22 sept. 2011

"AY PENA, PENITA, PENA".

   Este es el título de una famosa copla que desde que acabó el partido en El Sardinero (campo del Racing de Santander) no me puedo quitar de la cabeza.
   El motivo de la tozudez de mi cerebro en no dejarme pensar en nada más es lógico, lo triste del partido del Real Madrid contra los cántabros.
   Lo del día del Levante pudo ser un accidente, lo de hoy un mal día, pero como se repita..., la cosa pintaría mal y más justo ahora que el Barcelona acaba de meter el segundo gol (de momento empate) contra el Valencia.
   Me estoy empezando a preocupar, lo reconozco. Gracias a Dios nunca suelo tener la razón y en este caso espero que así sea. El Madrid empezó la temporada jugando de miedo, rozando la perfección salvo por la gran cantidad de ocasiones marradas por partido y en los dos últimos partidos (50 % de temporada jugada) han sido un desastre, una auténtica aberración, un insulto a nuestro escudo y a la historia de nuestro club. Sí, estoy siendo muy agresivo y demasiado despiadado con los nuestros, pero no es menos cierto que es uno de mis amores y por lo tanto cuando me hace daño, me duele más.
   De todas formas e intentando ser lo menos impulsivo y pasional posible, hay cosas que racionalmente no entiendo y que creo que hay que intentar corregir. Me resulta increible la obsesión del técnico madridista de conceder todos los tiros de falta, todos, a una persona con un porcentaje de acierto tan bajo. Cada vez que mete un gol de falta es increíble, pero es uno de los jugadores con peor porcentaje de toda la historia del Real Madrid. Si fuera el único lo entendería, pero teniendo a Özil, Xabi, Kaka,... ¿por qué sólo los lanza él?, y lo más sorprendente, entendería que todos los centrados, los más escorados a una determinada banda o similar le fueran asignados, pero los tira desde todas las distancias, ángulos, posiciones,... y si bien me gusta que sea él el que más lance..., creo que debía dejar algunos lanzamientos para otros.
   Y ya que ha hablado de porcentajes continúo: ¿Cómo es posible que después de unos 15 lanzamientos de saque de esquina del partido de hoy, no se haya rematado ninguno?. No hablo de goles conseguidos tras un corner (creo que el último lo metió Santillana), me refiero a simplemente ser capaz de rematarlos, sólo eso. Es tan increíble como patético.
   Puestos a criticar..., ¿qué hacía Benzema de extremo en el partido de hoy?, sus únicas intervenciones y no muy buenas, han sido desde la banda. Y Dí María..., ¿qué le pasa?, su mayor hazaña en los ultimos 180 minutos es conseguir la expulsión de un compañero en Levante. Higuain cada vez que sale está más perdido que CR en una tienda de todo a 100. Por cierto, por enésima vez, mal gesto del portugués con "la peineta" que ayuda a aquellos que quieren mancillar el nombre del Madrid a realizar mejor su trabajo. ¿Y Kaká..., qué le pasa?. Es triste tener que decir que el jugador que más me gustó fue Varane, de hecho me encantó y creo que es la única nota positiva del encuentro, junto a Lass. Al pobre Callejón apenas le llegaron balones, Özil... juraría que vi su dorsal por el campo, Marcelo tan intermitente que creo que todavía está girando en el cruce, Xabi muy irregular,....
   La presión para quitar el balón prácticamente inexistentes y anárquicas salvo a falta de 20 minutos en cada parte; las conexiones entre jugadores fallidas; las sincronizaciones paupérrimas; los desmarques nulos; las transiciones de balón de pena,... no sé, tengo ganas de volver a verlo par encontrar algo bueno, si es que lo encuentro. Si a todo esto le unimos el hecho que cuando jugábamos "de cine" sólo metíamos un gol cada 12 ocasiones..., creo que nos toca ganar dentro de 4 partidos.
    Sea como fuere, ahí estaremos para contarlo y hasta el pitido final de cada partido, para animarlos. Hala Madrid!.

  

2 comentarios:

  1. Tienes razón esto no funciona. CULPABLES:
    1.-Los jugadores, hay un bajón físico en muchos de ellos.
    2.-Mourinho: Esto se le ha ido de las manos...jugadores como Ramos, Alonso, Lass, etc.etc. le están haciendo la cama.
    3.-la SOLUCIÓN: Es hablar menos y correr más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Les faltó fútbol, jugar con 4 delanteros no es sinónimo de marcar. Estoy de acuerdo en todo con el comentario anterior. También soy de las que creo que a Mou se le está yendo todo de las manos, no solo dentro del terreno de juego.

    un saludo!

    ResponderEliminar