18 dic. 2011

LA SUERTE QUE EL BARZA POSEA, EL SEVILLA LA DESEA.

   
     Pues sí señoras y señores, el Real Madrid ha ganado 2-6 a un buen Sevilla. La victoria ha sido justa pero el resultado algo abultado para el uno y quizás algo escaso para el otro. Creo que un 3-5 ó 4-5 hubiera sido más justo, especialmente porque durante unos 15 minutos de la primera parte el Sevilla nos ha tenido contra las cuerdas. En ese tiempo ha tenido muchas y claras ocasiones que, o por extraordinaria intervención de Iker o por mala suerte, no han podido concretar con un resultado en ese momento de 0-1 a favor nuestro. Conforme vi esas ocasiones me di cuenta de la mala suerte sevillista, la buena madridistas... o la inexplicable buena azulgrana (ver crónica del derby). Porque señores, estoy seguro que la espectacular parada de Iker que desvía el balón al poster, de haber sido contra el barza, hubiera entrado tras el rebote en el palo. Igualmente hubo un tiro del Sevilla que golpeó y pasó entre las piernas de Marcelo y que acabó mansamente entre las manos de Casillas, cuando hace justo una semana, un tiro igual de Xabi pasó golpeando entre las piernas del mismo jugador, impactó en el póster y de éste a la red.
    De todas formas, salvo esos 15 minutos de gran superioridad del equipo andaluz, en el resto del encuentro los méritos los merecimos nosotros a los puntos. No era una superioridad aplastante ni exagerada, pero si controlamos el tiempo del juego, la posesión y tuvimos más ocasiones que ellos. Lo cual no quiere decir que un gran Sevilla no tuviera las suyas ni mereciera algo más.
     El partido en general fue muy entretenido, con dos equipos que buscaban la victoria y que lo intentaron de todas las formas posibles, con el resultado final ya comentado.
     Quizás como contra el Barcelona, el primer gol nos perjudicó más que benefició, los primeros minutos fueron de dominio y ocasiones de los visitantes y alguna que otra de los de casa, pero tras el gol de CR, no de manera instantánea, pero sí poco a poco, el Sevilla empezó a tomar las riendas y se podría decir que casi nos encerró. Pero en un día en que teníamos la puntería afinadísima (justo lo contrario que la semana pasada), cuando peor lo estábamos pasando apareció Dí María con una excelente asistencia, aunque no tan sublime como la primera, que terminó en gol tras el toque de Callejón, sorprendente titular, no porque no lo merezca, sino por a quién dejó en el banquillo. Este gol supuso un nuevo cambio en el rumbo del partido y el Real Madrid volvió a coger las riendas que nunca debió haber soltado. No obstante fue más mérito del Sevilla que demérito nuestro. Pocos minutos después llegó el tercer gol blanco, un gol espectacular de CR que tiró prácticamente desde su casa y que entró pegado al póster izquierdo de la meta andaluza y a escasos centímetros de la escuadra.
    Como el partido no podía ser perfecto, apareció el árbitro para expulsar a Pepe. He de reconocer que de manera justa, pues el defensa portugués dejó el brazo más suelto de lo que debiera e impactó en la cara de un jugador del Sevilla. Lo curioso de la acción no fue la expulsión en sí, sino el ansia y las ganas con que el árbitro lo hizo. Me dio la sensación que estaba deseando hacerlo y si me apuran creo que está deseando grabar esa acción y verla una y mil veces para poder regocijarse y quién sabe qué más. Pero tampoco ha de sorprendernos esto, si al Castilla llevan machacándolo con pésimos arbitrajes durante toda la temporada (y eso que vamos líderes), si a uno de sus chavales como es Morata, el árbitro le dice en el partido de esta misma tarde que "estaba deseando expulsarle", ¿cómo nos sorprende el orgasmo del árbitro al expulsar a Pepe?.
    Con uno menos y ya en la segunda parte, el equipo andaluz tuvo 3 buenas ocasiones que no materializaron, mientras que los nuestros se conformaron con 2. Pero tras un excelente contra ataque, con un magnífico toque de Benzema a Dí María, el último recorrió 35 metros como si le fuera la vida en ello y sólo ante el portero remató con el exterior y raso haciendo inútil la salida del guardameta. Más que justo premio al argentino que lo bordó durante todo el encuentro. Como me gusta que me deje en evidencia cada vez que lo "critico".
    Con el 0-4 en el marcador e igualadas las fuerzas en cuanto a número, llegó por fin la efectividad sevillista, quizás también cuando "menos" lo merecía , pero haciendo algo de justicia. Ya con un control prácticamente absoluto del Madrid llegaron el 5 y 6, el primero de penalty realizado sobre Benzemá y transformado por CR, y el segundo de Altintop tras una buena jugada colectiva. Prácticamente finalizado el encuentro Negredo metió el segundo para el Sevilla, que maquilló un resultado insultante a la par de exagerado para los unos y corto para los otros. 
    Como ya he dicho, buen partido de ambos. En donde una eficacia de cara a portería de los blancos como no recordaba, dejó sin argumentos a un buen Sevilla. Una victoria justa, algo desmedida, trabajada y meritoria ante un gran rival que mereció algo más. Algo más que no consiguió por no tener la suerte que a otros tanto le sobra.
    

4 comentarios:

  1. partidazo del real madrid!! líderes 2011! bien por cristiano ronaldo y por todo el equipazo que tenemos!!
    saludos desde www.fulltimedeportes.com

    ResponderEliminar
  2. Que bestia es Cristiano el amo es, y Di María espectacular
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Si señores, de momento todo son felicidades que el 2011 sea como mínimo igual!!!!.

    ResponderEliminar