10 nov. 2011

MIL AFICIONADOS, MIL GUSTOS.

    Mucho se está debatiendo, y muchas provocaciones al debate se están realizando, sobre que equipo es mejor, el Real Madrid o el F.C. Barcelona.
   Bajo mi opinión nunca se llegará a una conclusión clara y es que "para gustos... los colores". Salvo escasos partidos, siempre he criticado bastante al F.C. Barcelona, pero esas críticas nacen desde dos facetas distintas, ambas importantes, pero a la vez variables para cada ser. Éstas son: mí forma de entender el fútbol y mí pasión madridista.
    Tras ver los halagos que una gran parte del mundo del fútbol lanza al equipo que en la actualidad entrena Pep, no que me queda otra que darme cuenta que hay infinidad de puntos de vista. 
    No voy a ser tan cínico como para no reconocer los méritos del club catalán. Su trayectoria de los últimos años es impresionante y es como mínimo justo reconocérselo. No obstante, creo que algunos de sus actuales éxitos han sido a todas luces injustos e influenciados por cierta peste negra personificada en seres como Platini y Villar. También habría que añadir gran dosis de suerte (en el 80% de sus partidos, en su primer tiro a puerta gol, y el promedio de acierto rematador ronda el 90%), pero los méritos de los azulgranas son enormes y entran con derecho propio en la historia del fútbol.    
    Ahora bien, a mí el juego del F.C. Barcelona me aburre enormemente, no el de esta temporada (curiosamente el que por ahora peor resultado le ha dado a Guardiola), ni el que practicaba con Rijkaard, sino el encumbrado por un altísimo porcentaje de la prensa y afición, que es el de el Barcelona de los años 2008 al 2011.
    En cambio, en ese mismo periodo y con los distintos entrenadores, el Real Madrid no habría ganado prácticamente nada, pero en apenas 20 minutos de cualquiera de sus partidos, realizaba más del doble de ocasiones que hacía el Barcelona en 180. Luego podría perder o ganar, pero en cuanto a entretenimiento del público, a mi entender, el equipo blanco da sopa con ondas al "super-barza".
   De todas formas no creo justa la comparación entre ambos, pues toda forma de jugar es buena para según quién lo mire. Según parece últimamente, sobretodo en el periodo mencionado con anterioridad, el juego "espectacular" en la actualidad es que un defensa central toque muchas más veces el balón que su máxima estrella, llámese Messi, Dopado o Lionel. La excelencia en el fútbol es el juego horizontal y no el vertical. Que los centrocampistas y defensas tengan una posesión del 70% de los partidos, posesión estéril, pero posesión. Que sólo se acerquen 6 veces en 90 minutos, pero que metan 5,... no hablaré de marrullerías, cuentos y demás.
    No me cabe duda que habrá gente a la que le guste esta forma de jugar pero repito, yo acudo al campo primero porque amo a mí equipo y segundo para pasármelo bien según mis gustos, no a dormir. Lo he dicho en anteriores ocasiones, pero creo que es buena comparación por lo que repetiré el ejemplo: a mí el juego que tenía el Barza me parecería a algo similar a ir a ver jugar a Rafa Nadal dando pelotazos contra una pared, sí, tendrá unos golpes maravillosos, hará unos movimientos exquisitos, la pelota saldrá de la raqueta con una parábola perfecta y todo lo que queráis, pero a los 5 minutos me iría al bar más cercano a tomarme una cervecita y ver un partido de verdad.
   En cambio,el juego del Real Madrid es completamente distinto y la mayoría de los aficionados blancos así lo queremos. De hecho, cada vez que los nuestros se han puesto a pelotear "más de lo debido" han aflorado silvidos de manera inmediata. A nosotros sólo nos gusta que ataquen, que ataquen y que ataquen. ¿Qué es eso de Valdés para Piqué, éste para Xavi, Xavi a Busquets, Busquets a Xavi, Xavi a Pujol, Pujol a Piqué, Piqué a Busquets, Busquets a Piqué, éste a Iniesta, Iniesta a Busquets, Busquets a Valdés.... y así 85 minutos?. Pues eso al aficionado del Barcelona le parecerá maravilloso, pero a mí me parece un auténtico coñazo. En cambio, y como también he dicho antes, el Barcelona actual, como el de Raikjard,  presiona más arriba y apenas manda balones atrás. En cuanto recupera busca la portería contraria, nada de que balones a la defensa y apenas llegar al área rival. De todas formas siguen sin parecerse o se parecen en muy poco ambos sistemas de juego, es comparar un sistema cuya prioridad es la verticalidad con otro cuya premisa es la horizontalidad.
    Igualmente quiero dejar claro que estoy completamente en contra y nunca lo he hecho, lo de silvar a mí equipo durante el partido, hay que animar aunque vayamos perdiendo por 5 en el minuto 89, otra cosa es una vez finalizado; pero esos silvidos no son contra los jugadores, sino contra la forma de jugar en ese momento y reconozco que en ocasiones he pensado que si reaccionaban ante esos pitidos, bienvenidos sean.
   Siempre he criticado la patética y lamentable afición que tiene el Real Madrid, no vamos al fútbol, vamos a la Ópera, pero en cuanto a entretenimiento siempre buscamos lo mejor y desde luego el barza no lo es... a nuestro juicio. La cosa sería estupenda si además del entretenimiento en el campo, nosotros lo diéramos en la grada, pero tenemos que ser "especialitos" para todo.
    Lo dicho, no creo que sea ni justo ni comparables ambos estilos y por lo tanto esa comparación sobra. Habría que entender mejor la idiosincrasia de cada club y la forma de entender el fútbol de cada afición, que salvo por matices, suele coincidir entre todos. Se podría decir que "me gusta más éste o el otro", pero no que es mejor "a ciencia cierta", aunque la única verdad sea la del Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario