca goles y se entregan todos por esa camiseta.
    Asi que felicitaros de verdad.

    ResponderEliminar
  6. Pues egoístamente me alegra tu punto de vista y me sorprende, pues incluso un madridista irracional como en determinados casos soy, ha sentido en ocasiones "vergüenza" por ciertas acciones del entrenador portugués. De todas formas soy "Mourista" a muerte, lo que no quita que en ocasiones critique lo que considero que hace mal, si bien también creo que es su táctica de distracción y realmente no es como se muestra ante las cámaras. Un saludo

    ResponderEliminar