30 sept. 2011

PLATINI, PÚDRETE.

   Así de duro y así de cruel soy con el prehomínido y partidista ser que dirige la UEFA. La revista oficial de la "noble y ecuánime" entidad europea ha puesto al Real Madrid verde por las supuestas (y no tanto) fiestas "orgiásticas" que los jugadores ingleses han vivido mientras militaban en el equipo blanco.
    Es bochornoso que se tolere un reportaje así cuando una revista francesa (choministas por naturaleza) es capaz de demostrar sin paliativos y matemáticamente que el mejor club de la Copa de Europa-Champions ES el Real Madrid. Pero claro, la UEFA está para otras cosas, como alabar a un equipo que tiene de exponsor a un régimen islamista cuasi carente de derechos humanos, y menospreciar por fiestas hechas por jóvenes al equipo blanco.
    Para empezar decir que nunca suelo hablar de esas fiestas pasadas y presentes porque las considero algo normal, tanto en el Real Madrid como en el Barza, como en el Alcorcón. Y si no, díganme ustedes que harían con edades entre 18 y 35 años y con la cartera inflada de billetes. Estoy de acuerdo con ello mientras no influya en el trabajo que realizan y aún así, no creo que nadie me pueda decir que nunca ha ido de "empalmada" al trabajo alguna que otra vez, o como el que suscribe en cierta etapa de su vida, todos los viernes durante unos 3 ó 4 años.
    Para continuar y aunque ya lo he mencionado, esto ocurre en todos los equipos, TODOS. Es cierto que como en España no hay ningún sitio mejor para irse de fiesta (y de otras muchas cosas más, por supuesto). Un país en donde se puede salir de fiesta de lunes a lunes sin el menor "bajón de rendimiento". Pero dentro de España..., ¿cuántos equipos hay?. Anda, ¿si?, pues parece que sólo hay uno..., para lo malo. Y también parece que sólo hay uno..., para lo bueno.
   Y ya que nos metemos en materia y sin ánimo de criticar. ¿Alguien considera más grabe el salir de cachondeo que el drogarse? y ya no sólo eso, sino empezar ha hacerlo en cierto club español. Indudablemente eso no es culpa del club en cuestión, no me malinterpretéis.
   Si no me equivoco en la UEFA y todo el fútbol en general, como cualquier persona con dos dedos de frente, una de sus metas es luchar contra la droga animando a que se practique el deporte y evitando que la juventud entre en esa lacra. ¿Qué el alcohol también es droga?, si, estoy de acuerdo, pero tanto para él mismo como para los demás, las drogas fuertes son mucho más peligrosas.
   Pues para aquellos que lo desconocen, la estrella rutilante del momento y uno de los 3 mejores jugadores de todos los tiempo, Diego Armando Maradona, empezó a tomar drogas y las tomó de lo lindo en cierto club idílico. Julio Alberto, otro grandísimo jugador del mismo e intachable club arruinó su vida por el mismo motivo. El actual y "perfecto" entrenador del mismo equipo fue acusado de doparse, la sentencia posteriormente se ratificó, aunque finalmente y en el segundo recurso, digamos que "salió indemne".
    Y ustedes dirán, pero de eso hace bastante. Y yo les contesto: pues tienen razón, pero más tiempo ha pasado desde la presencia de Cunnigham en el Real Madrid y es del primero del que hablan.
    Además, más recientemente, han tenido que echar a ciertos magníficos jugadores del club "X" en cuestión por su exceso de fiesta, entre ellos un brasileño y un portugés, pero claro, eso no cuenta.
   No sé si hay que recordar que desde la creación del G-14 en el que Florentino fue uno de sus impulsores, por no decir el principal, y que se oponía abiertamente a la dictadura de la UEFA y demás (mientras el Barza sonreía a ambos desacreditando a uno u otro según con quién estaba reunido en ese momento), han echado de todas las comisiones de tan putrefacta institución al Real Madrid, mientras que personajes del tipo de "Lapuerta" y Gaspart están de lleno en el organigrama de la misma.
   Lo dicho, Platini, púdrete junto a tu desidia mental y las de tus secuaces y pelotas amigos. ¿Se dará Villar por enterado?. 

1 comentario:

  1. Nada nuevo bajo el sol. El madridismo ya está acostumbrado a estas cosas. Solos contra todos. Un saludo.

    ResponderEliminar